Archivos para el tag ‘Juan Sebastián Elcano’

Juan Sebastián Elcano, el iceberg de Zoido

Carlos Navarro Antolín | 13 de julio de 2016 a las 5:00

EL BUQUE ESCUELA ESPAÑOL "JUAN SEBASTIÁN ELCANO" SE DESPIDE DE CUBA
LA ocultación de un hecho genera morbo. El que nunca aparece en una fotografía emite un mensaje de desconfianza. El que aparece demasiado, de frivolidad. Un político a bordo del Juan Sebastián Elcano no es ningún delincuente, ni ningún corrupto. Pero el barco es de la Armada Española. Yel sueldo del político procede de las arcas públicas. Zoido, que nos cuenta por las redes sociales desde el sabor de un café de Triana hasta su asistencia a un partido de fútbol europeo entre aficionados de a pie, no dijo ni pío sobre su viaje en el Juan Sebastián Elcano. Ni antes ni durante la singladura. Quiso ir de incógnito, luego generó morbo.

El mismo político que se sube en Marín y se baja en Cádiz como invitado en el buque escuela de la Armada es el que suprimió las recepciones de la Caseta Municipal por “sensibilidad” con los sevillanos que lo estaban pasando mal con la crisis. Es el mismo que acertó al renunciar a encarnar a Baltasar en la cabalgata pese a los reiterados ofrecimientos del Ateneo. Yes el mismo que redujo a la mitad los coches oficiales, recortó el personal eventual y, por supuesto, los sueldos de los cargos a dedo. Quizás por todo esto ordenó silencio sobre un viaje especialmente singular. Se trataba de una apuesta a contraestilo, al menos en contra del “estilo” de austeridad que se había forjado en los cuatro años como alcalde. Tal vez lo ocultó porque, en el fondo, la oportunidad de viajar en el Juan Sebastián Elcano es para muchos un privilegio, sobre todo si se tiene en cuenta la advertencia del secretario del almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, quien subraya en su misiva que hay “cientos de solicitantes que se han quedado en la lista de espera” para apremiar una nueva confirmación de la participación en el viaje. Es muy posible que los criterios de la Armada a la hora de elegir a sus invitados sean tan legítimos como respetables, pero hay que destacar en esta ocasión el apagón informativo dictado por el interesado. Zoido ignoró que a bordo de este histórico buque se iba a chocar con todo un iceberg, un impacto utilizado con habilidad por los socialistas andaluces, que jamás habían encontrado una arista en el dirigente del PP en cuatro años de gestión como alcalde. Ciudadanos también ha aprovechado para bautizar al ex alcalde en las redes sociales como “Zoido, el marinero”.

El viaje había sido preparado concienzudamente, pero nunca publicitado. Aquí no existieron ni luces ni taquígrafos. Tan preparado estaba que el gobierno socialista aceptó que el Pleno mensual se celebrara el jueves y no el viernes tras haber recibido una petición de Zoido, que quería facilidades para tomar ese mismo viernes el vuelo con destino a Galicia. El gobierno aceptó con toda normalidad, según reconocen fuentes del ejecutivo local, que precisan que Zoido en ningún momento ofreció detalles de que su periplo fuera a bordo de una embarcación del Estado.

En la reunión celebrada el pasado lunes con la mayoría de los concejales del Grupo Popular, el ex alcalde ofreció a sus compañeros de filas una explicación muy laxa del polémico viaje. Se vio obligado a hacerlo. Alegó una vez más que habían participado 90 civiles como invitados. El caso es que todas esas justificaciones no han llegado hasta que ha trascendido el viaje. Nunca antes, pese a ser un político especializado en la retransmisión de su vida cotidiana. Su actitud ha sido la que ha generado el morbo. Sus decisiones como alcalde eran el listón puesto por él mismo. Ni canapés oficiales en la Feria, ni corona de rey negro, ni un coche oficial por cada concejal del gobierno (muchos lo compartían), ni pago de dietas, pero sí un viaje en el Juan Sebastián Elcano justo después de las elecciones generales a las que ha concurrido como número uno por Sevilla.

