Archivos para el tag ‘Giralda TV’

El punto 39 de Zoido

Carlos Navarro Antolín | 3 de mayo de 2012 a las 19:06

Eso que decían de Zoido que no parecía del PP va a ser cuarto y mitad de verdad. Rozando el primer año de mandato, hay que recordar que al alcalde le faltaron cinco minutos para tomar la televisión local, aunque ahora vaya a reconvertirla en ya veremos qué por aquello de la causa de disolución, porque está claro que ni un español sin casa ni un político sin televisión. Y bien que se notó en la noche del alumbrao, cuando vimos Zoido por un tubo y al pobre de Espadas había que buscarlo como a Wally. “Ahí, ahí se le ve detrás del director de la Banda Municipal”. Yo me quedé en el sofá esperando el faldón de publicidad con el sorteo de un fin de semana en Rota entre los que encontraran un primer plano del portavoz del PSOE en la noche del alumbrao. Por las que hilan ha hecho Rajoy lo mismo con Televisión Española, donde siguen los que estaban. En el Pirulí nadie ha filtrado todavía el trapo sucio de una factura indebida de taxi ni de un almuerzo en un Parador extremeño en la que lo peor era que habían comido con agua mineral y pescado en tierra de viñedos y carnes. ¿Y para eso cogieron un taxi?

Y siguiendo con la teoría de lo poquito que parece Zoido del PP, hoy nos ha hecho desayunar la media con aceite acompañada por el anuncio de que en junio habrá un debate sobre el estado de la ciudad en cumplimiento de la promesa número 39 del programa electoral, dicho así con exacta precisión por el profesor Pérez (portavoz del Gobierno) y pronunciado con la solemnidad de quien cita una enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Y es verdad, porque en el bar Candelaria, en los Hermanos Gómez, en Rufino el de Umbrete, en la Peña Trianera y en el Laredo (ojú, el Laredo) no se hablaba de otra cosa ayer que del cumplimiento de la promesa número 39 de Zoido. El profesor Pérez aparece exhibiendo el programa electoral de Zoido como un Moisés que nos enseña las tablas y nos señala el punto 39. He aquí la verdad revelada, porque ahora debatiremos como nunca antes se había debatido. Ved la luz, porque yo os llevaré con mis 20 concejales a la tierra prometida, donde jamaremos de todo menos marisco. Al gañán que coja una gamba le pasará como a la que mordió la manzana. Qué ingenuos éramos: en el 39 estaba la clave. Y el mar se abrió y los socialistas bajaron desde el palomar y hasta elogiaron la iniciativa. Rajoy ni toma la televisión ni convoca el debate sobre el estado de la nación, pero como Zoido no parece del PP hace justamente lo contrario. Será que Rajoy no tiene quien proclame las tablas de su programa, con su punto 39, sus verdades y todos sus avíos. Pues en el PP andaluz hay uno que yo me sé deseandíto de coger el AVE, que se le ha quedado cara de pertiguero de cofradía de ruán. Debe ser porque estuvo viendo la retransmisión del alumbrao con el despliegue de los planos de aquí el amigo. Eso nos pasa por no ir a la Feria. O por el ruán. Ya no lo tengo claro. El 39 me confunde.

El rifirrafe que no vimos en Giralda TV

Carlos Navarro Antolín | 31 de marzo de 2011 a las 8:12

debatebienestarsocial

Ocurrió en el descanso del último debate sectorial de la precampaña en Giralda Televisión, dedicado al bienestar social. El portavoz adjunto del grupo popular, Beltrán Pérez, llegó al receso algo molesto por el asunto de las interrupciones y los tiempos de palabra. En cuanto aparacieron los anuncios por la pantalla, los asesores de turno accedieron al estudio. Pérez se metió en una discusión con el moderador, el periodista Javier Bolaños, pero sin acritud. Un intercambio de pareceres sin mayor trascendencia. Bolaños explicó a todos la legitimidad de las interrupciones y la necesidad de que, al final, los tres participantes gozaran cada uno de quince minutos de palabra. En ese momento, Juan Manuel Flores (PSOE) había intervenido cerca de medio minuto menos que Josefa Medrano (IU) y el propio Perez, tal como el moderador expuso con detalle a los intervinientes. El socialista Flores, que ocupa el número 8 en la lista de Juan Espadas, sólo hizo un comentario durante el descanso. Se dirigió a Beltrán Pérez para decirle cuánto le sorprendía que el portavoz adjunto del PP pareciera gustarle más el papel de moderador que el de representante de su partido político. Pérez respondió a este comentario que en cuanto continuara el programa le iba a enseñar cómo se modera la ciudad.

Cuando las aguas estaban calmadas y los asesores a punto de retirarse, apareció en escena la subdirectora de Giralda TV, la periodista May Mancheño, muchos años asesora de comunicación del grupo político de IU en el Ayuntamiento. Pérez no interpretó nada bien la entrada en escena de Mancheño. El portavoz adjunto del PP la acusó de “alzar” la voz y le preguntó si había entrado en el estudio para “presionar” a alguien. Mancheño respondió que sólo había preguntado que qué es lo que pasaba. “Irrumpes en una conversación que estaba ya solventada. May”, replicó Pérez, que aludió a los años que hace que se conocen la periodista y el concejal. En un momento alguien hace referencia a la condición de concejal de Beltrán Pérez, que vuelve a intervenir hablando en tercera persona: “El concejal del PP le dice a la subdirectora que lo deje en paz. ¿Me puedes dejar tranquilo y dejarme leer mis papeles para poder reiniciar el debate? Cuando termine el debate podemos hablar de lo que quieras, May, pero no de esto”.

