Archivos para el tag ‘Distrito Sur’

Coloqueitor sube como la espuma

Carlos Navarro Antolín | 22 de noviembre de 2012 a las 5:00

Los teletipos hay que leérselos enteros. Como las instrucciones del champú. Se lee usted la letra pequeña del gel del baño y es que aprende en un santiamén a hacer enormes cantidades de espuma. Vierte un dedito del producto bajo el chorro del agua, tal como explican amablemente en el bote y, hala, venga a subir la espuma. Se topa uno con el teletipo que anuncia que el PP de Sevilla aprobará mociones contra los desahucios por empresas públicas en todos los ayuntamientos y se encuentra, oh sorpresa, con una verdadera joya, un gato encerrado, una perla escondida, un por aquí te quiero ver que me la han colado y casi no me doy cuenta. En ese mismo texto donde Juan Bueno posiciona la gaviota sevillana a favor de querencia de uno de los temas de mayor sensibilidad en la España de finales de 2012, el flamante presidente del PP sevillano aprovecha para colarnos la muñeca chochona en forma de ingreso en el organigrama del joven concejal José Luis García. Fíjense cómo el teletipo lo carga el diablo: “Por otra parte, el Comité Ejecutivo ha aprobado también el nombramiento de José Luis García como coordinador territorial del PP de Sevilla por el importante trabajo que ha desarrollado desde Nuevas Generaciones por llevar el proyecto popular a nuestra tierra y contribuir de forma decisiva al avance que nuestra formación ha tenido en la provincia”. Vamos, que se dice ya que tienes más peligro que un “por otra parte”. Pista, que va el artista preguntando y señalando con el dejo en el ojo del baranderío del PP hispalense: ¿Pero este García no era el que nada más desembarcar el gobierno de los 20 concejales se dedicó a colocar a parientes y afectos en los distritos? ¿Pero este García no era Pepelu coloqueitor, que le costó el primer disgusto al alcalde Zoido? ¿Pero este García no provocó que el alcalde tuviera que pedir disculpas?
El PP siempre critica, no sin razón, que cuando la izquierda comete ciertos pecados o incurre en ciertas desaplicaciones (Cantatore dixit) parece disfrutar de bula. Dos ejemplos aún recientes: nadie dice esta boca es mía cuando Alfonso Guerra se mete con la juez Alaya con insinuaciones maliciosas ni cuando Diego Valderas refiere el tamaño de los pechos de una dirigente política. Si hubiera sido Javier Arenas el protagonista de semejantes necedades, lo del betunero del Palace se queda en pellizco de monja de la que le hubiera caído. Por eso ahora cabe pensar que si el PSOE o IU hubieran aupado en sus organigramas a un enchufador de parientes, el PP hubiera tardado dos minutos en escupir el teletipo cual puñado de sal en la herida del pasado. No se pierdan la explicación del presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, para bendecir el nuevo cargo de coloqueitor: “Quienes conocemos a García sabemos que es una persona totalmente entregada a su trabajo, a los sevillanos y a las ideas del Partido Popular, hechos que demuestran que la organización juvenil que preside desde 2009 haya crecido en la provincia más que nunca hasta ser de las primeras en Andalucía, así como el buen trabajo que también realiza en el Distrito Sur de Sevilla donde ejerce como concejal delegado”.
Como diría el galo desanimado e incrédulo de las viñetas del inolvidable Astérix tras perder la carrera en los Juegos Olímpicos: “Juan Bueno ha debido comer un jabalí en mal estado”. De otro modo no se entiende. Siga el PP enalteciendo a los enchufadores. No sólo no dimitió García cuando debió dimitir, no sólo no lo cesaron cuando debió ser cesado, sino que lo hacen coordinador territorial. Como diría el capataz para animar a la cuadrilla: ¡Olé la gente con arte que oléis a canela y clavo!” Y nos cuelan el nombramiento en el interlineado de un teletipo sobre los desahucios. ¿Había o no había gato encerrado? Miau, miau y requetemiau. Que suba, que suba la espuma en el PP de tanto echarle champú al chorrito del agua. Que la cosa al final siempre acaba en desahucio.

El ‘caimán’ Torrijos

Carlos Navarro Antolín | 1 de marzo de 2012 a las 12:42

Torrijos se ha presentado en la sede del Distrito Sur para hacer leña del árbol caído del joven José Luis García, el concejal del PP de 220 voltios que ha concentrado todas las críticas por los casos de enchufes de familiares y allegados en los distritos. Torrijos quiere pasarle aviesamente la mano por el lomo al perro flaco de esta polémica con la excusa de exigir explicaciones en pro de una mayor transparencia en el gobierno de la ciudad. Como no tiene bastante con las perifrásis que suelta en los Plenos del Salón Colón, donde también le toca los costados al nunca bien ponderado Javier Landa, este Torrijos se reviste ahora de caimán de la política y se presenta en el graderío de sol de la política municipal, en los distritos; en la zona cero de los enchufes liando el número de la cabra porque le hicieron pasar por el control de acceso, petición de DNI incluida. No sabe usted con quién está hablando. El sur es mío. Y tanto que lo sabían, anda que no. El portavoz de IU tiró del catálogo de herramientas y calificó al concejal Pepelu de “martillo de herejes”. Qué cosas. ¿Quién sería entonces la hoz de cabeza de langostinos? A este Torrijos habría que recordarle esa sentencia del juzgado de lo social que declaró nulos siete despidos en la extinta zona norte de los talleres pre-laborales de la sociedad Sevilla Global. El magistrado no apreció en ningún momento “causas objetivas” en la resolución de los contratos y atisbó una “vulneración de derechos fundamentales por motivos ideológicos”. Huy, ¡penalti en el área chica del moobing! Si el PP tiene su flanco en el sur, Torrijos lo tiene en el norte (perdido). Pero en su caso no ha pedido aún disculpas. Ni por ética, ni por estética. Se va el caimán, se va el caimán… buscando el sur sin proteger el norte.

Pepelu, ‘coloqueitor’

Carlos Navarro Antolín | 22 de febrero de 2012 a las 19:48

Llegó, vio y contrató a la novia. Qué tío más extraordinario este Pepelu que dicen que preside las nuevas generaciones. Si éstas son las nuevas… ojú. Si este Pepelu es la flor y nata, el investido, el referente y la apuesta del partido por la cantera….Ojú cómo será lo que hay en La Masía del PP. Cada vez está más claro que este PP se va a perpetuar en el poder, porque algunos de sus nuevos cachorros han mamado de los pechos de las peores prácticas del PSOE del rodillo. Mismos perros, distintos carné. Guau, guau. En Pepelu tiene el PP a todo un ‘coloqueitor’. O alguien ataja pronto las prácticas éticamente reprobables de este novel de la política que cruza la doble línea y ni siquiera se molesta en poner el intermitente o colocando, colocando, este Pepelu se va a conventir en los pies de barro del gobierno de los 20 concejales. Habría que preguntarle al concejal Pepelu en qué academia de política se aprende eso de no tener acabada la carrera, salir elegido concejal y tener el libro de familia como manual de colocación. El PP presentó a esta joven promesa de la política en el puesto número 16 de las municipales por aquello de las cuotas, en su caso la cuota de ser joven (y sobrado, no sobradamente preparado). En su curriculum se decía que era “diplomado en relaciones laborales y estudiante de ciencias políticas”. No lleva ni ocho meses mal contados en el gobierno y ya se habla de varios de sus familiares con contratos de 220 voltios. Como el anuncio de Terry: “Usted sí que sabe, Pepelu”. Que no se diga, que el distrito Sur por fin es nuestro y ya es hora de que nos lo llevemos nosotros, que luego dicen que la derecha está acomplejada. Coloqueitor, la nueva generación.