Todo ha ocurrido en unos días de máxima agitación para el PP sevillano, que hoy celebra un comité ejecutivo en el que su presidente, Juan Bueno, somete a votación el cese de la secretaria general, la camarlenga Virginia Pérez, que lidera un sector crítico que ayer recopiló más de 50 firmas para que esta tarde haya urna y se garantice el sufragio secreto. Están llamados a votar casi 140 afiliados. Javier Arenas, padre natural del centro derecha andaluz, llamó ayer a la unidad y a esperar al futuro congreso provincial para decidir el nuevo modelo del partido. Pero parece que la apuesta de Juan Bueno sigue adelante, pese a los llamamientos a suspender un comité que será otro iceberg. Pero éste sí ha tenido luz y taquígrafo, pese a los intentos también de algunos marineros (y polizones) por minimizar los hechos.

El guardiamarina Zoido

Carlos Navarro Antolín | 6 de julio de 2016 a las 5:00

juan sebastián1
MEDIA España buscando a Pedro Sánchez, el hombre que tiene la llave de la estabilidad del Gobierno, y resulta que el que de verdad lleva días perdido es nuestro Zoido. El palomar del Ayuntamiento está en situación de sede vacante por partida doble. No están ni el número uno ni el número dos. El líder socialista ha sido sorprendido de escapada en Mojácar, la mar de relajado en un chiringuito de la costa almeriense, meditando sobre su nuevo fracaso, revestido otra vez de triunfo como corresponde a la liturgia electoral. Los ricos también lloran como los políticos también descansan, sobre todo después de la campaña electoral de la moviola: repetimos. Pedro Sánchez a Almería y Zoido nada menos que al Juan Sebastián Elcano, el buque escuela de la Armada Española, al que solicitó subirse junto a su portavoz adjunto, Gregorio Serrano, reconocido aficionado a la náutica. ¿Recuerdan los años en que los socialistas le afeaban a Serrano en los Plenos que fuera propietario de un barco?.

El ex alcalde lleva meses preparando este viaje con vista a los días posteriores a las elecciones. Un descanso programado en un formato muy original. Del 2 al 6 de junio. De Marín a Cádiz. El periplo termina hoy. Zoido y Serrano han participado como invitados después de haber cursado la correspondiente solicitud, aprobada por el almirante general jefe de Estado Mayor de la Armada. Embarcaron el sábado a mediodía. Y está previsto el desembarco en el Puerto de Cádiz a mediodía de hoy siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. Ambos han sido hospedados en los espacios dejados libres por los guardiamarinas de la Escuela Naval Militar que se quedaron en Marín.

La Armada dejó claro a sus dos invitados que el buque escuela está destinado a la formación de los futuros oficiales, por lo que está exento de las comodidades que se pueden encontrar en barcos de otro tipo. No hay melva a bordo que se sepa. Se las ha permitido lucir ropa informal, sin estar sujetos a uniformidad o etiqueta alguna, y han debido firmar la declaración de exoneración de responsabilidad del Estado en caso de cualquier tipo de incidente propio de los riesgos de la singladura.

Ni fotos, ni comunicados, ni mensajes en las redes sociales. Zoido quería embarcar de incógnito, con el menor ruido posible, volver de Cádiz y aquí no ha pasado nada. Como Pedro Sánchez en Mojácar, camuflado con una gorra. Pero al final ha trascendido su vocación de guardiamarina. Zoido y Serrano ruedan Botón de ancla. O Cateto a babor, según precisan algunos con sentido del humor. La política es una forma de navegar. Unas veces a vela. Otras con motor. Mejor el Juan Sebastián Elcano que el chiringuito. Clase se llama.