Los anuncios se acabaron. Bolaños dio paso a la segunda parte, en la que Beltrán Pérez exhibió una fotografía para demostrar que los minusválidos no pueden acceder al nivel tres del Metropol Parasol. De la compañera Pepi, por cierto, nada más se supo. ¡Que vuelva Sausan ya por IU! El otro día, si no es por Beltrán Pérez, la cosa no pasa de los bostezos.

De ausencias y cachiporras

Carlos Navarro Antolín | 15 de marzo de 2011 a las 5:00

Esta noche se emite el cuarto debate sectorial en Giralda TV, grabado ayer en los estudios de la calle Rioja. El tema a tratar es la convivencia (lo que toda la vida se ha llamado seguridad) y la participación ciudadana. En los carteles estaban anunciados Eugenio S. Palomares por el PSOE, Josefa Medrano por IU e Ignacio Flores por el PP. La sorpresa se produjo cuando no se presentó nadie por los socialistas por un problema de ajuste de citas y confirmaciones de citas. El PP se negó a posponer la grabación alegando que ellos estaban a la hora y en el lugar donde se les había indicado. Y el PSOE, ante la imposibilidad de que Palomares acudiera con la rapidez exigida a los estudios, envió al portavoz de la campaña de Juan Espadas, Miguel Ángel Vázquez.

Les adelantamos algunas claves de lo que pódrán ver esta noche. La compañera Pepi, como la llaman en su partido, y el portavoz Vázquez mordieron el pasado de Zoido, acusándole de llevarse 600 policías de la ciudad cuando era delegado del Gobierno en Andalucía. Flores pidió que demostraran esa acusación con papeles y puso de relieve que se trata de unas elecciones municipales y, por lo tanto, cabe hablar de policías locales. El representante del PP recordó que ese mismo argumento fue empleado por el defenestrado Francisco Fernández (PSOE) en un debate de hace cuatro años. Qué falta de piedad la de Flores…

El portavoz Vázquez se refirió a Zoido como “el de la cachiporra”. Recuérdese, por lo rancio del término, que una cachiporra es el “palo enterizo que termina en una bola o cabeza abultada”. La compañera Pepi se refirió a Zoido como “represor” de los manifestantes y hasta hubo alguna acusación de micrófonos ocultos en las reuniones del comité de empresa de cierta compañía. Ojú, el tío de la luz… Y, claro, el camarada Flores le recordó a la compañera Pepi que se encuentra procesada a la espera de sentarse en el banquillo por vetar la organización del homenaje a Agustín de Foxá. Dedo en el ojo, se llama.

Así se despachó el asunto de la seguridad, que todas las encuestas dicen que es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Y, ay pena, penita, pena, tendremos que seguir esperando para ver al tres del PSOE, el independiente Palomares. Ahora, no me negarán que lo de la cachiporra no les rejuvenece. Esas historietas de Mortadelo y Filemón… ¿Recuerdan aquel Mortadelo disfrazado de troglodito con cachiporra en la mano? Ay, aquellos maravillosos años. El PSOE arrasaba y los geniales protagonistas del cómic nos hacían tan felices…

El dardo de Antonio Silva

Carlos Navarro Antolín | 16 de diciembre de 2010 a las 21:39

silva

Ocurrió en el grisaceo salón de las grandes celebraciones de San Telmo, que ha perdido aquella suntuosidad de las paredes para convertirse en un parador minimalista de nuevo cuño. Antonio Silva de Pablos, director de la televisión municipal de Sevilla, recibió  de manos del presidente Griñán  unos de los XXV Premios Andalucía de Periodismo por un reportaje de cuatro horas de duración sobre el A400M. El veterano periodista tomó la palabra sin papeles por delante. Fue breve, pero no perdió la oportunidad para soltar un dardo al interpretar generosamente el reconocimiento a su cadena como un premio a todos los trabajadores de las televisones públicas, a los que califició de “cuestionados y vigilados” por quienes “no se aplican” los criterios de libertad que “tanto dicen defender”. A nadie escapa que Silva anda especialmente molesto por la labor de fiscalización, legítima y lógica, que realiza el PP municipal de los informativos de la cadena. El Consejo Audiovisual de Andalucía no para de emitir informes al respecto como consecuencia de las denuncias por la reducida atención que recibiría el candidato Zoido en comparación con los gobernantes socialistas. Silva presume de haber sido avalado siempre por este organismo. La tensión ha llegado a tal extremo entre Silva y el PP que ya hay anuncios  de querellas de por medio.  Ambas partes, que se llevaban muy bien en otros tiempos, se han retirado los embajadores. En San Telmo, en el salón de los oros que perdimos, Silva lanzó su dardo a la derecha. Al final del acto, el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, le felicitó por sus palabras. Querellas, denuncias, premios y parabienes. Silva prueba la miel y la hiel. Del oro al gris y vuelta a empezar. La vida misma.