Ciudadano A » Archivo » Alcaldes veinteañeros

Alcaldes veinteañeros

Iván Gómez | 3 de agosto de 2015 a las 12:24

Veinteañeros y treintañeros al rescate de los partidos clásicos y su vieja política. Los jóvenes con vocación de servicio de público llevan toda la vida entrando a cuentagotas en los despachos de las administraciones públicas de la provincia, pero ahora que más aprieta la crisis sistémica de las instituciones y el bipartidismo es cuando la operación renove con la que rejuvenecer las listas se ha convertido casi en obligación. No hay otra salida porque la pulsión de cambio generacional derivada de legislaturas de corrupción y desafección política es hoy más fuerte que nunca. Reinventarse y renovarse o morir en las urnas. El nuevo tiempo y la nueva política es creíble cuando lo ofertan los que empiezan de cero y carece de sentido cuando lo 11391676_1042816622402928_6662835719952557898_npromueven los que llevan toda una vida con la vara de mando en el sillón de la alcaldía. Si bien cada vez resulta más evidente y palpable esa savia nueva escalando posiciones en las candidaturas, sobre todo en las de las municipales, todavía son pocos los alcaldes que tienen menos de tres décadas. Sólo tres en la provincia, los de Laujar de Andarax, Tabernas y Olula de Castro. 26, 27 y 28 años, menos de los que otros regidores llevan al frente de los consistorios de Gádor, Armuña del Almanzora, Castro de Filabres o Bacares. Los alcaldes eternos contrastan con los jóvenes recién licenciados que se ven obligados a madurar a pasos agigantados en la gestión de lo público. Pero la política no tiene edad, al menos para hacer bien las cosas, y la capacidad de gobierno no está reñida con los años del candidato. Curtidos en la ilusión de la militancia juvenil y en el activismo e inquietudes sociales, los veinteañeros están pidiendo paso para encabezar una administración más cercana y son la mejor alternativa para los grandes partidos a la hora de acercarse a un electorado que busca otra gestión en partidos de nuevo cuño.

Los jóvenes suelen huir de los posicionamientos más radicales y son los más decididos defensores de fórmulas con las que impulsar la participación de la ciudadanía. Lideran el desafío del voto joven y tienen proyectos e ideas para dar y regalar. Otra cuestión es que las limitaciones, sobre todo presupuestarias, de las maltrechas arcas municipales les permitan implementarlas. De ahí que se apoyen en los técnicos y otros concejales de recorrido con los que equilibrar gobiernos. El equilibrio está en las candidaturas que combinan la veteranía, a veces de pensionistas y jubilados, con la renovación de 11407301_853759771369441_3453565191195451284_nuniversitarios que aún no han pensado en su futuro laboral. Almudena Morales, José Díaz y Christian Quero son tres ejemplos de regeneración para los ayuntamientos almerienses. Y han asumido el reto con ilusión y, sobre todo, cercanía. Es lo que necesitan hoy los vecinos de sus pueblos para seguir creyendo en la política. Son tres alcaldes por debajo de los treinta, pero hay decenas de concejales, de hecho ocurre que en Laujar Almudena, Agustín y Sonia -los tres primeros de la lista de AVL- tienen 26 años. En el Parlamento de Andalucía se han colado dos veinteañeras, una de Almería, Noemí Cruz, junto a la onubense María Márquez. En su día el recientemente fallecido Juan Antonio Segura Vizcaíno fue el segundo alcalde más joven del país. Entonces sí era difícil llegar. Ahora no lo es tanto, lo complicado hoy es mantenerse.

La regidora más joven apuesta por la cultura de la participación ciudadana 

Almudena Morales, de 26 años, es la alcaldesa más joven de toda la provincia. Y no está al frente de un  pueblo de doscientos habitantes en el interior. Por delante tiene el reto de gestionar el Ayuntamiento de Laujar de Andarax, con más de 1.600 vecinos y una larga lista de asignaturas pendientes por las que irrumpió, del clamor popular, la Agrupación Vecinal de Laujar que encabezó la joven licenciada en Derecho. No es la única apuesta por la juventud de su candidatura, los dos siguientes, tanto Agustín Cabrera -concejal de Urbanismo- como Sonia Cabrera -Sanidad y Educación-, tienen su misma edad y eran amigos. Debatían hace más de un año en la cafetería, ajenos por completo a la vida política del consistorio, sobre la cantidad de déficits que se deberían cubrir en un pueblo con mucha historia. Es uno de los retos que han puesto sobre la mesa, sacar rendimiento de ese pasado, de ese patrimonio e historia a través del turismo. Otro de los ejes del nuevo gobierno que lidera Almudena Morales pasa por la agricultura y la modernización y mejora del riego por goteo. Pero lo primordial, lo que les llevó a la victoria en las municipales del 24 de mayo, ha sido la participación ciudadana. De hecho, ya tienen el borrador de un reglamento en el que han trabajado desde el primer día para que todos los vecinos de Laujar puedan ser partícipes de la gestión local sin favoritismos. A la vuelta del verano, según explica la flamante regidora, convocarán en reunión abierta a los vecinos para hablar de se reglamento y otras medidas de la nueva política por la que apuestan. Más asambleas y menos decisiones en despachos. Ya en la campaña dieron ejemplo al no celebrar ningún mitin ni acto público y centrarse en 1458539_853895854689166_6600182304994892472_nreuniones con los laujareños. Es la política de estar con la gente, apartando las ideologías. De hecho, reconoce que en la Agrupación conviven los que tienen ideas de izquierdas con los de centro y derechas. “Lo que nos importa es el pueblo”, afirma la alcaldesa.

Su aterrizaje en el consistorio fue complejo porque nunca había tenido ninguna incursión en la política y mucho menos al frente de un ayuntamiento. Pero, poco a poco, y hablando con todos, los funcionarios y vecinos, ha ido tomando conciencia de su labor y responsabilidades, aunque aún no se sabe el número del nuevo teléfono corporativo. El rodaje es importante, pero la ilusión con la que han llegado ayuda -asegura- a superar los obstáculos. Es más, le ha sorprendido bastante que la mayoría de vecinos a los que ha estado recibiendo sólo querían que alguien los escuchara. Como si de una psicóloga se tratase, su despacho es un diván al que han acudido laujareños que tienen problemas y necesitan ayuda, sea  o no competencia municipal. “Te ven joven y es normal que tengan dudas sobre ti, pero cuando nos conocen se dan cuenta de que tenemos las ideas claras y sabemos lo que queremos”, argumenta en un balance de aceptación de sus primeros meses como alcaldesa. Es partidaria de renovarse en los cargos públicos y argumenta que  “los que llevan muchos años en el sillón están en bucle, nosotros, los jóvenes que llegamos nuevos a la política, somos aire fresco para los ayuntamientos”, añade. Es el argumento que dio pie meses atrás al nacimiento de la Agrupación Vecinal de Laujar. Ante lo que entendían era una gestión caracterizada por la parálisis, se situaron los de más dinamismo e inquietudes.  Y así dio el paso de ser cabeza de lista, una vez avalada por los integrantes de la plataforma de manera unánime. El objetivo era que el ayuntamiento fuera más cercano y mejorar los servicios que se prestan a los habitantes. Y caló el mensaje, el caladero de votos fue más grande incluso del esperado y gobiernan desde mayo con mayoría absoluta. Ahora, con ideas claras y la mayor de las ilusiones, deben demostrarle a los vecinos que la Agrupación, con tres jóvenes veinteañeros a la cabeza, nació para cambiar una forma de entender la política de los partidos clásicos.

