La caja negra » Sevilla

Archivos para el tag ‘Sevilla’

El páramo de la Plaza Nueva

Carlos Navarro Antolín | 12 de mayo de 2011 a las 9:12

Ay, qué triste está la mañana en la Plaza Nueva sin los concejales en El Portón. El Ayuntamiento es un páramo, un lienzo titulado Legión de brazos caídos, una tropa callada, rumiante y a la espera. Estos días tienen mucho de paz de los cementerios. Faltarían los cipreses y el canto del ruiseñor. Si la expresión del Estado es el vacío, ¿cuál será la del desgobierno? Pues tal vez la de un tal Fran Fernández enredando todo lo que se puede enredar para aliviar su cabreo. O quizás las telarañas de las arcas de la Televisión Local bailando una canción de Georgie Dann. O el enésimo teletipo de una concejal imputada a la que parece que alguien se la ha jugado. O las maquiavélicas intenciones de algunos compañeros (y compañeras) que están deseando que la derecha acceda al poder para clavarle la daga al compañero. O el que no para de meter papeles en la trituradora. Sí, la expresión del desgobierno bien puede ser esta Plaza Nueva en manos de los ordenanzas en los días de una campaña electoral donde poco ha tardado en aparecer la estrategia del miedo a los viejecitos puesta en marcha por un PSOE que no se reconoce a sí mismo: “¡Zoido os quitará los talleres!” Un dóberman en versión local, famélico y de ladrido ronco.

Los concejales han abandonado los despachos. Dicen que están movilizando al electorado. A algunos les entran los nervios a última hora, como a los malos alumnos. Se acerca para colmo el denominado Día de la Ciudad, cuya conmemoración ahora a nadie le importa. El 30 de mayo tiene este año mucho de la celebración copera del Madrid. Póngame un descafeinado sin azúcar.

Nadie pregunta por el momento qué hay de lo mío porque te pueden responder “espera primero a que se aclare lo mío”. Al páramo sólo lo agita el seísmo con epicentro en Lorca. Gimnasiva pasiva, le llaman.

La candidata Pilar

Carlos Navarro Antolín | 11 de mayo de 2011 a las 7:03

Pilar no quiere ni oír hablar de la llave. Qué malos recuerdos. Tanto se hablaba de que el PA tenía la llave de la ciudad que la situación acabó pasándole factura. Qué buena candidata si tuviera un buen partido. Ha recogido los rescoldos de una formación que se comenzó a acabar el día que Alejandro le entregó en Castelar las llaves de la ciudad (ay, las llaves, siempre las llaves) a Manuel Chaves a cambio del Metro, para lo cual se comprometió sobre la marcha al consejero Francisco Vallejo, al que un presidente andaluz arremangado telefoneó desde allí mismo. El poder por el poder, cueste lo que cueste. Y le costó. Al PA se le vio el plumero. Desde entonces, todo han sido males: una sucesión de resfriados, una gripe, una neumonía, un cáncer… Y la muerte en las elecciones de 2007, donde se desangraron por todos los barrios, especialmente por tres distritos poblados: Bellavista, Cerro-Amate y Este-Alcosa-Torreblanca. Por donde más duele. En total, 27.966 votos menos.

A aquella teoría de la llave se sumó la muy hábil del urbanismo bajo sospecha, que ahora el PSOE quiere recuperar a última hora dándole al tam-tam con la agenda oculta de Zoido. Todo un balón colgado al área a ver si cuela.

Pilar es una buena candidata. Ya la quisieran muchas formaciones. Da buena imagen. Habla bien. Aprovecha los escasos minutos de notoriedad, como hizo en la noche del lunes en el informativo del 24 horas de TVE, se escurre cuando le preguntan por los pactos, sabedora del daño que le hizo a su partido cambiar de pareja de baile con tal de seguir pisando la moqueta de la caracola uno de Urbanismo y, lo más importante, tiene capacidad de aguante. A veces no es que encaje con deportividad las críticas, que es su obligación, sino que tiene que soportar los zarpazos de la crueldad. Y eso es muy distinto.

Del CIS a los coches locos

Carlos Navarro Antolín | 6 de mayo de 2011 a las 12:22

MÁS de la mitad de los encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) entre el 17 de marzo y el 17 de abril de este año admiten que en las elecciones municipales de 2007 y en las generales de 2008 votaron al PSOE, un 53,1% y un 54,1%, respectivamente. Pese a este reconocimiento de voto, el estudio vaticina que el PP subirá entre uno y dos concejales en los próximos comicios. El CIS asegura para los chicos de Zoido el acta número 16 y deja como posible, ojo porque sólo se ofrece como una posibilidad, el concejal de oro que otorga la mayoría absoluta, el número 17. La encuesta del CIS, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia, es la primera que da opciones al socialista Juan Espadas para ser alcalde, siempre con el imprescindible apoyo de la IU de Antonio Rodrigo Torrijos. Todos los sondeos han dado por segura hasta ahora la primera mayoría absoluta del centro derecha en Sevilla. Pero esta encuesta tan sólo garantiza al PP una victoria en número de votos, un resultado que dejaría a Zoido nuevamente orillado del poder municipal.

El tamaño de la muestra ha sido de mil entrevistas, una cantidad nada despreciable. Al igual que fueron mil en 2007, en las vísperas de las elecciones en las que Zoido debutó como candidato frente al alcalde Monteseirín (PSOE), Antonio Rodrigo Torrijos (IU) y Agustín Villar (PA). En aquel estudio, realizado entre el 9 y el 29 de abril, el CIS únicamente clavó el resultado de los socialistas: 15 concejales. Concedió entre 12 y 13 al PP, nada menos que 3 al PA y entre 2 y 3 a IU. La película terminó con el resultado ya sabido. El PP se fue hasta los 15 con un candidato fogeado tan sólo durante nueve meses. IU logró 3. Y los andalucistas desaparecieron de los despachos de la Plaza Nueva, comenzando una nueva travesía del desierto sin que, por el momento, intuyan el más mínimo oasis. Todo un pinchazo del CIS (no confundir con los pinchazos del CESID, que eso fue otra historia bien distinta). Resulta que, para colmo, el PA ni siquiera aparece en la encuesta del CIS de este 2011. No se pregunta por su candidata cuando sí se incluyen cuestiones sobre la de UPyD. Toda una descortesía. El PA parece el perro flaco de estas elecciones al que ya se sabe que le ocurre con las pulgas. Parece que los técnicos del CIS hubieran castigado a los andalucistas con esa arma que gusta tanto a la Sevilla taurina: el silencio.

La encuesta del CIS supone un impulso para el equipo de Espadas. Un ad calorem. Así ha sido recibida por sus asesores. El partido está abierto. La Alcaldía es posible. Son precisamente dos de los mensajes que más necesita el electorado socialista local. Quién ha visto y quién ve a este PSOE que en Sevilla, nada menos que en Sevilla, se ve obligado a depositar sus esperanzas en que el rival no llegue más que en llegar por sí mismo.

Que el CIS concluya a dos semanas de las elecciones que la mayoría absoluta del PP es posible después de entrevistar a mil ciudadanos (500 de ellos votantes socialistas hasta hace un cuarto de hora) es como para ponerse a pensar. O irse a los coches locos de la Calle del Infierno.

La Feria que beneficia a Zoido

Carlos Navarro Antolín | 5 de mayo de 2011 a las 13:17

Las tres primeras jornadas de esta campaña electoral están eclipsadas por la Feria, una circunstancia hasta ahora desconocida en períodos electorales en esta ciudad. Hay quien defiende que esta campaña nace anulada de origen, que nada de lo que se haga en el arranque tendrá un verdadero eco. Tan sólo el fútbol es capaz de penetrar en el público que vive estos días feriales sin solución de continuidad, ajeno a los telediarios, o en quienes se han marchado a las playas huyendo de todo lo relacionado con la ciudad efímera de las lonas. Con este planteamiento, la coincidencia de la Feria con la campaña beneficiaría al partido más interesado en que todo tenga ya un tono plano: el PP.

Zoido ha pasado de un 2007 en que todo era poco para armar ruido, hacerse notar y buscarse un hueco entre una clase dirigente que le ninguneaba en las declaraciones, a un 2011 en que ha levantado el pie del acelerador para determinados asuntos. El desgaste de ser el primero y tirar del pelotón son funciones para un Espadas al que interesa más que a nadie el ritmo electoral, que el público piense en clave de urna y que no haya ningún acontecimiento de distracción, tareas difíciles en un contexto de Feria y con la sevillana de los 5 millones de parados sonando a toda pastilla. Baste un ejemplo. ¿Qué repercusión puede tener un debate organizado en Sevilla un viernes de Feria por la mañana? Escasa. ¿A quien beneficia más que a nadie el debate? Al PSOE. Haga usted mismo el silogismo deductivo. La conclusión es evidente.

Se da por hecho que si a mediodía del 22 de mayo se registra una participación considerable en los feudos tradicionales del PSOE (Macarena, Sevilla Este y Cerro) puede ser una señal de que los socialistas han conseguido hacer reaccionar a su electorado. Un objetivo al que ya han renunciado en un barrio como Los Remedios, donde varias encuestas vaticinan que los populares no sólo mantienen la hegemonía, sino que son capaces de arañar bastantes votos más. Esta semana han buzoneado el barrio con las propuestas de Zoido de ampliación del real y de su uso durante todo el año. Como en política nada es por casualidad, ahora se entiende el desahogo de aquella socialista que dijo en un mitin que los vecinos de esa zona de la ciudad se levantan a las once de la mañana. Otro error de manual de los socialistas.

Hablando de errores, ¿será verdad que Espadas ya ha considerado inteligentemente la posibilidad de repescar a Rosamar Prieto-Castro si alcanza el poder municipal?

El ruido de cascabeles y el machaqueo de sevillanas benefician, sobre el papel, a quien todo lo apuesta ya por el contacto personal, por ese incesante estrechar de manos e intercambio de sonrisas que tanto gustan al hombre de pueblo que Zoido nunca ha dejado de ser. Pero mal, muy mal, haría el PP en creerse en posesión de una victoria que sólo existe en las encuestas, como mal ha hecho el PSOE en tachar de flojos a los miles de vecinos de un barrio que estos días, precisamente, aguantan los peores efectos de la Feria. No es que se levantes a las once, es que no pueden conciliar bien el sueño antes de las siete.

Ojo, un político regresa a su oficio

Carlos Navarro Antolín | 28 de abril de 2011 a las 19:06

Esto sí que es una noticia. La noticia. El hombre muerde al perro. Una delegación de científicos de Wisconsin llegará a Sevilla esta misma semana para estudiar el fenómeno. Resulta que un político renuncia a más de un año de mullido sofá que le restaba en el Parlamento de Andalucía. A los pocos meses de dimitir consigue un trabajo relacionado con su profesión. Nada de ser refugiado (colocado y/o paniaguado) en fundaciones, chiringuitos o entidades creados ‘ad hoc’ por el partido, ni nada de patadas para arriba en clase club del AVE. Vuelve a ejercer de lo suyo en el sector privado, sin coche oficial y sin otras comodidades. ¿Usted conoce a alguien de esta guisa? Claro que no, pues por eso vienen los señores inteligentísimos de Estados Unidos, ¿o se piensa usted que vienen a la Feria, so desconfiado? Ayer mismo nos llegó la confirmación de que la ex consejera de Gobernación y Justicia, Evangelina Naranjo, ya está trabajando en una empresa con sede en el Aljarafe, cuyo objeto social está relacionado con su profesión como ingeniero técnico agrícola. Aprended, hijos míos del PSOE. Aprenden, hijos míos del PP. Aprenden a saber irse de la política, a regresar al oficio que se tuvo antes de ejercer la actividad pública. Claro que para eso hay que tener un oficio, una carrera, una formación, una etiqueta de anís del Mono enmarcada en el dormitorio, un algo más que lo reza en el DNI de muchos de nuestros representantes: ‘Pelota de Griñán, antes de Chaves’ o ‘Maletero de Arenas’, según los casos. Me da a mí que esta Evangelina, que retiene su cargo de secretaria general del PSOE de Miraflores, recibirá en poco tiempo las llamadas de muchos compañeros (y compañeras) preguntando: “¿Y lo tuyo como se hace, Eva? Porque lo de aquí se acaba como se acabó la Mirinda”.

Sobrinos de quita y pon

Carlos Navarro Antolín | 9 de diciembre de 2010 a las 9:35

mir_blog1

Primero fue con una caseta de Feria, cuestión especialmente sensible en una ciudad como Sevilla. Se lió y gorda por aquel entonces. Hubo mucha pérdida de nervios. Aquella polémica puso al borde del descontrol a algún miembro del gobierno y hasta a alguno de la oposición cuando el concejal socialista Francisco Fernández aplicó el socorrido Y tú mas en un Pleno de agrio recuerdo. Y ahora es con una sobrina que por momentos no es sobrina (“Es de mi mujer”) pero que al final resulta que sí es sobrina y que todo el mundo en la empresa la tiene como su sobrina desde que ingresó en ella en 2007.

Dice el teniente de alcalde Alfonso Mir que su sobrina, que efectivamente lo es, entró de becaria en Lipasam como otros cientos de jóvenes, pero, oh casualidad, ella fue la que obtuvo un contrato en 2009 (término casi en extinción) cuando, oh también casualidad, se quedó un puesto vacante por una prejubilación (no confundir con esas otras prejubilaciones que usted se piensa).

Lo peor, o lo más impactante de todo, es una de las respuestas obtenidas al realizar una llamada telefónica para interesarnos por el asunto de la sobrinísima: “Hace ya tiempo que esperábamos esta llamada”. Cuando el dinero público está de por medio, el vicepresidente ejecutivo de una empresa municipal no debe contratar a dedo a su sobrina. Aunque diga que no es su sobrina. Pero al final resulte que lo sea. Sobrinos, lo que se dice sobrinos, tienen ciertos curas. Y ya se sabe que esos siempre, siempre, son sobrinos. Indiscutiblemente sobrinos. Y nada más que sobrinos. Y está visto que los sobrinos de algunos políticos son de quita y pon. Deben ser como las casetas.

La fuga de talentos

Carlos Navarro Antolín | 3 de diciembre de 2010 a las 12:19

zoido-universidad1

Zoido se encerró ayer con alumnos de Económicas y Empresariales en un foro promovido por los cachorros de Nuevas Generaciones, luego el viento soplaba a favor de querencia, aunque el público resultó muy variopinto como se pudo deducir de diversas intervenciones (y de la ausencia casi total de pelo engominado). Más de dos horas dieron para mucho. Hubo debate de verdad, del que se suele celebrar cuando ya no hay periodistas en la sala. O el personal cree que no lo hay. Los jóvenes se expresaron sin tapujos, lamentando que han sido engañados en cierta forma porque en sus casas les instaron a hacer una carrera universitaria y ahora resulta que la carrera no garantiza ningún porvenir. Sólo uno levantó la mano cuando la mesa preguntó cuántos de los presentes estarían dispuestos a fundar su propia empresa al terminar la carrera. ¡Y eso que era la facultad que era!

