Archivos para el tag ‘Rosamar’

Los 135 de Rosamar

Carlos Navarro Antolín | 15 de junio de 2012 a las 11:46

Dicen los que cultivan el arte del anfitrión que para que un acto salga redondo hay que dejar a gente fuera de la convocatoria. Por una cuestión elemental de aforo y por una aplicación de esa estrategia nunca escrita que apuesta por alimentar la expectación y asumir el riesgo de generar cierta dosis de frustración para garantizar el éxito por la vía del morbo. Si entran todos los que pueden y quieren entrar se produce una devaluación. Sólo cuando hay marginados que rumian su ausencia y despotrican del convocante está garantizado el objetivo. El éxito en Sevilla es que desde una semana antes del acto haya decenas de consultas sobre quién organiza, dónde se reparten las entradas y por qué no me han llamado todavía con la amistad que yo tengo con el homenajeado. Ayer hubo uno de esos actos en el calendario de homenajes íntimos. Un grupo de amigos (y hasta algún enemigo y enemiga, que eso siempre es bueno para que la fiesta sea completa) rindió homenaje por su jubilación a la funcionaria Rosamar Prieto-Castro, que aprobó sus oposiciones como tal hace ya bastantes años. No estuvieron todos los que debían estar del PSOE, su partido del alma, pero sí muchos de los que se esperaba que estuvieran. No hubo nadie del gobierno local del PP, pese a que ella ha sido una concejal muy conocida y ha recibido siempre elogios (¿envenenados?) de la derecha. Llegó al humo de las velas hasta Manuel Chaves. Sobraron algunas intervenciones por plúmbeas. Y, por supuesto, nos pudimos y debimos ahorrar la lectura pública de algunas cartas de señores (y señoras) muy ocupados que no pudieron estar por razones importantísimas (se ahorraron los 40 euros).

El grupo socialista estuvo muy bien representado por Antonio Muñoz (que no leyó completa la carta del portavoz Juan Espadas. Cómo sería la carta…), Mercedes de Pablo y Juan Carlos Cabrera. Hubo empresarios, artistas, diseñadores, profesores universitarios, funcionarios, antiguos colaboradores directos, la cúpula completa del Consejo de Cofradías y un largo etcétera. En total, 135 asistentes. El 98% eran amigos. El 2% fue la cuota exacta y precisa que convirtió la cita en un éxito, sumado a quienes hoy la telefonean para justificar su ausencia.

Ya pudo el gobierno actual del PP haber enviado al menos al concejal número 20, como hace el Rey cuando envía a la Infanta Pilar a esas inauguraciones a las que no quieren acudir las hijas. Por cierto, el ex alcalde Monteseirín se encontró después por las inmediaciones del restaurante con la homenajeada y un nutrido grupo de amigos que alargaban la fiesta. “¿De dónde venís?” “Es que me han dado un homenaje, Alfredo”.