Archivos para el tag ‘PSOE’

El retorno de Mir a la Plaza Nueva

Carlos Navarro Antolín | 3 de agosto de 2011 a las 19:12

El ex concejal Alfonso Mir seguirá en la Plaza Nueva. Ya ha salido la resolución del correspondiente negociado del Ayuntamiento en la que este veterano funcionario municipal queda adscrito, tachín, tachín…al grupo municipal socialista. Fíjense ustedes qué cosas tiene el destino. El PSOE dejó fuera de la lista electoral a todos los secretarios generales de sus agrupaciones capitalinas por decreto de La que Manda. (¿Pero aún no saben ustedes quién es La que Manda?) La verdad es que Mir tuvo opciones de entrar en la candidatura hasta el último minuto. Pero al final La que Manda dijo que no, que ninguno. Y ahora, tras pasar el caballo de Atila por la hierba socialista el pasado 22-M, este secretario general de la Agrupación Sur estará en las mismas dependencias del grupo socialista, junto a la funcionaria Rosamar Prieto-Castro, que también se quedó fuera de la lista en el último minuto por decisión de La que Manda. Qué cosas.

Ahora vuelven al mismo corazón de la Plaza Nueva aquellos que fueron descartados hace muy poco tiempo. Lo dicho: lo de este PSOE suena raro. Muy raro. Y Monteseirín pulsando cada dos por tres la opción Me gusta en los comentarios de Espadas en el feisbú. Sic transit gloria mundi…

El primero de agosto en el PSOE de Sevilla

Carlos Navarro Antolín | 1 de agosto de 2011 a las 20:09

Érase una vez un candidato que perdió más de 25.300 votos en un partido que jamás perdía y que en tiempos ganaba hasta si ponía a una cabra de cabeza de lista. Érase una vez un candidato que facilitó que la derecha más a la derecha de la derecha, según el código Griñán, sacara 20 concejales. Y érase una vez un partido que a los dos meses de semejante despropósito coloca a ese mismo candidato de responsable de la campaña electoral de su partido de cara nada menos que a las generales. Como al chico sólo le han quedado cuatro asignaturas para septiembre, podemos comprarle la moto. Eso han debido pensar los padres (Viera) respecto al desaplicado pupilo (Espadas). Está claro que en los partidos no rigen los principios de concurso, mérito y capacidad. Como también hay casos en que los padres tienen bastante culpa (o toda) de la evolución del niño.

Hoy ha habido ejecutiva del PSOE de Sevilla en la sede de Luis Montoto. Hora y media de cháchara para notificar los nombramientos de cara al 20-N. José Antonio Viera será el coordinador general de la campaña, que para eso es todavía el secretario general del partido. Enrique Cousinou, vicecoordinador general, que para eso comparte mesa y mantel con el jefe en el Blanca Paloma. Dos rinconceros ocupan los siguientes puestos: Enrique Abad, coordinador en la provincia, y Javier Fernández, responsable del comité de estrategias. Y Juan Espadas coordinará la campaña en la capital, que para eso ha dejado al partido con 11 concejales en Sevilla.

A la ejecutiva agosteña ha acudido hasta Amparo Rubiales, que es de la regional pero estaba invitada por Viera. Por desgracia no ha habido intervenciones destacadas. Ni siquiera Rodríguez Villalobos nos ha dejado alguna perla con la que sobrellevar este mes de sequía informativa. A la una del mediodía, todos a las playas. Este PSOE de los malos tiempos se parece cada día más al PP de los buenos tiempos, de cuando en la acera derecha lo daban todo por perdido y defendían eso de que en la oposición se vive bien, ¿para qué meterse en líos?

La conversión del PSOE a la transparencia

Carlos Navarro Antolín | 28 de julio de 2011 a las 13:52

 

Lo de hablar en el Ayuntamiento de la circular C1 tiene música de frenada de Tussam en la Barqueta, luminoso de parada solicitada, déle usted al botón señora y pasen de una vez al fondo que hay sitio. Torrijos impuso la C1, Monteseirín se tragó la C1, Zoido quita ahora la C1, pero a Espadas no le gusta lo que hace el hoy alcalde con la C1. Todos a coger el C1. Próxima estación: Cartuja. La C1 no es otra cosa que la apuesta por el oscurantismo informativo de los señores de Izquierda Unida que, debidamente amparados y avalados por el PSOE, impidieron durante años que la oposición ejerciera su derecho y su obligación de fiscalizar los expedientes municipales. Esos señores de IU, por cierto, son los que menos gastos de personal tienen en el Ayuntamiento, según dicen quienes nos los presentan ahora como hermanas de la Caridad. ¡Pues claro que es verdad que son los que menos gastan! Pero no por virtud espartana, sino porque sólo tienen dos concejales y les corresponde el mínimo (minimorum). A lo que íbamos. Pues ahora sale Espadas (Juan) y se queja de que la C1 no se suprime de la forma en que prometió el PP, sino de otra en la que seguirían existiendo algunas trabas para tener acceso a los expedientes. Es curiosa la conversión del PSOE de Sevilla a la transparencia y al juego limpio. Se han caído del caballo. El portavoz ha debido oír una voz profunda al mismo tiempo que ha sentido una luz cegadora: ¡Juaaaaaaan! ¿Me oyes? Conviértete y cree en la transparencia, que tú eres buena gente. ¡Desmárcate de lo que hicieron tus pérfidos compañeros! Espadas no tiene ni culpa ni responsabilidad directa en la gestación de la C1. Bastante tiene el hombre con manejarse en un PSOE sevillano en caída libre y con la compleja tarea de coordinar a sus concejales. Pero resulta curioso, cuando menos, que sea un socialista quien exija ahora mayor velocidad de navegación para acceder a los expedientes. Bienvenida sea la conversión, pues el mandato es largo como el trayecto del C1.

Espadas se suma al sprint de Rubalcaba

Carlos Navarro Antolín | 8 de julio de 2011 a las 13:46

En tiempos de zozobra, buenas son las caricias de lomo. Y las apuestas. Juan Espadas, el líder de la oposición en el Ayuntamiento sevillano, ha recibido ya la llamada de la ejecutiva federal para integrarse en el equipo electoral del candidato Rubalcaba. Tendrá que trabajar temas sobre energías, educación, sostenibilidad y el surtido variado de turno sobre el cambio de modelo económico. La encomienda le va como anillo al dedo, porque ya sabemos lo que le gusta a Espadas un lío sobre esos temas. Si usted ha visto los debates temáticos de la pasada campaña electoral, impagables aportaciones a la historia de la televisión local, estará de acuerdo en que Espadas se mueve como pez en el agua esas disciplinas. ¡Cómo disfruta! Se lo pasa mejor que algunos de sus compañeros laicos de partido viendo pasos en Semana Santa.

La primera gran cita será la conferencia política de septiembre. Así que Espadas ya tiene tareas para agosto, mes clave donde se forjan muchos proyectos. En agosto hasta se pueden ganar y perder elecciones. Lo de que agosto es un mes inhábil se merece un tararí. Agosto tiene peligro de toro tobillero. Espadas está contento porque ha interpretado la llamada como una muestra firme de respaldo orgánico. Se han acordado de él, lo que en política vale su peso en oro (briz). Y también del vasco Odón Elorza, que colaborará igualmente en el sprint de Rubalcaba. Ea, pues a correr todos en agosto, que es cardiosaludable y algunos tenemos que perder peso. No sé ustedes, pero yo el capítulo de la sostenibilidad es que no me lo pienso perder. Deseandíto estoy de que llegue septiembre…Y pesarme.

Cabreo sordo en el PSOE

Carlos Navarro Antolín | 7 de julio de 2011 a las 8:54

A los socialistas no les ha sentado nada bien el comentario de la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón (PP), sobre el asalto a la sede del distrito: “Ha tenido que ser alguien de la anterior etapa”. El comunicado del PSOE condenando los hechos se queda corto, muy corto, para lo que de verdad se ha mascullado esta mañana en el ‘palomar’. Veremos si en las próximas fechas no se produce una vuelta de tuerca y los socialistas apuestan por una valoración más contundente y agresiva. El equipo de Espadas comienza a dolerse de la que parece una permanente estrategia del PP por explotar las negligencias y los casos más escandalosos de los doce años de gobierno de Monteseirín. Y esta vez no ha gustado nada, pero nada, que la concejal Rincón se haya atrevido a dar semejante pista sobre el supuesto autor del asalto.

Por lo oído esta mañana, cualquiera podría advertir que se enturbia seriamente el clima de buen rollito que ambas partes han querido mantener en este primer mes de mandato. “No decimos que no hayan forzado la puerta, ni negamos que alguien haya podido manipular el sello. Pero nosotros no tenemos nada que ver con el asalto. Si creen que estamos pringados de alguna forma, que se vayan al juzgado. Esto resulta raro y rastrero. Las amenazas veladas no van a ningún lado. Que hablen claro. Aquí lo que hay que es un interés por seguir explotando el desprestigio del Distrito Macarena a cuenta de todo lo que ocurrió en su día, al igual que están trabajando por dejarnos como políticos que nos lo hemos gastado todo y que nos hemos llevado hasta los ordenadores. Lo de la falta de dinero comienza ya a ser sangrante. Si ellos quieren, el gobierno puede hacer modificaciones presupuestarias, pero eso obliga a priorizar y, claro, lo que no se puede es quedar bien con todo el mundo. Eso es imposible. Todo obedece a una estrategia. Según ellos, hemos pasado de un bajo nivel de ejecución presupuestaria a que no hay un euro. ¿Eso cómo se explica en tan poco tiempo? Y ahora lo del Distrito Macarena. Sinceramente te digo que esta vez se han pasado”.

Tras oír a los socialistas, todo apunta a que la oposición estudia endurecer su discurso en los próximos días. Hay quien tiene claro que una cosa es no fomentar la crispación (como proclamó Espadas en su primer discurso en el Salón Colón) y otra muy distinta hacer el primo y tragarse determinadas acusaciones. A la mínima ocasión pedirán públicamente las pruebas en las que la concejal Rincón basa su comentario (“Ha tenido que ser alguien de la anterior etapa”) y no dejarán pasar ni una. Tal vez todo estalle en el Pleno del 29 de julio. O que ni siquiera haya que llegar a mitad de mes.

La guerra de los sueldos y despachos

Carlos Navarro Antolín | 20 de junio de 2011 a las 9:15

La comisión a tres bandas que negocia estos días la nueva estructura de la corporación municipal concede dos coches oficiales para los 11 concejales del PSOE y uno para los dos concejales de IU

El nuevo Ayuntamiento se organiza por dentro. La comisión formada por representantes de los tres partidos políticos con representación en la Plaza Nueva ya ha tomado una serie de acuerdos sustanciales para la vida cotidiana durante el próximo cuatrienio. Como era de esperar, los grupos del PSOE e IU tendrán que habitar en el conocido como palomar, la planta alta de la Casa Consistorial, un lugar con bellas vistas a la Avenida de la Constitución, pero de incómodo acceso, una circunstancia siempre compleja a la hora de atender y recibir a los vecinos y representantes ciudadanos, una labor fundamental cuando se ejerce la oposición. El PP considera que los 13 concejales que suman ambas formaciones políticas (11 el PSOE y 2 IU) pueden convivir perfectamente en este espacio, pues allí han trabajado en el último mandato los 15 ediles peperos con sus correspondientes asesores. Está claro también que la oposición, una vez más, no tendrá ningún espacio asignado para reuniones en la planta baja. El PP niega ahora al PSOE lo que éste le negó en 2007. Ni más, ni menos. En la política, cuando se tiene verdadero interés, hay muy buena memoria. Fina memoria.

La cuestión es que el portavoz de IU-CA, Antonio Rodrigo Torrijos, ya ha mandado a sus colaboradores a ocupar el palomar. Aseguran que se ha tomado la licencia de usar mucho más espacio del que le correspondería. La estrategia practicada no ha sido otra que la de ganarle terreno al mar, ocupar los nichos vacíos, clavar el primero la sombrilla en la playa o como se le quiera llamar. Torrijos ha demostrado su veteranía, anticipándose al resultado de una negociación que nunca le hubiera signado tanto espacio. En la práctica ha ocurrido lo que cuenta un testigo de los hechos: “Si hay 200 metros cuadrados, los de IU ya están usando 70 metros cuadrados por su cuenta. Ahora a ver quién es el que pone orden aquí arriba”. Cuentan que Juan Bueno, portavoz del PP y miembro de la comisión a tres bandas, ha instado a los socialistas a tomar su espacio y a “dejar de hacerle caso a Torrijos de una vez”. Lo que sí está claro es que los albañiles tendrán que entrar en la escena. Hace falta edificar un tabique para separar las dependencias de ambos grupos políticos por mucho que la lealtad haya presidido las relaciones de ambos partidos en el gobierno de progreso. Aseguran que será la primera vez que Juan Espadas (PSOE) se desmarcará por fin de IU de forma nítida, algo que algunos de su partido suplicaban con anterioridad a las elecciones.

El otro asunto es el dinero, la masa salarial que manejará cada grupo político y que resulta clave para realizar las contrataciones del personal de confianza. De la partida asignada dependen el número y los salarios de los asesores, poder librar de la cola del paro a más o a menos compañeros, asegurarse un buen equipo para preparar las estrategias políticas, tener relaciones solventes con los medios de comunicación y vender la gestión de cada día. A IU le corresponderían 80.000 euros en un principio, pero Torrijos ha llegado a exigir 120.000 euros. Todo indica que, al final, se tendrá que conformar con 100.000 euros en el mejor de los casos. “Todo estaba pendiente de una conversación de Diego Valderas con Javier Arenas”. Antonio Rodrigo Torrijos cobrará como un concejal de gobierno (en torno a 50.000 euros anuales) y Josefa Medrano como una edil de la oposición (1.800 euros netos al mes).

El grupo socialista dispondrá de cerca de 500.000 euros de masa salarial de acuerdo con sus once concejales. El portavoz, Juan Espadas, cobrará su sueldo como senador. No le costará un euro a las arcas municipales, como tampoco le costó Zoido en sus años de líder de la oposición al cobrar como diputado autonómico. Los portavoces adjuntos del PSOE, Antonio Muñoz y Antonio Moriña, podrán finalmente cobrar como ediles del gobierno, lo que supone una novedad. Y se da por hecho que entre dos y tres concejales de este grupo no tendrán dedicación exclusiva con el Ayuntamiento, por lo que cobrarían un suelo municipal reducido o de cero euros, según el grado de vinculación.

Cuando el PP ha estado en la oposición, todos sus concejales han cobrado lo mismo independientemente de si eran portavoces o concejales rasos. Bien es verdad que cada grupo político tiene libertad para organizar su masa salarial. Zoido fue partidario de asignar el mismo sueldo de 1.800 euros al mes a todos los concejales de su grupo.

La presidencia del Pleno cambia de ubicación. Ocupará las dependencias que hasta ahora ha tenido el grupo de Izquierda Unida, ubicadas en el sector de la planta baja, junto al Arquillo. El despacho y las oficinas del equipo de la presidenta del Pleno saliente, Rosamar Prieto-Castro (PSOE), serán para Gregorio Serrano, que dirige las áreas de Economía y Empleo, Turismo y Fiestas Mayores. Y las oficinas del grupo popular se instalarán donde han estado hasta ahora las del grupo socialista, en el sector de la planta baja más próximo al Laredo.

El nuevo gobierno del PP está dispuesto a aplicar políticas de austeridad en el uso de los coches oficiales. Al grupo socialista se le han asignado dos vehículos para sus once concejales. Y al grupo de IU un único automóvil oficial para sus dos concejales. Torrijos, gran defensor del uso de la bicicleta, siempre ha defendido que el uso del coche oficial le permitía cumplir con su agenda de gobierno. El PP tuvo en sus años en la oposición tres coches oficiales, uno por cada cinco concejales. Está por ver cuál será el criterio de un gobierno del que ya ha trascendido que tendrá diez concejales con la categoría de tenientes de alcalde. Algunos conductores ya han recibido la indicación oportuna para que regresen a sus puestos bases.

Otra reunión tensa en el PSOE

Carlos Navarro Antolín | 6 de abril de 2011 a las 17:42

moriña

Alberto Moriña / Foto: Jaime Martínez

Tras la reunión del lunes con los secretarios generales de las agrupaciones, le tocó el turno de dar la cara ante el aparato del partido a los concejales del grupo municipal socialista. La sesión comenzó sobre las diez de la mañana en la sede de Luis Montoto y se prolongó hasta casi la hora del Ángelus. Tensión y más tensión. Asistieron el secretario general, José Antonio Viera, el candidato Juan Espadas y todos los concejales a excepción del alcalde, quien nunca ha participado en este tipo de reuniones. Se supone que a Monteseirín se le informa personal y directamente. En el orden día, según se hizo constar en la convocatoria, figuraba el siguiente asunto: Situación política a efectos de la campaña municipal de Sevilla. Hubo una ronda de intervenciones previas para que cada concejal explicara la miel y la hiel de su delegación de cara a lo que queda de campaña. Se notó desde muy pronto el cabreo de algunos de los que no van en la lista electoral, sobre todo de Francisco Fernández, concejal de Movilidad, quien en un momento concreto hizo alusión a que dicha reunión no era el lugar adecuado para hablar de ciertos asuntos. El portavoz Alberto Moriña lo dejó sentado desde el momento en que dejó claro que “precisamente” se trataba del foro adecuado para abordar los asuntos municipales que tienen incidencia directa con la campaña socialista, tal como opinaban y opinan varios concejales. Primera fricción.

Varios concejales se quejaron de que el viceinterventor del Ayuntamiento pone demasiadas trabas a determinados expedientes sobre asuntos que podrían interesar al PSOE de cara a las elecciones. Incluso se apuntó a que este funcionario municipal realizaría pronunciamientos o instrucciones “de naturaleza política” más que jurídica. También se advirtió a la dirección del partido que habrá que convocar un pleno extraordinario para aprobar nuevas transferencias para tapar el agujero económico de Giralda TV. “Eso será espinoso y traerá cola”. Segunda fricción.

Dicen que a Moriña se le vio desbordado de trabajo. Que Fernández debería disimular su cabreo por quedar excluido de la lista. Y que los concejales recibieron la orden de “ponerse las pilas”. Nuevamente se habló y mucho de la necesidad de estar más coordinados. ¿Pero a qué se dedica entonces Lucrecio Fernández en los despachos de Presidencia?  Tercera fricción.

Etiquetas:

De Bellavista antes que socialista

Carlos Navarro Antolín | 9 de marzo de 2011 a las 6:14

Juan EspadasEl runrún posterior a la lista electoral de Juan Espadas no ha cesado en las once agrupaciones socialistas. Ha ido a más en muchos casos. En Bellavista ha aparecido la primera grieta. Quien lo diría. Con lo que supone Bellavista para el partido del puño y la rosa… Es como si al PP le fallaran en las urnas las clientas de la extinta Nova Roma, aquella confitería del salón de té al fondo. Lo peor de todo es que quienes conocen al secretario general de la agrupación de Bellavista aseguran que la confección de la lista puede ser hasta lo de menos. La causa estaría en la ausencia de un compromiso en firme del candidato Espadas y del secretario general del partido en Sevilla, José Antonio Viera, para construir un campo de fútbol en el distrito. Hay que ser socialistas antes que marxistas, dijo Felipe. Hay que ser de Bellavista antes que socialista, parece defender Medinilla. De ser verdaderamente el único motivo, ya podrían aprender muchos barandas de todos los partidos, que anteponen los intereses de las siglas a los de la ciudad. Pero las verdaderas causas de las broncas nunca están explicadas en las páginas de Alicia en el país de las maravillas. Dicen que estos revuelos, insólitos amagos de dimisiones en bloque y reiteradas amenazas de brazos caídos le vienen bien, pero que muy bien, a quien ya se fabrica un burladero en la calle San Vicente para protegerse de la posible perdida de la Alcaldía tras doce años de gobierno. Pongan palmas rocieras de fondo: ¡Ya está aquí triana, ya está aquí Triana..!

El baile del dos

Carlos Navarro Antolín | 3 de marzo de 2011 a las 20:14

psoe

Ella era la número dos, la verdaderamente deseada en la planta más alta del partido, que no quiere decir que sea aquella en la que se toman las decisiones a última hora. El poder real no suele coincidir con el organigrama oficial.   Sí, era la número dos. Lo fue hasta las once de la mañana de aquel viernes en que se difundió la lista completa y definitiva del PSOE para las próximas municipales. Ese viernes (viernes de dolores para las agrupaciones que perdimos en favor de los independientes) se cayó de los carteles porque quien cuece los guisos en este PSOE de avecrem sabe que ella es indomable y que a las alturas de la película de su vida no está dispuesta a tener que dar el parte de lo que ocurre en el Ayuntamiento cada cinco minutos. Alguien ejecutó un derribo decidido por la que dicen que manda  como los antiguos capitanes generales. ¿Pero usted no sabe  todavía quién mueve la cuchara del perol desde Triana a San Vicente, de San Jerónimo a Luis Montoto?

Ella era la número dos, aunque ella misma se lo haya callado. Y lo era porque en las encuestas internas daba sobresaliente en la asignatura de la notoriedad, pese a formar parte de un gobierno en caída libre, y porque daba, además, la mejor imagen de entre unos concejales lastrados por diversos asuntos, cuando no por la mera desidia. Durante varios días fue la número dos. Muchos lo saben. Incluso algunos de los nuevos sabían que ella iba de número dos. Pero como no tenía ni tiene un perfil gris, que es el que permite  el triunfo en una política controlada por los mediocres, a alguien le dio miedo dejarla continuar en los despachos de la Plaza Nueva.

Hay que reconocer que el número dos ha bailado bastante. Y tanto que ha bailado. Un ex alto mandatario del partido, de los que son historia viva de la autonomía andaluza, echó un cable no hace mucho tiempo para buscar un número dos que finalmente no aceptó la oferta. Ni de dos, ni de tres, ni de nada. Pregúntenle al camarero de cierto hotel de cinco estrellas. Y quienes creían en un número dos al estilo antiguo, combativo, de mordisco en el hueso cada mañana, generando titulares y marcando el ritmo político, tiempo hace que desistieron de empujar en favor de la figura de una ex consejera, vetada desde el primer minuto en las cocinas de este PSOE de menú y servilleta de papel.

Frustrada la incorporación de un galáctico y abortado el fichaje de la verdaderamente deseada por las alturas, tuvieron que poner deprisa y corriendo de dos a quien nunca iba a ir de dos. Así es la historia. (Continuará).

Una lista sin poder orgánico

Carlos Navarro Antolín | 18 de febrero de 2011 a las 15:10

susana_diaz1

Una apuesta arriesgada si se conoce medianamente cómo funciona un partido como el PSOE. El susanismo deja fuera de la lista municipal a los secretarios generales de las agrupaciones de la capital. No, no se trata de un error de imprenta. Está más que confrimado. El único que ha conservado mínimas esperanzas de entrar en la candidatura hasta ultimísima hora ha sido Alfonso Mir, presidente de Mercasevilla. ¿Les suena a algo esta empresa? La renovación pasa por un auténtico desguace de todos los conceptos seguidos en los últimos años y por la incorporación de independientes que no están implicados en el día a día de las agrupaciones y que serán mirados con recelo por las bases activas de agrupaciones como Bellavista, Pino Montano, Cerro-Amate o San Jerónimo, por citar cuatro bastiones tradicionales del puño y la rosa.

El esfuerzo para movilizar a esas bases, siempre vitales en el PSOE, tendrá que ser realmente extraordinario a partir de ahora, porque ya se habla de brazos caídos por algunos lares. Y los tiempos en que la cabra arrasaba en cada cita electoral de Sevilla ya han pasado. Cuando tener tensionadas a las agrupaciones parecía más necesario que nunca, el PSOE opta por una externalización en los principales puestos.

Basta una mirada al pasado para comprobar que las únicas elecciones en las que Monteseirín encabezó la lista más votada fue en 2003, cuando en su lista concurrieron más fontaneros del partido que nunca.