La fuga de talentos, marca de la casa hispalense, continúa a una gran velocidad como pudo comprobar el aspirante del PP a la Alcaldía, especialmente cuando un joven recién salido de las aulas realizó todo un relato de su vida con el siguiente eje: “Soy ingeniero industrial, hablo dos idiomas perfectamente y en breve me voy a tener que ir de Sevilla. ¿Sabe usted lo peor? Lo peor no es vivir fuera, que ya lo hice un año en Inglaterra, lo peor es que sé que ya no volveré salvo en Navidad”. Otros se quejaron del paro creciente que hay en el gremio de los odontólogos, aprovechando la presencia del presidente del colegio profesional, Luis Cáceres, quien no se anduvo por las ramas en su exposición al denunciar que el Estado no regula la profesión en función de la verdadera demanda de plazas, así como que los miles de odontólogos sin empleo están condenados en el mejor de los casos a trabajar como asalariados, pues montar por su cuenta una consulta supone un desembolso entre 150.000 y 200.000 euros en el supuesto más económico. “Nos gastamos un dineral en universidades para formar odontólogos que luego no van a poder trabajar como tales”.

Terminó el acto después de un sesudo debate sobre el papel de los bancos, la inutilidad del ICO y la impotencia de las cámaras de comercio por ayudar a todos los jóvenes emprendedores. Uno de los recién licenciados se acercó ya en privado al candidato: “Me he criado en una casa de izquierdas, de lo cual estoy muy orgulloso, pero sepa que yo a usted le votaré antes de irme definitivamente de Sevilla”.

El profeta Torrijos

Carlos Navarro Antolín | 1 de diciembre de 2010 a las 12:08

torrijos2Dicta el sentido figurado del término que profeta es aquel que por señales o cálculos hechos previamente, conjetura y predice acontecimientos futuros. El pasado 28 de julio, el líder municipal de IU convocó a la prensa para presentar sus alegaciones a las nuevas líneas del Metro. Pero, claro, el personal aprovechó para disparar una buena batería de preguntas sobre la faraónica obra de la Encarnación. El pueblo quiere hablar de las setas, hablemos de las setas, porque la sed del pueblo hay que saciarla. Aquellos días eran justamente los de la resaca tras la segunda modificación presupuestaria del proyecto censurada por el Consejo Consultivo de Andalucía y que elevaba a 89,6 millones de euros el coste total de una obra que ya registra un desvío presupuestario de más del 50,17%. Y Torrijos habló aquel 28 de julio: “Como muy pronto, la obra estaría acabada en la primavera  de 2011. Tengan muy claro que me encantaría equivocarme, pero me debo atener al sentido de la realidad, de la responsabilidad y del conocimiento”. Aseguró aquella tórrida mañana disponer de la información necesaria para sostener su profecía, unos datos que no quiso revelar por cuestiones deontológicas. “Si me equivoco, brindaremos el 1 de enero con champán, cerveza o café, con lo que ustedes quieran, y eso que no me gusta ser agorero”. Y no se ha equivocado, no. Tomaron por loco a aquel profeta en camisa de mangas cortas a punto de irse de vacaciones. Y tenía más razón que un santo en la tierra de los santos. Al César lo que es del César. Y a Torrijos una copa de champán, cerveza o café. Lo que pida el profeta. Llena ahí.

Los malos aurigas

Carlos Navarro Antolín | 26 de noviembre de 2010 a las 11:55

auriga

Por mucho que un político sonría y se esfuerce en parecer un rey mago los 365 días del año, su propósito de resultar simpaticón y buena gente caerá en saco roto si su equipo se empeña en echar abajo la fachada y dejar ver el interior. ¡Horror! Ahí el político derrapa, se le ven las tripas (las auténticas) y aparece desnudo. “Eres quien eres no sólo por cómo eres, sino por quien eliges como compañeros de viaje. Ellos dicen de tí como si tú fueras el que hablaras”. El peor escenario (ese término que le gusta tanto al politiquerío militante) es el de dejarse acompañar por asesores sectarios, que rozan el talibanismo, que provocan que al jefe le lluevan las críticas por discursos mal escritos, que dividen entre buenos y malos, que toman nota de las obras y dichos de los periodistas como de una nueva brigada político-social con despacho, moqueta y sueldo público, que no dedican las mañanas a trabajar por la ciudad sino a cotillear como sacristanes malos o cofrades con las tardes libres. El político debería fichar buenos aurigas, aquellos hombres que le decían al oído al emperador o al general victorioso las verdades del barquero mientras la masa enardecida los encumbraba en su entrada triunfal en Roma: “Recuerda que eres mortal”. El vencedor llevaba como bastón de mando el cetro de marfil coronado por el águila (¿Sería hoy el No8Do?) y en la otra una rama de laurel o de palmera sobre la cual el auriga, no pocas veces un esclavo, sostenía la corona de oro del más elevado de los dioses. Alguno de los asesores del gobierno local que aún vivaquean por el edificio noble de la Plaza Nueva han sido malos aurigas, muy malos, y se han comportado como verdaderos esclavos, pero de sus limitaciones. Más le valdría al gobernante haber ido solo en la cuadriga en muchas ocasiones. En vez de trabajar por la ciudad, determinados juntaletras consumen las horas opositando a maleteros del nuevo líder, traicionando a quien los puso en la silla y preparando el máster del culebreo para el mandato 2011-2015. Tiempo hay por delante para seguir comentando la nefasta gestión de algunos de estos sectarios a sueldo.

El alcalde tiene quien le escriba

Carlos Navarro Antolín | 23 de noviembre de 2010 a las 19:09

alcalde_policias

Por fin. Hace poco más de un año que el alcalde es otro cuando abraza los atriles. De aquel Monteseirín que metía la pata con el laicismo y otros argumentos para pegarse el tiro en el pie en los actos de imposición de medallas a las vírgenes, al alcalde de hoy que cita al toro de la minoría rebelde de la Policía Local de frente en el día señalaíto para el cuerpo en el Lope de Vega. Se nota que el alcalde tiene nuevo escribano desde hace un tiempo. O nueva escribana. Que el de antes, magdaleniense y que no la olía, no daba pie con bola y lo condenaba a discursos vacíos o que le provocaban una lluvia de críticas. Y el de ahora, o la de ahora, le toma el pulso a la calle, le orienta y, cuando menos, no le hace caer en el ridículo, que es lo que más necesita este alcalde en su tramo final, cuando ya aparece como un pato cojo en versión americana al que no se debe disparar por cuestión de tacto.  Monteseirín ha llamado esta mañana a las cosas por su nombre: “Estamos al lado de los policías locales que han visto reventadas sus taquillas, robada su uniformidad y su defensa, e incluso su equipo de transmisiones. Y, cuando iban a cumplir con su obligación, cuando iban a trabajar para los sevillanos que son quienes pagan su sueldo, se han visto insultados y agredidos. Y todo eso ¡en las propias dependencias de la jefatura de la Policía Local! No tengo palabras. Sinceramente, no tengo palabras”. Aquí es cuando la grada suelta un “¡Bieeeeeeeeeeeeeeeeen!” El alcalde hasta ha denunciado el “gamberrismo” de una minoría del cuerpo. Pues claro que hay palabras, don Alfredo, claro que las hay. Que ahora sí tiene usted quien le escriba y no le equivoque. Y antes tenía usted un juntaletras que es mejor que se dedique al humo de los planes estratégicos y otras majaderías que sólo sirven para dar titulares de prensa cuando la gente llega a fin de mes. Y ahora no se llega a fin de mes, los planes de la Señorita Pepis ya no sirven y hay que tener al lado a los que te quieren de verdad y no te buscan problemas gratuitos.