La Consejería de Almería

Iván Gómez | 23 de enero de 2019 a las 11:05

Relevo Consejería Agricultura (2).jpg

Carmen Crespo Díaz (Adra, 1966) tomó posesión ayer en el Palacio de San Telmo y se convirtió en la cuarta almeriense que dirige la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. La cartera, en la que también se han integrado las competencias de ganadería, pesca y desarrollo sostenible, ha dejado de ser una aspiración de Almería, que lidera al sector de la agroalimentación en Andalucía con una facturación provincial por encima de los 3.000 millones de euros al año, para ser cuota obligada de los almerienses en el gobierno de la comunidad. Cuatro de los catorce consejeros que han tomado las riendas del organismo con sede en la calle Tabladilla de Sevilla son de Almería y precisamente los tres últimos se han sucedido como si fuera un relevo habitual. Ayer se repitió la imagen con el saliente Rodrigo Sánchez y la entrante Carmen Crespo. Y antes había ocurrido con María del Carmen Ortiz. Martín Soler fue el primero entre abril de 2008 y 2009, antes de dar el salto a la de Innovación como uno de las piezas fundamentales del ejecutivo de Griñán.

El cambio de gobierno del PSOE al bipartito integrado por PP y Ciudadanos no ha alterado la cuota y el nombramiento de Carmen Crespo era un secreto a voces desde antes incluso del inicio de la campaña. Ha sido un pilar durante la última legislatura en la labor de oposición del Grupo Popular de Juanma Moreno y una aliada del ahora presidente de la Junta incluso en los peores momentos. Ayer se fundían en un abrazo tras la toma de posesión y se cerraba el círculo. El PP almeriense, que se desplazó a la capital andaluza encabezado por Gabriel Amat, le había pedido a Moreno seguir al frente de Agricultura a cambio de continuar siendo la única provincia teñida de azul y la que más ha contribuido a un resultado electoral que deja fuera del gobierno a los socialistas. El líder de los populares de la provincia ha sido precisamente el primero que ha puesto en valor el “compromiso” de Moreno con los almerienses y la capacidad de la nueva consejera para asumir la dirección de un departamento fundamental para un sector que tira del carro de la economía regional junto al del turismo y que ha demostrado su fortaleza y protagonismo en las peores coyunturas. También las organizaciones agrarias y los regantes han valorado de forma positiva este nombramiento y la conveniencia de integrar al agro con las competencias de medio ambiente por el estrecho vínculo del sector agroalimentario con la economía circular en el uso de los recursos hídricos y en la gestión de los residuos del campo.

Toma de posesión de los once consejeros del nuevo Gobierno andaluz

“Son completamente compatibles”, ha asegurado la abderitana durante su primera comparecencia. La flamante consejera asegura que la agricultura es una “seña de identidad” de Andalucía y es un sector en el que queda mucho por hacer. “Para Almería es básica, es una consejería vital y estoy muy ilusionada porque es un sector que conozco bien desde hace ya tiempo y con el que he tenido la oportunidad de trabajar”, añadió tras tomar posesión del cargo. Carmen Crespo agradeció a sus antecesores que “hayan hecho lo que han podido” en un traspaso de poderes que ha calificado de “ejemplar” en un departamento bien organizado y muy técnico. A partir de ahora afronta retos de futuro verdaderamente difíciles y uno de los ejes de su mandato será “estar al lado” de todas las organizaciones. “Estamos muy orgullosos de nuestros productores, ganaderos y pescadores y les vamos a dar lo mejor de nosotros”, argumentó. Ya en el discurso de investidura, el presidente de la Junta anunció un plan estratégico para mejorar la competitividad del sector y que tenga un papel relevante en las políticas del nuevo ejecutivo, tal y como se recoge en el punto 45 del acuerdo de gobierno del PP con Ciudadanos.

La formación y el relevo generacional son otros de los desafíos, así como continuar con la internacionalización en un contexto de incertidumbre por los efectos del Brexit y también de los aranceles impuestos por los Estados Unidos. La consejera de Agricultura se enfrenta al problema del déficit hídrico, sobre todo en el campo almeriense, y ayer los regantes y la Mesa del Agua se ofrecían para trabajar en la búsqueda de soluciones. Los cazadores, sindicatos agrarios y cooperativas agroalimentarias, entre otras entidades e instituciones, así como diferentes cargos del PP dentro y fuera de la provincia han trasladado su felicitación y apoyo a la que ha sido portavoz de los populares en el Parlamento de Andalucía en la última legislatura.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber