Cinco partidos para un nuevo escenario

Iván Gómez | 26 de mayo de 2015 a las 12:35

DE dos a cinco. La crisis sistémica del bipartidismo ha cambiado el mapa político provincial y de un escenario poco fragmentado de alternancia casi exclusiva entre PSOE y PP se pasará a otro marcado por la pluralidad en el que tendrán un peso determinante formaciones como Izquierda Unida, Ciudadanos y el Partido Andalucista. Si bien la mayoría de las alcaldías y el 75% de los votos almerienses en la jornada del 24 de mayo fueron a la bolsa de los grandes partidos, los tres minoritarios serán fundamentales a la hora de garantizar la gobernabilidad de los principales municipios de la Foto MILTMP46154472provincia: Adra, Roquetas, Almería, Huércal, Cuevas, Vera y Níjar. Han sido 47 las formaciones que han concurrido con 319 candidaturas en las elecciones municipales y 27 han conseguido representación como mínimo de un concejal, siendo determinante el tamaño de la localidad y las excentricidades de la ley d’Hont por la que APC tiene un acta en Benizalón con 27 papeletas y Ahora Almería no la consigue en la capital con 2.774. Plataformas ciudadanas como Agrupación Independiente de Albanchez (AIpAL), Agrupación Vecinal por Laujar (AVL) y Agrupación de Electores de Partaloa (Adepart) han conquistado tres alcaldías y es más que probable que ocurra lo mismo en La Mojonera con Tod@s que ha ganado pero con mayoría relativa. Más allá de estos cuatro ayuntamientos en los que la iniciativa popular se ha adueñado del poder local, todo será una cuestión a dos, tres e incluso cuatro bandas en la que cinco partidos se reparten el conjunto de los escaños, si bien los andalucistas se vuelven a quedar fuera de Diputación.

PARTIDO POPULAR
Con 33.106 votos menos que en las municipales de hace cuatro años se han convertido en los principales damnificados de las fragilidad de la vieja política y de la indignación ciudadana, por no decir los únicos en la provincia de Almería. Siguen siendo la fuerza más votada con un 41,34% de los sufragios, pero menos concejales que el PSOE (432) y alcaldías con mayorías absolutas (39). Si bien han logrado mantener feudos tan importantes como El Ejido, Pulpí, Olula, Mojácar, Gádor, Alhama y Huércal Overa, entre otros, han sufrido un duro revés en las urnas al ganar pero sin garantizarse el gobierno en Adra, Roquetas, la capital, Huércal y Níjar después de una cómoda legislatura. El varapalo ha Gabriel Amat y Juanjo Matarí.JPGsido mayor en otros municipios en los que cederán, sin esperarlo, el bastón de mando como en Viator, Olula de Castro, Pechina, Garrucha, Alicún, Cantoria y Tabernas. De los escenarios de pluralidad, en los que habrá pactos de gobierno que ayer mismo empezaron a negociar, tienen difícil, por no decir casi imposible, seguir en Cuevas, Chirivel, Turre, Adra y Níjar. La capital es el núcleo del PP en el que se han perdido más votos en relación a las elecciones de 2011, nada menos que 14.850 papeletas, a mucha distancia de otros retrocesos como el experimentado en Roquetas (-4.435), Adra (-2.731), Níjar (-758) y Garrucha (-542). En El Ejido caen en más de 3.000 votos y, sin embargo, por la elevada abstención han logrado aumentar la proporción de respaldo y la cifra de concejales de 13 a 14. Paco Góngora sale fortalecido del 24M, mientras que Carmen Crespo, la parlamentaria andaluza que ha propiciado el relevo forzoso del candidato en Adra tendrá que rendir cuentas ante el partido por una elección que se ha demostrado ser equivocada. Y es que tanto en el municipio abderitano como en el de Garrucha, los dos en los que se habían producido serios problemas de orden interno, han sido reprobados por la ciudadanía en la jornada electoral. También se ha llevado un duro correctivo el PP en Cantoria, donde la campaña rebasó los límites éticos y morales con graves acusaciones e injurias que la nueva alcaldesa socialista, Purificación Sánchez, advierte que resolverá en los tribunales.

PSOE 
Los socialistas siguen lejos de los registros de tiempos mejores, pero en las andaluzas comenzaron a remontar el vuelo y en el envite de las municipales lo han confirmado. Han crecido en más de 4.000 votos en la provincia y también en la estadística de ayuntamientos y concejales con 440 actas frente a las 413 de las elecciones locales de hace cuatro años. El PSOE logra 41 alcaldías con mayoría absoluta y 3 relativas con opciones más que presumibles de conseguirlas con el respaldo de las coaliciones de Izquierda Unida (Para la Gente) y Ciudadanos. El proyecto de Juan Carlos Pérez Navas ha tirado del carro en la recuperación de los socialistas en la provincia al crecer en 2.550 votos y pasar de siete a nueve concejales. Han logrado, además, RG250515- SEDE PSOE - ELECCIONES MUNICIPALES ALMERIA 2015mantener la hegemonía en Vícar, Albox y Benahadux y han logrado arrebatar directamente, sin acuerdos ni trágalas, feudos populares como Garrucha, Viator y Tabernas, entre otros. A partir de ahora abren una nueva etapa de diálogo y consenso para poder rentabilizar electoralmente este nuevo escenario de pluralidad. El PSOE tratará de buscar alianzas para derrocar a los populares en Adra, la capital, Níjar, Chirivel y Turre, sin renunciar tampoco a Roquetas y Huércal de Almería pese al maremágnum de actores implicados. Otro de los frentes abiertos por resolver son Vera y Vélez-Rubio, donde tendrían que alcanzar acuerdos de gobierno con los andalucistas para no seguir en la oposición. A pesar de las críticas recibidas en determinadas agrupaciones por no respetar la opinión de las bases, al PSOE le ha salido la jugada de fichar a Luis Díaz en Zurgena, actual alcalde que dejó el partido años atrás, así como en Arboleas, incorporando al proyecto socialista a Cristóbal García, primer edil que había dado el salto al PSA por diferencias con la dirección provincial que ya están resueltas. En Santa Fe no han sufrido ningún desgaste por el relevo forzado de la alcaldesa durante las tres últimas legislaturas, Remedios López.

IZQUIERDA UNIDA
Después del batacazo que sufrió Izquierda Unida hace un par de meses con motivo de los comicios autonómicos, en los que perdió más de siete mil papeletas y pasó a convertirse en la quinta fuerza política de la provincia por detrás de Podemos y Ciudadanos, en las municipales del domingo vuelven al podio del poder local con 35 concejales y tres alcaldías en las localidades de Alcolea, Velefique y Rioja. Si bien es cierto que en las elecciones de 2011 recibieron casi un millar de votos más -aunque con tres concejales menos- es más que evidente que ganan peso en el mapa provincial al tener la llave RG240515- SEDE IZQUIERDA UNIDA - ELECCIONES MUNICIPALES ALMERIA 2015 IUdel gobierno en una decena de pueblos de la provincia entre los que destacan la capital, Roquetas, Adra, Huércal de Almería, Turre y Dalías. El partido que coordina Rosalía Martín sale reforzado de la cita con las urnas del 24M en contra de lo que vaticinaban las encuestas en buena parte de las principales ciudades almerienses. El intento frustrado de integrarse en un gran bloque de izquierdas en confluencia con plataformas ciudadanas, colectivos sociales, mareas y otras formaciones como Podemos y Equo fue mitigado con coaliciones en 41 municipios en los que han concurrido con una nueva marca Para la Gente en la que han sumado fuerzas como la de Somos, Mojácar Positiva Se Mueve y plataformas ciudadanas en Vera y Adra. En la capital han sido dos los ediles cosechados en las municipales que podrían ser determinantes si los socialistas se atreven con un tripartito en el que estén acompañados también por los tres representantes del partido de Albert Rivera y uno en Níjar, Alexis Pineda, que será artífice del cambio de gobierno si se suma al PSOE para desbancar al alcalde del PP, Antonio Jesús Rodríguez.

CIUDADANOS
La reputada marca del partido que en la provincia dirige Miguel Cazorla ha dado sus frutos y sigue seduciendo al electorado casi en todos los municipios en los que presentaron listas. Ciudadanos ha conseguido representación en Adra, la capital, Cuevas, Enix, Huércal, Lucainena, Roquetas, LOCAL-CIUDADANOSTíjola, Zurgena y Vícar. Pero no son veinte concejales al uso y 17.053 votos. La mayoría son hombres y mujeres decisivos en las alianzas que tienen que trazarse en los próximos días para gobernar algunos de los principales consistorios de la provincia. De hecho, el que fuera concejal de GIAL ya ha advertido que quiere ser el alcalde de Almería, por lo que el listón del que parte la negociación política estará bien alto. El peaje será aún mayor en el caso de la capital, debido a la hostilidad casi instintiva de los populares y las continuas zancadillas que les han puesto a lo largo de la campaña a los candidatos de Ciudadanos. No hay que olvidar, entre otros de los principales intentos de desgaste más allá de las descalificaciones y menosprecios permanentes en las redes sociales, que Juan Megino, fundador de GIAL y padre político de Cazorla, fue el cierre de lista del PP para restarle unos votos.

PARTIDO ANDALUCISTA
Los andalucistas se desenvuelven mejor en las municipales que en ningún otro proceso electoral. Ya sea por la consolidación de sus candidatos, de IMG_3156[1]aquellos que no han dado el salto a otros partidos independientes o a Ciudadanos, o por la fortaleza que mantienen en algunos municipios vuelven a ser decisivos en la configuración de dos grandes ayuntamientos. En el de Vera se harán con la alcaldía si pactan con los socialistas y en el de Vélez-Rubio es muy probable que también después de cuatro años con el PP. El Partido Andalucista suma 16 concejales en el conjunto de la provincia con 4.638 sufragios, la mitad de los que recibió en las elecciones municipales de 2011. De hecho, pasa de ganar en tres alcaldías, una con mayoría absoluta, en los anteriores comicios a no hacerlo en ninguna, si bien será determinante en dos grandes ayuntamientos.

Condenados a entenderse

Iván Gómez | 25 de mayo de 2015 a las 12:58

LOGRAR acuerdos o pasar a la oposición. Superado el bipartidismo, como ya se había demostrado en las europeas y hace unos meses en las andaluzas, las alianzas serán fundamentales en los principales escenarios políticos y en Almería la administración de los grandes municipios, salvo en excepciones puntuales como Vícar, El Ejido, Albox, Berja y Huércal Overa, se decidirá con pactos de gobierno a dos, tres, cuatro e incluso cinco bandas. La ciudadanía ha puesto a prueba la capacidad para el consenso de los partidos y los han condenado a entenderse en los feudos en los que gobernaban con excesiva comodidad, en base a las aplastantes mayorías de la última legislatura, como Roquetas, Adra, Níjar, Vera, Carboneras, La RG250515- SEDE PSOE - ELECCIONES MUNICIPALES ALMERIA 2015Mojonera, Dalías, Huércal de Almería, Vélez Rubio y Chirivel, obligándolos a sellar acuerdos postelectorales como la única vía para la regeneración de la vieja política. A partir de ahora serán fundamentales las fuerzas emergentes de la calle, partidos y plataformas ciudadanas como la de Laujar, el GRINP, ACH o VHA en Huércal de Almería o Tod@s en La Mojonera, y otros a los que ya daban por desaparecidos como Izquierda Unida a través de sus coaliciones Para la Gente que van a ser llave de gobierno en Níjar, Gérgal y Dalías o los andalucistas en Vera y Vélez Rubio. Es más, hay partidos surgidos de la voluntad popular como los independientes de Albanchez o la agrupación de electores de Partaloa que logran el beneplático de la ciudadanía para poder gobernar en solitario durante los próximos cuatro años. Además de forzar la partida de los pactos en varios tableros en una quincena de ayuntamientos, las elecciones más inciertas de la democracia han propiciado han causo un terremoto electoral en pueblos en los que los gobiernos municipales daban por sentada su continuidad y han visto cómo los electores echaban por tierra sus aspiraciones.

Los vuelcos más sonados se han producido en los municipios de Viator, Tabernas, Garrucha, Pechina, Cantoria y Olula de Castro por parte del PP, en su mayoría pasan al mapa del rojo socialista, mientras que el PSOE se ha visto doblegado en Albanchez después de casi tres décadas al frente de la alcaldía. Otros alcaldes han salido airosos del envite democrático como los populares en Huércal Overa, El Ejido, Macael, Olula, Mojácar, Pulpí, Canjáyar, Berja y Gádor o los socialistas en Vícar, Albox, Benahadux, Zurgena, Serón, Abla y Vélez-Blanco, entre otros tantos, sobre todo en el interior. El Partido Popular mantendrá la Diputación, con al menos 14 de los 27 escaños, si bien ha sufrido un duro varapalo en la jornada electoral de LOCAL-PP-ELECCIONES MUNICIPALES 2015ayer en la que volvió a ganar pero dejándose más de 33.100 papeletas en relación a los comicios del 22 de mayo de 2011. Las principales pérdidas de sufragios se han producido en la capital, cayendo de 44.000 a 29.000, Roquetas, de 14.000 a 10.000, y en Níjar otro millar e incluso en el municipio El Ejido, dónde Francisco Góngora logra una férrea mayoría absoluta, se han dejado más de 3.000. Los socialistas crecen en más de 4.000 votos, pero no han conseguido el objetivo marcado de reconquistar la institución provincial, aunque han estado cerca. Crecen en tres puntos y ya miran de reojo los futuros pactos con Izquierda Unida y el partido de Albert Rivera para acabar con las hegemonías históricas de los populares en los grandes feudos. Anoche, Miguel Cazorla, cabeza de lista de Ciudadanos, destacó que sus tres concejales en Almería y el más que presumible escaño en Diputación serán el “principio del fin del bipartidismo”, aunque en cuestión de semanas se tendrá que sentar a negociar, al menos en la capital, con las formaciones de la vieja política que cuestiona.

