El Ejército 4.0 se prueba en Viator

Iván Gómez | 21 de enero de 2019 a las 11:28

DuFLs7nX4AAr9TD

El Ejército español avanza hacia la era tecnológica 4.0 con la Brigada Experimental (BRIEX) 2035, un nuevo concepto para los conflictos y amenazas de próximas décadas. La evolución tecnológica de esta fuerza del futuro, con avances en robótica, inteligencia artificial y big data, hará posible un aumento significativo del número de sensores en el campo de batalla, lo que incrementa la dificultad de integración de la información, pero potenciará todas las capacidades. Las fuerzas terrestres seguirán siendo fundamentales en aquellos escenarios que no se pueden atajar con intervenciones quirúrgicas y las unidades desplegadas sobre el terreno contarán con equipos tecnológicamente avanzados en combate, protección y seguridad. Las futuras brigadas se dotarán de un sistema de combate integral gracias a un ambicioso proyecto de renovación con el que también se reducirá la huella logística. Desde el Ejército de Tierra se pretende, en definitiva, lograr una mayor potencia de combate con menos personal gracias a un proceso de transformación que implica un salto tecnológico radical hacia la digitalización y conectividad. Y la Legión va a desempeñar un papel fundamental como el campo de pruebas de este modelo. Tanto la definición y organización de las tecnologías que se van a integrar como las tácticas y procedimientos requieren de una fase de ensayos que van a liderar los hombres y mujeres de la Brigada Rey Alfonso XIII de la Legión, una de las unidades de referencia del Ejército español siempre a la vanguardia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Su trayectoria de innovación en cuestiones tan relevantes como el uso de drones y el combate subterráneo unida a las lecciones aprendidas en años de misiones internacionales -la primera en salir al exterior con bandera de Naciones Unidas- y su prestigio dentro y fuera de España, a un año de celebrar su primer centenario, han pesado a la hora de su designación, además de la disponibilidad de un campo de maniobras y tiro y su proximidad con el Mando de Adiestramiento y Doctrina con sede en Granada. El general jefe de la Brileg, Marcos Llago, ha reconocido que la Brigada 2035 ya es la ocupación prioritaria de su mando y confirma a este periódico que ya están trabajando en su implementación a la espera de que lleguen a la base Álvarez de Sotomayor cinco demostradores tecnológicos del Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8×8 para iniciar la fase de pruebas sobre el terreno. Se había previsto que se comenzara en diciembre, pero se ha producido un retraso en la entrega por parte de las empresas y no será hasta el verano cuando se pongan a disposición de un equipo designado por sus experiencias y cualidades. Eso sí, han comenzado a estudiar los conceptos y en las últimas maniobras del pasado año -ejercicio Miegimolle 18- ya se realizaron una serie de actividades relacionadas con el Plan de Experimentación de la Brigada 2035 que les servirán para sacar conclusiones.

También se han organizado seminarios para la elección de grupos de trabajo y de intercambio de conocimientos e ideas con la industria que Dgo-FXoUYAAAx8eva a desarrollar las tecnologías del Ejército del futuro. De hecho, en la evaluación operativa que inician este verano con los vehículos van a bregar codo con codo con las empresas y con el Ministerio de Defensa, a través de la Dirección General de Armamento y Material, que también harán sus pruebas técnicas sobre las que se emitirán informes con los resultados antes de sacar en serie los vehículos definitivos. El VCR 8×8 es una evolución en todos los ámbitos del Blindado Medio sobre Ruedas (BMR) con el que la Legión ha venido manteniendo un estrecho vínculo y ha sido otra de las razones por las que este nuevo vehículo aterrizará en Viator antes que en cualquier otro destino. Los ensayos iniciales con estos cinco vehículos se prolongarán durante seis meses, si bien se ha previsto un periodo de entre tres y cinco años para completar el proceso de experimentación de BRIEX 2035.

Los legionarios participarán en cursos de conducción y tiro antes de realizar pruebas de carreteo, eficacia del armamento, conectividad y sensorización con estos cinco demostradores tecnológicos (D1 a D5) que supondrán todo un avance en seguridad y protección al estar equipados con sistemas de detección de disparos y alerta por iluminación láser. Serán el primer paso en la concepción del Ejército 4.0 y a los VCR 8×8 seguirán DuYD-C0X4AEWIOxotros proyectos tecnológicos, equipos y sistemas, con los que conseguir una brigada más ágil, versátil, flexible, avanzada e interoperable con sus aliados. A la Legión van a llegar tecnologías emergentes y disruptivas como la inteligencia artificial y robótica, estructuras aéreas y terrestres con tripulación remota y armas y municiones de gran precisión. La proliferación de la amenaza NBQ-R (especialmente la biológica y química) implicará, por ejemplo, disponer de capacidades de detección mejorada hasta nivel combatiente y también respuesta ante los artefactos explosivos improvisados (C-IED). En el ámbito de los riesgos aéreos, además de aviones y helicópteros, se prevé un auge del Sistema Aéreo Pilotado de forma Remota y “slow movers” que son avionetas y ultraligeros, así como en cohetes, morteros, proyectiles de artillería y misiles tierra-aire de pequeño tamaño. Será una nueva organización y cultura militar, con tecnologías avanzadas, con los que imprimir un mayor ritmo a la toma de decisiones y a la ejecución de las operaciones. Al finalizar la fase de experiencias de la Legión se elaborará el Plan de Transición, que permitirá iniciar el proceso de adaptación de las actuales unidades al concepto Brigadas 2035. Con anterioridad a la experimentación se estableció un Centro de Estudios Fuerza 2035 en la División de Planes del Estado Mayor del Ejército y se creó un grupo de trabajo Fuerza 2035.

