Archivos para el tag ‘Rafael Laza’

La fe en los consultores

Carlos Navarro Antolín | 29 de octubre de 2017 a las 5:00

dialoga_internet

INTELIGENCIA socialista al servicio de un líder del PP de Sevilla, concretamente de tres socialistas. Se trata de tres amigos íntimos de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el político que ejerció de delfín de Monteseirín en el Ayuntamiento durante muchos años, miembro destacado de la actual ejecutiva federal y mano derecha de Pedro Sánchez en Andalucía. Los tres vivieron los años de vino y rosas de Monteseirín como alcalde, sufrieron también las polémicas que azotaron su gobierno y tras la debacle de 2011 con Juan Espadas como candidato se vieron con suficiente experiencia como para fundar su propia empresa de consultoría electoral. Tienen ya un prestigio considerable en el sector, gozan de eco mediático, conocen el quién es quién de la ciudad sobradamente y están libres de prejuicios. Tan libres que atienden con toda profesionalidad y diligencia a muchos políticos del PP. Entre ellos, al actual Grupo Popular que lidera Beltrán Pérez, al que conocen desde sus inicios políticos. Se trata de David Hijón, Rafael Pineda y Antonio Hernández, los conocidos en algún momento como los Celis’ boys por su estrecha relación con el político del Polígono de San Pablo. La empresa consultora Dialoga –que así se llama– ha elaborado un dossier sobre los servicios que pueden prestar a la causa del aspirante a candidato del PPa la Alcaldía de Sevilla. El PP ya tiene un gurú en el Ayuntamiento, el vasco Rafael Laza, jefe de gabinete de Javier Maroto, vicesecretario general del partido con despacho en la sede de Génova. Este Panoramix de Vitoria está aconsejando a Beltrán Pérez en su arranque como líder de la oposición municipal, pero no son descartables nuevas aportaciones como las de Dialoga, aunque todavía no se han concretado. La labor inicial de Laza no es incompatible ni mucho menos con algunas de las propuestas que se esbozan en el estudio inicial elaborado por el trío de consultores socialistas.

Dialoga tiene experiencia sobrada en geomarketing y ha hecho ya diversos trabajos de solvencia contrastada en procesos electorales de naciones de Iberoamérica. Se presentan como la consultora líder en el mundo de habla hispana en la aplicación de nuevas tecnologías a las campañas electorales con experiencias de éxito en España, Chile, Argentina, Uruguay, República Dominicana y México. Algunos de sus clientes reconocidos son el Partido Revolucionario Dominicano, el Partido de Acción Nacional de México, la Unión Cívica Radical (Argentina), el Partido de la Democracia Cristiana (Chile), Creo 21 (Ecuador) y Frente Amplio de Uruguay.

Hijón fue director del Grupo Socialista en el Ayuntamiento, Pineda fue concejal y ex gerente de Lipasam y Hernández fue director de comunicación del Ayuntamiento. Por eso los tres se presentan con un “extenso bagaje en la administración pública, así como en la dirección y organización de campañas políticas, ya fueran institucionales o electorales”, aunque en ningún momento aparecen las siglas del partido ni el puño ni la rosa. La presentación es estrictamente profesional.

En el caso del Grupo Popular, el dossier elaborado para Beltrán Pérez parte de la base de que el trabajo en la oposición es de una “extraordinaria dificultad”, más aún cuando este rol se comparte con otras fuerzas políticas como Ciudadanos y Participa Sevilla. Y, sobre todo, “cuando se carece de los recursos económicos y humanos que sí se disponen en el gobierno”. La labor de oposición municipal es “las más intensa y agotadora de las caras de la política y es por tanto la que requiere un mayor compromiso y esfuerzo”. Y sentencia el dossier: “Este compromiso y la idoneidad de las personas que van a acompañar al portavoz en esta travesía y una estrategia clara y definida son el único camino para afrontar con garantías de éxito las próximas municipales”.

La denominada oferta de servicios y asesoramiento y consultoría realizada para el Grupo Popular consta de varias fases. En la primera, de diagnóstico y planificación, se analiza “la situación en la que se encuentra el portavoz y el grupo municipal en el actual contexto político. En esta fase –afirman– diferenciamos entre dos ámbitos distintos y complementarios, el perfil del portavoz y probable candidato y el perfil tanto del equipo de concejales como del grupo municipal”. En esta fase inicial se plantea un análisis DAFO del portavoz y de su equipo, un análisis del posicionamiento del portavoz y de los diferentes “líderes locales” y una determinación de objetivos. Es aquí donde se propone la realización de una “encuesta madre” que sea la referencia a lo largo del mandato y hasta las elecciones de 2019. La mejor de las opciones sería la de poder realizar 3.300 entrevistas “que nos permitieran tener un estudio por distrito con un bajo nivel de error y estructurar toda la estrategia” en las once zonas de la ciudad. La segunda opción sería la de una encuesta de 2.500 entrevistas en las que se agruparían los once distritos en seis zonas para ahorrar costes. Yla última opción sería la de una encuesta con 1.800 entrevistas “que podríamos ponderar por distritos y zonas, pero con márgenes de error alto”. Y, según se aproximen las elecciones, serían “aconsejables” unos sondeos de seguimiento con un número mucho menor de entrevistas, en torno a 600 u 800.