Y es que ayer soplaron vientos de cambio en la capital, pero no de aquellos que reivindicaba cada cuatro años Javier Arenas, hoy parlamentario del PP por Almería, en sus visitas a la provincia. Decía que el bipartidismo estaba herido pero no caído. Y es cierto. Aún son los destinatarios de un 75% de los votos de los almerienses, apenas seis puntos por debajo del 80% de 2011, pero ahora dependerán de las demás fuerzas políticas de un mapa inédito para tenir de rojo o azul los principales núcleos. Atrás quedan ya las insinuaciones de la parlamentaria andaluza Carmen Crespo de que debe gobernar la lista más votada. La democracia ha entrado en una nueva fase de la cultura del pacto en la que todos están condenados a entenderse. En cuanto a LOCAL-CIUDADANOSla jornada electoral, todo transcurrió ayer en la provincia con absoluta normalidad tras la apertura a las nueve de la mañana de las 747 mesas de los 323 colegios de la geografía almeriense. Minutos después de ejercer su derecho al voto en el Colegio Nuestra Señora del Milagro, el subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, explicó que el dispositivo estaba perfectamente engranado para garantizar el correcto desarrollo del proceso, con todas las mesas constituidas y alrededor de 1.750 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado más 492 representantes del conjunto de las administraciones públicas. A pesar de la elevada participación del segundo avance, la que más creció en Andalucía, finalmente se redujo en casi cuatro puntos en la jornada de votaciones que se cerró a las ocho de la tarde. No faltaron, pese a la avanzada edad, a su cita con las urnas ni Josefa García de 102 años en Viator -y cuatro generaciones- para impulsar el vuelco en favor del PSOE ni Juan Martínez de 104 también con los socialista en Fiñana, como ya ocurriera hace un par de meses en las autonómicas.

Candidatos en la distancia

Iván Gómez | 23 de mayo de 2015 a las 13:17

Mañana habrá casi un centenar de almerienses que concurrirán en las elecciones municipales sin aparecer en las papeletas de los 102 municipios de la provincia. En total serán 86 los hombres y mujeres de Almería que figuren en las candidaturas que el PP ha presentado en pueblos del País Vasco y Cataluña. En las grandes ciudades no suele haber ningún problema a la hora de configurar las listas, pero la formación que preside Mariano Rajoy encuentra serios obstáculos cuando tiene que confeccionar candidaturas en núcleos rurales y pequeñas urbes en las que el nacionalismo tiene una profunda implantación y aún existe el temor a represalias. De ahí que los populares necesiten echar mano de los voluntarios de otros puntos del país y ELECCIONES-VOTO POR CORREO.Andalucía siempre ha tenido una especial sensibilidad con las limitaciones de la democracia real en pueblos del Valle del Deba, una zona que se encuentra entre las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa, con una participación muy activa en sus elecciones municipales aunque sea desde la distancia. Los populares han tenido que buscar hasta 1.500 candidatos de “relleno” para rematar las que se conocen como listas fantasma con un trabajo contrarreloj en las dos primeras semanas de abril para poder concurrir en el cien por cien de los municipios del País Vasco, Cataluña y Navarra. En las sedes provinciales del PP se movilizaron para captar candidatos entre los afiliados y simpatizantes y la de Almería ha vuelto a demostrar la fortaleza y dinamismo que tiene, así como el fuerte vínculo con la sociedad, al conseguir sumar a la causa electoral a casi un centenar de personas. El mayor éxito de captación lo tienen las provincias vascas, que históricamente han tenido por los atentados de ETA y otras amenazas una significación especial para la familia popular, si bien no faltan los voluntarios que quieran reforzar a la organización en Cataluña, por su vínculo con esa tierra o principios e ideales, ante una diáspora de militantes de los últimos años que limita la oferta política del PP en núcleos.

Los candidatos de relleno sólo tienen que presentar el DNI, así como otros datos personales, y una declaración jurada ante la Junta Electoral en la que se pone de manifiesto su voluntariedad para ser candidato y la condición de no estar habilitado para serlo, tramitación de la que se encarga el partido a través de la dirección nacional de la calle Génova de Madrid. De ahí que se formalicen candidaturas con integrantes sin vínculo alguno con el municipio por el que se presentan e incluso con personas que no solo residen en la otra punta del país, sino que a veces ni conocen la localidad en la que podrían resultar elegidos como concejales. De hecho, llegó a ocurrir y una almeriense que se suele presentar cada cuatro años en las listas del PP leopoldo aguileravasco tuvo que renunciar a su acta al declarar la Audiencia Nacional nulas al resto de candidaturas. Pero no suele ser habitual porque aparecen en los puestos de difícil acceso, que son los número cuatro y cinco de los municipios de corta población. Los grandes partidos, porque también el PSOE ha tenido que confeccionar listas fantasma, no suelen promocionar el refuerzo que realizan con los voluntarios de otras provincias porque lo ven como un síntoma de debilidad de la organización, además de que entienden que las candidaturas, más allá del resultado que puedan lograr en las urnas, deben estar arraigadas en su territorio. Pero saben que no siempre es posible y agradecen la solidaridad de esas personas con las que comparten ideas y valores además de prestar su nombre sin temor a amenazas y represalias cuando formar parte de una lista del PP los sitúa en el centro de la diana por la presión política que siguen sufriendo en determinados municipios una vez que ETA ha colgado las armas.

