Archivos para el tag ‘Ayuntamiento de Sevilla’

Suárez Palomares, con chófer propio y pancarta propia

Carlos Navarro Antolín | 8 de febrero de 2012 a las 6:00

Suárez Palomares tiene un despacho de abogados con doce profesionales a su cargo. Un chófer propio lo ha estado llevando en un vehículo negro de gran cilindrada hasta la Plaza Nueva cada día que ha acudido al palomar, donde era evidente que no estaba su reino, sino un grupo municipal poco cohesionado, melancólico y que demasiada tarea tiene ya con enterarse de qué trata la película de este Ayuntamiento y asistir al mismo tiempo a la caída libre del partido. Palomares llegó para gobernar. Como estrella de un equipo que Espadas confeccionó sin contar con los secretarios de las once agrupaciones socialistas. Todos alabaron la decisión de prescindir de las cuotas orgánicas y preferir a un ramillete de ciudadanos cualificados. Palomares ha sido a Espadas lo que aquel Manuel Pizarro a Rajoy en 2008. Como Zoido arrolló en las urnas, Palomares se quedó a tiempo parcial en el Ayuntamiento dando pie a las apuestas sobre el tiempo que aguantaría cuando hay poco pan, muchas bocas y tela de codazos por los escasos metros cuadrados de despachos. Espadas estaba ayer en el Senado. Lo despidió públicamente por Twitter. La concejal Mercedes de Pablos dijo que la dimisión se debe a una incompatibilidad entre su labor como concejal y su actividad privada. Pero se sabe que el despacho de Palomares rueda solo. El gobierno del PP cantó las virtudes políticas de este jurista con tal generosidad de epítetos que parecía una exaltación de la ojana. Y el caso es que Palomares quiso remachar motu proprio que hace un mes que se posicionó junto a Rubalcaba. Espadas, por cierto, se hizo una foto el jueves tras una pancarta: Sevilla con Chacón. ¿Casualidad o causalidad? Los independientes sirven para el gobierno, nunca para la oposición. Palomares se pudo ir antes. Pero lo hizo ayer. Su pancarta era otra: Palomares con Rubalcaba. Y el chófer lo recogió y se lo llevó de la Plaza Nueva. En ella se quedó Espadas. Y la ojana del gobierno.

Golpes de maza

Carlos Navarro Antolín | 6 de febrero de 2012 a las 12:36

* Acusamos recibo de una llamada teléfonica de un veteranísimo socialista:

“Te puedo asegurar que la primera opción de Zapatero para cenar el sábado en Sevilla no era la del alcalareño Gutiérrez Limones, sino la del periodista Carlos Herrera, con quien sabes que tiene un trato fluido y con quien ha compartido veladas estivales en Sanlúcar de Barrameda. Hablaron por teléfono, pero como Herrera estaba en los Estados Unidos, no pudo ser. Zapatero prefirió, entonces sí, irse con su querido Limones. Eso es verdad”.

* Feo, pero que muy feo resulta que un concejal socialista como Joaquín Díaz mantenga publicado en su muro de facebook durante tres días ya el insulto que una señora dedica a un familiar del alcalde. Díaz publicó a mediodía del viernes una crítica a la intervención de la grúa municipal en los alrededores del Hotel Renacimiento en la primera jornada del congreso socialista. Nada que objetar a su denuncia, pero es muy reprobable que consienta los rebuznos de quienes a falta de argumentos se comportan como asnos. Debe reaccionar con celeridad.

* El entorno de Susana Díaz, secretaria de organización del PSOE, resta importancia al éxito obtenido por Alfonso Rodríguez Gómez de Celis en el congreso federal. El aparato de la calle San Vicente considera que Celis no ha ganado ningún cortijo al salirle bien su apuesta por Rubalcaba:

“Más bien se ha ganado una caseta de peón caminero. Incluso Carmelo Gómez va tres puestos por delante de él en la lista del comité federal. Quiso servir la venganza en plato frío y se enfrió esperando algo que no llegó”.

* Oído en una taberna del Tiro de Línea:

“Vaya tela lo de Espadas. Dijo que apoyaría lo del cambio de nombre de la calle si la cosa tenía apoyo mayoritario en el distrito. Y después ná de ná”.

Celis se gana el cortijo

Carlos Navarro Antolín | 4 de febrero de 2012 a las 20:27

Fumata blanca en clave local. Celis gana. Apostó por Rubalcaba, se la jugó y le salió bien. Cuando apareció en todos los telediarios junto a Benegas entregando los avales de Rubalcaba, el del Polígono de San Pablo se estaba colocando en las proximidades del pitón donde se ganan los cortijos, como dicen los taurinos. En política hay que aplicar siempre una máxima en tiempos de cambios a la hora de sacar conclusiones: es urgente esperar. Pero está claro que el cabecilla de una facción de jóvenes aunque sobradamente preparados del socialismo sevillano (los Celi´s boys) recupera fuelle. Mucho fuelle. Y Susana Díaz no ha ganado precisamente, por decirlo sin echar sal en la herida del perro flaco. La todopoderosa secretaria de organización queda en una situación nada favorecedora y suceptible de agravarse con los idus del 25 de marzo. Y en el palomar del Ayuntamiento, donde anida la melancólica oposición, la cosa no se pone precisamente de cara, con el portavoz Juan Espadas alineado a última hora con la candidata finalmente derrotada, Carmen Chacón. Quienes lo conocen cuentan que lo hizo por su cuenta y riesgo, como un guiño al presidente Griñán porque anhela meter cabeza en la lista autonómica, que para eso se ha trabajado las tardes en la sede del partido. Lo de seguir como senador autonómico lo tiene cuesta arriba. Primero porque los socialistas parten de la base de que de los ocho actuales sólo conservarán cinco o seis en el mejor de los casos. Y segundo porque Rubalcaba tendrá que premiar a sus leales, máxime si se pierde la Junta y hay un regreso masivo de altos cargos llamando a las puertas del partido. Mucha gente para pocos huecos. Y demasiado frío.

A Landa le pitan penalti…¿y expulsión?

Carlos Navarro Antolín | 27 de enero de 2012 a las 18:56

Se busca a la criatura, mente preclara, cazatalentos y veedor de grandes promesas de la polìtica que le dijo a Zoido que llevara de número dos en la lista a Javier Landa. En el reparto de las delegaciones, a este hombre le cayó la pedrea de la presidencia del Pleno y el reintegro de las relaciones institucionales. Le quisieron dar una zancadilla con aquella resolución judicial de hace ya varios años que, en el fondo, lo dejaba en buen lugar por enfrentarse a unos niñatos en lugar de escurrir el bulto, pero que fue hábilmente cultivada por cierta progresía ya desesperada en período electoral. Pronto empezó a cundir que el landismo había entrado con fuerza en la Plaza Nueva. Pose seria, altiva, de catedrático del antiguo régimen, la imagen contrapuesta a la campechanía del alcalde. Reglamentista, más hierático que el conserje del Palace (¿Allí no era donde había un limpiabotas?) y encantado de moverse en el circuito institucional. Hoy le han pitado penalti a este toricantano de la política que en el arranque del festejo ya se ha llevado el primer revolcón. Landa ha puesto de acuerdo a los tres grupos políticos. PP, PSOE e IU han desaprobado que expulsara absurdamente a un fotógrafo del Pleno. Unos le llaman tiro en el pie. Otros simplemente una torpeza gratuita, incluso reveladora de un talante estudiadamente estricto. Y hay quien lo define simple y llanamente como una landada. Al docente tiene alguien que enseñarle que hay dos tipos de partido. En uno te pitan penalti y soportas los rugidos que exigen la expulsión. Y en el otro no te perdonan que ejerzas de catedrático y te están buscando la primera desaplicación (Cantatore dixit) para decirle al de Fregenal: “¿Te estás dando cuenta, Juan Ignacio?” Los rivales le buscaron las cosquillas. Los enemigos le buscan la salida.

Zoido entierra las puñetas

Carlos Navarro Antolín | 24 de enero de 2012 a las 22:38

Zoido no tiene ninguna intención de lucir de nuevo de la toga. La suya como magistrado es una etapa cerrada. Hace tiempo que dejó de ver por los ojos del juez que fue en los pueblos y el decano que fue en la capital para escrutar la realidad como un político. Se la jugó al puerta grande o enfermería cuando en sus meritorios años en la oposición anunció que si no lograba la Alcaldía dejaría definitivamente el Ayuntamiento. Pero nunca se refirió a un posible retorno al juzgado. Algunos se sorprendieron ayer al verle encabezando la manifestación junto a los padres de Marta del Castillo. El alcalde es un vecino destacado de la ciudad, el primero si cabe en ese protocolo nunca escrito, y hace bien en estar con sus vecinos, sobre todo si son 40.000 y se manifiestan por una causa tan legítima como mostrar un desacuerdo por una sentencia. Todos los concejales del gobierno recibieron a los padres en el salón comedor del Ayuntamiento. Si el alcalde decidió después participar en la cabecera de la manifestación por petición expresa de Antonio del Castillo, muy poco se puede objetar. Cualquier alcalde hubiera atendido semejante ruego. Cualquier persona lo hubiera hecho igual sin necesidad de ser alcalde. Monteseirín se manifestó junto a estos mismos padres en la primera concentración convocada por Marta del Castillo. O se es magistrado, o se es alcalde. Lo que nunca se puede ser es un insensible. Zoido hace tiempo que cambió de vocación y guardó las puñetas en el altillo. Eso es público y está contado.

PSOE: ni pío sobre la mudanza de Pía

Carlos Navarro Antolín | 12 de enero de 2012 a las 10:42

Nadie del PSOE ha querido o no ha sabido reivindicar el cambio de delegado en el distrito Bellavista-La Palmera como consecuencia de la crisis de la cabalgata. Ni una humilde nota de prensa sobre el efecto de la presión de los socialistas. Extraña que nadie haya tenido reflejos en la oposición para anotarse el tanto, sobre todo después de que los socialistas se ofrecieran para pagar los caramelos, exportaran las carrozas del municipio amigo de El Coronil y apostaran por la presencia del propio Juan Espadas en el barrio en la mañana del 6 de enero. Ahora sí que Zoido ha puesto con Rafael Belmonte a un halcón en Bellavista y ha mandado a la Halcón al cómodo distrito de Nervión. La política siempre es cuestión de pájaros. O de aves, si se prefiere. Pío, pío. El PP no está dispuesto a perder apoyos en un distrito donde obtuvo más del 50% de los votos. Y los socialistas no han sabido sacarle rédito al primer cambio de peones en el gobierno local. Algo ha fallado en el palomar cuando no han dicho ni pío sobre la mudanza de Pía. Otra vez los pájaros… Siempre los pájaros, siempre piando.

Zoido y sus 80 millones de chinos en el taco

Carlos Navarro Antolín | 10 de enero de 2012 a las 21:09

Zoido nos quiere llenar el centro de chinos en verano porque al parecer en esos meses viene demasiada poca gente a ver la Catedral, el Alcázar y los bares de Robles, que son de los pocos que hacen caja en agosto. El alcalde no precisa si serán chinos lavados, como ese pavimento idóneo para las construcciones exteriores, no me sean malpensados tan rápidos, pero verdaderamente convendrá que lo sean por aquello de los cuarenta grados a la sombra. Zoido nos ha llenado las calles en Navidad de un montón de noveleros venidos hasta de fuera de Sevilla para alzar el teléfono y sacar fotos de lo “preciosísima” que estaba la Avenida, porque hay que ver lo preciosa que estaba, señora, con lo feísima que la tenían los tíos de antes que ahora desfilan por los juzgados con disciplina y puntualidad cofradiera. Después de la que este hombre ha liado en Navidad, ahora quiere llamar la atención de “los 80 millones de chinos millonarios que viven en China”, según ha dicho literalmente en ese sitio tan solemne que es el Salón Santo Tomás del Ayuntamiento, que digo yo que en ese lugar se hablan las cosas serias de la ciudad. Por eso hay que tomarse muy en serio lo de Zoido y sus 80 millones de chinos en el taco. Pues yo, como Santo Tomás, tengo que ver para creer que de verdad aterrice en San Pablo tantísimo chino entre el Corpus y San Miguel. Si así fuera ya vemos a Robles multiplicando los aspersores de las terrazas de sus bares para refrescar a tanto chino (lavado), porque otra cosa no podrán ver, a no ser que le prorroguen el contrato al tío de los camellos de Matalascañas que pobló la Encarnación en las pascuas. El Ayuntamiento dice que está preparando un vídeo como el de la Navidad para atraer a los turistas en verano. Si Sus Majestades de Oriente estaban sesteando en la Plaza del Triunfo en pleno diciembre con el termómetro volando bajo como el grajo, ya me dirán ustedes con que nos sorprenderá la Factoría Serrano (Gregorio) para que no se note la caló de Sevilla de julio y agosto. ¡Montones, montones de aspersores como los de las terrazas del Laredo y El Cairo para esos chinos millonarios! Ya lo advertía un ciudadano en precampaña hartito de oír tanta promesa: “A Zoido sólo le falta prometer que acabará con la caló de Sevilla”. Pues ahora quiere llenarnos las calles de chinos en verano. Está claro que para viajar a Sevilla en agosto hay que ser tan… chino como un chino. Pero la mar de chino, en el preciso grado máximo de eso que usted y yo estamos pensando de chino. “¿Le puele dal otla vez al cholito del agua, camalelo, me pasa el búcalo y me busca pol favol el teléfono de Don Zoilo que le voy a decil dos palablitas?”