El dossier entregado al Grupo Popular contempla técnicas de geomarketing electoral (mapas de análisis electoral en función de resultados recientes, estudios sociológicos solventes del CIS y encuestas preexistentes), un mapeo social de la ciudad de Sevilla (entrevistas en profundidad mediante técnica estructurada para obtener información cualitativa precisa, identificación de actores sociales, su influencia e intereses, sondear opiniones cualitativas y evaluación de las capacidades de los afiliados del partido), medidas de targeting territorial y de perfiles electorales, storytellin (relato de trabajo del grupo municipal, así como de la precampaña y campaña), servicio de análisis y estrategia en las redes sociales, etcétera. Las redes, por cierto, están especialmente valoradas por la consultora Dialoga: “Tan importante es conocer cómo estamos nosotros, como saber cómo están los otros”.

La fase segunda se destina al seguimiento y ejecución de la planificación: argumentarios, entrenamiento del portavoz y su equipo, líneas de actuación, análisis de escenarios, habilidades comunicativas, gestión de crisis, gestión de equipos, etcétera.
La fase tercera se dedica a la preparación y desarrollo de la campaña electoral: “Comenzado 2019 es la hora de recoger los frutos del trabajo de los meses previos y poner en marcha la maquinaria electoral. Si bien es cierto que el partido popular tiene una formidable experiencia a la hora de hacer campañas electorales, no lo es más que las elecciones municipales deben ser abordadas en 2019 desde la particularidad de una fuerza política que ha vivido una profunda catarsis y que ha transitado de los mejores resultados de la historia de Sevilla a casi dos años de inactividad política en la ciudad”. En esta fase se contempla el “entrenamiento del candidato” en los formatos propios de la contienda electoral (mítines, debates, etcétera), la elaboración del programa, la movilización de personas, la tercera tanda de mapas en función de los resultados de las encuestas y –he aquí la gran aportación de Dialoga– la aplicación de software para el control on line de la jornada electoral y el on time de la misma jornada, lo que permite realizar un control de la movilización de los votantes en la formación. Todos estos servicios de consultoría están valorados económicamente en función de si se elige una encuesta de 1.800, 2.500 o 3.300 entrevistas.

El dossier refiere la experiencia de Obama cuando venció a Romney. Es fundamental en la estrategia que plantea Dialoga volcar toda la aplicación que se procesa en los estudios previos en la aplicación digital creada al efecto, lo que ofrece la posibilidad de reaccionar con rapidez el día de las elecciones. “Toda planificación estratégica, por tanto, requiere inicialmente de una gran labor de inteligencia, de conocimiento del entorno, de los competidores, de los clientes”. El geomarketing político permite sintetizar toda la información, detectar los grupos de futuros votantes decisivos, cómo piensan, cómo son, cuáles son los barrios adversos, etcétera. Y así se planifican con precisión las acciones de campaña. Toda esa información se “procesa y modela”, se cargan los datos en una aplicación y se usan. “En un contexto de campaña permanente, el geomarketing político es decisivo a la hora de posicionar al partido o al candidato. Gracias al geomarketing político se pueden llevar a cabo acciones de microtargeting que permitan aumentar la base social que, a la postre, se convertirá en la base electoral del candidato”. La consultora basa la exclusividad de su trabajo en el denominado Mapa de voto disputable. Y hace una definición: “El voto disputable es el resultado de la aplicación de una fórmula polinómica que determina la capacidad de crecimiento de una fuerza política en un territorio a partir de un suelo electoral”. Dialoga propone un proceso de trabajo minucioso mesa por mesa electoral para saber quién vota y quién no. Para eso es fundamental, una vez entregados los censos, proceder a su digitalización para saber quién vota en cada distrito, en cada uno de los procesos electorales y quién es un “abstencionista contumaz”. De esta manera, el partido político puede reconocer quién es su “votante duro” y quién es su “votante débil”. “Nuestra experiencia nos dice que ningún partido político d este país aprovecha este volumen de trabajo y de información”. Con el software de Dialoga se logra conocer la conducta de os votantes, movilizar a los militantes y electores conocidos, prever resultados según tendencias, analizar el comportamiento de los electores, comparar comicios entre sí y generar un histórico electoral. Los interventores de las mesas electorales deben tener una aplicación descargada en el móvil: “La app permite la comunicación de los interventores con los responsables asignados por el partido y dispone de un sistema de mensajería instantánea para dar instrucciones, animar a los interventores, facilitarles información útil durante la jornada electoral, etcétera”.