Carlos Iturgaiz, un asiduo de la Feria de Almería y las campañas electorales de la provincia en su etapa como presidente del PP del País Vasco solía reivindicar en sus visitas el agradecimiento hacia los 300 andaluces que por norma han venido concurriendo junto a sus candidatos en las localidades en las que el nacionalismo los dejaba bajo mínimos. Y es que Andalucía y Madrid son las comunidades que más se han implicado desde los primeros comicios y así lo han vuelto a hacer en las municipales del domingo. Y Almería lidera esa fraternidad andaluza con más de un centenar de personas entre los que hay todo tipo de perfiles. En su mayoría están vinculados al PP desde hace muchos años, como el que fuera secretario de Alcaldía en IEA-IMG_2003.jpgAlmería, Rafael Gil, otros que han sido técnicos y trabajadores en las administraciones públicas de la provincia como José Manuel García Picón e incluso los que han llegado a concurrir también en las listas de la capital como Antonio Aracil o la gerente del partido, Mercedes Caballero. Uno de los que se estrenan este 24 de mayo en el ejercicio democrático es el director del Instituto de Estudios Almerienses dependiente de la Diputación, Rafael Leopoldo Aguilera, quien reconoce que le hubiera gustado tener un papel más activo y participación en la campaña pero nadie se ha puesto en contacto para que lo haga. De hecho, no se ha cogido, como si han hecho otros de los que ceden su nombre, el permiso de 15 días, los que dura la campaña, para no ir a trabajar como la ley marca. Un bautismo electoral como número 6 del PP de Ibarra con el que suma su grano de arena a la democracia.

Ya sean candidatos en la provincia o fuera de Almería, la Junta de Andalucía, a través de la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la provincia, ha concedido un total de 43 permisos a profesionales sanitarios para que se puedan ausentar de sus puestos de trabajo durante las dos semanas que dura la campaña electoral debido a su concurrencia como candidatos en las municipales del domingo. Los permisos de cara a la campaña suponen 648 días en total, tanto los que han solicitado los candidatos que trabajan en los centros de atención primaria como en los tres hospitales de MJL211013-INAUGURACIÓN DEL CENTRO DE SALUD VEGA DE ACÁla provincia. Además de los 43 empleados vinculados a la Consejería de Salud, hay otros once profesores y maestros que imparten clases en los centros educativos de la provincia que han solicitado los 15 días de permiso que establece la legislación laboral vigente para poder dedicarse a la campaña de las elecciones municipales ya sea como aspirantes a las actas de concejal como a los que son alcaldables. Esta medida que recoge la Ley Electoral está destinada a garantizar a los docentes candidatos en las listas electorales su participación en los mítines y actos de campaña organizados por su partidos y agrupaciones. En sus solicitudes piden la dispensa de la prestación del servicio entre el 8 y 22 de mayo, si bien en el caso de los docentes es el propio director del centro educativo el que tiene la potestad de autorizar el permiso mediante un escrito que debe remitirse a la Delegación de Educación. De ahí que sea también el director el que tiene que pedir la cobertura de la baja en función de las necesidades y de los recursos humanos del centro educativo en el que ejerce el candidato.

Los políticos vuelven a clase

Iván Gómez | 20 de mayo de 2015 a las 12:09

Los partidos llevan años impulsando los cursos de formación tanto para sus candidatos y cargos como para los militantes de base, si bien el nuevo contexto les ha obligado a cambiar estrategias y mensajes a la hora de afrontar la campaña electoral. Los buenos políticos tienen que ser buenos comunicadores y adaptarse al cambio de ciclo en el que prima la exigencia de transparencia de la sociedad y la interacción basada en los valores digitales reinantes hoy en las relaciones del usuario con las instituciones públicas y los que las representan. Cambia mensaje, estrategia, discurso y puesta en escena del alcaldable y su equipo ahora que la liturgia política languidece y es evidente el agotamiento de la tradicional oferta política. De ahí 150425 Foto Foro 2que tanto PSOE como PP en la provincia, al igual que las fuerzas emergentes aunque con menor intensidad, se están implicando al máximo en una formación de sus candidatos que durante esta campaña dará sus frutos. Los grandes mítines, la simplona pegada de carteles y los cargos que eluden el cuerpo a cuerpo con el ciudadano tienen fecha de caducidad y todo el que quiera triunfar en las urnas debe recibir instrucción y aprendizaje para afrontar los nuevos retos de la comunicación política. Desde hace algunos años, sobre todo en los de la última legislatura, las formaciones han recurrido a los más destacados profesionales y empresas especializadas para el adiestramiento de sus hombres y mujeres, normalmente para los que desempeñan cargos públicos y orgánicos pero también para los militantes de base, en temas fundamentales para ganar unas elecciones como la oratoria, las habilidades de liderazgo, cómo afrontar una entrevista en radio o televisión y sobre todo para el buen uso de internet como un nuevo canal de comunicación en todos los ámbitos.

Los grandes partidos almerienses entienden que hoy en día no puede pasar desapercibida la importancia de las nuevas tecnologías (webs, blogs y las redes sociales) como herramienta de participación e interacción con el elector. Es la política 2.0 que incoa el tránsito del ciudadano de mero espectador a actor. “La formación es fundamental para el PSOE porque queremos que los que puedan acceder a un cargo público estén preparados para el desempeño de su función y tareas”, asegura el líder de los socialistas almerienses, José Luis Sánchez Teruel. En la provincia son entre 400 y 500 Mojácar Coachingpersonas las que han participado en los cursos y seminarios organizados por el PSOE. “Hemos tenido actividad intensa en los meses previos a la campaña destacando el refuerzo en redes sociales y estrategias”, añade. Además de contenidos propios en la gestión pública con másteres propios, el PSOE tiene una oferta completa de talleres orientados a sus candidatos para enseñarles a hablar en público, habilidades y liderazgo, realizar entrevistas, publicar folletos e incluso redactar notas de prensa. Las agrupaciones más pequeñas son las que más se benefician, ya que tienen más limitaciones económicas a la hora de afrontar una campaña electoral y el “háztelo tú mismo” siempre viene bien. Además hay cursos específicos para apoderados e interventores cuya fecha suele ir marcada por el calendario electoral.

Los socialistas han realizado cursos de trabajo en equipo y coaching por comarcas en Mojácar, Armuña, Lubrín, Ohanes, El Ejido y Pechina y sobre servicios públicos en Alcolea, Benahadux, Turre, Huércal Overa y Vícar. Otro de los programas implementados de cara a las municipales es del de mejora de la proyección de los candidatos y otro para sus canteranos, los de Juventudes Socialistas, en el que abarcan temáticas tan dispersas como medio ambiente, salud e igualdad. Además de adiestrar en competencias individuales, uno de los principales objetivos es fortalecer la comunicación de la fotola militancia desde el punto de vista interno e interno. El secretario general del PP de Almería, Javier Aureliano García, tiene claro que sus cargos y candidatos tienen que recibir la mayor formación posible en debates, oratoria y marketing electoral. Tienen una vicesecretaria de Formación que no está orientada sólo a sus dirigentes y amplía la oferta a los afiliados y simpatizantes de base. En el último año, por ejemplo, de forma previa a las andaluzas y municipales impartieron dos cursos de redes sociales para disparar estos días toda su pirotecnia. La formación, recuerda, siempre gratis, ya sea en la sede del partido o en hoteles con los mejores expertos y catedráticos universitarios. Pero el aprendizaje va más allá de los partidos y alcaldes y candidatos almerienses como el de Níjar llevan años realizando por su propia cuenta estudios y seminarios en comunicación política a través de la Federación Española de Municipios (FEMP) y en instituciones punteras como Mas Consulting. Conocimientos y experiencias que han convertido en sus armas en el día a día del ayuntamiento y que serán imprescindibles en la batalla de las municipales.

Cuando las ideas son lo de menos…

Iván Gómez | 19 de mayo de 2015 a las 13:09

Es muy difícil hacer compatibles la
política y la moral (Sir Francis Bacon)

EL uso y abuso de lo negativo y lo sucio en comunicación política para debilitar a los rivales en las urnas sin necesidad de ideas, propuestas y programas es la tónica dominante en los últimos días. Resulta cada vez más habitual en campaña contemplar a la mayoría de candidatos en lid ocupando su tiempo disponible en atacar a los adversarios a través de mítines, anuncios, carteles y desde hace un par de comicios a través de la pirotecnia partidaria y correligionaria de las redes sociales. A lo largo de las últimas semanas, en la confluencia de una eterna campaña de las autonómicas que ha tenido una segunda fase en las municipales, la provincia ha sido escenario de un sinfín de batallas y extrañas agresiones más propias de los platós televisivos de la salsa rosa y de otros ambientes que de la propia controversia electoral de la democracia. En España los partidos ataques internetpractican la dura crítica al oponente como pertrecho político desde los años noventa, con especial relevancia del vídeo del dóberman con el que el PSOE inauguraba en las elecciones de 1996 la emisión de los mensajes negativos para minar la credibilidad de su principal rival. Los socialistas, aún siendo el partido del Gobierno, marcaron un hito al apelar al miedo porque los sondeos reflejaban una victoria inexorable del PP en las urnas. Tuvieron que echar mano a una táctica de reprobación que había aplicado treinta años antes el candidato demócrata americano Lyndon Johnson en el que fue considerado como nacimiento de la propaganda destructiva moderna. En Almería los alcaldables de uno y otro partido y parte de sus equipos, sobre todo los que trabajan para los aparatos proincipales pero también los candidatos, ya sea por convicción o directamente la necesidad que les genera el vértigo demoscópico, llevan una campaña de demasiado agravio, maximizando errores y escándalos de sus contrincantes por encima del debate de las ideas, propuestas programáticas y del ejercicio de gobierno de lo que va de legislatura.

Es una campaña negativa y sucia en la que se está invirtiendo más tiempo en polémicas , todo el que sus agendas restan de su cargo en instituciones y otros empleos, que en dar a conocer sus alternativas y soluciones a los problemas de los ciudadanos. Son las cloacas de la campaña, la parte más desagradable en la que no importan los medios, sólo se persigue el fin, aunque sean conscientes de que se lesiona a la política y a la confianza del elector en el sistema democrático. Entre los ejemplos más evidentes de cómo la política ha sucumbido a la agresividad en los municipios de la provincia está el de Cantoria donde los socialistas han hecho todo lo posible por tumbar la candidatura del PP, al clamar ante la Junta Electoral porque su candidatohabía sido condenado años antes por un delito urbanístico al igual que ocurriera en Fines, en respuesta a la agresión sufrida por parte de la castellónlista de los populares que airearon que al alcaldable del PSOE le fue intervenida una papelina de cocaína por la Guardia Civil. Fue una declaración de intenciones de lo que sería la campaña porque días después una concejala socialista ha denunciado a uno de los integrantes de la candidatura del PP por manipulación de votos en la oficina de Correos en la que trabajaba hasta que se jubiló hace unos años. En Abrucena los socialistas sacaron a la luz supuestas “gratificaciones ilegales” que venían recibiendo los concejales del PP en el consistorio y en los municipios de Carboneras y Albox sus alcaldes han tenido que rendir cuentas ante la justicia por no facilitarle a la oposición la información que precisan para el ejercicio de fiscalización y control de la función pública.En Fiñana el gobierno socialista fue denunciado por la privación del uso de un local para un mitin que los andalucistas ya tenían autorizado. Sin embargo, uno de los episodios más negros de la batalla de las municipales se ha vivido en Chirivel, donde la candidata del PP ha denunciado ante la Fiscalía y Ministerio de Economía que la han despedido de su trabajo en una farmacia por liderar la lista de los populares. Un chantaje más propio de otro siglo por el que todavía hoy algunos candidatos no dan a conocer su incursión en la política hasta el día en el que las candidaturas se confirman en el Boletín Oficial de la Provincia.

Todavía hoy existen represalias y miedos por militar en uno y otro partido, una vieja política que combaten las fuerzas emergentes. Una de las localidades en las que más se ha incrementado la tensión es Adra, en la que los intentos de debilitar al adversario en mítines y redes sociales han derivado a ruedas de prensa y posteriormente en querellas judiciales y actos de conciliación. El equipo de gobierno ha denunciado a la candidata del PSOE, Teresa Piqueras, por verter injurias y calumnias relativas a la gestión económica del Ayuntamiento. La situación es tan belicosa en Adra que han entrado en escena los que fueran alcaldes, tanto de los socialistas como el actual del PP, arremetiendo contra los suyos. Cuerpo a tierra, que vienen La candidatura a la Puerta del Juzgado d-9134.jpglos nuestros como acuñó Pío Cabanillas. En Cuevas del Almanzora los socialistas quieren erosionar la hegemonía de Jesús Caicedo a base de críticas a sus cargo de diputado nacional, una liturgia política que ya no cala, a pesar de repetir el mensaje de que es un alcalde con el teléfono en modo avión, como le cuestionaban hasta hace sólo unos meses a Luis Rogelio Rodríguez por su escaño en el Senado. Desde hace tiempo los socialistas han cambiado la estrategia, debido a que su candidato comparte acta en la Cámara Alta con el alcaldable del PP. Precisamente en la capital llevan días inmersos en la trifulca por la ubicación de carteles en espacios que no estaban autorizados, una denuncia que parte del propio Ayuntamiento que ordenó a sus técnicos municipales fotografiar la cartelería del resto de partidos para sacar el máximo rédito electoral lloviéndole las respuestas de los señalados e incluso otras críticas por las restricciones que han encontrado algunas formaciones a la hora de difundir sus propuestas en los mercadillos de la ciudad.

No ha sido el único conflicto en el término municipal de la capital. Días antes del inicio de la campaña, los taxis ya tenían carteles del candidato del PP que fue sancionado por la Junta Electoral, y ordenó la retirada inmediata, al adelantarse al inicio de la campaña. Pero es que no hay pueblo almeriense que se escape a las artimañas y mala praxis política.Todos proyectan antes de que comience una campaña en positivo, de propuestas, constructiva y alejada de la radicalidad. Sin embargo, en los diez primeros días ha tenido más protagonismo los reproches y la inacción del ejecutivo de Susana Díaz, a la que atacan en la capital por el retraso del hospital materno-infantil o por los recientes desprendimientos en la Alcazaba, que los propios méritos o desméritos de los candidatos del PSOE en los municipios en los que se hacen las críticas. Y no es la única. El Gobierno de Mariano pic-20150501063422S9688P5.jpgRajoy también sale a relucir cada vez que se habla del aislamiento de la provincia en materia de comunicaciones o de la negra estadística del paro. Alusiones a una falta de compromiso del Gobierno que también figuran en el vídeo que la candidatura socialista de Juan Carlos Pérez Navas lanzó para cuestionar el progreso de la ciudad. Y es que la liturgia política languidece, de forma paralela a la confianza de los ciudadanos en nuestros sistemas e instituciones, y los partidos han optado por nuevas formas para frenar ese agotamiento de la oferta política tradicional que pasan por atacar y convertir al elector en ofendido y presentar a los contrincantes como peligro o amenaza para los votantes. No hay nada más que darse una vuelta por las redes sociales de los candidatos y sus equipos en estos días. No se escapa nadie de la apuesta por la reprobación para debilitar la conexión del candidato a desbancar y su potencial votante . Aunque a veces lo que se obtiene es justo lo contrario de lo que se perseguía y las campañas sucias acaban actuando como boomerang por el que recibe el impacto el que tiró la piedra y escondió la mano. Cuando las ideas y programas son lo de menos, la campaña huele mal…

Candidatos y marcas

Iván Gómez | 18 de mayo de 2015 a las 12:20

LA campaña almeriense tiene en líneas generales dos tipos de candidatos: los que esconden la marca tradicional de partido, una estrategia electoral que están adoptando principalmente todos los que se presentan en listas del Partido Popular y el PSOE, y los que convierten a la formación y sus líderes en la propia marca, un claro ejemplo de lo que hicieron los de Podemos en las andaluzas de marzo y los hombres y mujeres de Ciudadanos en sendas citas con las urnas. Más allá de ideologías, del terreno siempre fantasioso de iniciativas y propuestas, e incluso por encima de las personas, lo más común en los 102 pueblos de la provincia en estos quince días de la campaña es que los socialistas y populares releguen sus siglas a los recónditos emplazamientos, los menos perceptibles, en folletos, cartelería electoral y pirotecnia en redes sociales. A pesar de que la experiencia ha demostrado que IMG_6333despegarse intencionadamente de la simbología de tu formación no funciona e incluso puede resultar contraproducente, son pocos los que se atreven en las filas del PP y PSOE almeriense a presumir hoy de sus direcciones nacionales en plena crisis del bipartidismo y con la que está cayendo en cuanto a la desafección ciudadana hacia los viejos partidos. Eso sí, las visitas de líderes siempre suman a la causa, como lo demuestra el empuje que ha querido dar Pérez Navas a su proyecto político con la respaldo de Pedro Sánchez y Susana Díaz. La presidenta de los andaluces en funciones lo era todo, la marca con la que concurrían hace solo mes y medio los socialistas en los 102 pueblos, y hoy es más utilizada por el resto de partidos a la hora de desgastar a sus oponentes. Pero si socialistas y populares encogen las siglas, losciudadanos de Miguel Cazorla las engrandecen y hay más pasquines y merchandising electoral con Albert Rivera que con los cabezas de lista en casi una veintena de pueblos en los que van a concurrir. Ocurre algo similar con los intentos fallidos de unidad popular en un gran bloque social de la izquierda en la ciudad, un par de candidaturas que se quieren ver reflejadas en otras fuerzas que sí tienen el apoyo de Podemos. Son figurantes anónimos que esperan pescar en el caladero de votos del partido de Pablo Iglesias, pero no son auténticos, sino sucedáneos.

Vota a aquel que menos prometa…

Iván Gómez | 18 de mayo de 2015 a las 12:18

EL vértigo demoscópico, sobre todo cuando llega la recta final de la campaña, suele empujar a los partidos, y principalmente a sus candidatos, a lanzarse en busca del voto indeciso con promesas que más bien podrían agruparse en el programa de las utopías. Se olvidan de los recortes y planes de austeridad que vienen aplicando, a instancias de administraciones superiores, y anuncian proyectos e infraestructuras de las que como mucho pondrán la primera piedra. Es la fanfarria del candidato, esa pirotecnia que surge cuando se le paraliza cierta parte del cerebro, la del sentido común, abriendo las puertas de la imaginación hacia un mundo de fantasía. Unos dicen que crearán mi l empleos, otros se lanzan a por palacios de congresos y los más atrevidos predican con hospitales y colegios. A partir de ahí, cuando ha calado el mensaje virtual tienen que enfrentarse a la realidad de un gobierno con más limitaciones que capacidades. A los pocos meses de coger el bastón de mando ya están desdiciendo lo comprometido, desmontando su propio blaandamio de falsedades en base a que son competencias de otras administraciones, a las que ni mencionaron en el frenesí de la campaña, o empiezan a buscar en los cajones facturas no pagadas con las que escudar su gestión de futuro. De ahí que cada vez sea más coherente para el electorado apartarse de aquellos exotismos y moderneces que desprenden los candidatos trasnochados. Para ser un buen gestor, ya antes de ser avalado en las urnas, nada mejor que apuntar a los problemas de los vecinos de nuestros pueblos para buscar, siempre en base a la participación ciudadana, algunas de las soluciones que reclaman sin ser escuchados desde hace años. La crisis del bipartidismo brota del magma nacional de indignación hacia la política y los partidos de siempre por el distanciamiento, más allá de la corrupción. Decía Ortega y Gasset que toda realidad ignorada prepara su venganza y lo avala ahora la irrupción de nuevos partidos en los últimos comicios. De ahí que el buen candidato hoy sea el que se centre en la mejora de los servicios municipales, aceras, agua y caminos rurales, no el que proyecte grandes auditorios. Vota a aquel que prometa menos, será el que menos te decepcione. Ya lo dijo Bernard Baruch hace un siglo.

