Archivos para el tag ‘Alfonso Rodríguez Gómez de Celis’

Golpes de maza

Carlos Navarro Antolín | 13 de octubre de 2011 a las 11:51

  • UGT aprieta para colocar al ex vicealcalde Emilio Carrillo (PSOE) como presidente del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), un cargo sin remuneración pero que tiene verdaderos adeptos, como Luis Ángel Hierro, que seguiría como tal si lo dejaran. La opción de la profesora universitaria María de Pablo-Romero se ha desinflado finalmente. Era la apuesta personal del delegado de Relaciones Institucionales, Javier Landa, pero no ha sido posible.
  • Curioso encuentro un mediodía de esta semana en el restaurante Puerto Delicias del presidente de la Federación Española de Tenis, José Luis Escañuela, con el ex concejal socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, alto cargo de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda. Comieron y rieron juntos en unas fechas en que la Copa Davis da mucho que hablar…
  • ¿Recuerdan que Zoido casó a Escañuela recientemente en el Salón Colón? La ceremonia la iba a presidir el todavía alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, pero al final las gestiones al respecto fueron detenidas ‘en favor’ del entonces líder de la oposición y actual alcalde.
  • Oído en la calle San Fernando. “A José Luis Sanz le gusta mucho el Senado. Sólo te digo eso. Arenas tiene claro que Antonio Sanz es el único que tiene asegurado hoy un asiento en el consejo de gobierno si el PP llega a San Telmo. A su otro Sanz, el alcalde de Tomares, tiene que dejarlo bien colocado. El campeón es un amante de los equilibrios entre sus leales”.
  • Y más: “El sexto puesto en la lista al Congreso por Sevilla no era para Adolfo González. Ya verás cómo es para alguien de peso en la provincia. A Adolfo le hubieran ofrecido el séptimo en cualquier caso. Y es lógico que se haya ido. Para los dos obligados puestos de salida para féminas, apunta el nombre de cierta militante destacada en Bormujos”.
  • Coda: “En el PP andaluz ya se dice como en los toros se decía con Paco Ojeda. Unos vienen y otros van, Albendea siempre está”.

La reveladora falta de humildad en el PSOE

Carlos Navarro Antolín | 24 de mayo de 2011 a las 13:05

Cree el cojo del desfile que los demás son los que llevan el paso cambiado. Pero no lo piensa porque sea cojo, sino porque es soberbio. Creen los socialistas que se han pegado el batacazo por la crisis. La crisis es como el niño chico, que siempre interesa que haya uno para echarle la culpa del jarrón roto. La humildad es el primer requisito para salir de todo agujero. Nos decepcionó enormemente que Juan Espadas aludiera la misma noche electoral a que “en un año se verá cómo gestiona la derecha”, por lo que anunció que el PSOE ganará las elecciones autonómicas. Alguien debió decirle al candidato que no era el momento de hablar de la herencia, sino de velar al muerto. Espadas tiene buena imagen, recursos, labia de sobra, simpatía y hasta muchas mujeres le tienen por guapo. Pero cuando te han metido una goleada de espanto y vas a pasar a la historia como el candidato socialista que ha perdido en Este, Alcosa, Torreblanca, Macarena, San Pablo y Santa Justa, por poner los ejemplos más dolorosos, es el momento de ser humilde, quedarte callado y esperar a que pasen los cien primeros días para comenzar a ejercer la oposición con la correspondiente carga crítica que todos esperamos. Tiempo habrá entonces de sacar la artillería y de empezar a recordarle a Zoido su rosario de promesas. Espadas no se ha enterado, no ha sabido ver la jugada o no le interesa ver que determinados planteamientos como esa derecha presentada como el coco ya no cuelan, como ya no vende esa izquierda revestida de superioridad moral a la que tanto se le ha llenado la boca (“Los barrios son nuestros”).

Hagamos un pequeño repaso de algunos hechos recientes. La puesta de largo del candidato fue aplazada sorpresivamente de noviembre a enero porque algún lumbrera la puso el día del partido entre el Barcelona y el Real Madrid. ¡Un cabeza de lista de una gran capital presentado a tan sólo cuatro meses de las elecciones! La lista electoral fue contestada en las urnas por el propio partido. ¿Recuerdan aquellos 50 votos en contra en el Cerro, donde el PP no la olía y donde ahora ha ganado casi diez puntos? La fuerza de convocatoria de Guerra se redujo a 120 personas en Alcosa en la precampaña. ¿Se acuerdan de aquella bulla interna y de la bronca que Rodríguez Villalobos le dedicó a Ramón Díaz, responsable de organización del partido en ese distrito? A Felipe le tuvieron que recortar el escenario en el Cerro para no dejar en evidencia a todo un símbolo del socialismo. El candidato se ha perdido días y días hablando del urbanismo energético y de la Gran Sevilla, temas que nunca han vendido nada electoralmente, pero que se aceptaban en tiempos de bonanza económica. Cuando hay cinco millones de parados resulta grosero hablar de la Gran Sevilla y otros chiringuitos propios de una fábrica de humo. Y en Bellavista te montan una alternativa al aparato orgánico con las urnas abiertas. Lo nunca visto en un PSOE en el que nadie se podía mover porque se quedaba sin salir en la foto.

El enfermo sangra por la boca, le fallan los riñones, se le para el hígado y hay quien sigue diciendo que la culpa es de la cena del día anterior y que en breve estará el tío para correr los mil metros. Todo parece diseñado por el principal asesor de Zoido, el mismo que dijo en febrero: “Espero que el PSOE mantenga este equipo electoral, porque me da hecha la mitad del trabajo”.

Todo tiene ese tufo de padre a cuyo hijo le han suspendido cuatro asignaturas y arremete contra el profesor. La víctima termina siendo el niño, gravemente perjudicado por la falta de perspectiva de su progenitor. Sigan, sigan con el urbanismo energético y la Gran Sevilla, temas de los que se oye hablar en los bares de Pino Montano, el Zodiaco y Amate todas las mañanas…por las que hilan. Y el tío que le miraba el culo a las papeleras (Guerra ‘dixit’) logrando mientras veinte concejales. ¡El coco, que viene el coco!

Coda: las camisetas que lucieron los peperos en la noche electoral que aludían a la imposibilidad de que el PP lograra la mayoría absoluta estaban dedicadas al socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que se ha hartado estos meses de explicar que era matemáticamente imposible tal resultado. Pero es justo reconocer que Celis jamás hubiera cometido ciertos errores de manual observados en el equipo de Espadas. Eso seguro.

Tomares ‘connection’

Carlos Navarro Antolín | 30 de noviembre de 2010 a las 14:36

tomares

Qué tendrá Tomares, qué tendrá, que se han fijado en ella los Celis’ boys. Tomares tiene los huevos fritos con patatas con tomate de Casa Esteban, una hermandad del Rocío que las letras de las sevillanas le cantan (“Los hermanos de Tomares sienten pena y alegría…”), el mejor legado torero de los Bombita, el caserío tradicional y el del american style life con piscina y manguerita dominical, y su cuota de atascos en hora punta que no la arregla ni el teleférico non nato del alcalde José Luis Sanz. Pido un teleférico para conseguir un Metro y tiro porque me toca. Pero Tomares tiene algo, ay Tomares, que la guardia pretoriana de Gómez de Celis, ese político en la reserva activa, le ha puesto los ojos a la localidad. Los chicos de Celis han decidido echarle una mano a la flamante candidata socialista a la Alcaldía, Cristina Pérez Galvez, que aspira a darle la batalla al presidente del PP de Sevilla. Los chicos de Celis no dan puntada sin hilo, se mueven siempre escurridizamente como el que espera rematar a córner y cuando pisan el andén, que lo pisan a diario, no se sabe si entran o salen del Ayuntamiento. ¿No tiene el PP designados sus tutores apócrifos para realizar un seguimiento semanal de diversas localidades donde el partido de la gaviota quiere cerrar la tradicional sangría de votos que lastra sus aspiraciones a la Junta? Arenas y Raynaud en Dos Hermanas, el propio Sanz en los alrededores de Tomares, Zoido en Utrera, etcétera… Pues los chicos de Celis apadrinan a la candidata tomareña, dispuesta a cambiar el sentido de unas encuestas que auguran una mayoría absoluta pepera. Pero por si acaso, no hay que perder de vista la Tomares connection. Ni los huevos fritos. Con su chorrito de vinagre…

Celis coge aire

Carlos Navarro Antolín | 18 de noviembre de 2010 a las 19:58

celis

Era el heredero natural. El príncipe. El llamado a recoger el testigo del alcalde. El discípulo amado de Alfredo (“Llamadme así, simplemente Alfredo”). Por su brillante futuro brindaron de pie con la copa en alto, “Por el próximo alcalde de Sevilla, ¡por Alfonso!”, que estos ojitos lo vieron. Pero se fue. Se lo llevaron. Lo metieron en esa reserva activa a resguardo de la pólvora que se dispara a escasos meses de las elecciones. ¿Se fue por falta de arrojo político o simplemente porque no lo dejaron seguir? Teorías hay para todos los gustos. El caso es que ahora tiene oficialmente un tentáculo en Madrid. De la Consejería de Obras Públicas al PSOE en Madrid. Del Tiro de Línea a Ferraz. Ahora se dedicará a elaborar eso tan rimbombantemente denominado programa marco de los socialistas para las elecciones municipales. Y ya es seguro que se trae a ZP el 13 de febrero a Sevilla con tal motivo. Gómez de Celis coge aire. Sus leales, que los tiene, también. Seguro que algunos respiran aliviados al saber de esta nueva encomienda. Porque Celis no ha dejado de moverse durante su reserva activa. Nunca. Algunos sueñan con su fantasma vivo por el Salón Colón…

Celis regresa a las ‘setas’

Carlos Navarro Antolín | 8 de noviembre de 2010 a las 14:43

celis

La vida municipal tiene durezas extremas. Es una política de trinchera. Los políticos en Sevilla se quejan mucho de que la presión mediática en esta ciudad es excepcional, un caso inusual que no se produce en otras urbes en las que, dicen ellos, “todos los medios contribuyen a hacer ciudad”. Sea como fuere, quienes han experimentado la vida cotidiana en la Plaza Nueva terminan enganchados. Es el caso del socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que ahora disfruta de un despacho con vistas a la Avenida de Teatinos del Tiro de Línea, pero que tiene el corazón puesto aún en el Ayuntamiento. Celis sigue controlando la vida cotidiana en el Ayuntamiento. Su teléfono sigue sonando porque sigue recibiendo muchas consultas. Celis está en la reserva activa, con la cabeza en la Consejería de Obras Públicas y con el corazón bajo mazas. Celis echa de menos la trinchera, el ring y esa obligación de defender a diario los polémicos números de la obra de la Encarnación. Se ha visto ya varias veces con el candidato socialista a la Alcaldía, Juan Espadas. La última de ellas en el restaurante Cabo Roche de la avenida Ramón y Cajal. Y esta semana visitó (¡menuda visita con morbo!) las setas de la Encarnación guiado por su sucesor en la Gerencia de Urbanismo, Manuel Rey. Celis no se retira. Se resiste a retirarse. La reserva activa tiene esas cosas.