Ciudadano A » Archivo » Ahora no le toca a Almería

Ahora no le toca a Almería

Iván Gómez | 5 de agosto de 2015 a las 16:39

Las cuentas de la recuperación económica, las partidas con las que el Gobierno de Rajoy acaba su mandato, serán las peores de la historia de la provincia. Menos de 204 millones para el próximo año y una profunda decepción entre los agentes económicos y sociales de Almería en lo referente a las obras del AVE a Murcia. Cuando todos confiaban en el repunte de las inversiones del Ministerio de Fomento en la Alta Velocidad de la provincia, por eso de la mejoría financiera, de que las elecciones están a la vuelta de la esquina y del mensaje que los populares han venido repitiendo a lo largo de la legislatura de que partir de 2015 le tocaba a Almería, el Ejecutivo del PP se ha sacado de la chistera unos Presupuestos Generales del Estado que PLENO DEL SENADOvuelvan a marginar el tramo almeriense del Corredor Mediterráneo con una cantidad similar a la de los tres anteriores ejercicios que se han traducido en cero metros de plataforma. Los empresarios demandaron hace unos días un esfuerzo inversor a partir de 2016, con al menos 400 millones con los que desbloquear la parálisis de la construcción de la línea del AVE almeriense, y su ultimátum ha caído en el mismo saco que la batería de peticiones y propuestas planteadas en media docena de reuniones mantenidas con la ministra Ana Pastor y sus secretarios de Estado durante el mandato que llega a su fin. Frente a los 208 millones del Corredor que unirá Madrid-Extremadura-Portugal, los 551 que recibirá el próximo año la línea al País Vasco, los 446 de la de Asturias o los 1.076, sí 1.076, que entrarán en la cuenta de gastos de la plataforma Olmedo-Lubián-Ourense-Vigo, el Gobierno sólo reserva cien, los ya habituales y no ejecutados, para la provincia. Y es que el AVE en Ourense acumula más de 2.000 millones en los últimos cuatro años que se irán por encima de los 5.000 durante 2016. Almería no es Ourense, al menos para el PP, pese a duplicarla en población y Producto Interior Bruto.

El jarro de agua fría del capítulo inversor en materia del ferrocarril vaticina movilizaciones del empresariado, que ya avisó que tomaría medidas que nunca antes se habían visto en Almería, y una campaña movida de las generales para el partido de Rajoy si la sociedad se suma a ese hartazgo por el aislamiento de la provincia denunciado hace unos días por la patronal almeriense. Y es que un simple vistazo al grueso de los Presupuestos Generales del Estado del próximo año genera un agravio y desazón al ver partidas que a la provincia se le niegan en las filas de otras regiones. Una vez descartado el proyecto de accesos al Puerto en Almería se incluyen 27 millones para hacerlos en el de Barcelona, 5,9 en Bilbao y otros 30,1 en A Coruña y Vigo. Puertos del Estado tiene previsto invertir 723.000 euros en la instalación portuaria almeriense frente a los 84 millones que recibe Algeciras y 134 Barcelona. Fomento vuelve a olvidar que el Puerto de Almería es el único del país, junto al de Motril, sin conexión al ferrocarril, un verdadero déficit que pic-20120815120647S1592P3.jpgmerma su competitividad y la capacidad para exportar de las empresas de la provincia. Con independencia de los poco más de cien millones contemplados para el AVE entre Almería y Murcia, en Andalucía el sistema ferroviario acapara 728 millones de euros, de los que los trenes almerienses recibirán sólo 657.000 euros a través de Renfe. Nada del intercambiador que han venido reclamando los diputados y senadores de PP y PSOE y una triste reserva de 91.000 euros a los estudios y proyectos de la Alta Velocidad con Granada. Los Presupuestos Generales del Estado en su conjunto para Almería retroceden a un mínimo histórico de 204 millones, siendo 214 en el ejercicio en curso, 245 en 2014 y 241 en 2013. De los 306 euros por cada almeriense que se derivan del reparto de inversiones en las actuales cuentas del Gobierno se retrocede a los 287 del próximo año. El peor de los escenarios para la provincia cuando más se esperan partidas con las que reactivar el Corredor Mediterráneo. En el anexo de las inversiones plurianuales y reales del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) sí aparece consignado un millón de euros para la supresión del paso a nivel de El Puche, cuya fase de adjudicación se viene retrasando desde que se anunció hace un par de años.

En el ejercicio en curso había presupuestado un fondo de 500.000 euros que no se han llegado a invertir y otros 107 para el AVE de los que el Gobierno ha previsto que ejecutará 71. En lo que respecta a las inversiones de la sociedad estatal Acuamed, se contemplan 14,5 millones de euros para el arreglo y puesta en funcionamiento de la desaladora del Bajo Almanzora, destruida por las riadas en 2012, si bien en las cuentas en vigor eran 11,6 los millones y a estas alturas no se ha gastado ni un euro. Otras de las inversiones previstas por la sociedad estatal, que suma en su conjunto 57,9 millones, son 11,6 (AL 07).para la conexión de los depósitos del Levante con la conducción de la planta de Carboneras al Valle del Almanzora. Dejan otros 11,7 para expropiaciones pendientes de resolución e inexplicablemente no aparece nada para Seiasa, la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, que suele acaparar cantidades millonarias para la modernización de riegos en las diferentes comarcas. Para el Aeropuerto de Almería se han contemplado 1,3 millones que se derivan prácticamente de los gastos de mantenimiento. Y hay 1,5 millones para equipar el Centro de Inserción Social que se terminó de construir hace dos años y continúa cerrado. Entre las principales partidas de Fomento habrá 1,7 millones a la remodelación del enlace 429 de la A-7 en Roquetas y El Parador, así como otros 1,6 a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre para construir 25 glorietas en las carreteras de Los Gallardos. Las partidas ministeriales suman en su conjunto 25,8 millones, entre los que no figuran los 8 del Plan de Vivienda de Fomento que se ha presupuestado regionalizado. Las sociedades estatales, sobre todo Acuamed y ADIF, acaparan 179 millones de euros. Así que ahora no le toca a Almería. Ni ahora, ni antes… veremos a ver después.

Los comentarios están cerrados.