Archivos para el tag ‘Asunción Fley’

Miss Fley y Juanito Puñales

Carlos Navarro Antolín | 15 de octubre de 2012 a las 21:54


Espadas se esfuerza. Ha hecho diana en un par de ocasiones de forma meritoria a cuenta de las ordenanzas fiscales que Urbanismo tuvo que retirar a última hora, viéndosele al gobierno el trasero de unas subidas brutales, y a cuenta de la revelación del nonato plan de tráfico de Zoido que incluía una petalada a determinados proyectos de Monteseirín. Pero en demasiadas ocasiones da la impresión de que se le escapa vivo el toro del gobierno de los 20 concejales en un momento de tono plano en la ciudad.
Espadas se quiere venir arriba en las últimas semanas. Motivos tiene. No se le pueden negar. Pero sigue sin entusiasmar a la parroquia. Da la impresión de que Sevilla sea una traslación perfecta de lo que acontece en el ruedo nacional: el PP parece vivir su peor momento, pero el PSOE no parece subir, ni capitalizar el ruido de las manifestaciones. O será que, como dice Rajoy, los que se quedan en caso son muchos más.
Espadas baja al andén del Ayuntamiento a hablar con los manifestantes, pero más allá del horario laboral no se le ve trabajarse a la tropa. Ahí tiene un flanco. La política municipal no entiende del horario de 8 a 2. La política municipal es un sacerdocio. Está bien que consiga ciertos golpes de efecto como el de la foto en la que ocupaba el sitio principal en una reunión con los sindicatos pese a que había un miembro del gobierno local en esa misma mesa. Pero quizás sigue lastrándole la imagen de gobernante gris de la Junta. Con el gris triunfó Chaves muchísimos años, pero el gris ya no cotiza. Quizás porque ya nadie tiene claro el color que cotiza.
Espadas está regular si cambia de estrategia y empieza a perderle el miedo a presumir de Monteseirín. Ayer lo hizo a cuenta de las nuevas ordenanzas fiscales, después de una campaña y de un arranque de mandato en que jugaba el dífícil papel de romper con el pasado sin herir sensibilidades internas. O rompe de una vez, o no rompe. Pero no vale romper con el pasado cuando se habla de la deuda del Ayuntamiento y sacar pecho si toca hacerlo del tráfico porque el gobierno ha asumido el tranvía y el sentido único como propios. Eso es quedarse a la mitad. Y la media salida de un portero siempre acaba en gol.
Espadas necesita meterse en la bulla. Darse algún baño de masa. Trabajar la calle más allá de las reuniones con representantes vecinales afines al partido, tocarle los costados al gobierno en su terreno. ¿Por qué no se mete en Los Remedios como Zoido se le colaba en San Jerónimo un día sí y el otro también?
Y, por supuesto, no estaría de más que evitara seguir refiriéndose a la delegada de Hacienda como Miss Fley. Lo ha hecho ya en varias ruedas de prensa. Resulta gratuito y desmerece el discurso de pretendida seriedad en quien aspira a ser alcalde, pues lo asimila más a un alumno de colegio privado llamando a su profesora de inglés. O, mucho peor, lo rebaja a la altura de sus correligionarios que le llaman Juanito Puñales a la salida de las ejecutivas. Jugar con los nombres tiene su riesgo, sobre todo si se hace desde las instituciones.

Pinturas de guerra en Hacienda y arriesgadas percepciones

Carlos Navarro Antolín | 25 de julio de 2012 a las 19:12

Mentiras, torpezas y faltas de rigor. La delegada de Hacienda está enojada con los chicos de la oposición. Sexo, mentiras y cintas de video. Así era la película. La oposición nos asusta, dice Asunción Fley. El coco, que viene el coco… Esta concejal se ha colocado las pinturas de guerra. Se acabó el buen rollito definitivamente. Estos independientes, salvo el catedrático Landa que lleva su curso aparte, terminan aprendiendo y cogiéndole el gusto a la maza (Jesús). Niña, cuando te arreen en el colegio, responde. Y después se lo dices a la ‘seño’. Pero tú arrea también no vayan a tomarte por tonta. Y Doña Tijeras se ha puesto a meter los codos en la melé de la Plaza Nueva, no sea que en el palomar piensen que se trata de la funcionaria hacendosa que no se gasta un euro público en un café y la tomen por inocente. Arreando que es gerundio. Y Doña Fley se ha soltado con vehemencia y un punto de brusquedad que cualquier día me la fichan para una tertulia y nos la quitan del Ayuntamiento después de que no se la pudo llevar Javier Arenas.