La Navidad de Zoido, del ‘mapping’ del Ayuntamiento al ‘luminaring’ de la Giralda

Carlos Navarro Antolín | 20 de diciembre de 2011 a las 19:37

A esta Navidad como Dios manda de Zoido le falta tan sólo un remate en condiciones. Y está previsto. La tarde del 5 de enero, nada menos que la Giralda quedará teñida de azul inmaculado desde las seis y media hasta la medianoche. Del mapping de la fachada renacentista del Ayuntamiento al luminaring de la Giralda, sin ministriles pero con despliegue de cañones de luz para que el alminar almohade luzca estética novelera durante cuatro horas y por sus cuatro caras. Esta suerte de luminarias en época de crisis, a base de luz y sin fuegos de artificio, resultan una iniciativa original y revive la tradición de ligar la principal torre de la ciudad con los grandes acontecimientos. El horario es de prime time en las calles del centro. La cabalgata, la novelería de la ciudad y el gratis total del espectáculo son una combinación perfecta. Ciertos asesores se saben bien el truco. Los dos mil euritos que cuesta iluminar la Giralda los apoquinan los comerciantes de la asociación Al Centro. Así que este Zoido recuerda al negrito de la playa que hartito de patearse la orilla te acaba colocando el reloj con el bueno, bonito y barato. Por cierto, la autoridad eclesiástica sugirió como propietaria de la torre el uso del color blanco en los cañones de luz por ser el de la Epifanía, pero el Ayuntamiento ha logrado convencer al Cabildo Catedral de que el tono albo no tendría el efecto deseado sobre la torre. Visto que este alcalde tiene tanta ascendencia sobre los señores de la Catedral y se lleva de dulce con monseñor Asenjo, conviene que una vez pasadas las pascuas sea el propio Ayuntamiento el que inste a reabrir el Patio de los Naranjos como la plaza de uso público que fue para la ciudad. Para entonces sí que habría que organizar un luminaring.

San Onofre, patrón de la oposición

Carlos Navarro Antolín | 14 de diciembre de 2011 a las 13:23

De Santa Bárbara se acuerdan cuando truena y de San Onofre cuando quedan relegados a la incómoda silla de enea de la oposición. Los líderes de la oposición en el Ayuntamiento de Sevilla estrenan el otoño peregrinando a San Jerónimo para exigir la restauración del templete conocido como el Santo Negro, propiedad de Adif. El 20 de noviembre de 2007, aquel Zoido orillado del poder por el pacto de progreso de PSOE e IU cogió el paraguas y se pegó un garbeo por el lugar. Y el 13 de diciembre de 2011, ha hecho lo mismo este Espadas al que ni las mariscadas de IU, ni los agujeros económicos de los suyos y de los aliados de los suyos, ni el estado próximo al derribo de su partido han dejado asomarse al despacho de la Alcaldía. Y al hombre le falta encadenarse para pedir una oportunidad. Seguro que San Onofre bendito le echa un cable.

San Onofre es ya el patrón de la oposición del Ayuntamiento sevillano. ¿No tiene patrón hasta Internet? Pues pongámosle su patrón a los sufridores del palomar. Ea, con su hornacina y sus dos velitas. Y el actual alcalde ya sabe cuál es la encomienda que desde aquí le hacemos: hay que votar a favor de la propuesta de Espadas. Cuestión de memoria (no histórica). Unos vienen y otros van, San Onofre sigue igual. Negro, negrísimo.

El cerdito de Doña Tijeras

Carlos Navarro Antolín | 13 de diciembre de 2011 a las 22:16

Dicen que en su despacho hay un cerdito que reza que la mejor forma de ahorrar es no gastar. A la delegada de Hacienda, Asunción Fley, le dicen los suyos Lady Tijeras, Doña Tijeras o directamente la Thatcher. Ayer se hartó de pegarle puyazos a ese toro del pasado que son los gobiernos de PSOE e IU al que la derecha despiadada se harta de colocarle banderillas con fuego para alentar a las masas. ¡Mirad cómo arde, mirad! Más de una hora estuvo Doña Tijeras dándole que te pego a los números y a las banderillas. Y eso que decían que los independientes de Zoido estaban cortos con sifón de discurso político. ¡Pista, pista que va la Fley venida arriba! Doña Tijeras de lo suyo sabe, se nota que sabe y ella misma quiere que se sepa que sabe. Ocurre que tendrá que echar mano de esa varita mágica que le regalaron en su último cumpleaños para que le salgan bien ciertas enajenaciones claves, como las de la antigua comisaría de la Gavidia y la de la sede de la calle Pajaritos. De lo contrario, el quiosco de este presupuesto que el gobierno nos vende como una intriga por capítulos (nunca mejor dicho) se puede venir abajo. Asunción Fley es ya la especialista en corte y confección. Este alcalde que se viste de tenista pero que sabe latín ha puesto en los números a la que sabe de tijeras. Ay, si el cerdito hablara…