Archivos para el tag ‘patio’

El imputado Torrijos y el crucificado expirante

Carlos Navarro Antolín | 26 de septiembre de 2013 a las 13:44

la foto
Cristo expirante, solo, con un paisaje idealizado de la ciudad de Jerusalén. Una restauradora limpia la superficie del óleo, quitando la suciedad y reintegrando las lagunas de la obra. Hay claroscuros que evocan a Caravaggio. Ni están la Virgen ni San Juan. El crucificado aparece en una soledad tenebrosa. Todo ocurre en el patio central del Ayuntamiento de Sevilla. Son las 11:44 horas del jueves. Irrumpe en la escena el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, recién informado de su imputación judicial. Baja las escaleras a gran velocidad, se marcha desparramando ligeramente la mirada sobre cuanto ocurre a su alrededor. No habla ni para decir esta boca es mía. Sale abanto, rehuyendo el bosque de alcachofas, barbeando los muros de la Casa Consistorial. La restauradora, ajena a cuanto ocurre a sus espaldas, sigue acariciando con mimo al Cristo solo, expirante, del que todo el mundo conoce su final, el Cristo que está en su último hálito de vida y aferra su mirada a un horizonte de última esperanza. Arte y política. Los claroscuros de Torrijos no son de Caravaggio, evocan un baile de togas, un paisaje mucho más terrenal y árido, un camino de meses plagado de espinas. Pero el final también lo conocemos: la soledad. El gallo de IU ha cantado ya tres veces. Nadie restituirá las lagunas de una obra pintada con brocha gorda en ocho años de gobierno.

Manifestación gallardiana en el Colegio de Abogados

Carlos Navarro Antolín | 12 de noviembre de 2012 a las 12:55


Conocíamos la huelga a la japonesa, convocada para trabajar más y más (cadena de supermercados) con el objetivo de provocar un exceso de producción imposible de colocar en el mercado. Sabíamos de las manifestaciones dominicales con derecho a minuto de gloria en el telediario, con el tío de la bandera republicana y el impagable tío de los zancos, que ya se sabe que una manifa sin el uno y sin el otro ni es manifa ni es ná. Y hay que ver la destreza y el mérito que tiene el señor de los zancos, que al mismo tiempo que sostiene un cartel contra el capitalimo hace malabarismos con tres pelotitas. Atrás parece que han quedado los encierros en iglesias y catedrales, esas concentraciones con colchones, mantas y termos que el cardenal visitaba a diario. Siguen organizándose las recogidas de firmas para exigir dimisiones y derogaciones de leyes, aunque han caído aquellas que pedían la supresión inmediata de las imperialistas bases norteamericanas. Y, por supuesto, las redes sociales han revolucionado los usos a la hora de expresar reivindicaciones, denunciar tropelías y darle bofetadas al monigote de turno de cualquier gobierno, que más insufrible que la pena de banquillo y que la pena de titular de prensa es ya la pena de twitter, donde al tío más duro lo dejan como un sobao pasiego en 140 caracteres. Pues bien, el decano de los abogados de Sevilla (que mientras no se demuestre lo contrario es José Joaquín Gallardo) ha inventado la manifestación de patio contra el Gobierno. Hoy lunes estaban convocados los diez mil letrados de Sevilla a una manifestación en la sede colegial, que dispone de un precioso patio y, por cierto, de unos limpísimos servicios según se entra a la derecha, que forman parte de la guía secreta de urinarios pulcros y accesibles del centro de Sevilla. Pues allí, dentro del edificio, ha convocado Gallardo una manifestación contra la Ley de Tasas que el Gobierno pretende aprobar la próxima semana en el Senado. Ni pancartas, ni el tío del zanco, ni la tricolor. Todo el mundo al patio, que es particular. Para que se vea bien a las claras que los abogados de Sevilla, blonda y mantilla, le echan un par de…. togas al Gobierno de ese facha llamado Rajoy que crea una justicia para pobres y otra para ricos, el decanísimo de los letrados hispalenses cita a sus diez mil colegiados a manifestarse en el interior de un inmueble, junto a los óleos de los decanos, las macetas y los últimos números de la revista La Toga, donde nunca sale ninguna foto del decano, ¿verdad? Noooooooo ni ná. A la huelga a la japonesa hay que sumar la manifestación gallardiana, con silenciador de patio sevillano. ¡Óle! Vistos los acontecimientos, si usted pregunta en el Colegio de Abogados si están en contra de la Ley de Tasas, puede que le respondan como la hija avergonzada cuyo padre le preguntó por enésima vez si estaba o no estaba embarazada: “Lo estoy, pero solo un poco”.