La verdad es que las facturas duplicadas que denuncia la oposición de PSOE e IU suenan y sonarán siempre al Distrito Macarena. Como los sellos impagados del coche suenan al que suena, ¿verdad Alfredo? Cuestión de percepciones, que suelen decir los expertos en comunicación política. Así que por mucho que lo intenten Espadas y Torrijos, alguien tendría que decirle que no vinculen tan a la ligera determinados conceptos (facturas y duplicidad) a no ser que los tengan muy amarrados, sobre todo porque ahora que llega agosto es cuando el grupo socialista se está mostrando más correoso y parece abandonar por fin el estado acomodado y reservón del primer año de mandato. Esta Fley que maneja las tijeras que da gusto ha sacado por fin el aguijón. El viernes hay Pleno. Tendrá enfrente al coco… O tal vez lo tenga al lado, en su misma bancada. Pero esa es otra lección de la política.

El torniquete de la Davis y el crematorio del Laredo

Carlos Navarro Antolín | 23 de julio de 2012 a las 13:59

A Doña Tijeras le toca ser nuevamente la mala de la película y hacerle el torniquete a la herida por la que a la ciudad se le ha escapado casi un millón de euros en los fastos de la Davis. El impacto económico indirecto y la publicidad de la ciudad están por calcular, pero las cuentas del torneo propiamente dicho son las que son. Un milloncito que la delegada de Hacienda tendrá que quitarle a otras partidas, por lo que están los delegados tiritando con sólo intuir las tijeras de Doña Fley. Que viene, que viene… Ya está la delegada de Hacienda sacándose el cinturón y apretándole el muslo a Gregorio Serrano para que no pierda la sangre, que no quiero verla, que no quiero verla… Ese agujero hay que taparlo, Asunción. Corta donde haya que cortar, pero quiero a Don Gregorio sano como un roble (Juan). A Serrano curando y con el mazo dándole a las administraciones socialistas: “Ni la Junta ni la Diputación han puesto un euro. No han pagado ni las entradas. Si hubieran puesto la mitad que en 2004, tendríamos hasta una pequeña ganancia, pero se trataba de darle una bofetada a Zoido”. Dice Serrano que tenía fe en que la Junta al final se arrepintiera y pusiera algunas perras encima de la mesa. Fe…y mucha esperanza, sustentadas ambas virtudes en que la Davis es la Davis. “Es que no estamos hablando de una competición de caniches”. Guau, guau. ¿Y qué tiene el superconcejal Serrano contra esa raza de perros propia de señoronas votantes del PP? Eso hay que aclararlo. Podía haberse referido al perro salchicha, pero no. Dijo caniche. Ay, que no cuidamos a los votantes.

Y todo esto lo dice Serrano en una sala de prensa modelo crematorio. Sin aire acondicionado. Sin ventiladores. Sin ventanas abiertas. Ya sabemos que cuando se atasquen los hornos del cementerio y de la Algaba podemos derivar a los dolientes al Laredo. Pero no a la cafetería (ojú), sino a la planta de arriba. El crematorio del Laredo. Achicharraditos nos tiene Doña Tijeras. A Serrano le hará el torniquete, pero a los periodistas sólo nos falta darnos de beber vinagre en una esponja (Bob). Eso es una bofetada. Y no la de la Junta a Zoido. A pasear al caniche, que es la hora.

Pleno tabernario con olor a podrido

Carlos Navarro Antolín | 3 de julio de 2012 a las 19:31

Pleno del Ayuntamiento de Sevilla. Se debaten modificaciones presupuestarias por varios millones de euros. La concejal de Hacienda, Asunción Fley, dice que el Ayuntamiento es como una familia a la que le ha tocado la “lotería” porque dispone de ingresos extras al acogerse al pago fraccionado de las devoluciones de las participación de la ciudad en los ingresos del Estado. Torrijos se ceba con el ejemplo de la lotería, como era fácilmente previsible: “Si a una familia le toca la lotería no hace un cartel de fiestas, sino que ayuda a sus familiares y jerarquiza esos recursos”.

