La hoja de ruta de Moreno en Almería

Iván Gómez | 27 de enero de 2019 a las 18:43

RG210218- JUANMA MORENO EN ROQUETAS DE MAR

Empieza la legislatura del cambio y el gobierno de PP y Ciudadanos deberán encarar en este primer año el conjunto de las asignaturas pendientes que tiene la Junta en Almería para perfilar cuanto antes la hoja de ruta, con retos que se mantienen intactos en la última década y, sobre todo, programar las fórmulas que hagan viable su financiación en el corto y medio plazo. Los partidos almerienses, cuyos diputados recogieron el 10 de diciembre la docena de actas de la única circunscripción andaluza con victoria de los populares, han iniciado un ciclo político en el que deben intercambiar los papeles y los que eran oposición ahora son gobierno y deberán materializar sus compromisos y encauzar los incumplimientos que criticaban al ejecutivo de Susana Díaz. No será fácil para el gobierno de Juanma Moreno dar respuesta a todo lo que han venido exigiendo desde la comodidad de la bancada del que no preside la administración. La Junta debe responder al decálogo de infraestructuras pendientes sin dejar de aplicar medidas sociales a las familias almerienses.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El presidente ha heredado una batería de asuntos básicos para el desarrollo socioeconómico de la provincia que llevan demasiado tiempo cargados en la mochila como la completar la Autovía del Almanzora y el acceso norte de la capital por la A-92, la apertura del materno-infantil e inicio de la tramitación del hospital de Roquetas, la construcción de la treintena de depuradoras del ciclo integral del agua, el trasvase de Rules y proyectos de desalación que garanticen al agro recursos hídricos, la rehabilitación de la Plaza Vieja y el nuevo proyecto para construir el 18 de Julio, seguir con la eliminación de las caracolas en los colegios e institutos y licitar las obras para el Conservatorio de Danza e iniciar los trabajos de Casa del Mar, poner en valor la Alcazaba y otros inmuebles del patrimonio histórico que se encuentran en una situación de abandono incomprensible y un plan integral en el barrio de El Puche, entre otras medidas que sus compañeros de partido han venido reclamando durante los últimos años desde el plenario del antiguo hospital de las Cinco Llagas a los consejo de gobierno de San Telmo.

LOCAL

Moreno argumentó, días antes de las elecciones, que Almería no podía seguir siendo la cenicienta de las infraestructuras y cifró en mil millones los que la Junta le adeudaba al no ejecutar obras y proyectos que necesitaba la provincia. Como presidente de la administración andaluza tendrá la oportunidad de invertir la tendencia y que esos fondos se acaben materializando sobre el terreno. Acompañado por el líder de los populares, Pablo Casado, el entonces candidato del PP en Andalucía anunció que Almería tendría el mayor centro del país de investigación agroindustrial y también se comprometió a que el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológicas (Ifapa) se convirtiera en la primera sede institucional de Andalucía ubicada en Almería.

Encomienda para poner en valor el liderazgo indiscutible de la provincia como huerta de Europa que asumirá con mucho gusto la almeriense Carmen Crespo a la que confió las competencias de Agricultura y Desarrollo Sostenible. Moreno se comprometió a dar a Almería “el peso administrativo y político” que le corresponde como líder de producción y exportaciones y las organizaciones y sindicatos del sector ya esperan con anhelo una planificación estratégica que mejore su competitividad y que garantice los recursos hídricos a las 30.000 hectáreas de cultivos intensivos.

