La autovía de la recuperación

Iván Gómez | 6 de septiembre de 2015 a las 12:12

El Corredor Mediterráneo por carretera, los 1.440 kilómetros que separan Cádiz de la frontera francesa, dejará de ser un punto negro en las comunicaciones del litoral oriental de Andalucía. El último tramo de la A-7 entre los núcleos granadinos de Carchuna y Castell de Ferro se abrirá a la circulación en los próximos días culminando una vieja aspiración proyectada hace dos décadas y después de casi quince años de espera desde que se inaugurara en 2001 el tramo entre Taramay y La Herradura. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será el protagonista del corte de la cinta de un tramo de poco más de diez kilómetros adjudicado a finales de 2005 por 67,3 millones que se han acabado convirtiendo en 135 por su deprimente historial de accidentes, hundimientos, falta de pagos y modificados. El eje transversal andaluz supondrá una alternativa más rápida, cómoda y segura PROVINCIAal tránsito por carretera en la antigua Nacional 340, una vía que ha venido soportando más de 20.000 vehículos diarios con insufribles colas, sobre todo en los meses de verano cuando se agudizan los atascos y cuellos de botella. La Autovía del Mediterráneo significará dejar atrás la sinuosa carretera por los pueblos de la Costa Tropical y para la provincia de Almería supondrá un impulso considerable para la economía, principalmente para el turismo y las exportaciones agrícolas. De hecho, un estudio de Unicaja y Cámara de Comercio estima un crecimiento del PIB almeriense cercano al 5%, de ahí que hayan sido tan críticos y reivindicativos con el cúmulo de despropósitos y retrasos que venían obstruyendo el paso natural hacia el Estrecho desde el Mediterráneo. La A-7 que une Puerto Lumbreras con Adra es el eje básico sobre el que se mueve la práctica totalidad del flujo de mercancías almerienses, millones de toneladas que se han visto condenadas a los atascos de una carretera nacional de doble sentido que soporta cada día un millar de vehículos pesados en su tránsito hacia la Costa del Sol.

Pero la pesadilla ha terminado, los coches y camiones ya podrán circular por la autovía gracias al esfuerzo inversor realizado en la legislatura que llega a su fin por el Ministerio de Fomento. La A-7 ha sido la prioridad que lastró otras partidas para la provincia, sobre todo las que no han llegado al AVE y ferrocarril, a pesar de que el trazado pendiente estaba en el litoral granadino, pero una vez culminada se genera el doble efecto en Almería que tendrá el impacto socioeconómico de la autovía y el de los fondos que ha venido recibiendo y a partir de ahora se podrán destinar a otras infraestructuras como la línea de Alta Velocidad con Murcia. Ya no habrá excusas. Y es que han sido más de 660 millones los que se han invertido en la culminación de los cinco tramos pendientes de la Autovía del Mediterráneo para y, de hecho, aún estando ya prácticamente finalizada tendrá una partida de 54 millones en PROVINCIAlos Presupuestos del Estado de 2016 porque se paga a la constructora por el método alemán. La apertura del tramo de los diez kilómetros de A-7 que se quedaron descolgados se había previsto para mediados de mes, si bien es más que probable que se retrase unos días en función de la agenda de Mariano Rajoy y de la estrategia electoral por la que quiere el corte de cinta más allá de las elecciones catalanas. Los operarios han intensificado los trabajos en los últimos meses para llegar a tiempo con hasta tres turnos diarios hasta caer la noche desde primera hora de la mañana. Sólo restan los últimos remates de la señalización tanto vertical como horizontal y de la colocación de biondas, lo que viene siendo chapa y pintura del tramo más complicado. Cuando el PP llegó al Gobierno estaba al 15% de ejecución, con apenas los accesos a la obra en lo alto de la montaña. Y es que han tenido que trabajar a golpe de voladura nocturna para poder salvar las dificultades geotécnicas del terreno y accidentada orografía, lo que ha encarecido la obra por encima de los 13 millones cada kilómetro.

El último tramo de Carchuna a Castell de Ferro se adjudicó a finales de 2005 a la UTE FCC-Construcciones Vera con plazo de ejecución de tres años y medio que se han convertido en diez. En 2010 la constructora se marchó para no volver a retomar la obra hasta 2012 para concluirla tres años y nueve meses después en un claro ejemplo de que cuando hay voluntad política se salvan todos los obstáculos. La autovía gafada ha estado años sin salir del bache, marcada por fuga de empresas por los impagos, por los modificados millonarios, por los hundimientos y corrimientos de tierra y laderas, viaductos que se caen, túneles tapiados, trabas medioambientales y accidentes (uno mortal en Taramay). Pero ya forman parte del pasado, la Autovía del Mediterráneo será el eje que vertebre Andalucía, una salida natural para Almería, la única provincia de la costa que todavía no estaba conectada por una carretera de alta capacidad. Aunque estaba proyectada desde hace más de 20 años, la licitación de tramos no llegó hasta 2005 y las adjudicaciones FOMENTO PONE EN SERVICIO POLOPOS-ALBUÑOL Y GARANTIZA APERTURA DE A-7 EN 2015a partir de 2006. En Almería se completó la práctica totalidad del trazado en la época de Felipe González, si bien los últimos tramos tuvieron que esperar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Con la ministra malagueña de Fomento, Magdalena Álvarez, se abrió al tráfico el último tramo de 10,5 kilómetros entre Adra y Albuñol a finales de 2007, si bien tuvo que volver a cerrarse durante un año por un movimiento de tierras que afectó a un pilar del viaducto de La Alcazaba. Y es que no hay casi ningún tramo que haya escapado a los graves problemas geotécnicos y de erosionabilidad que ya alertaba el Ministerio de Medio Ambiente en un informe de julio de 1996, si bien apenas se varió el trazado solventándose el brete con más millones. El penúltimo de los tramos en inaugurarse fue el 30 de marzo entre La Gorgoracha y Puntalón y con anterioridad, a finales de diciembre, la ministra de Fomento asistió a la apertura del comprendido entre Polopos y Albuñol. Aún siendo el estreno en Granada, la cita en el kilómetro 365 de la A-7 contó con la presencia de la familia del PP almeriense y representantes del tejido empresarial, dada la importancia para la provincia del Corredor del Mediterráneo. No es para menos, es la autovía de la recuperación.

Más extranjeros con menos vuelos

Iván Gómez | 4 de septiembre de 2015 a las 12:29

Más que una revolución turística, casi un milagro. El verano en el que se están registrando las cifras más bajas de vuelos y conexiones con el extranjero en el aeropuerto de Almería, al menos en el último lustro, se está saldando con uno de los mayores crecimientos de viajeros de otros países. El cese de tres rutas regulares a Dusseldorf, Birmingham y East Midlands y la reducción de los vuelos chárter a Belgrado y los de la turoperación de Primera Air con Helsinki, Oslo y Aalborg han forzado la pérdida de casi un 30% de los pasajeros de tráfico aéreo internacional, todo un lastre para un aeropuerto que no levanta cabeza desde el mes de abril, en el que perdió todos los pasajeros que había ganado entre enero y marzo. Un retroceso en las estadísticas que contrasta con el mejor registro de los últimos años en cuanto a la llegada de turistas de otros países al destino Costa de Almería. En junio fueron (Al 07).28.108 los extranjeros los que se alojaron en hoteles de la provincia, casi el doble de los que lo hicieron en el mismo periodo de 2010 (15.453), y en julio 37.153, en torno a 6.000 más de los llegaron el año pasado. Se han pulverizado las marcas de ejercicios anteriores, en los que ya se había tocado techo, si bien es el mercado doméstico sobre el que se asienta el sector turístico. Entre enero y agosto han sido 698.404 los viajeros que han pernoctado en la provincia, el mejor arranque desde los siete primeros meses de 2008 en los que se alcanzaron los 748.182 turistas. Eso sí, la cifra de pernoctaciones será de récord en 2015 y tan sólo en el mes de julio se ha logrado superar la barrera de las 900.000 con una estancia media de 4,62 días. El destino almeriense continúa avanzando hacia su consolidación internacional, a través de un plan de promoción y acuerdos con los principales turoperadores, pero el hándicap del limitado abanico de conexiones aéreas, al que se suma el retraso de la Alta Velocidad y la larga espera para que se complete la A-7 con Málaga, lastran a un sector que en julio creó casi 5.000 empleos y en el último año llegó a generar 1.400 millones, más de 900 derivados del gasto directo de los turistas y los restantes de su producción indirecta.

En julio el de Almería fue uno de los cuatro aeropuertos españoles con peores resultados al perder casi un 15% de usuarios en relación al mismo mes del año anterior. Entre las causas, además de las pérdidas de frecuencias y operaciones chárter con los países nórdicos y de vuelos regulares con Alemania y Reino Unido, figura la reciente marcha de Air Berlín en su conexión con Palma de Mallorca y de la fuga de Air Europa. La filial de Iberia, Air Nostrum, desplazó entre enero y agosto a 126.134 pasajeros, casi la tercera parte de los 396.011 que volaron desde el aeropuerto de El Alquián. De pic-20120504073710S1540P5.jpghecho, ha conseguido que aumente en un 52% la cifra de viajeros entre Almería y Sevilla, un incremento que contrasta con los retrocesos significativos en las operaciones de las low cost, sobre todo de Ryanair que ha pasado de ser la segunda a quinta aerolínea. En julio del pasado año viajaron con la compañía irlandesa 19.351 personas y en el mismo mes del presente ejercicio sólo 9.036. Lo mismo ocurre con Primera Air que de los 11.689 turistas desplazados ese mes de 2014 se han quedado en julio del actual en sólo 2.821. Entre los motivos de la reducción de la operativa turística con los países escandinavos está la ligera subida de los precios hosteleros, más competitivos que en veranos anteriores por la buena marcha del sector, si bien es difícil hallar una explicación para la pérdida de frecuencias de otras aerolíneas como Monarch o Air Berlín. Otras causas que provocan el desajuste en la estadística de pasajeros de otros países y turistas alojados es la llegada por carretera, como ya ocurriera otros años con los rusos y este verano con los polacos. Más turistas extranjeros con menos vuelos. Al filo de lo imposible.

¿Y qué está haciendo AENA?
El estallido de la crisis económica a mediados de 2008 tuvo una gran afección sobre los mercados extranjeros que tradicionalmente emitían turismo hacia Almería, si bien se fue recuperando para ser el mercado nacional el que más se resintiera a partir de 2012. Una circunstancia que llevó al gestor aeroportuario AENA, así como al conjunto de las instituciones de la provincia a lanzar una decidida apuesta por la captación de rutas internacionales 18.01.2014 PATRONATO DE TURISMO. Asistencia a Ferias enero (3)con las que poder atenuar los efectos de la debilidad de la demanda doméstica. Ya en 2011 se percibe el dinamismo del tráfico hacia otros países, con un repunte del 8,5%, sobre todo en base a los acuerdos firmados con turoperadores. 2013 es el punto de inflexión, con un repunte del 26,4% en los vuelos a destinos foráneos, una tendencia positiva que se mantuvo en 2014 al tiempo que se iba recuperando la estadística de viajeros de nuestro país. Pero, cuando parecía que el aeropuerto empezaba a remontar el vuelo, con el primer incremento anual de tráfico desde 2008, llegó abril de 2015 y la curva se tornó en un decrecimiento que se mantiene hasta agosto. El mercado nacional ha seguido avanzando, pero no lo suficiente para compensar una considerable bajada del foráneo. Los destinos que más han notado ese retroceso, cuando habían sido un motor de recuperación en los últimos años, son los que venían registrando una mayor demanda: Reino Unido y países nórdicos.

A partir de ahí, AENA es consciente de un problema con los vuelos al extranjero que está más ligado, según reconocen, a la promoción y acuerdos del destino que a su actividad, ya que vienen aplicando una serie de bonificaciones desde 2014. A su juicio, la llegada o supresión de rutas compete a las compañías aéreas cuyos criterios de mercado van en función de la demanda y rentabilidad, así como del trabajo conjunto de las administraciones y agentes implicados para hacer más atractiva la oferta. El papel de AENA es facilitar la operativa de las compañías y allanar el camino a las que están _MG_1318.JPGinteresadas con un estudio continuo del mercado y contacto con aerolíneas en ferias sectoriales y ofreciendo tarifas competitivas e incentivos para la captación de nuevas conexiones. En 2014 entraron en vigor varias, como la del 100% en la tarifa de pasajeros para las que implanten nueva ruta y 75% para los que ya implantada incrementen la cifra de usuarios, por las que una aerolínea que establezca en Almería podría llegar a beneficiarse de un descuento de 200.000 euros con un destino comunitario. Este año se mantienen las bonificaciones y se han congelado las tarifas siendo las más competitivas de Europa.

El milagro turístico almeriense

Iván Gómez | 4 de septiembre de 2015 a las 12:21

Del milagro agrícola, que durante las cuatro últimas décadas logró convertir a una provincia árida y desértica en la despensa hortícola de Europa, al milagro turístico por el que la cifra de pernoctaciones y visitantes no ha dejado de crecer a pesar del considerable déficit en comunicaciones. Y no sólo las ya tradicionales por carretera, a la espera de que se complete la A-7 en Granada, y las del ferrocarril, con el desmantelamiento de la red convencional y el retraso del AVE. El aeropuerto tampoco remonta el vuelo. Contrasta que uno de los mejores semestres de la historia en cuanto a las cifras de turistas, rozando el medio millón con el mejor mes de junio de los que se recuerdan (161.653 viajeros) se haya conseguido en uno de los peores arranques del volumen de pasajeros en el aeropuerto. Entre enero y julio lo han utilizado un total de 396.011 personas, lejos de los 436.526 _MG_1321.JPGcontabilizados en el mismo periodo del año anterior y a una distancia abismal de los 706.051 que lo hicieron durante los siete primeros meses de 2007. Tan sólo este fin de semana hay una previsión en el aeropuerto de Palma de Mallorca de alcanzar los 553.682 viajeros, una evidencia de lo difícil que resulta competir para el destino Costa de Almería. Las inversiones millonarias que realizó AENA en la ampliación de la terminal y mejora de servicios propician hoy un panorama más que desolador. En agosto, el mes turístico por excelencia, apenas dos mostradores de facturación en funcionamiento en un edificio de primer nivel, con capacidad para hacer frente a una demanda de pasajeros que nunca llega. En los últimos años se logró frenar la sangría provocada por la caída de la aviación comercial durante la crisis económica, pero en el año de la recuperación, o al menos eso vaticina el Gobierno, el batacazo de las estadísticas ha sido colosal. Entre enero y julio cayó un 9,5% la cifra de pasajeros y un 12% las operaciones, los descensos más pronunciados de la red andaluza de aeropuertos.

Desde abril se han ido cerrando los meses en rojo, con pérdidas de un 13,3% de viajeros en mayo, 15,5% en junio y 14,6% en julio en relación a la temporada anterior. La eliminación de las conexiones regulares a Birminghan, Londres East Midlands y Dusseldorf, de los chárter desde Belgrado, Helsinki y Oslo y la huida de Air Berlín en Palma están echando por tierra las aspiraciones aeroportuarias de una provincia que, además, ha visto difuminarse las líneas de Primera Air que traían a turistas escandinavos porque decidieron orientar sus conexiones a zonas turísticas más económicas ante el incremento de la demanda, y por consiguiente, subida de precios del sector almeriense. Tan sólo los vuelos nacionales, sobre todo por el RG030611- LUCIANO ALONSO RECIBE PRIMER VUELO DE REIKIAVIK - ISLANDIA - ATERRIZAJE AEROPUERTO AVION IRON MAIDENaumento de frecuencias de Air Nostrum a Madrid, y los chárter del Imserso, además de refuerzos puntuales de aerolíneas como la de Thomas Cook a Reino Unido y Bélgica, han evitado una debacle sin precedentes. El aeropuerto de Almería ha cerrado la peor de sus anotaciones entre enero y julio desde hace más de una década al no llegar ni a los 402.000 de 2013. Ha sido el tráfico doméstico el que ha tirado del carro, al igual que ocurre con la estadística de los turistas que llegan al destino Costa de Almería. Con una red de ferrocarril en retirada al no tener AVE y conexiones prehistóricas a Sevilla y Granada y sin completar a falta de unas semanas la A-7 en la franja costera con Málaga, los visitantes de la provincia, nada menos que 498.879 en el primer semestre, han tenido que recurrir a la imaginación al planificar sus viajes por carretera o apelando a la paciencia en los transbordos en el tren y saltos en los aeropuertos más cercanos, como ya ocurrió con los rusos y ahora se repite con los polacos, que llegan en autobús después de aterrizar en Málaga. A pesar de las comunicaciones, la provincia creció un 10,3% en las pernoctaciones de junio y se han superado todas las estadísticas del primer semestre desde 2008.

Realistas, victimistas y palmeros

Iván Gómez | 7 de agosto de 2015 a las 12:43

EL retrato provincial de los partidos cada año cuando llegan los presupuestos del Gobierno y la Junta es triste y lastimero. Antes incluso de que se conozcan las partidas y los proyectos que recibirán la financiación los palmeros de turno calientan el terreno. Las cuentas del próximo año son realistas, las que necesita esta provincia. En tiempos de los socialistas y ahora con el PP. Cambia el papel del político de victimista a salvador y todo lo demás son páginas y más páginas de agravios y ofensas hacia una provincia olvidada. Lo digo porque repasando las reacciones de los alcaldes de la comunidad, más allá de la contienda electoral por la que todo lo que hace el adversario siempre está mal como ocurre con Espadas en Sevilla y José comparativaMaría González alias ‘Kichi’ en Cádiz, ha habido uno que ha demostrado saber estar por encima del juego político. El regidor de Málaga, Francisco de la Torre, ha reclamado una mayor apuesta inversora y ha roto la complacencia del resto de cargos del PP en Andalucía parapetados en la defensa de una cuentas que en Almería, como probablemente pasa en la Costa del Sol, son más que decepcionantes. Los realistas, que antes eran los victimistas en la nociva era de ZP, cargan sin miramiento contra todo el que reivindica la necesidad de que se invierta en Almería, ya sea la patronal, los sindicatos o los periodistas. En lugar de defender su tierra y los intereses de sus vecinos, de plantarle cara a la ministra de Fomento que nos marginó con el AVE, el soterramiento y los accesos al Puerto, se dedican a reprobar en sus grupos de WhatsApp y redes sociales al que piensa, como un servidor, que así no vamos a levantar cabeza y es vital una apuesta definitiva por la mejora de las comunicaciones en la provincia. Son los que dentro de unos meses cargarán en zafarrancho contra los presupuestos de la Junta sin leerlos.

La política almeriense es así de frustrante, está llena de zalameros y sobra demagogia. No sé si ocurre lo mismo en otras provincias, pero en Almería se echa en falta un Paco de la Torre al frente del consistorio de la capital o del Partido Popular que arremeta sin piedad contra los olvidos de sus ‘jefes’ y su Gobierno. Ese es el verdadero realismo de la política, no el de los aduladores y gregarios curtidos en la táctica del avestruz. Suelen olvidar, como Ortega y Gasset ya advirtiera, que toda realidad ignorada prepara su venganza. Los partidos se han convertido en organizaciones escleróticas ajenas a su realidad circundante que viven de vender humo. Esa indolencia de los sectarios del PP con las cuentas del Gobierno de Rajoy, que probablemente sea la 11846376_943184562399448_136143665_nmisma a la que muestren dentro de unos meses los socialistas con las de la administración regional, es una de las principales causas por las que hoy una provincia tan importante para la agricultura, el mármol y el turismo no tiene las infraestructuras que se merece. El bipartidismo complaciente con la jerarquía imperante en su mundo de trágalas, mientras que los de Ciudadanos y Podemos ya están de vacaciones y siguen sin pronunciarse como ocurre con una Izquierda Unida tan metida en ese negocio de la unidad popular que también se ha olvidado de que Almería va a recibir el próximo año sólo 204 millones, la partida más baja de la historia, en los Presupuestos Generales del Estado. Tampoco se sabe nada del sindicato UGT y Comisiones Obreras remitió ayer un comunicado para salir del paso. El AVE descarriló hace tiempo, ya lo decía Rafael Hernando en 2005, y la previsión de tramo por ejercicio nos hará perder más y más años en clara desventaja con otras provincias, en desigualdad de condiciones y en retroceso de competitividad empresarial.

La recuperación económica asoma para los de siempre, para los que en su día aprendieron que el que no llora no mama. Por eso habrá dinero para soterrar el AVE en Murcia y aquí se aplaude que el Gobierno consigne un millón para eliminar un paso a nivel, de los que ya no quedan en ninguna otra capital del país, después de un par de años de anuncios a bombo y platillo. Gracias señora ministra, gracias también al Gobierno por ese millón de euros que hemos cambiado por los 244 que costaba tener el soterramiento. Faltaría más que después de una decena de reuniones en Madrid, de fotos con la jubilosa delegación del PP almeriense, no tuviéramos ni el millón consignado para pulir el prehistórico paso a nivel. Pero claro no se puede comparar con los mil millones que tendrá el AVE de Ourense, más de dos mil en los cuatro años de legislatura, para no caer en demagogias. Las comparativas suelen ser odiosas, pero aquí más porque nunca ganaríamos una en capítulo inversor, puede ser que a la hora de presupuestar, pero cámara.jpgcuando se ejecutan hacer números es desolador. El Ejecutivo de Zapatero se dejó de gastar más de 600 millones de los previstos para el AVE en Almería y con Rajoy han intentado superarlos no haciendo ni un metro de vía. Han concentrado los esfuerzos, repetían, en la terminación de la A-7, como cuando al niño le gustan dos juguetes y el padre le dice que uno. En Almería cala la pedagogía del sacrificio, siendo una provincia emprendedora, y es más fácil explicar lo de las prioridades. Es el cuento de siempre, pero llega un momento en el que lo que queremos no son cuentos, son cuentas. La autovía, cuyos tramos pendientes están en Granada por eso de que algunos nos la quieren computar en nuestros presupuestos, abrirá el próximo mes. De ahí el Ahora le toca a Almería que han venido planteando los empresarios. Era el compromiso que ha quedado en papel mojado. No sé que camino emprenderá la patronal a partir de entonces, no sé si su vaso ya se ha colmado, pero deberían dar paso al Ahora le toca a los almerienses. Como los espejos del poder están trucados, tendrá que ser la sociedad la que les diga basta ya.

Desalación estancada

Iván Gómez | 7 de agosto de 2015 a las 12:12

Una década después de la puesta en marcha en la provincia del tan polémico y discutido Programa AGUA de Acuamed, por el que el Gobierno de Zapatero derogó el trasvase del Ebro, todavía no se ha abierto el grifo y las obras se han convertido en un profundo pozo sin fondo en al que no han dejado de caer millones de euros en los últimos años. Nada menos que 47 se invirtieron en 2013, 76 en 2014, 51,6 contempló para el ejercicio en curso el Gobierno y en los Presupuestos Generales del Estado del próximo año figuran 58. A pesar del notable esfuerzo inversor del Ejecutivo de Rajoy, el plan de desalación continúa estancado y no será hasta 2016 cuando comience a dar sus frutos con un retraso acumulado de más de un lustro y un sobrecoste RG291013- PLANTA DESALADORA CAMPO DE DALIAS - OBRAS ACUAMEDque supera el 20% en algunas de las principales infraestructuras. La planta desaladora del Campo de Dalías sufrió una parálisis de más de tres años por problemas con las expropiaciones y cuando se retomaron los trabajos en los primeros meses de 2013 tras una larga travesía burocrática por el desierto se tuvo que modificar el proyecto inicial para mejorar el sistema de pretratamiento del agua, la eficiencia energética y la acometida en tramo subterráneo de la línea de alta tensión, más los requerimientos del Ministerio de Medio Ambiente que obligó al retranqueo de la instalación y de la Agencia Andaluza del Agua a la hora de encauzar las tuberías hacia el depósito. Nada menos que un 23% de encarecimiento hasta los 111 millones de euros en la construcción de la planta, a los que hay que sumar 8,8 de las obras complementarias de la red de 32,8 kilómetros con El Ejido, Roquetas, Vícar y los regantes del Poniente. Cuando se reactivaron las obras se hizo una previsión de que estaría ya en marcha para el verano de 2014 que se postergó a principios de 2015 y después a esta primavera.

La última vez que Acuamed analizó la entrada en funcionamiento de una planta que distribuirá 30 hectómetros cúbicos precisó que era necesario incrementar la potencia eléctrica de la subestación y se retrasaría al próximo curso. En las cuentas del Gobierno para el próximo año se incluyen otros 8 millones destinados a la red secundaria de distribución de Dalías, pero no aparecen más partidas para la planta de Balerma, lo que indica su inminente inicio, ni tampoco han previsto fondos con los que dar una solución definitiva en esa comarca al grave problema de inundaciones de la Balsa del Sapo. La otra gran desaladora del Plan AGUA, construida en 2009 en Villaricos, tampoco funciona. Las riadas de septiembre de 2012 en el Levante pic-20110920064101S9427P5.jpgla desmanteló y así sigue tres años después. En los presupuestos del pasado año se había contemplado una partida de 8,7 millones para el arreglo y en los que sigue en curso otros 11,6. Sin embargo, no hay nada. El proyecto de reparación no se ha adjudicado, de manera que lo previsto no se ha ejecutado. Eso sí, Acuamed vuelve a la carga el próximo ejercicio con otros 14,5 millones para que pueda volver a fabricar 20 hectómetros cúbicos para los municipios del Levante, que se suman a los 42 que dará la de Carboneras cuando se hayan completado las conducciones en marcha. La planta de Villaricos costó 76 millones de euros y su remiendo podría superar los 30 si se suman las cantidades que se consignaron en los dos últimos años y el próximo. Además de los 14,5 millones previstos para la reparación en las cuentas que ha presentado el Gobierno figuran otros 8,1 millones sin especificar y se desconoce si estarán ligados a su puesta en marcha en 2016.

Acuamed podría, por tanto, abrir el grifo de las desaladoras una década después del inicio del Programa AGUA, s i bien siguen sin completarse las conexiones con las que exprimir la que en su día fue la mayor fábrica de agua del país, la planta de Carboneras. En las partidas del próximo año hay contemplados 11,6 millones para conectar los depósitos del Levante con la conducción que existe entre la desaladora y los pueblos del Valle del Almanzora y otros 11,7 para expropiaciones pendientes aún de resolución. Además figura otra consignación de 3,4 millones para la eficiencia energética de esta planta con una capacidad de producción de 120 mil metros cúbicos de agua que se (AL 24).está infrautilizando. Por el contrario, han desaparecido las inversiones que sí se asignaron en los presupuestos anteriores para la estación de tratamiento de agua potable del Almanzora que en el ejercicio en curso tenía una cuantía de 11,8 y tampoco se incluyen fondos para modernizar regadíos, a través de la sociedad estatal SEIASA, después de que en los últimos años hayan sido considerables las partidas que han recibido los regantes. A lo largo de 2015 se han invertido 21 millones en el Campo de Níjar. Y es que el plan de desalación masiva a lo largo del litoral de la península, con el que se iban a “fabricar” los 1.500 hectómetros cúbicos que habrían llegado de la España húmeda a las cuencas más deficitarias del sur a través de la faraónica obra del trasvase del Ebro que fue tumbada por la ministra Cristina Narbona, tiene que dar sus frutos en la próxima legislatura, después de la lluvia de millones que ha superado en mucho la inversión inicial de 520 proyectados por Acuamed con la intención de poder suministrar 117 hectómetros cúbicos en los tiempos de sequía. Los recursos hídricos no llegan y las partidas se han desbordado, pero el grifo se abrirá muy pronto.

¿Por qué nunca le toca a Almería?

Iván Gómez | 6 de agosto de 2015 a las 13:05

La campaña reivindicativa de los empresarios en días previos a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2016 con el lema Ahora le toca a Almería también se ha ido al traste como la que un año antes hicieran bajo el enunciado Mañana puede ser tarde. Ni la patronal, ni los partidos políticos, ni sindicatos y agentes sociales han conseguido en los últimos años despertar al Gobierno de su letargo inversor en las grandes infraestructuras de la provincia. Los almerienses respaldaron mayoritariamente al proyecto del PP en las urnas hace cuatro años, como ha ocurrido en las autonómicas siendo la única provincia andaluza con victoria popular, pero la recompensa se hace esperar, ni tan siquiera en el año electoral y a REUNIÓN DELEGACIÓN ALMERIENSE CON MINIST-5284.jpgsólo unos meses de las generales, por lo que se ha cerrado otra legislatura perdida para una provincia marginada. Después de cuatro años de falsas promesas en los que se decía que a partir de 2015, una vez que se ha situado el AVE en Murcia, se haría un esfuerzo financiero en el tramo almeriense, ha llegado la hora de la verdad y se consignan 114,4 millones, lo mismo que en ejercicios anteriores frente a las grandes cuantías que recibirá la Alta Velocidad en otras regiones. La línea Madrid-Extremadura con Portugal suma 208 millones más, 551 a dos tramos en el País Vasco, 466 otros dos de Asturias y nada menos que 1.076 para el eje Olmedo-Lubián-Ourense-Vigo. Es decir, las plataformas que más fondos han percibido durante los tiempos de austeridad y recortes vuelven a liderar la estadística de inversiones con la recuperación económica. Lo que viene siendo un ejercicio de racionalización, tal y como lo definen en Fomento, pero arbitraria y selectiva porque nunca le toca a Almería.

El soterramiento consensuado por todos se postergó, más bien suprimió, pero se implementará en la llegada del AVE a Murcia, cuando se repitió que no habría ni uno sólo más, ni aquí ni en Vladivostok. En las cuentas del próximo año Fomento consigna una partida de 15 millones para la integración del ferrocarril en la capital vecina, que serán 85 millones en los tres siguientes años. En Almería se aparcaron los nuevos accesos al Puerto de Almería, que tiene una dotación de 723.000 euros, y en otras ciudades siguen adelante tanto por carretera como por tren como ocurre en Barcelona con una RG310513- SUSANA DIAZ VISITA PUERTO DE ALMERIA Y MEDGAZ - CONTENEDORES MERCANCIASinversión de 27 millones, 13,3 en Cartagena, 17 en Tarragona, 13 en Sagunto, 11 en Sevilla, 30 en Ferrol y 5,9 al de Bilbao, por citar sólo algunos ejemplos. Lo peor es que el Puerto de Almería es el único de España, junto al de Motril, sin enlace ferroviario y esa pérdida de competitividad de nuestras empresas no le importa demasiado a un Gobierno que ha puesto en marcha este mandato la integración del ferrocarril en la cadena logística de casi una veintena de puertos del país. Y si las infraestructuras o no avanzan o se aparcan porque la financiación estatal se queda en la frontera con Fiñana, las obras del Programa AGUA han tenido un ritmo desastroso. Las plantas desaladoras de Bajo Almanzora y Campo de Dalías deberían llevar años en funcionamiento y se han venido presupuestando sin ver la luz al final del túnel. Demasiados agravios para una sola legislatura. ¿Por qué nunca le toca a Almería?

Alta Velocidad
111 millones de euros recibirá la línea del Corredor Mediterráneo entre Almería y Murcia el próximo año frente a los 208,7 de la red Madrid-Extremadura-Frontera Portuguesa, 1.076,9 millones la de Olmedo-Lubián-Ourense-Vigo y 551 para dos tramos del País Vasco.

Puerto
723.000 euros para el Puerto de Almería en 2016, pero nada se sabe de los accesos viarios que en su día se aprobaron ni de la conexión con el tren, siendo el único del país que no tiene. El de Barcelona recibirá 134 millones, 27 para el acceso ferroviario, 11 Sevilla y 30 el de Ferrol.

pic-20090810064207S5147P3.jpgSoterramiento
Cero euros frente a los 14 millones que había reclamando el alcalde con la intención de avanzar. Se incluye uno sólo para eliminar el paso a nivel de El Puche, una versión mini. Para el soterramiento del AVE en Murcia hay 15 millones, que serán 85 en los tres siguientes años.

Plan AGUA
14,5 millones para el arreglo de la desaladora del Bajo Almanzora, destruida por las riadas, para la que ya se contemplaron 11,6 en 2015 que no se han ejecutado al no adjudicarse el proyecto. Tendría que estar en funcionamiento desde hace cuatro años y ahí sigue en espera.

Ahora no le toca a Almería

Iván Gómez | 5 de agosto de 2015 a las 16:39

Las cuentas de la recuperación económica, las partidas con las que el Gobierno de Rajoy acaba su mandato, serán las peores de la historia de la provincia. Menos de 204 millones para el próximo año y una profunda decepción entre los agentes económicos y sociales de Almería en lo referente a las obras del AVE a Murcia. Cuando todos confiaban en el repunte de las inversiones del Ministerio de Fomento en la Alta Velocidad de la provincia, por eso de la mejoría financiera, de que las elecciones están a la vuelta de la esquina y del mensaje que los populares han venido repitiendo a lo largo de la legislatura de que partir de 2015 le tocaba a Almería, el Ejecutivo del PP se ha sacado de la chistera unos Presupuestos Generales del Estado que PLENO DEL SENADOvuelvan a marginar el tramo almeriense del Corredor Mediterráneo con una cantidad similar a la de los tres anteriores ejercicios que se han traducido en cero metros de plataforma. Los empresarios demandaron hace unos días un esfuerzo inversor a partir de 2016, con al menos 400 millones con los que desbloquear la parálisis de la construcción de la línea del AVE almeriense, y su ultimátum ha caído en el mismo saco que la batería de peticiones y propuestas planteadas en media docena de reuniones mantenidas con la ministra Ana Pastor y sus secretarios de Estado durante el mandato que llega a su fin. Frente a los 208 millones del Corredor que unirá Madrid-Extremadura-Portugal, los 551 que recibirá el próximo año la línea al País Vasco, los 446 de la de Asturias o los 1.076, sí 1.076, que entrarán en la cuenta de gastos de la plataforma Olmedo-Lubián-Ourense-Vigo, el Gobierno sólo reserva cien, los ya habituales y no ejecutados, para la provincia. Y es que el AVE en Ourense acumula más de 2.000 millones en los últimos cuatro años que se irán por encima de los 5.000 durante 2016. Almería no es Ourense, al menos para el PP, pese a duplicarla en población y Producto Interior Bruto.

El jarro de agua fría del capítulo inversor en materia del ferrocarril vaticina movilizaciones del empresariado, que ya avisó que tomaría medidas que nunca antes se habían visto en Almería, y una campaña movida de las generales para el partido de Rajoy si la sociedad se suma a ese hartazgo por el aislamiento de la provincia denunciado hace unos días por la patronal almeriense. Y es que un simple vistazo al grueso de los Presupuestos Generales del Estado del próximo año genera un agravio y desazón al ver partidas que a la provincia se le niegan en las filas de otras regiones. Una vez descartado el proyecto de accesos al Puerto en Almería se incluyen 27 millones para hacerlos en el de Barcelona, 5,9 en Bilbao y otros 30,1 en A Coruña y Vigo. Puertos del Estado tiene previsto invertir 723.000 euros en la instalación portuaria almeriense frente a los 84 millones que recibe Algeciras y 134 Barcelona. Fomento vuelve a olvidar que el Puerto de Almería es el único del país, junto al de Motril, sin conexión al ferrocarril, un verdadero déficit que pic-20120815120647S1592P3.jpgmerma su competitividad y la capacidad para exportar de las empresas de la provincia. Con independencia de los poco más de cien millones contemplados para el AVE entre Almería y Murcia, en Andalucía el sistema ferroviario acapara 728 millones de euros, de los que los trenes almerienses recibirán sólo 657.000 euros a través de Renfe. Nada del intercambiador que han venido reclamando los diputados y senadores de PP y PSOE y una triste reserva de 91.000 euros a los estudios y proyectos de la Alta Velocidad con Granada. Los Presupuestos Generales del Estado en su conjunto para Almería retroceden a un mínimo histórico de 204 millones, siendo 214 en el ejercicio en curso, 245 en 2014 y 241 en 2013. De los 306 euros por cada almeriense que se derivan del reparto de inversiones en las actuales cuentas del Gobierno se retrocede a los 287 del próximo año. El peor de los escenarios para la provincia cuando más se esperan partidas con las que reactivar el Corredor Mediterráneo. En el anexo de las inversiones plurianuales y reales del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) sí aparece consignado un millón de euros para la supresión del paso a nivel de El Puche, cuya fase de adjudicación se viene retrasando desde que se anunció hace un par de años.

En el ejercicio en curso había presupuestado un fondo de 500.000 euros que no se han llegado a invertir y otros 107 para el AVE de los que el Gobierno ha previsto que ejecutará 71. En lo que respecta a las inversiones de la sociedad estatal Acuamed, se contemplan 14,5 millones de euros para el arreglo y puesta en funcionamiento de la desaladora del Bajo Almanzora, destruida por las riadas en 2012, si bien en las cuentas en vigor eran 11,6 los millones y a estas alturas no se ha gastado ni un euro. Otras de las inversiones previstas por la sociedad estatal, que suma en su conjunto 57,9 millones, son 11,6 (AL 07).para la conexión de los depósitos del Levante con la conducción de la planta de Carboneras al Valle del Almanzora. Dejan otros 11,7 para expropiaciones pendientes de resolución e inexplicablemente no aparece nada para Seiasa, la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, que suele acaparar cantidades millonarias para la modernización de riegos en las diferentes comarcas. Para el Aeropuerto de Almería se han contemplado 1,3 millones que se derivan prácticamente de los gastos de mantenimiento. Y hay 1,5 millones para equipar el Centro de Inserción Social que se terminó de construir hace dos años y continúa cerrado. Entre las principales partidas de Fomento habrá 1,7 millones a la remodelación del enlace 429 de la A-7 en Roquetas y El Parador, así como otros 1,6 a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre para construir 25 glorietas en las carreteras de Los Gallardos. Las partidas ministeriales suman en su conjunto 25,8 millones, entre los que no figuran los 8 del Plan de Vivienda de Fomento que se ha presupuestado regionalizado. Las sociedades estatales, sobre todo Acuamed y ADIF, acaparan 179 millones de euros. Así que ahora no le toca a Almería. Ni ahora, ni antes… veremos a ver después.

Alcaldes veinteañeros

Iván Gómez | 3 de agosto de 2015 a las 12:24

Veinteañeros y treintañeros al rescate de los partidos clásicos y su vieja política. Los jóvenes con vocación de servicio de público llevan toda la vida entrando a cuentagotas en los despachos de las administraciones públicas de la provincia, pero ahora que más aprieta la crisis sistémica de las instituciones y el bipartidismo es cuando la operación renove con la que rejuvenecer las listas se ha convertido casi en obligación. No hay otra salida porque la pulsión de cambio generacional derivada de legislaturas de corrupción y desafección política es hoy más fuerte que nunca. Reinventarse y renovarse o morir en las urnas. El nuevo tiempo y la nueva política es creíble cuando lo ofertan los que empiezan de cero y carece de sentido cuando lo 11391676_1042816622402928_6662835719952557898_npromueven los que llevan toda una vida con la vara de mando en el sillón de la alcaldía. Si bien cada vez resulta más evidente y palpable esa savia nueva escalando posiciones en las candidaturas, sobre todo en las de las municipales, todavía son pocos los alcaldes que tienen menos de tres décadas. Sólo tres en la provincia, los de Laujar de Andarax, Tabernas y Olula de Castro. 26, 27 y 28 años, menos de los que otros regidores llevan al frente de los consistorios de Gádor, Armuña del Almanzora, Castro de Filabres o Bacares. Los alcaldes eternos contrastan con los jóvenes recién licenciados que se ven obligados a madurar a pasos agigantados en la gestión de lo público. Pero la política no tiene edad, al menos para hacer bien las cosas, y la capacidad de gobierno no está reñida con los años del candidato. Curtidos en la ilusión de la militancia juvenil y en el activismo e inquietudes sociales, los veinteañeros están pidiendo paso para encabezar una administración más cercana y son la mejor alternativa para los grandes partidos a la hora de acercarse a un electorado que busca otra gestión en partidos de nuevo cuño.

Los jóvenes suelen huir de los posicionamientos más radicales y son los más decididos defensores de fórmulas con las que impulsar la participación de la ciudadanía. Lideran el desafío del voto joven y tienen proyectos e ideas para dar y regalar. Otra cuestión es que las limitaciones, sobre todo presupuestarias, de las maltrechas arcas municipales les permitan implementarlas. De ahí que se apoyen en los técnicos y otros concejales de recorrido con los que equilibrar gobiernos. El equilibrio está en las candidaturas que combinan la veteranía, a veces de pensionistas y jubilados, con la renovación de 11407301_853759771369441_3453565191195451284_nuniversitarios que aún no han pensado en su futuro laboral. Almudena Morales, José Díaz y Christian Quero son tres ejemplos de regeneración para los ayuntamientos almerienses. Y han asumido el reto con ilusión y, sobre todo, cercanía. Es lo que necesitan hoy los vecinos de sus pueblos para seguir creyendo en la política. Son tres alcaldes por debajo de los treinta, pero hay decenas de concejales, de hecho ocurre que en Laujar Almudena, Agustín y Sonia -los tres primeros de la lista de AVL- tienen 26 años. En el Parlamento de Andalucía se han colado dos veinteañeras, una de Almería, Noemí Cruz, junto a la onubense María Márquez. En su día el recientemente fallecido Juan Antonio Segura Vizcaíno fue el segundo alcalde más joven del país. Entonces sí era difícil llegar. Ahora no lo es tanto, lo complicado hoy es mantenerse.

La regidora más joven apuesta por la cultura de la participación ciudadana 

Almudena Morales, de 26 años, es la alcaldesa más joven de toda la provincia. Y no está al frente de un  pueblo de doscientos habitantes en el interior. Por delante tiene el reto de gestionar el Ayuntamiento de Laujar de Andarax, con más de 1.600 vecinos y una larga lista de asignaturas pendientes por las que irrumpió, del clamor popular, la Agrupación Vecinal de Laujar que encabezó la joven licenciada en Derecho. No es la única apuesta por la juventud de su candidatura, los dos siguientes, tanto Agustín Cabrera -concejal de Urbanismo- como Sonia Cabrera -Sanidad y Educación-, tienen su misma edad y eran amigos. Debatían hace más de un año en la cafetería, ajenos por completo a la vida política del consistorio, sobre la cantidad de déficits que se deberían cubrir en un pueblo con mucha historia. Es uno de los retos que han puesto sobre la mesa, sacar rendimiento de ese pasado, de ese patrimonio e historia a través del turismo. Otro de los ejes del nuevo gobierno que lidera Almudena Morales pasa por la agricultura y la modernización y mejora del riego por goteo. Pero lo primordial, lo que les llevó a la victoria en las municipales del 24 de mayo, ha sido la participación ciudadana. De hecho, ya tienen el borrador de un reglamento en el que han trabajado desde el primer día para que todos los vecinos de Laujar puedan ser partícipes de la gestión local sin favoritismos. A la vuelta del verano, según explica la flamante regidora, convocarán en reunión abierta a los vecinos para hablar de se reglamento y otras medidas de la nueva política por la que apuestan. Más asambleas y menos decisiones en despachos. Ya en la campaña dieron ejemplo al no celebrar ningún mitin ni acto público y centrarse en 1458539_853895854689166_6600182304994892472_nreuniones con los laujareños. Es la política de estar con la gente, apartando las ideologías. De hecho, reconoce que en la Agrupación conviven los que tienen ideas de izquierdas con los de centro y derechas. “Lo que nos importa es el pueblo”, afirma la alcaldesa.

Su aterrizaje en el consistorio fue complejo porque nunca había tenido ninguna incursión en la política y mucho menos al frente de un ayuntamiento. Pero, poco a poco, y hablando con todos, los funcionarios y vecinos, ha ido tomando conciencia de su labor y responsabilidades, aunque aún no se sabe el número del nuevo teléfono corporativo. El rodaje es importante, pero la ilusión con la que han llegado ayuda -asegura- a superar los obstáculos. Es más, le ha sorprendido bastante que la mayoría de vecinos a los que ha estado recibiendo sólo querían que alguien los escuchara. Como si de una psicóloga se tratase, su despacho es un diván al que han acudido laujareños que tienen problemas y necesitan ayuda, sea  o no competencia municipal. “Te ven joven y es normal que tengan dudas sobre ti, pero cuando nos conocen se dan cuenta de que tenemos las ideas claras y sabemos lo que queremos”, argumenta en un balance de aceptación de sus primeros meses como alcaldesa. Es partidaria de renovarse en los cargos públicos y argumenta que  “los que llevan muchos años en el sillón están en bucle, nosotros, los jóvenes que llegamos nuevos a la política, somos aire fresco para los ayuntamientos”, añade. Es el argumento que dio pie meses atrás al nacimiento de la Agrupación Vecinal de Laujar. Ante lo que entendían era una gestión caracterizada por la parálisis, se situaron los de más dinamismo e inquietudes.  Y así dio el paso de ser cabeza de lista, una vez avalada por los integrantes de la plataforma de manera unánime. El objetivo era que el ayuntamiento fuera más cercano y mejorar los servicios que se prestan a los habitantes. Y caló el mensaje, el caladero de votos fue más grande incluso del esperado y gobiernan desde mayo con mayoría absoluta. Ahora, con ideas claras y la mayor de las ilusiones, deben demostrarle a los vecinos que la Agrupación, con tres jóvenes veinteañeros a la cabeza, nació para cambiar una forma de entender la política de los partidos clásicos.

Entre el despacho y el diseño de parques acuáticos 

Christian Quero, de 27 años, es de los que entienden la política como un servicio público a los ciudadanos como ocupación provisional, sin echar raíces, el tiempo necesario para dejar huella en la gestión local. De ahí que no se haya planteado dejar su trabajo, como ingeniero de puertos y caminos, ahora que ha sido elegido alcalde de Olula de Castro. Compaginará su nuevas funciones y tareas de regidor de un pueblo de casi 200 habitantes con el diseño y la construcción de parques acuáticos para la empresa David Theming Works en la que ha solicitado reducción de jornada. Consciente de la responsabilidad que ha asumido, considera que a pesar de la juventud con ganas e ilusión se supera los déficits de la inexperiencia. Desde mayo es el brazo ejecutor del ayuntamiento, prácticamente lo gestiona todo con la ayuda de la secretaria, y el cabeza visible de un socialismo que no remontaba el vuelo hasta la incorporación de savia nueva. Y es que Christian Quero Gil acudió en rescate del PSOE para acabar con un largo mandato de casi veinte años de Guillermo Mesas en filas del PP, del partido de Juan Enciso y como independiente. En meses puso en marcha las Foto revisando un viaducto en Portugal (Soy el de naranja)agrupaciones municipal y de las juventudes y no ha parado de poner proyectos y nuevas ideas sobre la mesa desde que tomara las riendas del partido que había estado condenado a la oposición por el mínimo vínculo con el municipio que tenían sus anteriores candidatos.

Sus principales retos son paliar la considerable deuda municipal de alrededor de 200.000 euros, en torno a mil por habitante y darle un impulso al turismo rural con nuevos senderos y alojamientos. Nada más llegar al consistorio se ha encontrado con una piscina que se cae a pedazos un año después de ser inaugurada, un asunto que está en manos de Diputación que fue la promotora del contrato, y con el sabotaje de las tuberías del abastecimiento que ha obligado a echar mano a cubas de agua como  en tiempos pasados. Y ha sido lo más eficaz y diligente posible, más de lo que algunos esperaban por su juventud. Y es que Quero Gil, un amante del bricolaje y de disfrutar de la naturaleza como no podía ser de otra forma, sabe coger el toro por los cuernos y sobre el terreno será un alcalde resolutivo. Entre los objetivos de la corporación que arrancó hace unos meses tendrá un especial protagonismo estar con los mayores, apostando por la cercanía con los vecinos y mejorar los servicios públicos que reciben.

Un profesor camino de una década al servicio público

José Díaz Ibáñez, de 28 años, es un joven comprometido con los que más lo necesitan. Siempre lo fue y no va a cambiar. Desde joven sus inquietudes han sido las de estar en contacto permanente con las asociaciones y colectivos sociales del pueblo, además de su pasión por el teatro. Se afilió al PSOE con apenas 18 años, pero la vocación política le viene muy de atrás. Sus padres le recuerdan que cuando era un crío, con sólo 12 años, ya veía los debates del Estado de la Nación. En 2007 se convirtió en uno de los concejales de menor edad de la provincia, al ir de cinco en la lista de Antonio Úbeda y ser  responsable de Cultura. En las de 2011 repitió en el mismo puesto, pero los socialistas se quedaron en la oposición. Y en las últimas ha querido dar el salto a la primera línea de combate municipal con el apoyo mayoritario de la familia del PSOE en Tabernas. Un 60% de los simpatizantes 2015_06_13_Jose Diaz_alcalde de Tabernasle arroparon tras ser propuesto en base a los buenos datos de una encuesta y estudios sociológicos entre los vecinos. Ganó las primarias a otros dos exconcejales y después ha arrasado en las elecciones para ser el alcalde de Tabernas más joven de su historia.

A sus 28 años, José Díaz es profesor de Ciencias y autónomo al poner en marcha una academia de formación de Secundaria con la que ha tirado de la economía de un hogar en el que no entraban más ingresos. Es, por tanto, un trabajador nato pese a su juventud y, quiere aplicar ese sacrificio a la gestión municipal. Pero antes de proyectar nuevas obras estará con las personas y sus necesidades. A los pocos días de coger la vara de mando del consistorio trabajó en la paralización de un desahucio. Su mediación, a través de técnicos que asesoran a los afectados, fue exitosa, nada que ver con el intento frustrado de José María González Kichi en Cádiz, el alcalde de Podemos que curiosamente tiene su plaza de profesor en el IES de Tabernas aunque no la desempeñó por traslado como enlace sindical.  Además de crear la oficina técnica para asesorar y evitar que los vecinos pierdan su vivienda en caso de desahucio, ha abierto las puertas del Ayuntamiento.

 

Obras en el descuento

Iván Gómez | 1 de agosto de 2015 a las 12:25

En un año electoral como 2015 y con la cita de las generales a la vuelta de la esquina, el Gobierno no podía permitirse, como todo parecía apuntar, el cierre de una legislatura en blanco en cuanto al desarrollo de la plataforma del AVE en la provincia. La robusta presión de los socialistas y de la patronal almeriense, que lanzó un ultimátum hace unos días con el amparo de colectivos de reciente cuño surgidos en clamor por el abandono del sistema ferroviario, estaba propiciando un desgaste de la marca PP en los municipios almerienses que podría pasarle una factura demasiado costosa en las urnas. Conscientes del ocaso entre los votantes de cuatro años sin una sola obra, con menos de 200 millones invertidos frente a los más de 2.000 que recibieron otras provincias como Ourense, los populares almerienses no han dejado de apremiar al Ministerio de Fomento para que reactivar la ejecución de la Alta Velocidad y han conseguido que se adjudique el tramo entre Pulpí y Cuevas con la intención de que las máquinas puedan estar ya REUNIÓN DELEGACIÓN ALMERIENSE CON MINIST-5284.jpgsobre el terreno después del verano. Durante los últimos días se ha sumado incluso la administración andaluza a las reivindicaciones y aspiraciones de los almerienses de situarse en el mapa del AVE y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) recibió en el mediodía del jueves la orden de incluir entre los puntos de la reunión del consejo de administración que tienen el último viernes de cada mes, salvo en el de agosto, la adjudicación del tramo de 12,5 kilómetros que fue licitado a finales de marzo con un presupuesto que rondaba los 86 millones de euros. Y así fue. Por la vía urgente se incorporó y se ratificó el acuerdo provisional por el que la constructora Sacyr será la encargada de construir la plataforma de doble carril pero con vía única con un plazo para su ejecución de 24 meses. Presentó una oferta muy a la baja, como viene siendo ya habitual entre las grandes empresas que concursan en las adjudicaciones del AVE. Se ha hecho con el tramo almeriense por 40 millones de euros, menos de la mitad del presupuesto de 86 millones por el que se licitó. Esta rebaja del 53,7%, cuestionada por el PSOE de Almería al considerar que es temeraria, también se ha aplicado en recientes actuaciones como la adecuación de la estación de Granada que se licitó por 22,9 millones y se contrató por 12,5 o en los accesos presupuestados en 11,2 y adjudicados en 5,45 millones.