Macael sale del coma financiero

Iván Gómez | 16 de mayo de 2015 a las 12:08

EL municipio de Macael, enclavado en el Valle del Almanzora a 75 kilómetros de la capital, ha sido duramente castigado por la crisis y la mala gestión económica de los recursos públicos. A estas alturas es ya innegable la nociva herencia que dejó el anterior alcalde, Juan Pastor, provocando un agujero de casi 18 millones de euros por el que próximamente comparecerá ante la justicia. La Fiscalía lo ha imputado dentro del sumario abierto como consecuencia de una auditoría de las cuentas locales de su periodo de gestión que encargó el actual equipo de gobierno. Los populares dieron un vuelco en 2011 y ganaron por casi 20 puntos al PSOE, con una traducción de 8 frente a 5 concejales en el Ayuntamiento de Macael. Pero nada más llegar y abrir las puertas y ventanas el panorama era más que desolador. Había 630 euros en caja y una plantilla inflada con atrasos en el pago de las nóminas pic-20150320064048S9070P3.jpgde hasta seis meses. En los últimos años, el PP ha implementado medidas y un plan de austeridad y contención del gasto para frenar una deuda de récord para un pueblo de apenas seis mil habitantes. Se aplicó el primer ERE de un ayuntamiento en la provincia y en el seno del equipo de gobierno se daba por hecho, hasta unos meses antes de las municipales, que los despidos de una quincena de trabajadores le acabarían pasando factura en las urnas. Pero no había otra si se quería enderezar el rumbo de un agujero financiero más profundo que algunas canteras y en marzo de este año se conseguía pagar los 225.000 euros que se adeudaba a los funcionarios gracias a un plan especial del Ministerio de Hacienda al que se acogieron el pasado ejercicio. Y aún siguiendo en el fondo del pozo, en la peor de las coyunturas económicas posibles, el proyecto de los populares ha comenzado a remontar el vuelo y ahora destaca por otra cuestiones después de casi cuatro años de protagonismo por el desajuste de las cuentas. De hecho, hace tan sólo unos meses Macael escribía su nombre en el Récord Guinnes con el mortero más grande del planeta con más de 50.000 kilos y casi seis metros de altura. Es el símbolo de un nuevo tiempo para la localidad, el de la recuperación de su prestigio y, como repiten los hombres y mujeres de la lista del alcaldable Raúl Martínez, del “Macael que te mereces”.

Eso sí, a pesar de la mejora de vibraciones entre el electorado macaelero, los socialistas se llevaron el gato al agua en las andaluzas de marzo ganando por una diferencia de casi diez puntos y 300 votos. Sólo días después de la victoria electoral, el PSOE hacía frente a un jarro de agua fría que caló hondo al ser detenida Paqui Pérez Laborda, su secretaria general, a la espera de ver la evolución del caso que instruye Alaya sobre los cursos de formación. Pero el candidato, Ricardo Zúñiga, técnico del Servicio Andaluz de Empleo, ha querido mantenerse en todo momento al margen de la gestión de su antecesor, así como de cualquier otra causa como la de su líder local porque nada tiene que ver con este municipio. Los despidos y otros recortes serán 141222 Foto PSOE Macael Ricardo Zúñiga.JPGsu mejor baza a la hora de erosionar apoyos al gobierno del PP, así como el parón de determinadas obras y compromisos por la falta de fondos. No es para menos, el crecimiento de Macael siempre ha estado ligado a la industria del mármol y la crisis echó por tierra las extracciones por las que las empresas pagan un canon a las arcas municipales. De hecho, la previsión de futuro, a pesar de que el sector empieza a levantar cabeza, es de pocos ingresos y no será fácil reajustar las cuentas del Ayuntamiento de Macael sin ese pilar de la industria de la piedra. Al bipartidismo de PP y PSOE, que se han repartido desde 1979 los gobiernos democráticos del municipio con alternancia cada dos o tres legislaturas entre una y otra formación, se vuelve a sumar una lista de Izquierda Unida, si bien en las autonómicas de hace mes y medio no llegó ni al 3% de los votos situándose por detrás de Ciudadanos y Podemos, que no concurrirán en las municipales del 24 de mayo. Los vecinos serán los que determinen si una vez que ha dejado el coma, los populares siguen siendo la mejor opción en la lenta cura del enfermo.

Nuevo test a la hegemonía de Caicedo

Iván Gómez | 15 de mayo de 2015 a las 13:58

UNO de los municipios con más pedanías y núcleos de Almería, a media hora de Lorca y casi una de la capital, vuelve el 24 de mayo a examinar la fortaleza, por no decir hegemonía, de Jesús Caicedo, aspirante del PP y alcalde de Cuevas del Almanzora en las cuatro últimas legislaturas. Surgido entre un manojo de habas y un bosque menor de tomateras, como bien narra su íntimo amigo y periodista Carlos Herrera, el también diputado nacional ha conseguido ganarse el corazón de los vecinos desde que propiciara el fin de ciclo del PSOE de Antonio Llaguno y sale victorioso en cada envite de las pic-20150320063757S7816P4.jpgurnas si las elecciones tienen un carácter local. Y es que el mejor ejemplo de que en los pueblos se vota a la persona, tan cacareado por los partidos cuando no les ayuda la marca, está en esta localidad del Levante de alrededor de 263 kilómetros cuadrados. En las recientes andaluzas el PSOE sacó ocho puntos, casi 500 votos, al partido del incombustible Jesús Caicedo, si bien saben todos en Cuevas y más allá de sus límites que el resultado de las elecciones inminentes no guardará ningún parentesco con el de marzo. En los comicios de 2011 consiguió diez concejales frente a los cinco de los socialistas y 2 de los andalucistas y en las de 2007 fueron once, una distancia que no baja nunca de los cinco escaños. Más allá de táctica y estrategia, de pirotecnia en las redes sociales o nuevas técnicas de marketing electoral con las que otros pierden la cabeza durante las dos semanas de campaña, el principal secreto de la receta del triunfo del empresario agrícola pasa por la cercanía y el contacto permanente. De ahí lo de su fuelle inagotable porque tiene todo el tiempo que requieren sus vecinos, el que destina a su alhóndiga y el que le dedica al Congreso de los Diputados y antes al Senado.

Una habilidad que saca de quicio a sus rivales que repiten una y otra vez que quieren un alcalde 24 horas y no con el teléfono en modo avión. Ese fue el principal argumento del cabeza de lista del PSOE, Antonio Fernández, un comercial siempre vinculado a la política porque es hijo del histórico socialista Miguel Fernández, concejal desde 1983 en Cuevas y también diputado provincial del PER en tiempos de Tomás Azorín. Presenta un joven 3-150509 Foto PSOE Cuevas presentación candidaturaequipo continuista en la línea del que encabezó hace cuatro años cuando apostaron por una lista de treintañeros para poder plantarle cara a un alcalde que los condenó a la oposición hace 16 años sin que hayan logrado remontar el vuelo. El PSOE de Cuevas entiende que es hora de cambiar un gobierno al que critican por su desidia y, sobre todo, abandono de las pedanías. En la batalla del 24M no serán los únicos que se enfrenten al PP y vuelve a concurrir Izquierda Unida en un escenario en el que debuta una lista de Ciudadanos con el fichaje estrella del que hasta hace solo unos meses era edil y portavoz del PA, Indalecio Modesto. De hecho, en marzo hizo la campaña con los andalucistas y semanas después se unió a la formación de Albert Rivera en un cambio exprés de siglas.