Toma de posesión de los once consejeros del nuevo Gobierno andaluz

La batalla contra la sequía va a requerir de nuevos proyectos de desalación, además de generar nuevas transferencias como la de Rules que es una propuesta de su socio de gobierno defendida en múltiples ocasiones por la hoy presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet. La autovía del agua es irrenunciable para los regantes. Sin salir del agro, el gobierno andaluz debe velar por un mayor equilibrio en los eslabones de la cadena y lograr que los agricultores se integren en las organizaciones de productores para optar a los fondos operativos para la modernización de sus explotaciones. Pero los retos irán más allá del agro y la provincia pondrá nuevamente sobre la mesa de San Telmo una serie de proyectos en materia de infraestructuras que deberían ya estar operativas y se ralentizaron por la crisis económica, además de incrementar las partidas para mejorar instalaciones sanitarias, educativas y judiciales. Los principales proyectos que se deben solventar en materia de salud son la puestas en marcha del Materno-Infantil, reforzar la atención sanitaria y acabar con las largas lista de espera y dotar al Hospital de Poniente de los servicios de oncología que han venido reclamando los parlamentarios del PP.

LOCAL

La falta de pediatras y fuga de facultativos es otro de los problemas estructurales que se deben abordar en la provincia. La Casa del Mar acumula un retraso por la modificación del proyecto y supuso el cierre de un punto de urgencias que asumieron otros centros ya saturados como Bola Azul y Torrecárdenas. También se debe seguir avanzando en la construcción de un hospital en Roquetas, histórica reclamación de los populares que liberaron el suelo hace ya casi una década y no han conseguido el amparo de la Consejería de Salud hasta la víspera de las elecciones. La cartera de educación tiene por delante el reto de construir el nuevo Conservatorio de Danza, cuyos terrenos llevan ya años en barbecho, ampliar el de Música y seguir con el plan de eliminación de aulas prefabricadas por el que este curso se han suprimido 26 en los pueblos de la provincia. Hay centros que siguen con una serie de necesidades sin cubrir por la falta de profesores, medios y servicios. El ciclo integral del agua requiere de inversiones en una treintena de actuaciones en depuración y colectores fijadas como prioritarias pero aparcadas durante años. La Consejería de Carmen Crespo también deberá reservar fondos para financiar, una vez lo determine la justicia, la demolición del Algarrobico.

pic-c1-1115317

Las comunicaciones han sido un lastre para competitividad de una provincia con el síndrome de la esquina y una vez completada la variante de Roquetas el punto negro es la autovía del Mármol. La comarca del Almanzora lleva tres décadas esperando que se culmine una arteria entre Fines y la A-7 que resulta fundamental para la movilidad y darle salida a las exportaciones del sector de la piedra. La Junta anunció que en los próximos meses se licitaría el último tramo, el que conecta con la Autovía del Mediterráneo, por lo que esta legislatura será la que permita poner fin en su totalidad a la dilatada construcción de la A-334 de 29 kilómetros. La unión de la A-92 con Almería a través de Huércal también debe pasar de planos a obras. El tranvía que se proyectó a la UAL se olvidó, si bien se han invertido partidas millonarias en desarrollar líneas de este tipo de transporte público en otras ciudades andaluzas.

DSC_0016.JPG

Sin salir de la capital hay varias actuaciones pendientes de los nuevos consejeros. Desbloquear el PGOU es fundamental, según reivindica el equipo de gobierno desde hace tiempo, porque sigue sin superar la compleja maraña de informes sectoriales y precisa de un fuerte tirón. La Plaza Vieja es otra de las intervenciones que se han enquistado y, una vez que se han encauzado las fases para la rehabilitación del consistorio, el escollo ahora es el diseño de la explanada con la controversia de la salida del Pingurucho y zonas verdes. Las administraciones han conseguido fijar un cronograma para la reforma del Cerro de San Cristóbal y falta el acuerdo para el futuro uso y configuración del futuro edificio del 18 de Julio. La intervención en El Puche es otra de las asignaturas pendientes y el último anuncio se realizó el 14 de diciembre con la promoción de 180 viviendas para el realojo de la población. Por último, hay que resarcir las afrentas al patrimonio histórico provincial con más partidas para realizar mejoras en la conservación de la Alcazaba y acabar con el abandono del Cortijo del Fraile y el Palacio del Almanzora.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber