Archivos para el tag ‘Manuel Chaves’

¿Con quién cenó el Rey el sábado en Sevilla?

Carlos Navarro Antolín | 6 de diciembre de 2011 a las 19:11

No se asusten los peperos que no se lo llevó Pepe Griñán al restaurante de la calle Antonia Díaz que el hoy presidente de la Junta frecuentaba junto a Manuel Chaves en los tiempos de vino, rosas y tardes dominicales de cine junto a Amparo Rubiales y Rosamar Prieto-Castro. La cosa quedó tan mal entre ambos amigos que aquello parece ya de los años del Movierecord. Zoido jamás hubiera consentido que Griñán pegara semejante y real mangazo después de lo que se ha currado el hombre la cuestión del tenis. La verdad es que el alcalde ha debido recordar estos meses atrás sus tiempos de opositor: solo ante el objetivo y zancadilleado por las circunstancias. Y una vez más se ha dado cuenta de que el camino que va cuesta arriba es el que conduce a la meta. 

Pero no, el Rey no cenó con Griñán aquella noche de sábado en Sevilla tras la derrota de la Davis en el partido de dobles. Y eso que al presidente le hubiera venido de perlas para limpiar su imagen después de las coces que le ha dado al torneo y de la torpeza de sus asesores a la hora de anunciar su incomparecencia en el estadio y su ulterior rectificación. Tampoco cenó con el alcalde de Sevilla.

Tan privilegiada y selectísima velada estaba reservada para otro comensal. Don Juan Carlos cenó con su hijo, el Príncipe de Asturias, y con el periodista Carlos Herrera. El cuarto en la mesa fue el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. No hubo nadie más. El mangazo no lo pegó Griñán. Lo pegó Herrera en un restaurante de la calle San Fernando, a la verita misma del Alcázar. Algunos no se lo perdonarán nunca. Queremos decir que no se lo perdonarán a Herrera. Ni maestrantes, ni autoridades militares, ni alto clero. El Rey fue a relajarse con un periodista. Justo al día diguiente, Rajoy sentenció: “No están los tiempos para cenas”. Pero cuando dijo eso ya era domingo. Y el gallego dijo cenas. Los mangazos son otra cosa.

Ojo, un político regresa a su oficio

Carlos Navarro Antolín | 28 de abril de 2011 a las 19:06

Esto sí que es una noticia. La noticia. El hombre muerde al perro. Una delegación de científicos de Wisconsin llegará a Sevilla esta misma semana para estudiar el fenómeno. Resulta que un político renuncia a más de un año de mullido sofá que le restaba en el Parlamento de Andalucía. A los pocos meses de dimitir consigue un trabajo relacionado con su profesión. Nada de ser refugiado (colocado y/o paniaguado) en fundaciones, chiringuitos o entidades creados ‘ad hoc’ por el partido, ni nada de patadas para arriba en clase club del AVE. Vuelve a ejercer de lo suyo en el sector privado, sin coche oficial y sin otras comodidades. ¿Usted conoce a alguien de esta guisa? Claro que no, pues por eso vienen los señores inteligentísimos de Estados Unidos, ¿o se piensa usted que vienen a la Feria, so desconfiado? Ayer mismo nos llegó la confirmación de que la ex consejera de Gobernación y Justicia, Evangelina Naranjo, ya está trabajando en una empresa con sede en el Aljarafe, cuyo objeto social está relacionado con su profesión como ingeniero técnico agrícola. Aprended, hijos míos del PSOE. Aprenden, hijos míos del PP. Aprenden a saber irse de la política, a regresar al oficio que se tuvo antes de ejercer la actividad pública. Claro que para eso hay que tener un oficio, una carrera, una formación, una etiqueta de anís del Mono enmarcada en el dormitorio, un algo más que lo reza en el DNI de muchos de nuestros representantes: ‘Pelota de Griñán, antes de Chaves’ o ‘Maletero de Arenas’, según los casos. Me da a mí que esta Evangelina, que retiene su cargo de secretaria general del PSOE de Miraflores, recibirá en poco tiempo las llamadas de muchos compañeros (y compañeras) preguntando: “¿Y lo tuyo como se hace, Eva? Porque lo de aquí se acaba como se acabó la Mirinda”.