Ante las críticas por el perjuicio que la quita millonaria puede conllevar en materiales y calidades, desde el ADIF recuerdan que serán sus técnicos y los de Fomento los que validen la infraestructura con los mismos parámetros que el resto de tramos del AVE en España.El presidente de la asociación de los subcontratistas en la provincia, Jerónimo Parra, entiende que las ofertas tan a la baja, por debajo del 50%, forman parte del fraude de las grandes constructoras que luego presentan modificados. Pero más allá de la polémica del proyecto constructivo que ha presentado Sacyr por su rebaja económica, está el desbloqueo de la Alta Velocidad en Almería tras cuatro años sin ningún avance. La patronal demandó hace unos días la inmediata adjudicación del tramo entre Pulpí y Cuevas y Fomento, después de reuniones y negociaciones estériles, parece que ha respondido con obras. Los E97D.jpegsiguientes pasos serán licitar el tramo a Vera para que los dos se puedan desarrollar a lo largo del próximo año. De momento, el PP de Almería ha anunciado que el Gobierno se ha comprometido a que lleguen más de 100 millones de euros a la construcción de la línea del AVE a Murcia. Eso sí, los empresarios demandaron en los Presupuestos Generales de 2016 una partida superior a los 400 millones de euros, lejos queda de los cien que garantizó ayer el PP a través de su presidente Gabriel Amat. No hay que olvidar que en el ejercicio en curso se contempló una dotación de 107 millones de la que aún no se ha gastado ni un euro y que en los tres anteriores lo invertido no llega a los 200 en pagos de las obras ya realizadas. En la provincia de Almería se han completado cuatro tramos que suman un 25,7% de la línea de 108 kilómetros. El trazado de Pulpí a Cuevas, que se adjudica a Sacyr entre 23 ofertas, cuenta entre sus elementos singulares con tres viaductos en las ramblas Canalejas, Guazamara y Gachas, además del falso túnel Fuente Flores, de 282 metros, debido a las exigencias ambientales para facilitar el paso de la fauna. Otra infraestructuras novedosas son el paso bajo la carretera A-1205 y otro superior sobre la A-1201. En el descuento llega el rescate por el Gobierno del AVE almeriense, aunque sea en una versión low cost de vía única y sin soterramientos.

Almería no es Ourense

Iván Gómez | 24 de julio de 2015 a las 12:35

El empresariado almeriense, en comparecencia conjunta de los presidentes de Asempal y Cámara de Comercio, lanzó ayer un serio aviso al Gobierno de Rajoy. Han permanecido en silencio, mudos y prudentes, sin levantar la voz ni cuestionar los incumplimientos de una legislatura en blanco en materia de Alta Velocidad. Pero su paciencia roza el límite y antes de que el Ejecutivo del PP se ponga con los presupuestos generales del próximo año quieren lanzar un ultimátum para recordarles las promesas de que una vez llegado a Murcia el AVE centrarían toda su atención y esfuerzo inversor en la 092482.jpgprovincia. Y nada mejor que tirar de agravios comparativos para no dejar lugar a dudas. ¿Recortes? ¿Crisis? ¿Austeridad? La provincia de Ourense, con casi la mitad de habitantes y de Producto Interior Bruto que la de Almería, ha recibido en cuatro años más de 2.000 millones de asignación presupuestaria para la implementación de la línea con La Meseta, más otros 500 en obras de carreteras. Nada menos que 578 millones para el AVE en el ejercicio en curso frente a los menos de 200 millones que han llegado a Almería durante la legislatura. De hecho, este año no se va a ejecutar ni un euro de los 107 millones previstos porque sigue sin adjudicarse el tramo entre Pulpí y Cuevas, el único que podría haber impedido cerrar un mandato para olvidar. Y es que al no existir obra nueva se han perdido las partidas que teóricamente tendrían que haber llegado. En 2012 se ejecutó el 100% de los 132 millones consignados para pagar lo que se había construido. Sin embargo, en 2013 sólo 25 de 100, en 2014 sólo 32 de 100 y este año cero de 107.

La lluvia de millones que ha bañado a los municipios de Galicia y al eje central Madrid-Extremadura a lo largo de la legislatura evidencia que el Ministerio de Fomento sí puede destinar grandes partidas y ha priorizado unas provincias y comunidades sobre otras. En los dos últimos años ha invertido más de 5.000 millones de euros en las líneas del AVE para poner en funcionamiento casi un millar de kilómetros con los que llegar a ocho REUNIÓN DELEGACIÓN ALMERIENSE CON MINIST-5284.jpgcapitales en la recta final de legislatura. Un reparto injusto a juicio de la patronal almeriense que cuestiona la “desigualdad de oportunidades e inferioridad de condiciones” que ha generado el Gobierno, un pesado lastre para el progreso de la economía y los sectores productivos de Almería. Ni la media docena de visitas a Madrid de los empresarios y las delegaciones del PP almeriense ni las presiones de los socialistas ante el año electoral han conmovido lo más mínimo a la ministra Ana Pastor, quien sólo cedió una licitación del tramo de Pulpí a Cuevas y para colmo va con retraso. No sólo fijaron las partidas más bajas de la historia para infraestructuras durante los cuatro años de legislatura, es que además no se ha ejecutado ni la mitad de lo comprometido.

Los empresarios se preguntan qué pasa con el estudio de viabilidad de la línea del Almanzora o con la mejora de la conexión ferroviaria a través de Bobadilla. “Cuesta tan poco el intercambiador, pero no existe voluntad política”, critica José Cano de Asempal. “Esas inversiones garantizan puestos de trabajo y actividad económica que nosotros no 2.JPGhemos tenido”, lamenta Diego Martínez Cano, su homólogo en la Cámara de Comercio de Almería. Ya hay 21 ciudades en España con líneas de Alta Velocidad, casi una treintena al concluir el curso actual y la provincia, por eso de que como buena gallega la ministra no se ha querido mojar, continúa sin un horizonte de finalización. Y no sólo ocurre con el AVE. En los últimos años se han aparcado proyectos fundamentales para su progreso como el soterramiento y los accesos al Puerto, además de la supresión del paso a nivel de El Puche cuya licitación se ha venido anunciando desde abril de 2013. La Alta Velocidad está en vía muerta y los empresarios la quieren resucitar aún sabiendo que Almería no es Ourense.

“Ahora le toca a Almería”
Hace exactamente un año, a finales de julio de 2014, los empresarios de la provincia se movilizaban en el Cervantes con un acto reivindicativo al que acudieron medio millar de personas para demandar inversiones para el AVE con Murcia. La patronal enseñaba músculo ante el Gobierno de Rajoy para que no se olvidara de las asignaturas pendientes que tanto han mermado sus opciones de competir. Con el paso de los meses ha quedado claro que no lograron mucho. La Alta Velocidad no avanzó ni un metro, pero las diferencias son notables. Entonces se les dijo que el esfuerzo inversor del Ejecutivo se concentraría en acabar la A-7 y los tramos del AVE hasta Murcia. Una vez alcanzado julio de 2015, los representantes de Asempal y la Cámara de Comercio han querido refrescar la memoria de los políticos. “Ahora sí, le toca a Almería”. El mensaje, casi advertencia porque 20150723_121020.jpgno van a dudar en movilizar a la sociedad civil de no cumplirse sus expectativas, lo remiten directamente al Ministerio de Fomento que ya trabaja en la elaboración de las partidas del Corredor Mediterráneo del próximo año. A lo largo de la legislatura han destinado más de 5.000 millones a este eje de Francia a Almería. Pero aquí no se ha hecho ni un metro de AVE. A partir de ahora, tanto Cámara como Asempal piden una inversión mínima de 400 millones por año durante los próximos cuatro, financiación suficiente para completar los nueve tramos pendientes. “Es un reivindicación tan justa como proporcionada”, precisó ayer José Cano de Asempal. “Puede que nos hayan tomado el pelo, pero de cumplirse esta planificación nos daríamos por satisfechos”, añade. Por su parte, Diego Martínez Cano, presidente de la Cámara de Comercio de Almería, asegura que cuando se quiere se puede, con voluntad política, y pone como ejemplo la finalización de la A-7. “Estamos en una época propicia para hacer estas reflexiones porque cuando llegue septiembre analizaremos las inversiones que se proyectan y tendremos que tomar medidas que hasta ahora no se han visto en Almería”. El que avisa no es traidor, las elecciones están a la vuelta de la esquina.