El gurú del palomar

Carlos Navarro Antolín | 8 de octubre de 2017 a las 5:00

gurú_web

EL voto está decidido antes de las campañas electorales. La gran mayoría del electorado no decide su opción durante esos quince cansinos días. Por eso conviene vivir en una campaña permanente, no confiar nada al período legal de petición de voto. Se trata de una de las principales tesis del nuevo gurú del palomar, como son conocidas las dependencias de la planta alta del Ayuntamiento donde tienen sus despachos los doce ediles del PP. El líder municipal Beltrán Pérez, que se alzó con la portavocía del grupo mayoritario del Ayuntamiento tras conquistar el poder orgánico con Virginia Pérez como cabeza de cartel, ya tiene su propio Panoramix. Beltrán Pérez rehusa en todo momento presentarse como candidato a la Alcaldía en 2019, pero no hay que ser ningún fino analista para –primero– apreciar sus movimientos como tal y –segundo– evaluar que lo tiene casi a todo a favor para serlo, salvo que se produzca un volantazo dado desde Madrid para colocar a otro candidato que ofrezca mejores garantías en las encuestas. En cualquier caso, los sondeos internos deben estar ahora mismo paralizados, pues toda la actualidad está condicionada por el desafío separatista catalán. Los partidos saben que de poco sirve ahora mismo preguntar al electorado en clave local. Cualquier opinión está fuertemente influida por los hechos que copan los informativos y tertulias.

El nuevo asesor estrella del Grupo Popular en el Ayuntamiento se llama Rafael Laza y es de Álava. Un vasco debe ser el autor de la poción mágica que debe llevar al correoso concejal Pérez a la cúspide de la candidatura a la Alcaldía, un consultor con pedigrí en el PP y con despacho en la sede nacional de la calle Génova, ya que ejerce de jefe de gabinete de Javier Maroto, el ex alcalde Vitoria (ciudad preciosa donde las haya, pero llévense el abrigo). Maroto es vicesecretario general de Acción Sectorial del PP, con muy buena relación con Javier Arenas, padrino político de Beltrán Pérez. Maroto y Arenas salen todos los lunes en los maitines junto a Rajoy y Cospedal. Laza es quien ha estado siempre junto al conocido dirigente vasco, incluso en la brillante etapa de Maroto como alcalde de Álava.

Laza se presenta como consultor español especializado en planificación estratégica, “campaña permanente y diseño de campañas municipales”. En 2012 fue distinguido con el premio Victory Adwards al consultor político revelación en España e Iberoamérica. Ha sido coordinador del comité de consultores y asesores de la Asociación de Comunicación Política de España. Y, por supuesto, ha desempeñado varios cargos en el PP siempre vinculados al dirigente vasco. Laza es de los que defienden planes de lanzamiento de políticos basados en la Estrategia 4×4, para obtener “un liderazgo de 360 grados”.

El vasco Lazo está contratado por pocos meses. Ya ha visitado el Ayuntamiento de Sevilla para conocer in situ los terrenos por donde se mueve el líder del PP municipal. Cuenta con poco menos de 4.700 seguidores en la red social Twitter, en la que su mensaje más destacado en clave de comunicación política dice así: “Olvida tu nariz. Para conocer al electorado utiliza métodos científicos: encuestas, focus groups, entrevistas, observación…”

Laza concede mucha importancia a los cien primeros días de gestión del político: “La primera impresión es la que cuenta. ¿Cómo nos perciben?”. El siguiente hito lo fija en la mitad del mandato: “Ya nos conocen. ¿Con qué imagen? ¡Ojo! Hay que construir el voto mayoritario y las estrategias a llevar a cabo”. El tercero es la precampaña: “¿Cuándo arranca? ¿Qué comunicamos? ¿Con qué estrategias?”. Y el último, obviamente, es la campaña electoral, en la que insta a analizar “el cuándo, cómo, dónde, por qué y para qué” de los objetivos.

Laza hace ya las funciones de asesor externo. Incluso se le atribuye algún logro en las guerras que los partidos emprenden en las redes sociales para erosionar a sus rivales. Estará ejerciendo al menos hasta Navidad. La estrategia más intensa sólo empezará cuando se confirme que Beltrán Pérez es el candidato. Ese papel provocará necesariamente otras decisiones, siempre en el contexto de un partido que aún sufre la fractura interna en la que ha vivido un año, pero que, eso sí, ha demostrado disciplina de voto en el último congreso de distritos, pues Virginia Pérez controla el cien por cien.

Beltrán Pérez no es el primer político del PP andaluz que contrata a un gurú. Juan Manuel Moreno Bonilla se hizo en sus inicios en la sede regional del partido con los servicios del politólogo catalán Antonio Gutiérrez-Rubí, el mismo que diseñó la imagen del socialista Alfredo Pérez Rubalcaba y que está considerado uno de los mejores expertos de la comunicación en España. Gutiérrez-Rubí es precisamente ahora una de las voces más críticas con la gestión del gobierno de Rajoy en la crisis catalana. Entre sus perlas de los últimos días destacan dos: “Rajoy pretende secuestrar la propia idea de España” y “El gran patrocinador del independentismo en Cataluña se llama Mariano Rajoy”. Los meses de colaboración del gurú catalán con Juan Manuel Moreno, por fortuna para el malagueño, no fueron muchos.