El portavoz del PSOE, Juan Espadas, dice en un momento de la sesión que “España ha ganado la Eurocopa pero Sevilla ha perdido la cabeza”, en alusión a la estatua decapitada de la Puerta de Jerez y la política fiscal del gobierno de Zoido. Una concejal de la oposición socialista, Encarnación Martínez, utiliza por dos veces una suerte del ¡aaaaaaaaaaaaaaaai! de Los del Río en su canción de la Macarena para hacer ver al portavoz del PP, Juan Bueno, que lo habría pillado con el carrito de los helados a cuenta de una moción sobre un terreno de titularidad municipal que el Ayuntamiento exige a la Junta. La concejal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, responde a una moción del PSOE para proteger determinados cines de la ciudad con una directa más propia de una discusión futbolera sobre el fuera de juego: “¿Qué estáis hablando?” En el andén hay literalmente un tufo a marisco pasado de fecha. Trabajadores de Mercasevilla han vertido chirlas en mal estado para denunciar que el Ayuntamiento está podrido. Los agentes de la Policía Local no vigilan que los ciclistas cumplan la normativa en las calles peatonales, habrá que esperar a que un menor sea arrollado, pero a la misma hora del Pleno tabernario se hartan de retirar motos de la calle Rioja por primera vez en muchos años. Claro que las infracciones de los cliclistas no reportan dinero a la caja. Y un depósito de vehículos son cien euros mínimo por cada recogida. A Don Demetrio Cabello, delegado a dedo de Movilidad y Seguridad, hay que aplicarle la receta de la concejal Martínez: “¡Aaaaaaaaaaaaaaaai, te pillé!”.

El PP gobierna en ‘coalición’ con Fley

Carlos Navarro Antolín | 21 de junio de 2012 a las 12:43

NO lo piensa este cajista de eterno luto, sino el concejal más próximo al alcalde. Gregorio Serrano se lo dijo en el consejo de administración de Giralda Televisión a Mercedes de Pablos, representante del PSOE, cuando la concejal le preguntó por el presupuesto de la futura agencia pública con la que el gobierno del PP alargará la vida de la tele que fundó Monteseirín. Serrano aseguró desconocer aún la cuestión económica y se dirigió a los representantes de la oposición: “Ustedes saben mejor que nadie que todos los gobiernos son de coalición. Por un lado está el gobierno y por otro la delegada de Hacienda con la que hay que pactar”. ¡Toma ya, pista que va el artista! Serrano nos ha cegado con tanta iluminación. En la próxima auditoría sobre transparencia en la gestión nos salimos de la tabla. La monosilábica Fley hace saltar por los aires el medidor de la independencia. Por una lado, ella. Por el otro, los miembros de la orden mendicante que son los Zoido’s boys. Y el superdelegado lo dice en un consejo de administración imbuido del espíritu del cura Chamizo, el que lee la cartilla a los parlamentarios: “La gente está hasta el gorro de ustedes”. Están las verdades del barquero, las verdadres del cura sin sótana y las verdades de café que suelta este Serrano. Picardía, picardía, don Zoido, Serrano ha dicho una picardía….
En casa de Zoido manda la que controla la pastora (divina). ¿Pasa algo? Yyo preocupado porque me como las uñas. La De Pablos tenía ante así el reconocimiento de lo que todo el gobierno rumia que te rumia en los cafés de General Polavieja. Doña Tijeras, uf… Menuda es. La periodista De Pablos consiguió la exclusiva de un Serrano que desentierra el tabú con la naturalidad con la que dijo en la oposición que no se podía vivir con un sueldo tan bajo. Ylo hizo sin acritud, como reconoce Mercedes con camaradería.
Saque usted veinte concejales para que de verdad luego sólo mande uno. O una. Si Hacienda somos todos, vamos a cerrarla, dijo aquel. Hasta el gorro de Chamizo están algunos de Hacienda. Y rumian que te rumian… Cuanto más aprieta la Fley, más suena la máquina del café. Vemos a Serrano ya sentado en el plató de La máquina de la verdad con los sensores pegados al traje de Javier Sobrino. Y una voz profunda que dice solemne: “A la pregunta de si Asunción Fley es la que parte el bacalao en el Ayuntamiento, el concursante dijo…sí. Y dice…la verdad”.

Hacienda huele a pueblo

Carlos Navarro Antolín | 11 de abril de 2012 a las 5:00

Hace bien la delegada de Hacienda, Asunción Fley, en entenderse con la Diputación Provincial para ejecutar los embargos de cuentas y bienes de los morosos del Ayuntamiento sevillano que tienen el domicilio fiscal en alguno de los pueblos de la provincia. A Monteseirín le costó un lío gordo que se publicara en 2003 que la entonces denominada Agencia Municipal de Recaudación estuviera dictando embargos de forma masiva fuera de Sevilla, una práctica castigada en el Código Penal y por la que la concejal de Hacienda, Evangelina Naranjo, que acaba de llegar al cargo, tuvo que pedir disculpas, anunciar una investigación y reprobar semejantes prácticas. Un solo papel de embargo extraterritorial practicado sin la bendición de la administración competente (Diputación, Junta o Estado) le costaría un disgusto al gobierno de Zoido en tiempos de penuria donde el personal salta a la mínima y resulta evidente la voracidad recaudatoria de todas las entidades locales. Convendremos en que el presidente de la Diputación, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos, no facilitará la labor recaudatoria a Doña Tijeras sin nada a cambio. Cabe pensar entonces que los morosos de los pueblos con domicilio fiscal en la capital también verán asomar la guadaña de los servicios de recaudación de la Diputación, un departamento que se escribe Opaef y se pronuncia Opaé. Esta concejal sí que han entendido a la perfección que hay que hacer la ruta de los pueblos, el gran flanco del PP andaluz. Doña Tijeras se nos va al acoso y derribo de los morosos en sierras y llanuras, en aldeas y pedanías. Ahora entendemos que Arenas se hubiera fijado en ella. Hacienda huele a pueblo, como la España de Manolo Escobar en letra de Benito Moreno.

Doña Tijeras restringe el consumo de los teléfonos móviles

Carlos Navarro Antolín | 29 de diciembre de 2011 a las 18:28

Las tijeras de Doña Tijeras deben ser de sastre antiguo, con grandes hojas de acero y la mar de niqueladas. No hay tela que se resista a estas tijeras de Doña Tijeras. Ni los gastos de personal, ni las transferencias a los organismos autónomos. Doña Tijeras avanza con ellas que da gusto, a paso de mudá, dejando un corte perfecto que ni realizado con tiralíneas, no se le queda un fleco atrás. Esta Asunción Fley, todopoderosa delegada de Hacienda y Administración Pública, se ha revelado como una cirujana de los números. Corta por donde haya que cortar y acaba con los males. Maneja el bisturí con la rapidez del trilero. ¿Sabe usted cuál es la última? Doña Tijeras ya ha dejado a más de uno y de dos jefes de servicio del Excelentísimo Ayuntamiento (el de los 645 millones de euros de deuda) con sólo 20 euros para gastos de telefonía móvil al mes. Y claro, hay funcionarios que están que trinan, como esos adolescentes de los de antes, a los que papá y mamá echaban la bronca por estar todo el día con el auricular pegado. Así que ya sabe usted, si su amigo que tenía ese puestazo de funcionario en el Ayuntamiento del que tanto fardaba en las reuniones sociales le hace a partir de ahora una cobra con el móvil, sea piadoso y devúelvale la llamada. Misericordia, se llama, que su amigo estará sufriendo los recortes de Doña Tijeras, la del cerdito tan mono que adorna su despacho. Si ya lo avisaba el cochino…Oing, oing.

El cerdito de Doña Tijeras

Carlos Navarro Antolín | 13 de diciembre de 2011 a las 22:16

Dicen que en su despacho hay un cerdito que reza que la mejor forma de ahorrar es no gastar. A la delegada de Hacienda, Asunción Fley, le dicen los suyos Lady Tijeras, Doña Tijeras o directamente la Thatcher. Ayer se hartó de pegarle puyazos a ese toro del pasado que son los gobiernos de PSOE e IU al que la derecha despiadada se harta de colocarle banderillas con fuego para alentar a las masas. ¡Mirad cómo arde, mirad! Más de una hora estuvo Doña Tijeras dándole que te pego a los números y a las banderillas. Y eso que decían que los independientes de Zoido estaban cortos con sifón de discurso político. ¡Pista, pista que va la Fley venida arriba! Doña Tijeras de lo suyo sabe, se nota que sabe y ella misma quiere que se sepa que sabe. Ocurre que tendrá que echar mano de esa varita mágica que le regalaron en su último cumpleaños para que le salgan bien ciertas enajenaciones claves, como las de la antigua comisaría de la Gavidia y la de la sede de la calle Pajaritos. De lo contrario, el quiosco de este presupuesto que el gobierno nos vende como una intriga por capítulos (nunca mejor dicho) se puede venir abajo. Asunción Fley es ya la especialista en corte y confección. Este alcalde que se viste de tenista pero que sabe latín ha puesto en los números a la que sabe de tijeras. Ay, si el cerdito hablara…

Superserrano en la Plaza Nueva

Carlos Navarro Antolín | 11 de octubre de 2011 a las 20:49

 

El alcalde ya lleva cuatro resoluciones para dar forma a su gobierno. Casi una por mes. De acuerdo que eso de asignar necesariamente a un concejal las empresas, organismos y otras entidades municipales es una cuestión administrativa, con una importancia relativa, pero la última resolución tiene una clara consecuencia que va en la línea marcada desde la noche electoral. Asunción Fley se desinfla en el organigrama al perder empresas, mientras que Gregorio Serrano sale otra vez fortalecido. Lo de Serrano es ya como el dragón municipal de las siete cabezas. Y eso que una mente preclara de la política interpretó que su retroceso en un puesto en la pasada lista electoral del PP era el reflejo de una pérdida de poder específico. Dios le conserve el oído a semejante druida, porque si alguien manda de verdad por debajo de Zoido es Gregorio Serrano. Y a la cuarta resolución queda confirmado. A la Fley la dejamos con la confección del presupuesto, la tarea más delicada del gobierno en la actualidad. En ese ajuste de cuentas se verán las verdaderas prioridades y apuestas de Zoido. Sólo entonces se podrá realizar un análisis exento de esos fuegos de artificio propios de los balances de los cien primeros días.

‘Fley power’

Carlos Navarro Antolín | 17 de junio de 2011 a las 8:41

Monteseirín repartió. Zoido concentra. El anterior gobierno tenía asignado un concejal para la AIE y Emasesa (Juan Antonio Martínez Troncoso), otro para Tussam (Francisco Fernández), otro para Lipasam (Alfonso Mir), otro para Emvisesa (Manuel Rey) y otro para la empresa de la televisión local (Maribel Montaño). Pero ahora toca la era del Fley power. La independiente se ha ganado ya la vitola de número dos del gobierno. Mujer fuerte en vez de tanto hombre fuerte. Nadie atesora tantas competencias como ella (incluso las del más allá, porque se ha llevado hasta el cementerio) ni tiene tantos directores generales a su cargo. Dicen que Zoido ve por sus ojos en muchas materias. Fley tiene ahora el reto de articular en la práctica todo el poder que detenta sobre el papel. Grandes apuestas han quedado diluidas con el paso del tiempo. No pocos llamados a ser figuras fuertes han acabado como la gaseosa.

Del primer reparto de las siete áreas de poder (dado a conocer apresuradamente el sábado posterior a las elecciones) no se pudo deducir la aparición de un número dos, sobre todo porque alguien borró del programa electoral pepero la Delegación de Presidencia. Ahora, cuando ya se incluyen las empresas (entre ellas Emasesa, la joya de la corona), se colige que esta mujer no habrá de quitarle protagonismo mediático a Zoido –seguro que no– pero tendrá un papel parecido al de una vicealcaldesa en zona umbría.

Como las erratas las carga el diablo, ayer apareció en cierto escrito el nombramiento de director general del Régimen Anterior. Con tanto cambio tranquilo y tanta oposición leal, todo apuntaba a un cargo de nueva creación,una suerte de albacea de los doce años de Monteseirín. Efímera fue la ilusión. El pasado tiene forma de seta cara. Y el futuro es la era del Fley power.