El programa con el que concurren los populares queda al margen de grandes obras que no serían viables ni exotismos de los que adornan otros candidatos de su partido. Caicedo promete acabar lo que está en marcha y seguir recortando la deuda, nada menos que seis millones en la legislatura que llega a su fin gracias a un plan de ajuste económico y financiero. El equipo de gobierno ha logrado pagar a los proveedores entre 25 y 28 días a través de la factura electrónica y se compromete Intervención del Alcalde.JPGde cara al futuro a mejorar el barrio de El Realengo y rehabilitar las viviendas del casco histórico, así como desatascar la construcción del nuevo polideportivo y poner en valor los yacimientos arqueológicos. Dependerá de la Junta, y el regidor es un hábil negociador, la construcción de los colegios de Las Herrerías y Burjulú para no perder población. Más complejas serán las conversaciones para que de una vez por todas, y ya han pasado cuatro décadas, los americanos procedan a la limpieza definitiva de los terrenos contaminados por las bombas que cayeron en Palomares. Caicedo es, sin duda, el alcalde de España que más ha visitado la Embajada de los Estados Unidos en la última década. Posiblemente en la legislatura próxima llegue el momento tan esperado por todos los vecinos. Han pasado de los 13.148 habitantes en 2011 a los 13.737 actuales, además de bajar la estadística del paro en 50 personas. Los proyectos por materializar y otros retos sin cumplir están aferrando al sillón a un alcalde que no ha dejado de amagar con su retirada en los últimas legislaturas. Y tendrá que irse por su propio pie porque no hay quien le gane.

Todos contra Rosmari

Iván Gómez | 14 de mayo de 2015 a las 13:01

CON más de un 60% de la población extranjera y una superficie que ronda los 72 kilómetros cuadrados, el municipio de Mojácar, enclavado en el levante almeriense, siempre ha sido una tierra de despiadadas contiendas electorales y un activismo político sorprendente. Pese al descenso del número de candidaturas en los comicios del próximo 24 de mayo, en los que concurren seis siendo 9 en los anteriores de 2011 y hasta 14 en los de 2007, la refriega ya está garantizada, así como las hostilidades casi instintivas de los partidos hoy en la oposición contra la hegemonía de Rosa María Cano, alcaldesa y candidata del PP. Y es que Rosmari, como la llaman sus vecinos, ha sabido ganarse el apego del municipio con su proyecto para pic-20110523080116S6191P5.jpgtransformar Mojácar e impulsar una nueva forma de entender el turismo, pero también la enemistad de sus contrincantes por su carácter fuerte y tajante con los que no se han sumado a su causa. La aspirante popular, con una mayoría absoluta de 7 ediles, volverá a examinar el respaldo de los mojaqueros frente a las listas de PSOE, Unión Mojaquera 10, Vox, Ciudadanos y Somos-Para la Gente. Se estrenan candidaturas de Ciudadanos y Vox, si bien los que se situaron al frente, Diego González y Ángel Medina Chuliá, ya tuvieron escaño en el plenario con partidos independientes que en la última década han venido permutando sin dejar de arrastrar votos en el bloque de minoritarios que se manejan en un pañuelo porcentual. En el baile de políticos ha entrado la que fuera candidata de Mojácar Positiva se Mueve hoy al frente de la coalición Somos a la que ha recurrido Izquierda Unida para poder presentar una lista. El candidato socialista volverá a ser el joven Manuel Zamora “El Zamorica”, como le llamaba el exalcalde Carlos Cervantes, quién el pasado verano acompañó al flamente líder del PSOE, Pedro Sánchez, en su recorrido por las calles del municipio almeriense.

El desarrollo de todo el proceso electoral estará bajo la lupa, con luz y taquígrafos, después de que todas las formaciones trataran de impugnar los últimos comicios al denunciar un pucherazo del PP con el voto por correo. Ya en abril, PSOE y Somos Mojácar pidieron a la Junta Electoral de Zona y a la Fiscalía de Almería un exhaustivo control y vigilancia del proceso para que no se repita un hecho que levanta muchas sospechas: la media del voto por correo es del 3% y en Mojácar alcanzó el 18%. Un mes antes, el grupo municipal Mojácar Positiva Se Mueve optó por presentar una querella por las supuestas gratificaciones ilegales a empleados municipales y por “impedimentos” fuera de la Ley para empadronarse.Y es que un municipio de históricas batallas de las que brotan cuatripartitos y mociones de censura no podría afrontar unas elecciones con el sosiego que caracteriza la fiesta de RG060814- PEDRO SANCHEZ VISITA MOJACAR - SECRETARIO GENERAL PSOEla democracia en pueblos vecinos y colindantes. Dejando a un lado las escaramuzas políticas y el toma y daca de gobierno y oposición, durante la legislatura, esta localidad de notable proyección turística ha experimentado un serio retroceso en el padrón, bajando de más de 8.000 a casi 7.000 vecinos hoy, y también un ligero repunte en la cifra de parados. La gestión política del Ayuntamiento, más allá de las críticas y acusaciones, ha posibilitado que vean la luz proyectos que permanecían estancados, así como la consolidación de un modelo turístico de excelencia. La cruzada de la alcaldesa Rosmari contra los que practicaban el botellón y se excedían con los ruidos, tan polémica cuando se aprobó la ordenanza, está dando resultados y la imagen ha mejorado. Eso sí, las prohibiciones desgasta el respaldo entre los que promovían un paraíso de la fiesta y también generan un gasto en costes extra de la Policía Local y sanciones que los vecinos tienen que poner en la balanza antes de acudir el 24 de mayo a las urnas. El PP tiene claro que su proyecto turístico para Mojácar funciona, así como su planificación de las infraestructuras, de ahí que haya presentado un plan continuista y un equipo sin apenas caras nuevas en el que repiten la mayoría de los concejales. Han salido del cajón, pese a las reprobaciones de los grupos de la oposición principalmente de los socialistas, instalaciones como el parking del casco histórico y el ascensor al núcleo urbano, además de la ampliación del Paseo Marítimo y siguen en cartera, a la espera del entendimiento con otras instancias la recepción de la escuela de hostelería, el desbloqueo de la variante y la mejora de la planta depuradora.