Entre el despacho y el diseño de parques acuáticos 

Christian Quero, de 27 años, es de los que entienden la política como un servicio público a los ciudadanos como ocupación provisional, sin echar raíces, el tiempo necesario para dejar huella en la gestión local. De ahí que no se haya planteado dejar su trabajo, como ingeniero de puertos y caminos, ahora que ha sido elegido alcalde de Olula de Castro. Compaginará su nuevas funciones y tareas de regidor de un pueblo de casi 200 habitantes con el diseño y la construcción de parques acuáticos para la empresa David Theming Works en la que ha solicitado reducción de jornada. Consciente de la responsabilidad que ha asumido, considera que a pesar de la juventud con ganas e ilusión se supera los déficits de la inexperiencia. Desde mayo es el brazo ejecutor del ayuntamiento, prácticamente lo gestiona todo con la ayuda de la secretaria, y el cabeza visible de un socialismo que no remontaba el vuelo hasta la incorporación de savia nueva. Y es que Christian Quero Gil acudió en rescate del PSOE para acabar con un largo mandato de casi veinte años de Guillermo Mesas en filas del PP, del partido de Juan Enciso y como independiente. En meses puso en marcha las Foto revisando un viaducto en Portugal (Soy el de naranja)agrupaciones municipal y de las juventudes y no ha parado de poner proyectos y nuevas ideas sobre la mesa desde que tomara las riendas del partido que había estado condenado a la oposición por el mínimo vínculo con el municipio que tenían sus anteriores candidatos.

Sus principales retos son paliar la considerable deuda municipal de alrededor de 200.000 euros, en torno a mil por habitante y darle un impulso al turismo rural con nuevos senderos y alojamientos. Nada más llegar al consistorio se ha encontrado con una piscina que se cae a pedazos un año después de ser inaugurada, un asunto que está en manos de Diputación que fue la promotora del contrato, y con el sabotaje de las tuberías del abastecimiento que ha obligado a echar mano a cubas de agua como  en tiempos pasados. Y ha sido lo más eficaz y diligente posible, más de lo que algunos esperaban por su juventud. Y es que Quero Gil, un amante del bricolaje y de disfrutar de la naturaleza como no podía ser de otra forma, sabe coger el toro por los cuernos y sobre el terreno será un alcalde resolutivo. Entre los objetivos de la corporación que arrancó hace unos meses tendrá un especial protagonismo estar con los mayores, apostando por la cercanía con los vecinos y mejorar los servicios públicos que reciben.

Un profesor camino de una década al servicio público

José Díaz Ibáñez, de 28 años, es un joven comprometido con los que más lo necesitan. Siempre lo fue y no va a cambiar. Desde joven sus inquietudes han sido las de estar en contacto permanente con las asociaciones y colectivos sociales del pueblo, además de su pasión por el teatro. Se afilió al PSOE con apenas 18 años, pero la vocación política le viene muy de atrás. Sus padres le recuerdan que cuando era un crío, con sólo 12 años, ya veía los debates del Estado de la Nación. En 2007 se convirtió en uno de los concejales de menor edad de la provincia, al ir de cinco en la lista de Antonio Úbeda y ser  responsable de Cultura. En las de 2011 repitió en el mismo puesto, pero los socialistas se quedaron en la oposición. Y en las últimas ha querido dar el salto a la primera línea de combate municipal con el apoyo mayoritario de la familia del PSOE en Tabernas. Un 60% de los simpatizantes 2015_06_13_Jose Diaz_alcalde de Tabernasle arroparon tras ser propuesto en base a los buenos datos de una encuesta y estudios sociológicos entre los vecinos. Ganó las primarias a otros dos exconcejales y después ha arrasado en las elecciones para ser el alcalde de Tabernas más joven de su historia.

A sus 28 años, José Díaz es profesor de Ciencias y autónomo al poner en marcha una academia de formación de Secundaria con la que ha tirado de la economía de un hogar en el que no entraban más ingresos. Es, por tanto, un trabajador nato pese a su juventud y, quiere aplicar ese sacrificio a la gestión municipal. Pero antes de proyectar nuevas obras estará con las personas y sus necesidades. A los pocos días de coger la vara de mando del consistorio trabajó en la paralización de un desahucio. Su mediación, a través de técnicos que asesoran a los afectados, fue exitosa, nada que ver con el intento frustrado de José María González Kichi en Cádiz, el alcalde de Podemos que curiosamente tiene su plaza de profesor en el IES de Tabernas aunque no la desempeñó por traslado como enlace sindical.  Además de crear la oficina técnica para asesorar y evitar que los vecinos pierdan su vivienda en caso de desahucio, ha abierto las puertas del Ayuntamiento.

 

Los comentarios están cerrados.