La ‘prelicitación’ del AVE almeriense

Iván Gómez | 28 de abril de 2018 a las 19:41

RG030417- MINISTRO DE FOMENTO VISITA ALMERIA - ESTACION FERROCARRIL - TREN AVE

El Ministerio de Fomento trabaja a contrarreloj para cumplir plazos, después de una década de retrasos y varios ejercicios presupuestarios en blanco en la línea de AVE entre Almería y Murcia. Los 2.079 días sin obras pesan cada vez más en el departamento que preside Íñigo de la Serna y los técnicos avanzan en la licitación de los proyectos a un ritmo de vértigo, por delante de lo habitual. Tanto es así que en los últimos días se han publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) siete anuncios relativos a las inminentes licitaciones del Adif con el objetivo de reducir plazos en la recepción de ofertas una vez que se abran a las empresas. Es un procedimiento poco frecuente que permite al Ministerio de Fomento agilizar la adjudicación antes de que se haga efectiva y que permite conocer los importes de cada uno de los tramos, así como los plazos de ejecución. Los siete anuncios de Fomento, a nombre de Adif-Alta Velocidad, suman un importe de alrededor de 1.100 millones de euros sin IVA y tienen un plazo de ejecución de las obras de construcción que iría de los 10 meses del tramo entre Río Andarax y El Puche a los 36 meses que requiere el de Pulpí-Lorca y dos más en Murcia (Sangonera y Nonduermas). Los contratos para los tramos entre la capital y Níjar y Pulpí-Vera tienen un periodo de realización de 30 meses desde el momento en el que se adjudiquen. Esta ‘prelicitación’ en el Diario de la Unión Europea permitirá a Adif agilizar la mesa de contratación y sirve de preaviso a las empresas del sector que ya están a la espera de que se publiquen los anuncios para presentar oferta. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya anunció en su última visita a la provincia que todos los tramos se licitarán de forma conjunta en el segundo trimestre del año, antes de junio, con la posibilidad de que se inicien las obras en la recta final de 2018, lo que calificó como un “hecho histórico” en la ejecución de la Alta Velocidad en España. El titular de Fomento adelantó hace unos días una inversión de récord antes del verano en obras del AVE con 1.850 millones de euros, de los que el grueso de nuevos proyectos corresponden a la construcción de la línea Almería-Murcia. Según el presupuesto contemplado en el estudio funcional, el Corredor Mediterráneo entre las dos capitales tiene un coste de 3.100 millones de euros, de los que 840 se ejecutaron con el Gobierno de Zapatero. Los anuncios para la contratación de los siete tramos en el Boletín de la Unión Europea no alcanzan ni de lejos esa cifra, aún sumando un 21% de IVA, si bien no se ha incluido el soterramiento de Murcia y el futuro proyecto de integración de las vías del tren en Almería más allá de una actuación puntual en El Puche. El Corredor es prioritario para Bruselas y los proyectos pendientes pueden ser cofinanciados por el fondo Feder. El trazado alterna doble vía en los tramos ya construidos -como en los túneles de Sorbas- y hasta Pulpí y única hasta la capital con zonas logísticas en Vera y Níjar.

Los anuncios publicados en el Diario Oficial de la Unión Europea

El Puche-Río Andarax
El proyecto de construcción de la plataforma del Corredor Mediterráneo en el subtramo Río Andarax-El Puche tendrá un plazo de ejecución de 10 meses y saldrá a licitación por 6.611.570,25 euros.

Río Andarax-Níjar
La duración del contrato es de 30 meses tras la adjudicación que saldrá a licitación por 161.157.024,79 euros sin IVA.

pic-20120815120647S1592P3Níjar-Los Arejos
Tiene un periodo de ejecución de 30 meses tras la adjudicación del contrato que saldrá a licitación por 123.966.942,15 euros (IVA excluido).

Vera-Pulpí
El proyecto de construcción de la plataforma del Corredor Mediterráneo se adjudicará por 171.074.380,17 euros sin IVA con una duración de 30 meses.

Pulpí-Lorca
Adif-Alta Velocidad sacará el contrato a licitación por 202.479.338,84 euros con una duración de obras de 36 meses.

Lorca-Sangonera
El proyecto de construcción de la plataforma tiene un periodo de ejecución de 36 meses desde la adjudicación que saldrá a licitación por un coste sin IVA de 318.181.818,18 euros.

Sangonera-Nonduermas
Adif-Alta Velocidad adjudicará el contrato de ejecución con una duración de 36 meses por 90.909.090,91 euros sin IVA.

El descubrimiento de Los Filabres

Iván Gómez | 26 de abril de 2018 a las 11:29

ANA y PEPE

En el contexto de la entrada en la Comunidad Económica Europea de España en 1986, que supuso un avance hacia el abandono rural en base a las ayudas comunitarias a las zonas desfavorecidas, se inició una investigación en una finca de la cara sur de Sierra de los Filabres en el municipio de Benizalón que resultó determinante para echar por tierra los falsos mitos sobre los daños y perjuicios de la ganadería extensiva sobre el territorio. Las 130 hectáreas de Los Pajares, con una altitud de 850 metros y 296 especies vegetales, fueron el mejor laboratorio para comprobar con argumentos científicos de peso la alianza del pastoreo y el monte y la obligada compatibilidad de esta explotación de los recursos con la protección del ecosistema. P1190424Entre 1986 y 1990 se desarrolló sobre el terreno un trabajo con la ayuda del ganadero José Alonso que cambió la orientación inicial, vinculada a la línea de investigación de lucha contra la desertificación, por los sorprendentes resultados sobre la riqueza y diversidad de los pastos gracias a la incidencia de una de las actividades más tradicionales, el pastoreo, tanto en su biología como dinámica vegetal. Ana Belén Robles Cruz, joven investigadora de botánica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, se embarcó en el análisis del primer banco de datos de las forrajeras del sudeste evidenciando la gran influencia del rebaño, caprino en esta ocasión, en la dispersión de ciertas plantas que mejoraban las condiciones del suelo. La tesis de Ana Belén Robles invalidó todos los prejuicios existentes sobre el pastoreo y la degradación al dejar constancia de que los indicadores de riqueza florística, recuperación de la cubierta vegetal y niveles de biodiversidad eran superiores en las zonas con actividad ganadera. “No hubiésemos encontrado un lugar mejor”, asegura la bióloga que entonces investigaba para la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC en Almería que, al igual que la de Zaidín en Granada, dirigía el doctor Julio Boza López. Emplearon fotografías aéreas de las décadas anteriores y las huellas del pasado cerealista de la finca de Benizalón para constatar lo que años más tarde estudiarían en otros laboratorios naturales con el desarrollo de proyectos en Laujar (1.500 hectáreas), en los parques naturales de Castril (13.408 ha) y Cabo de Gata-Níjar (37.570) y el parque nacional de Sierra Nevada (90.000).

La línea de investigación sobre pastos y sistemas silvopastorales mediterráneos del CSIC nacida en 1986 avanzó en nuestro país, de la mano de profesionales como José Luis González Rebollar, y tomó buena nota de los proyectos de pastoreo y silvicultura preventiva que se aplicaban en otras regiones francesas. Y acabó evolucionando hacia un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente para la creación de la Red de WhatsApp Image 2018-04-25 at 11.42.42Áreas Pasto-Cortafuegos que tuvo un ensayo previo en la finca del Cortijo Becerra en la pedanía Hernán Valle de Guadix. Entre los años 2003 y 2010 pusieron en marcha propuestas de I+D sobre la importancia de incorporar prácticas ganaderas en acciones de silvicultura preventiva que se han convertido en un referente de la lucha nacional contra el fuego. Pero nunca se quedaron ahí. Las cabras y ovejas que ficha el Plan Infoca cada año son sólo una parte de su planteamiento y no han dejado de reivindicar en base a sus estudios su contribución al mantenimiento del medio natural más allá de la rentabilidad como desbrozadoras del combustible vegetal, de hasta un 75% menos en relación al control mecánico de los cortafuegos. “Los ganaderos y pastores son aliados del territorio y prestan un servicio a la sociedad que no se les reconocía”, asegura la investigadora que hizo posible aquel primer análisis en la finca Los Pajares. Ana Belén Robles ha mantenido un estrecho vínculo con el ganadero José Alonso y con su familia porque su contribución fue imprescindible. “Fuimos en busca de degradación por culpa del sobrepastoreo y encontramos unos índices de biodiversidad que no esperábamos”. El terreno podría asumir mucha más carga de rebaño de la que creían y esa fue la tónica en los sucesivos informes. González Rebollar explica que si no se hubiera realizado la tesis de Robles Cruz no se habría tenido una metodología de evaluación sobre el impacto del caprino y ovino. En Sierra de los Filabres empezó una línea de investigación que ha permitido poner en valor tanto el pastoralismo como sus usos en la prevención de incendios. “Supuso un cambio de mentalidad, de un váyase de aquí para poner pinos a un quédese que necesitamos a su rebaño para protegerlos”, añade.

Y treinta años después de aquella primera investigación, Ana Belén Robles volverá a Los Filabres con el proyecto Open2preserve del programa Interreg Sudoe que fue aprobado a principios de febrero para la protección del entorno y la eficacia de los recursos naturales. Es un proyecto de cooperación de ámbito trasnacional que pretende impulsar un modelo de gestión sostenible que permita rebajar el riesgo de incendios y garantice la pastoreo cortafuegos 1preservación de los ecosistemas y la calidad ecológica de espacios abiertos de montaña de alto valor ambiental a través de la alianza de fuego técnico y pastoreo dirigido. Esta técnica -herbivorismo pírico- se aplicará en la Zona de Especial Conservación de los Calares de la Sierra de los Filabres, con 6.616 hectáreas de extensión a través de los términos de Bacares, Serón, Bayarque, Sierro y Velefique en la prolongación natural de la Sierra de Baza. El ganado contribuye tanto a la dispersión de las semillas como al abono del terreno que pisa, ayuda a mantener las especies vegetales y fijan la población al territorio. El doctor ingeniero en Montes José Luis González Rebollar suma más de tres décadas de planificación de usos ganaderos en los espacios protegidos y defendiendo el papel ecológico del pastoreo. Un trabajo que le hizo merecedor del Premio Andalucía de Medio Ambiente y que hace posible que hoy sean más de 200 los pastores que protegen las sierras andaluzas a través de las Áreas Pasto-Cortafuegos. En la provincia son 41 que movilizan a más de 17.000 cabezas de ganado lanar y caprino repartidas en 552 kilómetros lineales y mil hectáreas de superficie. Y los planes a corto plazo pasan por seguir creciendo porque la ganadería extensiva y la silvicultura preventiva aún tienen mucho que aportar a la provincia.

La hoja de ruta de las primarias

Iván Gómez | 24 de abril de 2018 a las 12:06

LOCAL-PSOE

Después de una semana de cierta controversia ante el aluvión de preafiliaciones que han colapsado el registro de la Agrupación del PSOE de la capital hasta el punto de casi duplicar el censo, tocaba reunión para fijar la hoja de ruta de las primarias, un pacto de no agresión con el que establecer las reglas de la batalla del 17 de junio para que perjudique más al resto de partidos que a un socialismo ya desgastado y erosionado durante los últimos procesos internos en los que han medido sus fuerzas los susanistas y sanchistas. Todos son conscientes de que la polémica de las altas, cerca de 700 en sólo unos días, sólo contribuye a empeorar la reputación de una agrupación que ya de por sí ha venido siendo la ‘casa de los líos’ por las peleas intestinas y crisis orgánicas y van a dejar que lo resuelva el Comité Ejecutivo Federal sin cruzar más palabras altisonantes ni sembrar dudas en el ámbito provincial. Así lo han consensuado la dirección provincial y la ejecutiva local en el encuentro que mantuvieron ayer. En la mesa se sentaron a hablar de las primarias y las elecciones con las preafiliaciones de telón de fondo, José Luis Sánchez Teruel y Antonio Martínez por parte de la ejecutiva provincial y Fernando Martínez e Indalecio Gutiérrez de la municipal con la mediación de un histórico, Vicente Abad, al no poder asistir otro de los citados, el ejidense Juan Callejón. A partir de ahora serán sólo los secretarios de organización, salvo excepción, los que mantengan el calendario de reuniones para supervisar todo el proceso de primarias y también la coordinación entre agrupaciones para orquestar acciones y medidas conjuntas con las que proyectar la imagen del partido en la capital.

Las cerca de 700 preafiliaciones ya están en Ferraz -con una petición de que se aclaren del regional que preside Susana Díaz- y desde las dos facciones en litigio, aunque hayan acordado un alto el fuego, trabajan a contrarreloj para ver si hay aspirantes descartables. Si se presentan más de cinco personas con un mismo número de cuenta, sin dirección ni documentos que acrediten su identidad, un mismo teléfono o se desvela un historial cuanto menos polémico, como ya se ha detectado con algunos que en redes sociales lucen símbolos franquistas, habrá alegaciones al Federal para que frente LOCAL-POLÍTICA-PSOE ALMERÍAel alta de la ficha. En el provincial preocupa que un ‘conseguidor’ de Almería, ligado en su momento al PP, haya movilizado decenas de altas para el PSOE, pero ahora tendrán que demostrarlo con pruebas que lo desacrediten ante el Federal. De hecho, al final esta dinámica pese a condicionar la contienda de las primarias acaba beneficiando a los socialistas que crecen de forma abultada en censo y posiblemente en votos en las municipales. Pero antes tiene que recibir luz verde en Madrid. Con anterioridad, el secretario de Proximidad, Raúl Enríquez, impugnó el censo de las elecciones de la Agrupación y en las primarias anteriores fueron los sanchistas los que presentaron un recurso contra el registro de afiliados del provincial. El último proceso interno, el que permitiera a Fernando Martínez revalidar su liderazgo local en el PSOE, se decidió por sólo 19 votos. De ahí que los más de doscientos que ha movilizado Pérez Navas y los más de cuatrocientos que han entrado en apenas días en favor de Fernando Martínez sean palabras mayores. Sobre la posibilidad de acuerdos de integración antes de las primarias, fuentes del PSOE a nivel provincial y municipal se han mostrado reacios, porque ahora no está en la agenda de debate. De momento se fijan pasos a seguir y puntos de entendimiento, que ya habrá tiempo de batallar cuando se pronuncie el Federal sobre las preafiliaciones masivas, así como sobre la compatibilidad de cargos del portavoz del Grupo Municipal.

Pérez Navas: “Si hay un candidato mejor y más conocido en el partido, yo me quitaré”

El senador y portavoz del PSOE de la capital, Juan Carlos Pérez Navas, confía en un solución de sentido común y sensatez para la reciente polémica de afiliaciones en la Agrupación Local porque lo importante es, a su juicio, que se construya un partido más fuerte y unido con le objetivo de ganar al PP RG200117- ENTREVISTA JUAN CARLOS PEREZ NAVAS - PSOEen las municipales. De hecho, entiende que cuando hace tres años la dirección municipal lo propuso se le planteó que sería un proyecto para dos legislaturas y repetiría como cabeza de lista, si bien se ha mostrado partidario de retirarse de las primarias “si hay algún candidato más conocido y mejor en el partido”. Pérez Navas asegura que ha trabajado en un proyecto a medio plazo y asegura que mantener al candidato sirve para consolidar los proyectos y equipos mejorando resultados. El senador estaría dispuesto a una lista de integración de susanistas y sanchistas en la capital, pero lo deja en manos de las direcciones provincial y municipal. “Me he dejado la piel en los barrios desde que me presenté y después de las elecciones he seguido luchando por mi partido porque tenemos mucho que ganar y no he huido como hicieron Nono y Usero”. El portavoz de los socialistas en la capital confía en que se eleven al Federal todas las altas que han presentado en los últimos meses y que sean los órganos superiores lo que deciden qué hacer con la avalancha de afiliaciones.

Autopista fantasma en concesión

Iván Gómez | 24 de abril de 2018 a las 10:52

RG100418- AUTOPISTA AP-7 VERA-CARTAGENA - PEAJE

El Ministerio de Fomento convocó en el Boletín Oficial del Estado del viernes 8 de agosto de 2003 el concurso público por procedimiento abierto para la adjudicación de la concesión administrativa para la construcción, conservación y explotación de la autopista de peaje Cartagena-Vera. Quince años después de aquella licitación, promovida por el Gobierno de Aznar con Álvarez Cascos como ministro de Fomento, se ha tenido que rescatar, a través de la empresa pública Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa), la explotación de la infraestructura como consecuencia de la liquidación de la sociedad Aucosta tras un proceso concursal. El Ejecutivo de Rajoy pretende relicitar y adjudicar de nuevo en los próximos meses esta autopista de pago, al igual que ocurre con el otro tramo ruinoso de la AP-7 en la Circunvalación de Alicante y con el lote de autopistas en quiebra RG100418- AUTOPISTA AP-7 VERA-CARTAGENA - PEAJEanteriormente revertido al Estado en el que figuran la R-4 entre Madrid y Toledo, la R-2 de Madrid a Guadalajara, la R-3 de Madrid a Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero, el eje M-12 del aeropuerto y la AP-36 que discurre entre Ocaña y La Roda. Y lo quiere hacer antes de que acabe el año. Sustanciar todo el proceso de concesión para que vuelvan a manos privadas es la única forma de reducir el impacto contable en el ejercicio en curso de una operación cuya factura, por el rescate público de las ocho radiales y autopistas de pago construidas en los años de vino y rosas que han ido quebrando por la mala planificación, rondará los 2.000 millones de euros que debe sufragar el erario público. La readjudicación permitirá abaratar esa factura de 750 a 1.000 millones, si bien las propias empresas concesionarias elevan la deuda a más de 5.600 millones de euros. Encontrar un arrendatario que se quiera hacer frente de la Vera-Cartagena no será nada fácil. Es una autopista fantasma con los peores registros de la treintena de viales de pago de la red nacional tan sólo superada por la AP-36 de Ocaña-La Roda. Con una intensidad media diaria (IMD) de 3.156 vehículos, la autopista castellana, rescatada por el Gobierno el 15 de marzo, es la peor parada de la estadística estatal. Entre Vera-Cartagena este registro es de 3.563. En cuanto a los vehículos que pasan por las estaciones de peaje cada día, la AP-36 contabiliza 1.653, un 4% más que el año anterior, y en la de Vera fueron 2.153 coches por día, un aumento de un 8,4%. La red de autopistas de peaje tiene una media en el último año de 19.293 vehículos por jornada, un crecimiento del tráfico de un 4,5% más que en 2016 ligado al crecimiento de la economía y su impacto en la movilidad.

Llevan cuatro años de mejora de los tráficos, sobre todo las autopistas quebradas porque habían tocado fondo, siendo el único argumento para la esperanza y las pretensiones del Gobierno de que las ocho infraestructuras se puedan entregar a concesionarias privadas después de un lustro en números rojos que han obligado a Fomento a rescatarlas sin saber aún el coste de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración que se fija 11AutopistaVera-CartagenaALMdurante el periodo de seis meses posterior a la resolución de los contratos. Aseguradoras y fondos de pensiones y de inversión ya han mostrado su interés en la compra de estos activos, aunque parten con ventaja las constructoras a la espera de que se conozca el pliego de condiciones de la concesión administrativa. El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid ordenó la liquidación de la concesionaria de la AP-7 Cartagena-Vera en mayo de 2017, apenas tres meses después de admitir las propuestas de la Autopista de la Costa Cálida (Aucosta) que se encontraba en concurso de acreedores desde 2013. El juez Javier Vaquer emitió un nuevo auto el 27 de abril que abría la fase de liquidación y dejaba sin efecto la tramitación de las propuestas de convenio de la concesionaria a la que suspendió las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio al tiempo que disolvía la empresa. Aucosta está controlada por Globalvia, Ploder, Cajamar, Unicaja y CAM (Sabadell) y en el momento en el que se declaró el concurso el pasivo estaba por encima de los 550 millones. El corredor de la costa configurado en la AP-7 nunca funcionó y ha arrastrado una situación de solvencia desde que se abrió al tráfico debido a la alineación de varios factores como la crisis económica, el fracaso de la urbanización de Marina de Cope -un ‘resort’ de 9.000 viviendas, veinte hoteles, seis campos de golf y otros equipamientos en la costa de Águilas y Lorca-, el frenazo del aeropuerto de Corvera y la construcción y mejora de autovías paralelas libres de peaje. Un desequilibrio financiero al que también contribuyó el sobrecoste de las expropiaciones y la caída del tráfico.

La autopista Vera-Cartagena se puso en funcionamiento en marzo de 2007, tres años después del inicio de obras, con una previsión de tráfico de 9.000 vehículos diarios, pero cinco años después la media no llegaba a los 3.000. La inversión fue de 594 millones de RG100418- AUTOPISTA AP-7 VERA-CARTAGENA - PEAJEeuros y la concesión de los 112,6 kilómetros se adjudicó por un periodo de 36 años que se ha finiquitado a los diez. El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid dictó el 24 de enero de este año el auto en el que se aprobaban los planes definitivos de liquidación de Aucosta y Ciralsa, las concesionarias de los dos tramos de la AP-7 y estableció el 1 de abril como fecha de cese de actividad. A principios de este mes revertía al Estado garantizándose la continuidad en la prestación del servicio, así como la subrogación de todo el personal en las mismas condiciones. Así lo estipulaba la Ley de Contratos del Sector Público que prevé que en el caso de que una concesión de obra pública complete el concurso de acreedores existe la obligación legal de resolver el contrato y que la infraestructura revierta a la administración concedente. El Ministerio de Fomento ha tenido que esperar a la liquidación para recuperar la titularidad con el objetivo de volver a endosarla este año a operadores privados con unas condiciones más acordes con su realidad de tráfico y mercado. A partir de ahora, Seittsa está realizando un estudio de demanda y otro de viabilidad económica antes de preparar los pliegos de un concurso abierto, además de encargarse de la due diligence, un examen completo para conocer con exactitud el estado en el que se encuentran los viales que salen a concesión.

Noches de frío y pobreza

Iván Gómez | 16 de abril de 2018 a las 13:02

LOCAL

Cuando acaba la jornada laboral no vuelven a casa a descansar. Un grupo de casi 400 voluntarios de Cruz Roja, los que forman parte de la Unidad de Emergencia Social, se enfundan sus chalecos y guantes azules y se echan a las calles con la firme intención de ayudar a las personas especialmente vulnerables, sobre todo cuando el frío arrecia. Son los que mejor conocen la realidad de los sin techo, hombres y mujeres que malviven en cajeros y portales entre mantas y cartones, y hacen lo imposible para poder cubrir sus necesidades básicas de abrigo y alimentación. Esta unidad que se puso en marcha hace una década y que se ha exportado al resto de las capitales andaluzas no sólo se concibió para repartir la comida reparadora a la gente sin hogar, su objetivo va mucho más allá y pasa por la mejora de sus condiciones de vida atenuando la exclusión y pobreza. Cada vez que establecen una relación directa con personas sin recursos inician una mediación para que salgan de la calle a través de servicios sociales y programas de formación e inserción laboral. El albergue es otro propósito y las residencias para la tercera edad. Y a los que sufren drogadicciones hay que convencerlos para que se integren en las comunidades terapéuticas. Nadie tiene más facilidad que un voluntario de Cruz Roja, que lleva muchos años ofreciendo comida y comprensión a los indigentes sin pedir nada a cambio, para iniciar esa hoja de ruta hacia la salvación.

A lo largo del último año fueron 19.000 las intervenciones que se han realizado en la provincia, la mayoría en la capital y acciones puntuales en El Ejido, Roquetas y Adra dónde hay mayor trabajo en los asentamientos de inmigrantes. La Unidad de Emergencia Social atendió en 2017 a 1.900 personas, entre 70 y 100 en cada salida tres veces por semana (martes, viernes y sábados), y se ha convertido en un programa de referencia por el incremento de ciudadanos que se han visto abocados a sobrevivir a la intemperie. Antonio Alastrue es uno de los artífices de esta labor solidaria que se LOCALremonta a 2008 cuando la organización constató que cada vez había más personas en la calle de manera crónica, sin recursos. Constituyó un grupo de ángeles de la noche y estableció dos rutas para llegar al mayor número posible de necesitados. De hecho, el recorrido no es estático y varía en función de los focos en los que se concentra la pobreza. Algunas de las personas sin hogar les avisan por el día y cuando reciben visitas de la trabajadora social de que van a cambiar el emplazamiento para no quedarse sin su ración de café, magdalenas, sándwiches, zumo y caldo cuando cae la noche. Y la operativa nunca falla ni se pospone, ni por la meteorología ni por cualquier otra circunstancia. “Al llegar un temporal de viento, frío y lluvias se refuerza la entrega abrigos y mantas. Nos ponemos el chaquetón y salimos en su busca y no nos importar mojarnos porque es cuando más nos necesitan”. Es más, las noches de tempestad se eternizan porque las personas que viven al aire libre buscan refugio y es más difícil localizarlas. Pero no se puede bajar la guardia. Más de 2.000 voluntarios recorren cada madrugada las principales urbes del país intentan abarcar el mapa nocturno de la marginación. En la capital almeriense son dos itinerarios, por litoral e interior del término municipal, con paradas obligadas en las sucursales del BBVA, una de las entidades que deja abiertos los cajeros y no los restringen sólo a los clientes a través de las tarjetas.

La historia de una noche junto a los menos tienen comienza a las nueve. Los integrantes de la Unidad de Emergencia Social que se han movilizado esa jornada se desplazan con un par de vehículos Mitsubishi L200 tipo ranchera del garaje de la Asamblea Provincial a las dependencias de Cruz Roja en el Puerto. Allí hay personal que se encarga del aprovisionamiento. La nave principal está en el polígono sector 20. Cada semana realizan envíos de comida y ropa de abrigo para las salidas nocturnas y para atender la llegada de pateras. En una hora se carga el material en los coches y se define el equipo que cubrirá cada recorrido. Siempre sale un dispositivo de cuatro personas por vehículo. Antes de partir reciben las instrucciones básicas, pero el briefing lo dejan para después, al terminar, cuando ponen en común las experiencias y posibles aprendizajes y analizan la realidad de vivir sin hogar para, como puntualizan, “no llevártelo a casa”. A las diez inician el recorrido. “Tango 10 para Tango 11, 5 de 5. Buen servicio”. Las comunicaciones son clave en su desempeño y por cuestiones de seguridad. Previamente reciben formación con los protocolos de actuación y de manipulación de alimentos. La iglesia de Plaza de España es la primera parada. En el lateral, bajo el soportal, está Fernando, un vecino de Adra que después de varias rotaciones se ha establecido en el templo cristiano con la aquiescencia del párroco. El camino prosigue por la Avenida de Cabo de Gata y a la altura de plaza Manolo Escobar tienen una escala obligada. Hay una una sucursal del BBVA donde esa noche duermen tres personas de Europa del Este. Una es mujer, cubierta con chaqueta de lana y un pañuelo blanco rodeando su cabeza, pregunta a sus viejos conocidos que dónde está la tarta porque es su cumpleaños. A otro ya lo habían visitado por la mañana cuando voluntarios de Cruz Roja acompañaron al cónsul lituano en su desplazamiento por la ciudad para prestar servicio itinerante a sus compatriotas sin hogar. Nada mejor que recurrir a la Unidad de Emergencia Social como principal herramienta de proximidad con los más necesitados, para poder localizarlos y actualizar el censo creciente.

La expedición solidaria sigue en dirección al Auditorio Municipal Maestro Padilla. En el interior se celebra un evento y los invitados toman un aperitivo en la entrada. A través de las puertas traseras de cristal se puede ver, pero nadie se percata, a un reducido núcleo de indigentes tirados sobre la acera de la salida de emergencia. Desde hace unos meses es su vivienda al aire libre, ambientada dos o tres noches por semana por acordes de los LOCALconciertos. Sólo unos metros separan la miseria del chaqué. Allí está Mirko, un esloveno afincando en la provincia desde hace casi una década. Era militar en su país y se quedó sin nada. Decidió mudarse a Gandía a recoger naranjas para después dar el salto al tomate en la capital. Convive con un alemán y un catalán, Carlos, un treintañero que perdió el trabajo y agotó las prestaciones por desempleo. Bajó un verano y se quedó en Almería y ha decidido que su familia esté al margen y no conozca su realidad de vida. Ha iniciado el itinerario hacia la reinserción laboral gracias a la mediación de Cruz Roja. No es el perfil habitual. La mayoría de personas sin hogar de la capital tienen entre 40 y 60 años. Los tres residentes de la parte de atrás del Maestro Padilla se muestran muy agradecidos con los voluntarios a los que tratan con mucho cariño y respeto. Aseguran que han tenido que echar a otro vagabundo por su actitud. “Es un follonero y se mete al recinto cuando están realizando los montajes de espectáculos”. La calle tiene sus propias normas. La música clásica sigue sonando y las rancheras de Cruz Roja inician su ruta hacia el interior de la Vega de Acá. Toca visitar a Álex, habitual caminante del Paseo Marítimo con su perros y rastas. Por la noche se refugia en una chabola levantada en una mínima balsa abandonada cerca del parque del Andarax. El frío aprieta en esas coordinadas a menos de un kilómetro del mar. Ya son casi las doce y el termómetro baja a 11 grados, pero la sensación térmica es muy inferior. Los que peor lo tienen en invierno son los sin techo que se cobijan entre unas barcas en desuso en El Palmeral.

Desde el levante la ruta vuelve hacia el interior de la capital. Por la calle Mónaco, una perpendicular a la Avenida del Mediterráneo, les está esperando Tomás, que sufre una enfermedad mental pero no quiere recibir tratamiento. Es una de las asignaturas pendientes de la sanidad pública, recoger a estas personas con o sin diagnóstico que no reciben medicación ni respaldo familiar. Un poco más adelante, en los soportales de un edificio de la vía de circunvalación más extensa de la ciudad, se esconde debajo de la manta otra persona anónima que no habla ni con los voluntarios que le llevan la comida. Otro de los cajeros del BBVA, el más próximo a la jefatura de Policía Local, es el siguiente punto en el mapa de la marginalidad. Allí se pinchó una rueda una noche y los sin techo socorrieron al personal de Cruz Roja a la hora de cambiarla. Enfrente hay otra sucursal de La Caixa en la que se descansa Alfredo con su bicicleta. Es hablador y no para de relatar experiencias y batallas, casi ninguna con final feliz. Cuenta que tenía un buen puesto trabajo, pero sufrió un derrame cerebral al que siguió un divorcio y una caída sin retorno en el infierno de las drogas del que no logra salir. A continuación, bien avanzada ya la noche, hay escala en uno de los parques de Nueva Andalucía en el que se concentra una importante colonia de inmigrantes subsaharianos sin apenas luz. El olor a marihuana es insoportable. Nada más llegar los voluntarios les preguntan por los abrigos. “En Europa ya no viven en la calle ni los perros, dónde están los que nos gobierno en España”, comenta Mamadou. Esa pregunta se la hacen unos cuantos. En los aparcamientos bajo el puente de la Avenida del Mediterráneo vive en su pequeño camión convertido en residencia María y otra persona. Le incomoda la presencia de un fotógrafo y está algo alterada, por lo que coge rápido su porción y se mete en el remolque. Es el momento del parque del Carrefour, uno de los puntos calientes. Debajo de la zona techada, al final del aparcamiento, hay otro conjunto de personas, en su mayoría nacionales. Los usuarios españoles representan el 55% de los atendidos por esta unidad. En años anteriores con la crisis esta proporción llegó a rozar el 80%. El más afortunado conserva el coche y puede pernoctar en sus asientos, el resto debe conformarse con una esterilla sobre la calzada.

“Esta unidad es la que más me gusta porque no consiste en darle un bocadillo, es poder ayudarle después. Si faltas algunos días te preguntan y si te los encuentras por la calle te saludan y agradecen lo que haces”. Lo cuenta Mercedes en la recta final de recorrido. Esta licenciada en Derecho lleva más de un año desempeñando la labor más social y está muy satisfecha. Una de las voluntarias que más rodaje e implicación tiene con la Unidad de Emergencia Social a la que dedica su tiempo libre desde hace más de cinco años, Teresa Molina, asegura que entró casi por curiosidad. Venía de LOCALcolaborar en socorro y emergencias y ayudar a las personas sin hogar es una de sus pasiones. “Te va enganchando y se genera un vínculo al ver que necesitan ayuda y sólo nos tienen a nosotros, hay días en los que no han hablado con nadie y ese factor humano es más importante que la comida”, argumenta. A veces se consigue que salgan de la calle a través de la reagrupación familiar y el acceso a servicios sociales. Por las mañanas los visitan técnicos y una trabajadora social para ver si aceptan ir a centros de encuentro y acogida (CEA) para inmigrantes y drogodependientes en los que pueden recibir atención sanitaria y psicosocial, además de cubrir sus necesidades de higiene, comida reparadora, lavandería… todo lo básico para minimizar los daños del consumo de estupefacientes y alcohol y reducir el impacto de la marginación. A veces recapacitan y vuelven a casa después de una discusión con los familiares. Y ahí la mediación de los voluntarios es fundamental. Su papel también es vital para la detección y apoyo en situaciones de crisis emocional. Más allá del alimento, Cruz Roja ofrece compañía y calor para que no se rindan en la adversidad y se esfuercen por salir de su situación.

Con anterioridad al estallido de la crisis sólo repartían magdalenas y café, pero empezaron a percibir que los sin techo tenían cada vez más necesidades de alimentación. De ahí que se incorporen zumos, sándwiches y caldos al menú que cada noche distribuyen más de dos mil voluntarios en España. En 2009 y 2010 se cerró el grifo a los que iban haciendo chapuces para ir tirando en lo económico. Según relata Antonio Alastrue, a partir de ese momento atendieron con excesiva frecuencia un perfil de trabajadores de la construcción, de entre 40 y 50 años, que pierden el empleo, se separan y acaban en la calle. Primero duermen en una pensión y después pasan al coche para acabar entre cartones los que no logran remontar el vuelo. Del albergue la mayoría no quieren ni oír hablar. “Hay cierta resistencia porque tienen un horario y no se puede beber nada. La gente de la calle no quiere normas, necesitan un centro de acogida de exigencia mínima”, explica el coordinador de esta unidad. Entre los episodios más positivos recuerdan que no hace mucho consiguieron que una señora afincada en las esquinas de la Intermodal, con problemas de movilidad, tuviera plaza en una residencia de la tercera edad. Su cara de satisfacción valía por mil noches a la intemperie. Pero hay también recuerdos dañinos que le pellizcan el corazón. Otra mujer de avanzada edad, con patología terminal, falleció en la calle Blas Infante. “Si hubiésemos salido esa noche a lo mejor habría muerto en el hospital y no sóla en la calle”, asegura Teresa Molina. La crisis, en retirada para la mayoría, sigue muy presente en su ruta. En 2015 atendieron a 1.324 personas y en el último año 1.900. Sobran los motivos para ensalzar su labor en la noches de frío y pobreza.

El espejo en el que se mira Almería

Iván Gómez | 26 de marzo de 2018 a las 21:28

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El AVE en vía única, como el que conectará Almería con Murcia, avanza en dirección a la capital leonesa rozando una velocidad de 300 kilómetros por hora antes de llegar a Valladolid. En poco más de dos horas completa el recorrido en el que se emplean cinco y pico en el tren convencional de Chamartín hasta esta capital de reinos y cuna del parlamentarismo. Este año es también manjar de reyes y capital de la gastronomía española, un trampolín de lujo para proyectar León como un destino turístico de primer orden y para contribuir a la comercialización de sus productos tradicionales. Así lo conciben hoy todos los que apostaron el pasado año por la candidatura ganadora que en 2018 los ha situado como epicentro del IMG_20180222_170044147.jpgmapa gastronómico nacional gracias a una iniciativa municipal con respaldo unánime del conjunto de la sociedad. Y es que no hay leonés que no apele a esa clave, la de la unión, la alianza de las administraciones públicas, el maridaje de los hosteleros, la comunión de los empresarios y productores y la complicidad con el tejido vecinal para explicar la excelente acogida que ha tenido la designación de esta tierra hidalga, atravesada por la Ruta de la Plata y el Camino de Santiago, como el corazón del arte de la buena mesa al menos durante este ejercicio. Un rotundo mensaje de unidad y un completísimo programa de actividades son la mejor lección que los leoneses pueden aportar a la candidatura almeriense de cara al 2019. “Cuando todos remamos en el mismo sentido, el barco avanza más rápido”, valora a este diario el presidente de la Cámara de Comercio, Javier Vega. “Nunca he visto al sector de la hostelería tan unido, había que transmitir ilusión a la ciudadanía y aquí se ha notado”, argumenta el empresario Juan Hernández, presidente de la Asociación de Comerciantes León Gótico. “El proyecto presentado era muy sólido, pero la suma de los esfuerzos ha sido determinante”, señala el actual presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo. La institución provincial se volcó desde un primer momento y está liderando la campaña para que los productos leoneses lleguen a toda España con una primera acción en Sevilla hace unas semanas. Fue precisamente en el palacio de los Guzmanes, sede de Diputación, donde se presentó la candidatura.

El alcalde, Antonio Silván, pone en valor esa unidad de acción de todos, del ámbito político y social y también pone el acento en esa complementariedad de la ciudad con la provincia, de una capital con otros 210 municipios con León por bandera. Detrás del proyecto municipal, liderado por el primer edil, su jefe de gabinete Antonio Maté y el concejal Pedro Llamas, se han situado todos los sectores productivos y también el resto de corporaciones. Y han diseñado un programa que ha consagrado cada mes a un plato o producto típico de la región para que los restaurantes y bares lo incluyan en sus cartas. Febrero fue el mes del chorizo y en marzo toca el botillo, el embutido rey de la comarca del Bierzo en la frontera con OLYMPUS DIGITAL CAMERAGalicia. También es el mes de la limonada, la bebida más tradicional de la Semana Santa. Ir a matar judíos se le llama a salir a disfrutar de este vino afrutado. La gastronomía no se circunscribe a la capital y fue uno de los ejes de la candidatura. Diputación aportó algo fundamental, el sello de los Productos de León, que cumple 25 años y cuenta en la actualidad con más de 500 empresas, 16 figuras de calidad, 3 denominaciones de origen -2 en vinos-, 8 indicaciones geográficas protegidas (IGP) y 4 asociaciones multiproducto. Es una marca similar a la de Sabores de Almería pero con un cuarto de siglo de andadura. Miguel Ángel del Egido, diputado provincial de Desarrollo Económico, es uno de los culpables del dinamismo de la marca al alza. “Estamos haciendo un esfuerzo muy importante en la promocionar nuestros productos fuera de León y la capitalidad nos ayuda mucho a publicitarlos”. La Diputación hizo posible un viaje de periodistas especializados para poder saborear León cuando eran todavía eran aspirantes que cree que influyó en el resultado final. “Hay que tener algo que ofrecer y nosotros lo teníamos y Almería también lo tiene”, asegura. Y no se han quedado sentados esperando a los visitantes. Han sabido salir a buscarlos. El consistorio cerró un acuerdo con Renfe para organizar escapadas con descuentos en los billetes de tren para los turistas gastronómicos y congresistas y se ultima otro que incluiría almuerzo a un precio razonable en alguno de los principales restaurantes. El reto de las administraciones pasa por aumentar las estancias porque las pernoctaciones hasta ahora no pasan de los dos días. De ahí que no se hayan olvidado tampoco del segmento familiar y la mascota de la capitalidad sea Manjarín para captar la atención de los pequeños cocineros. En total son más de 150 las actividades previstas y cuentan por primera vez con sede fija, la Casa de las Carnicerías ubicada en el Barrio Húmedo. Y serán muchas más las que vayan surgiendo.

En una reciente visita a León se suceden los acontecimientos en torno al paladar. Por la noche se emite en directo desde el Palacio de los Guzmanes La Brújula de Onda Cero con el protagonismo de David del Cura, burgalés, pero más que experimentado en León y su cocina. En la tertulia el alcalde remarca la importancia que tuvo la llegada del AVE hace un par de años y quiere que el segundo hito reciente, el de la capitalidad, sea aún más relevante para atraer a los visitantes. Aspiran a ser mucho más que otra escala en el Camino de Santiago. A esa misma hora, a escasos metros de la Plaza de San Marcelo, los jueces del Tribunal Supremo cenan en el Camarote Madrid, la taberna predilecta del almeriense Carlos Herrera. Poco OLYMPUS DIGITAL CAMERAdespués llegarán las autoridades locales con los directivos de Onda Cero. Y al día siguiente Fernando Ónega, el que fuera jefe de prensa de Adolfo Suárez y autor de gran parte de sus discursos como el de “puedo prometer y prometo”, es nombrado Hijo Adoptivo de León en un emotivo acto acompañado por sus familiares y amigos en la Casa Botines, primer edificio de vecinos que diseñó el arquitecto catalán Antoni Gaudí con estilo modernista. Los eventos se vienen sucediendo uno tras otro desde que a mediados de enero cogieran las riendas de la capitalidad de la gastronomía española en el marco de Fitur en Madrid. León ganó la batalla a Cuenca, después de sumar más de 1.500 adhesiones entre las que figuran las de cocineros tan reconocidos como los hermanos Roca, Martín Berasategui y Juan Mari Arzak. El testigo lo cedió Huelva después de un año inolvidable con más de 200 actividades con un impacto de un 7% más de facturación en el sector de la restauración y en torno a los 15 millones de euros. Antes fueron capitales gastronómicas Logroño, Burgos, Vitoria, Cáceres y Toledo. Y de todas se aprende, confiesan fuentes del consistorio, si bien se han quedado con las mejores ideas y propuestas. De hecho, Almería ya está trabajando con ciudades que han ostentado este galardón culinario y la concejala del área de Promoción de la Ciudad, Carolina Lafita, ha visitado recientemente León para conocer in situ los ejes del proyecto y la implementación en los primeros meses. Y también se ha producido ya una estancia de la organización de la capitalidad en tierras almerienses para que sea la protagonista de uno de los números de su revista mensual.

León se ha venido consolidando como tercer polo de la industria químico-farmacéutica de España y quiere ser el centro del picoteo de un país forjado en la tradición de los bares de todos los colores, sonidos y olores. Y a esta ciudad no le faltan los argumentos más allá de su rico patrimonio histórico y cultural. Con cinco restaurantes y locales por cada mil habitantes, la ciudad castellanoleonesa lidera el ranking nacional de los bares en el último informe de la Federación Española de Hostelería. La media en el conjunto del país se sitúa en 2,8. Y eso que la meteorología no acompaña en la estación más fría y es especialmente adversa. Hasta hace unos días estaban bajo cero por las noches, una temperatura que no les impide salir de picoteo a tomar vinos y tapinas. Es otra de las similitudes con Almería. No la del mal tiempo, claro está, sino la del flujo permanente en sus bares y calles al caer la tarde. Tabernas a rebosar cuando anochece y las terrazas por las mañanas con los primeros rayos del sol. El trasiego en su casco OLYMPUS DIGITAL CAMERAhistórico es continuo, se respira vida y gastronomía en una ciudad con apenas 126.192 habitantes en el último padrón. Es una paradoja ese ambiente usual propio de la tradición de salir de picoteo a pesar de la despoblación incipiente de ese territorio. León lleva perdidos durante los últimos cincuenta años más de 100.000 vecinos y 83 de los 211 municipios de la provincia han visto como se esfumaba casi un tercio del censo desde la década de los noventa. Es otro de los retos más acuciantes, aunque ninguno de los visitantes lo perciba por esa algazara diaria de una urbe sin grandes edificios ni construcciones y un ‘skyline’ en el que sobresale la impresionante catedral gótica del siglo XIII. La ciudad cuenta hoy con 1.198 opciones para satisfacer el paladar entre, cafés, bares y restaurantes. Según los datos de la Cámara de Comercio de León, la cifra crece por encima de los 3.800 en toda la provincia. Destaca, en el abultado número de establecimientos, el único que tiene estrella Michelin. Cocinandos, la apuesta de Juanjo Pérez y Yolanda León por maridar con imaginación y creatividad lo mejor de los fogones de la tierra. Y, además, a precio asequible. De los reconocidos con este galardón es uno de los más baratos con menú de degustación por 43 euros muy completo con hasta ocho platos. La Bodega Regia es otro de los que sobresalen por la cocina tradicional. Más de 60 años de promoción de la despensa castellanoleonesa con el mundo del guiso como uno de los grandes estandartes. Cocidos montañés y maragatos elaborados con excedentes de legumbres con tres denominaciones de origen, tortillas de Vadevimbre, pimientos asados, cecina, lengua, botillo del Bierzo, lechazo al horno y chorizo.

En el casco histórico, estructurado en torno a los barrios Húmedo y Romántico, se concentran los bares y restaurantes más frecuentados. Es el corazón del picoteo y cuenta, además, con locales para vender los caramelos típicos, ronchitos y pastel de crema y las canelas. En el restaurante Ezequiel hay tapinas e incluso de pueden elegir entre un par de opciones. Aquella noche pastel de puerro o embutidos. En la segunda ronda bollo ‘preñao’, un pan relleno de chorizo que era el producto del mes en febrero. Está en la calle Ancha y tiene carta de vinos tintos con copa desde 1,80 a 3,40 euros y hay que probar el del Bierzo. Del blanco funciona mejor el Verdejo que Rueda. El LAV, en el hotel Alfonso V, es otro de los que marcan tendencia con menú por 35 euros. Y las mejores vistas las tiene niMÚ Azotea en la terraza del hotel Conde Luna. Todos los del gremio están encantados con la OLYMPUS DIGITAL CAMERAiniciativa que ha hecho posible que León se convierta en visita obligada este año y no en ciudad de paso. Pero lo más importante ha sido la alianza forjada por los empresarios. “Lo bueno que tiene la capitalidad es que nos ha unido a la hostelería de León”, asegura Mari Ángeles Luengo, presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de León. Tiene un restaurante en el Hospital de Órbigo. Concibe la capitalidad gastronómica como una apuesta de futuro. “No es una iniciativa para un año solo, es empezar en este 2018 a proyectarnos fuera”. El mensaje de la continuidad lo cocinan políticos y empresarios desde que echara a andar hace más de un año la candidatura. “La capitalidad es una oportunidad, un trampolín”, explica el primer edil leonés. Y no han perdido el tiempo, ya tienen en funcionamiento hasta la marca paralela con la que se venderán cuando cedan el testigo a otra capital 2019, León, manjar de reyes. “2018 es el inicio, pero todos queremos que sea una capital gastronómica por excelencia y un referente en los próximos años”, argumenta el empresario Javier Vega. “La capitalidad es un año, pero nuestra idea es que permanezca en el tiempo, que sea un revulsivo para traer turistas que permita proyectarnos para el futuro”, añade el máximo mandatario de Diputación. “Queremos que quede un poso aquí para años sucesivos, lo que vamos a sacar a partir de ahora es que se hagan las cosas mejor”, razona Javier Gómez, propietario del Camarote Madrid con casi 25 años de trayectoria en un sector que nunca había visto tan entregado a una causa.

“Los hosteleros solemos tirar cada uno para nuestro lado, no sólo aquí sino en cualquier ciudad, y esta capitalidad tiene como mayor éxito que ha contribuido a unirnos, todos estamos tirando del carro”, asevera. Es su principal recomendación a la candidatura almeriense. “Si se unen y empujan al proyecto va a ser una iniciativa muy bonita para recordar toda la vida en Almería”. El director del hotel Conde Luna, Manuel García, también se OLYMPUS DIGITAL CAMERApronuncia en esta misma línea: “Llevo más de veinte años en el sector y la unión que ha habido en esta ciudad no la he visto nunca. Ha sido una iniciativa muy bien acogida por todo León”. El gestor de este establecimiento, que pertenece al más importante grupo hostelero al incorporar el hotel Alfonso V y los restaurantes Casa Mando, niMÚ Azotea y LAV, considera que “León como destino turístico empezó a sonar más fuerte hace un par de años, estamos de moda y la capitalidad es un acicate para traer más visitantes a conocer nuestra tierra y productos”. Los partidos políticos aparcaron ideologías y entre las adhesiones a la candidatura figuran la de Aznar y Zapatero. Hoy todo en la ciudad, después de dos meses de reinado gastronómico, está ligado a ese sello. Y conforme avance el año hacia los meses de verano será mayor la actividad y el flujo turístico. El alcalde de León lanza un mensaje al de Almería: “Merece mucho la pena, es un esfuerzo que merece la pena en imagen, autoestima, actividad económica y proyección de cara a los próximos años”.

Record Guinness de cortar cecina

El cortador Agustín Risueño, que es propietario del comercio A cuchillo, será el encargado de batir el record guinness que se le demanda a las capitales OLYMPUS DIGITAL CAMERAde la gastronomía española. La de León ha optado por presentar el plato de cecina más grande del mundo a cargo de cortadores profesionales y Agustín Risueño es un maestro cortador que ha sido reconocido dentro y fuera de Castilla y León. Está viviendo con confianza la capitalidad, si bien reconoce que de momento no lo ha percibido en las ventas de los dos primeros meses.

Camarote Madrid

Fundado en 1936 y proclamado por el periodista almeriense Carlos Herrera como su bar preferido, el Camarote Madrid, en la calle Cervantes de León, es una taberna singular, única en León. De ahí que cuente con una legión de leales clientes en desayunos, comidas y cenas. A sus zumos naturales y tostadas de mermeladas selectas por la mañana se le suman conforme pasa el día los platos típicos de la tierra y tapas de aire andaluz incluido el salmorejo. Tiene un rincón de Carlos Herrera en el reservado lateral del local y no es el único vínculo con Almería. Sobre su larga barra hay varias botellas de aceite Castillo de Tabernas, pero no el genérico, uno personalizado a nombre de Camarote Madrid. Nada mejor que productos almerienses con los que complementar su carta basada en platos de cuchara.

Novias de la muerte

Iván Gómez | 20 de marzo de 2018 a las 19:26

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Durante más de setenta años, la Legión fue cosa de hombres, pero desde mediados de los noventa se han ido incorporando mujeres a casi todos los cuerpos y escalas hasta llegar a las 264 legionarias en la actualidad (tres oficiales, 25 suboficiales y 236 de tropa) en el acuartelamiento principalmente de Viator, pero también en Ronda. Son las novias de la muerte que han venido demostrado su valía y capacidad en todas las unidades de combate desde que tuvieron la oportunidad de alistarse. Ahora que se cumplen treinta años de la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas nada mejor que analizar la presencia femenina en una de las unidades de elite más laureadas y reconocidas dentro y fuera de España. La cabo primero Raquel Alba Díaz fue una de las primeras mujeres en formar parte de la gran familia legionaria hace ya más de 23 años. Hoy pasea por el Monumento a los Caídos en el patio de armas de la base militar Álvarez de Sotomayor para hacer balance de los hitos conseguidos junto a dos jóvenes legionarias, la teniente de zapadores Blanca de Murga y la sargento primero de artillería Lorena Fernández. El año 1988 supuso un vuelco en la configuración del Ejército con la aprobación de un real decreto que permitió la incorporación de las mujeres a los cuerpos comunes (jurídicos, interventores, sanidad y músicas militares) y también de ingenieros. Entraron 26 en toda España. En 1992 se daba acceso a la escala profesional de tropa y marinería y en 1999 se reguló el principio de igualdad con todas sus consecuencias (en todos los cuerpos, escalas y destinos). En la Brigada de la Legión la primera en enfundarse el chapiri en los años noventa fue Pilar Hernández, hoy teniente coronel médico, y apenas fueron seis las que convivieron a lo largo de esa década con cerca de 3.000 soldados. Raquel Alba Díaz, natural de Córdoba, fue una de las primeras en llegar a la base de Viator.

Y lo hizo junto a otras cuatro damas legionarias de la promoción de noviembre del 94. Había una en transmisiones, otra en zapadores y otra en artillería, pero todas figuraban en el boletín adscritas al Grupo Logístico y a la bandera del cuartel general. Era una función limitada de apoyo a las unidades operativas que hoy pueden liderar sin ningún tipo de complejos. En la Legión no existe discriminación ni brecha salarial y a la hora de OLYMPUS DIGITAL CAMERAascender, como bien cuentan las tres legionarias, sólo se tiene en cuenta la capacidad de estudiar e “hincar los codos” para las oposiciones y que superes las pruebas físicas que, por cierto, les gustaría que no se diferenciaran. Entienden que del cuartel hacia afuera hay más estereotipos que hacia dentro -de ahí que todavía acaparen los flashes en desfiles y eventos- y se muestran orgullosas de ser legionarias y pertenecer a una de las unidades más queridas y laureadas del ejército español. “No sabemos que tiene el chapiri que el que se lo pone nunca se lo quita”, asegura la vallisoletana Lorena Fernández. “A mí siempre me han respetado, aunque a veces haya tenido que marcar el terreno y demostrar que nadie era mejor”, añade la cabo primero cordobesa. La joven De Murga es la primera teniente en zapadores y nunca ha tenido ni mejor ni peor trato por ser mujer. Relata que comparten todas las funciones y servicios y sólo se dividen en el vestuario. “Si te vas de maniobras cada uno con su sección y su tienda, no existen ni hombres ni mujeres”, añaden. Eso sí, la proporción sigue siendo relativamente baja y roza el 10% de la plantilla y confiesan que a veces están solas en su pelotón y echan en falta una conversación entre mujeres.

Lorena Fernández, Sargento primero. 34 años.

“Mi padre me llamaba cada semana por si me volvía a casa y le decía que no”

Vallisoletana de 34 años, Lorena Fernández es legionaria desde hace una década. Anteriormente en Valladolid había pasado por tropa, pero le llamaba mucho la atención La Legión y diez años después considera que no le ha decepcionado lo más mínimo. Lo que más destaca, además de que se ha OLYMPUS DIGITAL CAMERAconvertido en una gran familia, es la disciplina. Fue la primera suboficial que hubo en su batería de artillería y siempre echó en falta tener alguna mujer más porque está todo el día con hombres. Quería ser guardia civil pero no daba la estatura, así que optó por el Ejército. “Mi padre me llamaba cada semana para ver si me volvía a casa para recogerme y le decía siempre que no y aquí sigo. Creían que iba a aguantar un mes.Al principio no querían, pero sé que ahora están orgullosos y mis amigas flipando”. La sargento primero ha participado ya en dos misiones en el extranjero (Bosnia y Líbano) y se prepara en idiomas para seguir creciendo en La Legión. Tiene claro que ser mujer no será un freno.

Raquel Alba Díaz, Cabo primero. 43 años.

“Tenías que demostrar que nadie era mejor que tú”

Fue una de las primeras mujeres en ponerse el chapiri a finales de 1994 y de momento no se lo ha quitado. La cabo primero Raquel Alba Díaz, natural de Córdoba, ha dedicado media vida a la Legión, nada menos que 23 años. Y eso que los principios resultaron algo difíciles. “Miedo me daba cuando llegué aquí, había legionarios con unas barbas que imponían. Sólo había una mujer y vinimos cinco más y así estuvimos durante unos años”, recuerda. La cabo primero legionaria tenía ilusión desde muy joven por entrar, pero todavía no era posible la OLYMPUS DIGITAL CAMERAentrada de mujeres en el Ejército. En el año 1993 encontró un folleto en el buzón que informaba de que era posible acceder a tropa y no se lo pensó dos veces a pesar de que no tenía en la familia ningún militar que abriera el camino. “En aquellos años había compañeros que te trataban como si fueras de porcelana y otros que no te querían en su pelotón, pero con el paso de los años cambió, se fue incrementando la presencia de las mujeres y el trato pasó a ser de igual a igual”, argumenta. “Cuando llegué aquí tenía que demostrar que nadie era mejor que yo, había presión y lloré más que un cunero, había días buenos y malos, pero no lo cambiaría nunca porque es un orgullo pertenecer a la Legión”. Alba Díaz reconoce que cuando llego sólo había médicas y enfermeras y los legionarios no estaban acostumbrados a ver a una mujer con fusil, pero hoy en la base a nadie le resulta extraño el compartir trinchera en cualquiera de los cuerpos y escalas. La cabo primero sólo ha participado en dos misiones internacionales, Bosnia y Kosovo, porque desde que tuvo a su hijo se ha fijado como prioridad. “Hasta que no se eche novia mi Chema no me muevo”, ironiza, ya que estaría dispuesta a volver a un escenario de guerra si su unidad se desplazada. “No hay nadie que se haya ido de la Legión y no la eche de menos”, asegura. Raquel Alba Díaz fue una de las mujeres pioneras en la base de Viator, una guerrera que abrió camino y que valora con orgullo su elección. Si volviera a nacer sería legionaria.

Blanca de Murga, Teniente. 29 años

“Ni me han favorecido ni perjudicado por ser mujer, me acogieron muy bien”

La teniente legionaria Blanca de Murga ha dado un giro radical a su vida al entrar en La Legión en las oposiciones de complemento, después de estudiar arquitectura y comenzar a trabajar en Sevilla. Es un contrato temporal de ocho años al que accedió tras pasar por las instalaciones de Zaragoza y Hoyo de Manzanares. Salieron plazas en Almería, su tierra natal y no se lo OLYMPUS DIGITAL CAMERApensó. “Mi madre a día de hoy sigue sin llevarlo bien, aunque están orgullosos porque me ven feliz y mis amigas igual”, asegura. Considera que los dos años que llega en la base militar Álvarez de Sotomayor han sido una experiencia enriquecedora y considera un privilegio servir en una unidad querida y respetada por el conjunto de la sociedad. Eso sí, más de uno se sorprende cuando la ve sin uniforme y le pregunta a qué se dedica. Sobre el trato de sus compañeros sólo tiene palabras de agradecimiento y de unión. “Me acogieron muy bien, nadie me ha favorecido ni perjudicado por ser mujer”. En los próximos años, debido al tipo de contrato que tiene, deberá dejar La legión para ir a las oposiciones de ingeniero politécnico para tener plaza fija como arquitecto militar y estaría encantada de poder volver en el futuro a la provincia. “Es como una gran familia, la Legión es más cercana y especial que las demás unidades”. Pese a que inicialmente estudió la carrera de arquitectura y llegó a ejercerla, siempre había tenido la inquietud por el ejército, de hecho la trae de casa porque su padre es militar. “Tienen valores que me gustan y me permitiría compaginar el trabajo con el deporte”, asegura. Desde el primer momento le han dejado dedicarse a cuestiones relacionadas con las obras y a desarrollar los conocimientos que tenía en la oficina técnica del Batallón de Zapadores y con la sección de construcción, de manera que ha seguido cultivando la disciplina en la que se formó dentro del cuartel. Sus conocidas presumen de tener una amiga teniente legionaria, pero no se lo esperaban.

La Brigada 35

Iván Gómez | 14 de febrero de 2018 a las 14:30

16391632469_b51efb1d08_o.jpg

La Brigada 35 definirá en Viator cómo será y actuará en zonas de conflicto el Ejército del futuro. El proyecto Horizonte 2035, con el que se pretende adaptar a nuevos desarrollos tecnológicos, desafíos y retos de la ciberdefensa, tendrá como pilar los nuevos vehículos de combate sobre ruedas 8×8 que llegarán a la base militar Álvarez de Sotomayor en noviembre con la tecnología más puntera tanto en robótica como en inteligencia artificial. La esperada sustitución de los obsoletos blindados BMR, que tan buenos resultados dieron en teatros de operaciones como el de Bosnia hace 25 años, por los VCR que tendrán como sistema de armas el Piraña 5 de la compañía española Santa Bárbara permiten avanzar hacia un nuevo concepto de combatiente del futuro y dar un salto de calidad sobre el que ayer reflexionó el general jefe de la Brigada de Infantería Ligera de la Legión Rey Alfonso XIII, Juan Jesús Martín Cabrero. Durante el análisis de los retos del ejercicio en curso y balance del anterior, el general reconoció la satisfacción existente en la familia legionaria por ser elegidos como banco de pruebas del nuevo vehículo y sus desarrollo tecnológicos. Y no es para menos. La Legión, unidad de élite más expedicionaria y punta de lanza del ejército español, va a ir en vanguardia y será el sostén de la Brigada 35. A finales de año llegarán cinco demostradores del proyecto de vehículo para realizar pruebas y serán los legionarios los que determinen durante esta fase inicial de desarrollo de programas de armamento las características y elementos que se deben aplicar y descartar antes del comienzo de la etapa de producción a partir de 2019 y de implementación en el resto de brigadas. El Ministerio de Defensa ha previsto una partida de más de 25.000 millones para la dotación de los medios y efectivos necesarios para el nuevo Ejército con un horizonte temporal para adaptarse a los desafíos de futuro hasta el año 2035. “La idea es que vehículo y personal sean todo en uno en el campo de batalla”, dijo el exgeneral de la Legión y actual Jefe de Estado Mayor del Ejército, Francisco Javier Varela, hace unos días al presentar el programa. Ya se revolucionó hace unos años el concepto de brigadas para que sea un sistema integral de combate y ahora se dará un paso más allá con el desarrollo tecnológico, lo que se traducirá en mayor capacidad con menos personal, pero a su vez más cualificado.

Y todo tendrá su origen en la experiencia en Viator y su campo de maniobras con la Legión como unidad de prueba del ejército del futuro.No es el primer proyecto a la vanguardia de las Fuerzas Armadas que se encomienda al destacamento de la provincia. Desde hace años se han convertido en el referente del combate en el subsuelo y lideran el programa PICAS con el que fija líneas maestras de instrucción y adiestramiento en minas, túneles, (AL 07).cuevas, alcantarillas y escenarios bajo tierra que se han convertido en un santuario para los grupos insurgentes y terroristas. Y para esa formación imprescindible en el combate subterráneo cuentan con un polígono de 9.000 metros cuadrados y 800 lineales que será pionero en nuestro país. Martín Cabrero explicó ayer que esperan la certificación de su capacidad operativa plena y posiblemente se consiga este año. Será otro de los hitos de la Legión que perderá en junio a su actual responsable que pasa a la reserva. El general hizo ayer balance de sus cuatro años al frente de la Brileg, a la que tilda de municipio 104 de la provincia con más de 3.000 personas de las que al menos 600 trabajan de forma permanente en la base, valorando su esfuerzo por acercar la Legión a la sociedad, así como potenciar la cultura de la defensa. “Confío en que mi sucesor siga esa línea de apertura”, aseguró sin desvelar el nombre del próximo jefe, si bien precisó que “el que venga será un afortunado como yo lo he sido en estos cuatro años”. El día 6 dejará de capitanear la unidad más joven del Ejército y una de las más laureadas desde su encomiable labor en la guerra de los Balcanes hace 25 años y habrá formación de despedida tanto en Ronda como en Ceuta y Melilla y, por último, en Viator. Eso sí, no se marchará de Almería, tierra que se ha ganado su afecto y que le permitió ascender a Rey Mago en la cabalgata, entre otros tantos gestos de afecto a lo largo de este tiempo.

Sobre los despliegues en misiones internacionales, Martín Cabrero precisó que continuarán en Mali e Irak hasta mayo -son dos rotaciones de seis meses- y es muy probable que el próximo año se les vuelva a destinar a Líbano, pero aún no se ha confirmado fechas ni dotación. “Nuestro reto es estar 32636701043_0d99a91944_o.jpgsiempre perfectamente instruidos y adiestrados para la proyección inmediata en cualquier parte del mundo”, aseguró el responsable de la brigada con cuartel general en Viator. Recordó, además, que a lo largo de 2018 van a tener que generar y adiestrar un nuevo batallón para las fuerzas militares de la Unión Europea, además de mantener la presencia, aunque sea con perfil muy bajo, en el seno de la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN. La Legión ya está trabajando en la preparación de su centenario y dará mayor trascendencia si cabe a los actos que se celebren tanto este año como el próximo. Martín Cabrero explicó ayer que quieren organizar un acto de envergadura en la capital con motivo del Día de las Fuerzas Armadas y también la extensión de las actividades que se programan desde la Brileg al mayor número posible de pueblos de la provincia. Se han previsto tres juras de bandera durante el ejercicio en curso, que se suman a la que ya se hizo hace unos días con motivo de la conmemoración del Combate de Edchera y habrá una exposición precisamente de la historia del emblema nacional en el Patio de Luces de Diputación en mayo. El calendario de visitas de colegios se incrementará para llegar al mayor número posible de jóvenes, arrancando ya este martes con casi 900. La Legión nunca cierra sus puertas.

Jueces tiene la iglesia

Iván Gómez | 12 de febrero de 2018 a las 12:11

LOCAL-IGLESIA CATÓLICA-TRIBUNAL ECLESIÁSTICO-ALMERÍA

Doctores tiene la iglesia. Y jueces también. De hecho, la expresión popular, que se remonta al siglo XVI y figura en el Catecismo de la Doctrina Cristiana, se utiliza para remarcar la necesidad de atender a la opinión de los expertos en cuestiones difíciles. Y en derecho canónico no puede haber mayor “doctor” que los que componen un tribunal eclesiástico. Se trata de un organismo de la iglesia que presta a la comunidad el servicio de administración de justicia para resolver los conflictos de derecho, peculiar y propio, de parroquias, fieles y cofradías. También pasan por estos tribunales diocesanos los procesos de secularización si un sacerdote quiere colgar la sotana, si bien se producen en contadas ocasiones. La mayoría de causas que se atienden corresponden a las nulidades matrimoniales, una demanda que el Papa Francisco agilizó, flexibilizó y simplificó en 2015 para recuperar en la iglesia a los fieles divorciados. Hasta ese momento las nulidades no eran nada sencillas y se eternizaban en el tiempo. Ahora en menos de un año se puede conseguir completar el procedimiento e incluso hay una opción exprés para las situaciones más delicadas como infidelidades y abortos, entre otras, que pueden salir adelante en cuestión de dos o tres meses con el enjuiciamiento directo del obispo. En la provincia de Almería la reforma del proceso de nulidad matrimonial ha tenido un impacto directo en el número de solicitudes y desde hace un par de años se han duplicado. Según los datos del vicario judicial José Juan Alarcón Ruiz, cada año son casi medio centenar y suponen el 90% de la actividad del tribunal eclesiástico que preside pese a su juventud – 41 años-. La estadística de nulidades queda aún muy lejos de la de divorcios ante la justicia ordinaria, 1.405 en 2016, si bien hay una tendencia al alza en la que ha tenido especial incidencia que se haya agilizado la tramitación y también la rebaja de un 30% de la tasa máxima. No habrá ninguna causa que genere un coste para el demandante de más de mil euros. Es el tope fijado en los tribunales diocesanos para los usuarios de más poder adquisitivo porque la mayoría de solicitantes se acogen a las reducciones de la tarifa en función del volumen de ingresos. El vicario judicial desmonta uno de los mitos sobre las nulidades matrimoniales. “El dinero nunca ha sido un problema”, asegura en relación a las facilidades que se ofrecen a las personas con menos recursos. La parte demandante es la que normalmente asume todos los costes, si bien a veces hay un acuerdo para repartirse los gastos con el demandado. De esa tarifa se afrontan los gastos de un tribunal formado por el vicario, los jueces, fiscales, notario, procuradores y la figura del defensor del vínculo.

La Diócesis cuenta un elenco de siete abogados especialistas que perciben sus honorarios aparte, aunque también pueden actuar de oficio. Tanto el funcionamiento como la composición de los tribunales de la iglesia es similar al del órgano judicial ordinario en España y el procedimiento a seguir incluye la demanda, fórmula de dudas, sesiones, decretos, providencias, declaraciones, pruebas testificales, pericia, sentencia y recurso. Todo regulado por un derecho peculiar y propio que cada día cuenta con menos presencia en el seno de las universidades, el canónico, por el que normalmente se LOCAL-RELIGIÓN-AGUADULCEsuele declarar la nulidad del matrimonio desde el momento de su celebración, es decir, que nunca ha existido. Los motivos más habituales en las demandas de nulidad son los relativos al canon 1095 cuando uno o ambos esposos son incapaces por una causa de naturaleza psíquica: por carecer de suficiente uso de razón, por padecer un grave defecto de discreción de juicio acerca de los deberes y derechos del matrimonio y por no poder asumir las obligaciones esenciales del sacramento. En este capítulo se incluirían los que maltratan a sus parejas, porque la violencia de género no son causa de nulidad como tal, y también no ser fiel a la pareja o los problemas derivados de adicciones al alcohol y drogas. Con menor frecuencia, aunque se da alguna demanda cada año, las nulidades originadas porque no se ha consumado el matrimonio, la eyaculación precoz y la ocultación de la esterilidad y de transtornos de la personalidad. El proceso de nulidad requiere de la declaración de testigos de esa convivencia y no tienen por qué ser los mismos de la boda y no hay vista oral, por lo que no coinciden las dos partes. Cada día declara uno y todo pasa al juez por escrito para su resolución. El tribunal se reúne una vez al mes para analizar los casos que se van recibiendo, tres o cuatro al mes, en una sesión de los jueces en su sede de la Plaza Bendicho 9. Además, realizan al menos una formación conjunta con el Colegio de Abogados y cada tres meses se produce un encuentro de todos los jueces de la provincia eclesiástica de Granada (tribunales de Jaén, Málaga, Guadix, Granada, Almería y Cartagena-Murcia). El lunes por la tarde tuvo lugar la primera reunión de este año en la Casa de la Espiritualidad de Aguadulce.

“Hay obligaciones, no te puedes casar por la foto en la Virgen del Mar”

José Juan Alarcón Ruiz está al frente del tribunal diocesano de Almería desde que asumió el encargo del obispo de ser el vicario judicial. Con sólo 41 años llegó a ser el más joven del país en esta encomienda de la justicia eclesial y ejerce, además, como delegado para las causas de los santos de la Diócesis en la provincia. En la entrevista con este periódico analiza la actividad creciente del tribunal eclesiástico y las claves de su principal causa, la LOCAL-IGLESIA CATÓLICA-TRIBUNAL ECLESIÁSTICO-ALMERÍAnulidad matrimonial. Al otro lado de la puerta, una señora presta declaración en uno de los procesos recién iniciados. Es la parte demandada y hace un profuso recorrido por los errores de su exmarido. Según explica José Juan Alarcón, la incapacidad para asumir las obligaciones del matrimonio es uno de los motivos más frecuentes de las demandas y se fundamenta en la falta de compromiso de determinadas personas para asumir las obligaciones de un sacramento. “El matrimonio se concibe para entregarse, compartir la vida y tener hijos y no todo el mundo lo asume. Si no quieres tener hijos, por ejemplo, estás excluyendo una parte del matrimonio”, argumenta el vicario judicial. “No te puedes casar en la iglesia para tener una foto bonita en la Virgen del Mar, hay que valorar las obligaciones y deberes del sacramento”, añade. El vicario judicial cita, entre las anécdotas, a un señor que cuando se iba a casar por la iglesia se dieron cuenta de que ya lo hizo con anterioridad y no le constaba nulidad alguna. Al final todo se resolvió. “Aquí no se juzga a las personas, se estudia el vínculo matrimonial contraído para ver si se puede declarar nulo”, añade. Y para analizar la invalidez del vínculo cuentan con la ayuda de los peritos psicólogos y de los testigos de la convivencia conyugal.

Un paseo de medio siglo por las nubes

Iván Gómez | 5 de febrero de 2018 a las 22:02

LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍA

Con la ayuda de su bastón, Carlos Revilla Palacio recorre con calma el interior del Aeropuerto. Repasa la estructura de cada instalación con cierto interés, explorando de arriba a abajo cada recoveco en busca de defectos y vicios ocultos que sólo unos pocos privilegiados pueden apreciar dónde los demás sólo ven paredes y techos. Podría parecer un octogenario que pisa por primera vez una terminal y al que sobrecoge la aviación, pero nada más lejos de la realidad. Este ingeniero aeronáutico sevillano, pero afincado en Aguadulce desde los años sesenta, ha dedicado más de media vida a la construcción, consultoría y explotación de hasta medio centenar de aeropuertos de dentro y fuera de España. Uganda, Jamaica, Costa Rica, Colombia, Argentina, Cuba y Bahamas son sólo alguno de los destinos en los que ha trabajado con Aena y como profesional independiente para otras empresas. LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAEn nuestro país dirigió el de Alicante, la ampliación en Melilla y fue uno de los asesores de la reforma de Barajas con motivo del Mundial del 82. Pero todo empezó en Almería, en el paraje conocido como Los Albardinales sobre el que construyó, junto a dos ingenieros más, el aeropuerto de El Alquián entre 1966 y 1968. Lo hicieron, además, al terminar la carrera, con sobredosis de ilusión, pero sin experiencia. Fue su primera encomienda del Gobierno y no estuvo exenta de frenos y obstáculos como la escasez de agua procedente del pozo de Valeriano y de electricidad que obligaba a trabajar con generadores autónomos de energía. El cemento llegó desde Rumanía y Polonia en barcos al Puerto de la capital. Fue el director de las actuaciones, jefe de mantenimiento después y con la Transición asumió la dirección en 1981, siendo el primer responsable civil al desvincularse el organismo de la dependencia del comandante aéreo de Almería. Esta semana ha vuelto a recorrer los pasillos y pistas del aeropuerto en compañía de su director actual, Pablo Lázaro Melgar, con motivo del cincuenta aniversario de una instalación que ha sido, es y será vital para el progreso económico y social de la provincia. Pasado y presente analizan los retos de futuro de una infraestructura que se ponía en funcionamiento el 6 de febrero de 1968 después de una inversión de 349,3 millones de pesetas por parte del Ministerio del Aire. Las expropiaciones las había sufragado el Ayuntamiento de la capital. El director de aquellas actuaciones que se adjudicaron a la empresa francesa Dumez en diciembre de 1965 recuerda que se construyó con recursos limitados y turnos de trabajo de hasta once horas entre lunes y sábado. Los operarios sólo descansaban los domingos y festivos y no tenían vacaciones y aún así se inauguró con meses de retraso sobre lo previsto. La falta de rodaje de los tres ingenieros al cargo -tanto Carlos Revilla como Juan Valverde y el ayudante José Luis Sánchez- se compensó con la dilatada trayectoria de Dumez y de su jefe de obra Marcos García Cruzado. El entonces alcalde de Almería, Guillermo Verdejo, quiso aprovechar la profesionalidad de la empresa francesa y les encargó durante su estancia en El Alquián la pavimentación del Paseo del Generalísimo que completaron en una sola noche con maquinaria y planta del aeropuerto.

Eran otros tiempos y no contaban con la tecnología ni maquinaria de hoy, reconoce el ingeniero de uno de los principales actores del potencial turístico de Almería. En estos cincuenta años de historia han sido más de 27,2 millones de pasajeros, de los que un 62,7% en el último ejercicio se movieron en vuelos con el extranjero. Carlos Revilla dirigió el aeropuerto durante una época de crecimiento pausado y constante, si bien muy alejado de registros posteriores como los que llegaron en la primera década del actual siglo en la que se alcanzó el millón de pasajeros. “Entonces el tren era muy bueno y barato, mucho mejor que el de hoy, y los vuelos estaban al alcance de pocos y todavía había cierto miedo a coger el avión”. Con la consolidación de las conexiones domésticas a Barcelona y Madrid, la irrupción de líneas con destinos europeos y la permuta de aeronaves pequeñas LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍApor las de 80-90 plazas la dinámica cambió y el uso de la aviación comercial se extendió a mayores cuotas de población. Si en 1968 operaron 1.372 aviones (una media de cuatro diarios) y se movieron 17.843 pasajeros, en el último ejercicio han sido 12.218 aeronaves (más de 30 cada día) y poco más de un millón de usuarios con destino o llegada en Almería. En los ochenta eran en torno a 200 trabajadores, recuerda el director de aquella primera obra del aeródromo de El Alquián, a quien gustaba y mucho quedarse a comer con la veintena de bomberos que entonces tenía el servicio de extinción porque disponían de un cocinero de primer nivel. Hoy son más de 400 profesionales para medio centenar de empresas. En sus diálogos de altos vuelos, Pablo y Carlos, último y primer gestor del aeropuerto, no sólo comparten cargo, anécdotas y compañeros en común, sino que además, al igual que el resto de trabajadores que han pasado por el aeropuerto, los que continúan y los que vendrán, tienen un mismo objetivo, el que hizo posible su puesta en marcha hace ya cinco décadas: contribuir al desarrollo social y económico de Almería. Las comunicaciones aéreas han servido para romper el secular aislamiento provincial y han sido uno de las herramientas de desarrollo del destino turístico. Aunque no se ha logrado canalizar la vieja aspiración de exportar las frutas y hortalizas, pese a los intentos en la década de los setenta. En 1977 se enviaron a países europeos casi 670.000 kilos, pero después fue a menos. En 2017 se han movido dos toneladas de carga, pero no del sector agroalimentario, cuya asignatura pendiente es exportar por avión y ferrocarril. El resto de ámbitos provinciales sí han tenido la respuesta del aeropuerto que necesitaban, más allá del turismo, como ocurrió con el cine.

Durante la construcción del aeródromo, en pleno movimiento de tierras, sus obras lo convirtieron en escenario del séptimo arte. El aeropuerto no estuvo ajeno a la vorágine cineasta de aquellos años, tampoco lo es hoy cuando recibe cada año a decenas de directores, localizadores e intérpretes de la industria audiovisual con rodajes de películas, series y todo tipo de anuncios, recibiendo en pleno despeje de terrenos, antes de su puesta en servicio, la visita de Brigitte Bardot, Yves Montand, Clint Eastwood o Lino Ventura, entre otros. El aeropuerto fue plató al aire libre para simular pistas LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAen el desierto y en lugares exóticos. Carlos Revilla recuerda la llegada habitual de aquellos actores de reconocido prestigio, entonces en líneas regulares, si bien hoy las productoras disponen vuelos chárter. También rememora con cierta frescura pese al tiempo que ha transcurrido la primera visita del entonces Rey Juan Carlos I a bordo de un caza que pilotaba. Se dirigía hacia unas maniobras en el Levante, en la zona de Carboneras, e hizo escala casi sin avisar. La inauguración también tuvo sus anécdotas. Un día antes del aterrizaje de Franco, cuando todo el aeropuerto se vestía de gala con banderas nacionales y retratos del jefe de Estado, se produjo la avería del ascensor de la torre de control que se había previsto en el itinerario por las nuevas instalaciones del general. La solución fue colocar a uno de los trabajadores más vigoroso y corpulento debajo en la sala de máquinas por si volvía a fallar el ascensor recurrir a accionarlo mediante un proceso manual. Cuando bajaron a ver al operario estaba custodiado por un agente de la Guardia Civil que lo apuntaba al desconocer cuáles eran sus intenciones. Pero más tensa fue, según relata Revilla, la jornada en la que coincidieron en el recinto los seguidores de La Pasionaria Dolores Ibárruri y los de Blas Piñar de Fuerza Nueva. Los símbolos del comunismo y la extrema derecha tenían distintos vuelos, pero la falta coincidencia en los ochenta obligó a reforzar la seguridad del aeropuerto.

El golpe de Estado de Tejero en 1981 fue otro episodio de cierta incertidumbre y nerviosismo que tuvo que afrontar durante su mandato. Tuvo que volver al trabajo una vez que se había cerrado y hacer guardia toda la noche con unos invitados inesperados. Agentes de la Benemérita se pasaron allí la madrugada porque en la sala de autoridades había televisión, un privilegio del que carecían aún los cuarteles. Esa noche fue la única en la que se tuvo muy presente la caja fuerte. El actual director le preguntó esta semana al ingeniero aeronáutico por una leyenda que decía que todos los trabajadores tenían en ese cofre blindado una acreditación de su rango militar para emergencias. Y Carlos Revilla se lo confirmó. Esa documentación se mantuvo hasta que el aeropuerto dejó de ser dependencia del Ministerio del Aire y del comandante aéreo de Almería, Luis Páez Giménez. En aquellos años el aeropuerto abría un máximo de doce horas y contaba con plantilla de siete controladores. Había quiosco de prensa y tienda de LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAsuvenir, sobre todo cuando se multiplicaron los chárter desde medio mundo, de Noruega a los Estados Unidos o Rusia. Pero la infraestructura poco tenía que ver con las modernas terminales e instalaciones actuales. Así lo reconoce el que dirigió la actuación inicial del campo de vuelos y su primer edificio. Valora el buen diseño y las decisiones adoptadas en las sucesivas actuaciones de mejora, una primera en 1995 en la que se invirtieron 1.900 millones de las antiguas pesetas y otra posterior para ampliar su capacidad a casi 3 millones de pasajeros anuales completada en 2010 con 37 millones de euros de coste. “Hoy es un aeropuerto de calidad y buen gusto, mucho mejor organizado que la mayoría en los que he trabajado. Bonito y sencillo, con una luz agradable”, comentaba durante su recorrido por las oficinas el primer director civil. “Las compañías están muy contentas y eso para nosotros es un buen síntoma”, replica Pablo Lázaro, antes de mostrarle la nueva terraza al aire libre de la sala de embarque. Con vistas al mar y a las pistas y con un bar, un regalo para cualquier usuario, más aún si es fumador. Es otra de las mejoras recientes y todavía queda alguna más en cartera. El aeropuerto está remontando el vuelo después de una travesía por el desierto de la aviación ocasionada por la crisis económica. Gracias a su esfuerzo y tesón y al de cientos de trabajadores que han pasado por sus instalaciones en estos cincuenta años. Lo reiteran. Y siguen su paseo de medio siglo por las nubes.

Los hitos del aeropuerto 

1947
Plan Social de Almería
Las actividades aeronáuticas en la provincia comenzaron en 1911 y el primer aeródromo municipal se abrió en 1932 en llanos desérticos deTabernas. El punto de partida del actual aeropuerto data de 1947 con el Anteproyecto del Plan Social de Almería en el que ponían en valor su importancia para la exportación de productos agrícolas. Entonces el tren eran 12 horas a Madrid, las carreteras a Granada y Málaga impracticables. Se quería romper el aislamiento secular de la provincia. En 1951 se reunieron los presidentes de la Cámara de Comercio y el Sindicato Vertical de Productos Hortícolas con alcalde y gobernador civil para organizar la adquisición de los terrenos y el encargo del proyecto. El Ayuntamiento abanderó esta demanda y promovió la creación de la Junta Técnica Mixta entre la administración local y el Ministerio del Aire.

1954
El primer proyecto fallido
El primer proyecto del aeropuerto se aprobó el 9 de septiembre de 1954 y su ubicación comprendía los terrenos entre los kilómetros 6 y 9 de la carretera de Almería a Níjar. Se ubicó hasta el cartel y se procedió a la expropiación, pero después tuvo que ser desechada esta localización por nuevas necesidades técnicas operativas. Es entonces cuando se opta por el paraje conocido como Los Albardinales, a 6 kilómetros de la capital, con acometidas de energía eléctrica cercanas y fácil acceso por carretera. El suelo era municipal, había sido expropiado por el consistorio en 1954.

1964
Plan General de Aeropuertos
El impulso definitivo se produjo con la inclusión del aeródromo de El Alquián en el Plan General de Aeropuertos y Rutas Aéreas 1964-1967, gracias a las gestiones del gobernador civil, Gutiérrez Egea, del cuerpo de interventores del Ejército del Aire y el presidente de la Cámara de Comercio, Juan Navarro Hanza, quien contaba con la ayuda de su hermano con un destacado cargo en Aviación Civil.

aeropuerto Almer’a1966
El comienzo de las obras
La primera orden ministerial data del 10 de febrero de 1965. En este documento se aprueba el actual emplazamiento y establecimiento del Aeropuerto de Almería. Dos meses después se declararon las servidumbres aeronáuticas y ya en septiembre la denominación oficial que daría paso a las obras. El 15 de diciembre de 1965 se adjudican por 148,7 millones de pesetas los trabajos del campo de vuelo a Construcciones Dumez SA. Dos son los ingenieros responsables, Carlos Revilla y Juan Valverde, con el ayudante José Luis Sánchez.

1968
Inauguración y primer vuelo
Una avión del Ejército del Aire fue el primero en aterrizar el día de su inauguración. Viajaba el ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga, acompañado por personal de prensa. Poco después, a las 11:40 horas, lo hizo un DC8 de la compañía Iberia con el general Francisco Franco, jefe del Estado. Durante parte del trayecto ocupó el puesto de copiloto. Descubrió una placa conmemorativa y pasó revista a las tropas. El aeropuerto se vistió de honores y resonaba el himno nacional. El obispo Suquía procedió a la bendición. Franco se desplazó después a inaugurar los 27 bloques de vivienda pública del barrio de la Paz que entonces pasó a llamarse las 500 Viviendas. Dos días más tarde tuvo lugar el primer vuelo comercial, un Fokker, bajo el nombre de Río Ebro, que cubría la nueva línea con Madrid y llegó con las 38 plazas ocupadas.

1970
Hacia la internacionalización
Después de la inauguración, en abril de 1968 el vuelo con Madrid pasa a ser diario y en noviembre se pone en marcha una conexión con Murcia y Barcelona con un Convair 440. El desarrollo turístico de la provincia permitió la apertura de líneas con otros países. En verano de 1970 se inaugura la primera línea regular con el extranjero que hacía servicio con París a través de Valencia sólo los domingos. En la primavera de 1974 se pone en funcionamiento la primera conexión sin escalas con el extranjero. La opera British Airways, uniendo Almería con Londres desde abril a otoño. En aquel verano se inician los chárter con distintas ciudades europeas. Se pasó de 11.258 visitantes en 1971 a 54.450 el año de la ruta con Reino Unido. En 1975 son 80.220 turistas europeos los que pasan por el aeropuerto frente a 94.976 pasajeros nacionales.

1990
Ampliación y consolidación
Las rutas nacionales se refuerzan en los ochenta y se reciben vuelos Alemania, Reino Unido, Noruega, Holanda, Bélgica que se alojan en hoteles de Roquetas y Mojácar. Se hace necesario un nuevo impulso inversor en la ampliación de las pistas, terminal y estacionamiento de aeronaves. La inversión alcanza los 1.900 millones de pesetas a lo largo de los años noventa.

1999
Aterrizaje de Air Nostrum
En la primavera de 1994 ve la luz en Valencia una nueva compañía de aviación regional que estará muy ligada al desarrollo aéreo de la provincia, Air Nostrum. Tres años después pasa a ser la filial de Iberia, un crecimiento por el que aterriza en El Alquián en 1999 con vuelos a Madrid y Barcelona. En los Juegos Mediterráneos amplió su capacidad en 20.000 plazas.

2007
El millón de pasajeros
Con un crecimiento pausado pero constante el Aeropuerto abre un nuevo edificio de salidas en 2009. En 2002 entraba en servicio la terminal de mercancías. Fue en el año de los Juegos Mediterráneos cuando se superó la barrera del millón y el mejor registro llegó en 2007 con 1,2 millones de viajeros. La crisis truncó la tendencia al alza y poco a poco se remonta el vuelo.