Marcos Llago: “La Legión siempre ha sido punta de vanguardia”

El general jefe de la Brigada Rey Alfonso XIII de la Legión, Marcos Llago, pondrá todo su empeño en la experimentación del ejército del futuro. Es el principal reto en esta unidad de referencia a la que llegó en mayo del pasado año después de su paso por el Cuartel General de la División Castillejos y de ser coronel jefe del Tercio Duque de Alba 2º de la Legión en Ceuta.

–¿Por qué cree que han elegido a la Legión como laboratorio en el que diseñar el Ejército del futuro?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA–Primero son las condiciones de la Brigada, sus antecedentes, hemos empleado al Blindado Medio sobre Ruedas (BMR) y hemos sido la unidad con más empleo de este medio. El Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8×8 es una mejora y la larga experiencia con el anterior es importante. Además, contamos con una base y campo de maniobras con unas condiciones idóneas para llevar a cabo la experimentación y luego hay factores históricos porque la Legión siempre ha sido punta de vanguardia, innovadora en sus procedimientos y numerosos materiales y unidades de nuevo cuño nacieron en su seno como en su momento las operaciones especiales, las unidades mecanizadas, parte de la aviación… hay un poso de innovación y vanguardia en la Legión que también ha influido en la decisión. Haber sido designados como Brigada Experimental 2035, por las especiales condiciones que reúne la Legión constituye el mayor reto al que nos enfrentamos. Para mí, contribuir en las primeras piedras de este proyecto es ya la ocupación prioritaria de mi acción de mando.

–¿Cuándo comienzan las pruebas de la Brigada 2035 en Viator?

– No depende de nosotros, más bien de cómo vayan avanzando los proyectos tecnológicos de las empresas, pero creo que antes del verano podremos empezar con los demostradores tecnológicos, si bien en cuanto a conceptos y procedimientos vamos a empezar a trabajar ya desde este mismo enero y en las maniobras de diciembre ya pusimos en práctica algunas situaciones que nos servirán para sacar conclusiones.

–¿Qué efectivos de la Brileg van a formar parte de la operativa?

– Va a ser toda la Brigada, todos los componentes tienen una parte importante que aportar a la experimentación y exploración de nuevos conceptos. En algunas situaciones concretas, por ejemplo con los demostradores tecnológicos, se va a designar a un equipo de personas que tengan más experiencia y cualidades con independencia de su unidad y necesitaremos a los mejores conductores, entre otros profesionales. Es necesario contar con todas las especialidades. Los cambios más importantes y trascendentales serán coordinados por la Fuerza Terrestre, con participación de todos los Mandos de Primer Nivel y del Estado Mayor del Ejército para asegurar la convergencia del proceso.

–¿Qué nuevas tecnologías van a emplear en la experimentación?

DrVCT3vXcAAJ0dK– En principio, el material principal a probar con carácter inmediato es la plataforma del vehículo de combate sobre ruedas (VCR 8×8), que aportará también diversos proyectos tecnológicos asociados en cuanto a protección de la fuerza embarcada, la sensorización, el mando y control, la potencia de fuego con precisión y la movilidad. Es una evolución del BMR con una mayor protección, movilidad, capacidad, conectividad, potencia de fuego… integra todos los requisitos para una brigada de combate de infantería, es el futuro. Además de las plataformas 8×8 en sus diferentes versiones, la experimentación deberá encontrar soluciones para gestionar adecuadamente el espacio aéreo y aprovechar, a nivel Brigada, la información proporcionada por decenas de Sistemas Aéreos Pilotados de forma Remota (RPAS), que se prevé puedan operar simultáneamente. También, por ejemplo, será conveniente experimentar con los nuevos materiales y tecnologías en ambientes degradados, cuando las comunicaciones se vean afectadas, y en la neutralización de ataques cibernéticos más o menos agresivos, dirigidos a una potencial denegación de servicios en la navegación o en la señal GPS de los sistemas de tiro, de los propios vehículos de combate y también de las aeronaves.

–¿Qué plazos tiene el proceso?

– El tramo inicial-previo de la experimentación ya está en marcha y está previsto que tenga una duración de un año, hasta finales de 2019, en la medida en la que sean entregados los demostradores tecnológicos y avancemos en la definición conceptual. A partir de mediados de 2020, momento en el que se habrán recogido los resultados de este tramo inicial-previo, se dará comienzo a una fase de implantación o consolidación de todo aquello OLYMPUS DIGITAL CAMERAque haya funcionado correctamente. Durante un primer tramo de la fase de experimentación se trabajará en íntima colaboración con la industria, permitiendo identificar y, en su caso, obtener, distintos materiales y tecnologías disruptivas antes de 2024, fecha en la que se espera disponer de una Brigada ya bastante avanzada y equipada con nuevos materiales, que servirá como estado intermedio para seguir progresando hacia el horizonte 2035.

–¿Qué tipo de pruebas realizarán y cuál será la preparación militar?

–Cursos de conductores, de tiradores, de jefes de vehículos… todo lo necesario para familiarizarnos con la plataforma y con los medios que incorpora. Las pruebas son de conducción, tiro, conectividad, sensorización… los aspectos fundamentales para tener una plataforma de combate integral. El demostrador tecnológico es la misma plataforma con diferentes modelos, la propia plataforma se ofrece con diferentes opciones como el tipo de torre y armamento para ver cual se adapta mejor a nuestras necesidades. Son cinco vehículos, cada uno con sus componentes y versiones diferentes de la plataforma genérica, uno para zapadores, otro para artillería y tres modelos para infantería.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber