Archivos para el tag ‘IU’

Los ‘micromangazos’ de IU y la batalla del Cerro

Carlos Navarro Antolín | 7 de marzo de 2011 a las 10:36

torrijos

Se aplica en muchos órdenes de la vida ese aserto tan atinado que alerta de que al matador que no torea con su cuadrilla le acaba cogiendo el toro. El político que aterriza en un despacho debería, pues, laminar el cuerpo de asesores de su predecesor y rodearse de los suyos. Una vez asentado, sólo tjene que cuidar a la grey. Y es lo que hace a la perfección IU en Sevilla, donde lleva ocho años en tareas de gobierno municipales. La historia de las subvenciones y contrataciones al estilo de Juan Palomo dan para eso: para una historia. El descaro, la falta de decoro o la ausencia de una mínima ética, aunque fuera de escaparate, han primado a la hora de manejar el dinero público. He aquí la gran clave, que se trata de fondos públicos. No hay duda de que IU es un partido que cuida a su cuadrilla. Ejemplos hay ya para fletar un avión a Cuba: el director de área que actúa en un grupo musical que paga el Instituto Municipal de Deportes, el coordinador de talleres que preside una asociación que trinca en tres años hasta 45.000 euros en subvenciones de la Delegación de Juventud… Por no hablar de los periplos de los ya casi olvidados ‘brigadistas’ y un generoso rosario de polémicas. ‘Micromangazos’, como dijo aquél, pero ‘micromangazos’ al fin y al cabo.

El astuto Torrijos, por cierto, ya le ha echado el ojo al Distrito Cerro-Amate, donde el PSOE ha barrido hasta ahora en todas las citas electorales. Ayer dijo claramente que quiere gobernar ese distrito. Puso los ojos en la calle Afán de Ribera y las cartas bocarriba, condicionando desde ya la negociación de un hipotético nuevo pacto de gobierno con el PSOE. El distrito Casco Antiguo se queda chico para alimentar a la cuadrilla, tiene demasiadas hermandades y sólo presenta el atractivo de que la sede está a la vera de la Alameda, que viene a ser como la Meca de la progresía. Aunque el gustazo que da hacer ir a las señoronas de la derecha hasta la calle Crédito es impagable para los camaradas. El portavoz municipal de IU sabe que en el Cerro puede arañar mucho voto socialista desmovilizado y descorazonado. No se olvide, además, que la zona es propicia a los ‘brazos caídos’, pues el secretario general de la agrupación del PSOE en este distrito es el concejal Francisco Fernández, excluido de las listas por el ‘susanismo’ que impera. Tanto el PP como IU revolotean los cielos cerreños como buitres a la espera de hincarle el diente al previsible, según los sondeos, cadáver socialista del 22-M.

El dardo de Antonio Silva

Carlos Navarro Antolín | 16 de diciembre de 2010 a las 21:39

silva

Ocurrió en el grisaceo salón de las grandes celebraciones de San Telmo, que ha perdido aquella suntuosidad de las paredes para convertirse en un parador minimalista de nuevo cuño. Antonio Silva de Pablos, director de la televisión municipal de Sevilla, recibió  de manos del presidente Griñán  unos de los XXV Premios Andalucía de Periodismo por un reportaje de cuatro horas de duración sobre el A400M. El veterano periodista tomó la palabra sin papeles por delante. Fue breve, pero no perdió la oportunidad para soltar un dardo al interpretar generosamente el reconocimiento a su cadena como un premio a todos los trabajadores de las televisones públicas, a los que califició de “cuestionados y vigilados” por quienes “no se aplican” los criterios de libertad que “tanto dicen defender”. A nadie escapa que Silva anda especialmente molesto por la labor de fiscalización, legítima y lógica, que realiza el PP municipal de los informativos de la cadena. El Consejo Audiovisual de Andalucía no para de emitir informes al respecto como consecuencia de las denuncias por la reducida atención que recibiría el candidato Zoido en comparación con los gobernantes socialistas. Silva presume de haber sido avalado siempre por este organismo. La tensión ha llegado a tal extremo entre Silva y el PP que ya hay anuncios  de querellas de por medio.  Ambas partes, que se llevaban muy bien en otros tiempos, se han retirado los embajadores. En San Telmo, en el salón de los oros que perdimos, Silva lanzó su dardo a la derecha. Al final del acto, el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, le felicitó por sus palabras. Querellas, denuncias, premios y parabienes. Silva prueba la miel y la hiel. Del oro al gris y vuelta a empezar. La vida misma.

El profeta Torrijos

Carlos Navarro Antolín | 1 de diciembre de 2010 a las 12:08

torrijos2Dicta el sentido figurado del término que profeta es aquel que por señales o cálculos hechos previamente, conjetura y predice acontecimientos futuros. El pasado 28 de julio, el líder municipal de IU convocó a la prensa para presentar sus alegaciones a las nuevas líneas del Metro. Pero, claro, el personal aprovechó para disparar una buena batería de preguntas sobre la faraónica obra de la Encarnación. El pueblo quiere hablar de las setas, hablemos de las setas, porque la sed del pueblo hay que saciarla. Aquellos días eran justamente los de la resaca tras la segunda modificación presupuestaria del proyecto censurada por el Consejo Consultivo de Andalucía y que elevaba a 89,6 millones de euros el coste total de una obra que ya registra un desvío presupuestario de más del 50,17%. Y Torrijos habló aquel 28 de julio: “Como muy pronto, la obra estaría acabada en la primavera  de 2011. Tengan muy claro que me encantaría equivocarme, pero me debo atener al sentido de la realidad, de la responsabilidad y del conocimiento”. Aseguró aquella tórrida mañana disponer de la información necesaria para sostener su profecía, unos datos que no quiso revelar por cuestiones deontológicas. “Si me equivoco, brindaremos el 1 de enero con champán, cerveza o café, con lo que ustedes quieran, y eso que no me gusta ser agorero”. Y no se ha equivocado, no. Tomaron por loco a aquel profeta en camisa de mangas cortas a punto de irse de vacaciones. Y tenía más razón que un santo en la tierra de los santos. Al César lo que es del César. Y a Torrijos una copa de champán, cerveza o café. Lo que pida el profeta. Llena ahí.