A vueltas con la desalación

Iván Gómez | 14 de enero de 2011 a las 20:24

Mes sí, mes no. La polémica de los trasvases aparece y desaparece en el debate político almeriense con excesiva frecuencia. Hoy por hoy el déficit hídrico ha dejado de ser un problema para la provincia, tal y como el miércoles dejaron bien claro los integrantes de la Mesa de las Infraestructuras, pero el PP no quiere dar por cerrado el asunto e insiste con el trasvase del Ebro que nunca llegó. En la propia Mesa de las Infraestructuras, los dirigentes populares volvieron a reiterar que la desalación no ha solucionado la escasez de agua de la provincia y el consejero de Agricultura de Murcia, Antonio Cerdá, aseguró que “es un fracaso del socialismo español”. Es más, se aventuró a decir que las desaladoras eran inviables antes y ahora y puso como uno de los principales ejemplos la planta. El PP de Almería tendrá que decirle algún día que la desaladora de Carboneras la planificó y puso en marcha el Gobierno de José María Aznar. Seguro que en la campaña vuelve asonar el agua…

GIAL vota su disolución

Iván Gómez | 14 de enero de 2011 a las 20:04

El documento de integración elaborado conjuntamente por los presidentes de GIAL y PP de Almería será sometido a votación por la junta directiva de los independientes a las 19:30 horas del martes en uno de los salones del Gran Hotel. El partido que fundaron Juan Megino y Esteban Rodríguez, tras abandonar a mediados de 2002 las filas de los populares, determinará a través de una votación de su máximo órgano entre congresos si se acepta finalmente el acuerdo para la integración alcanzado con el PP de Almería y se da luz verde a la disolución después de casi ocho años de vida. La dirección del partido respalda el proceso de integración, que se retomó a principios de año pero no se ha impulsado hasta octubre, pero el órgano es soberano y serán sus 72 integrantes, los hombres y mujeres de GIAL de la capital y provincia, los que determinen si se culmina la desaparición de los independientes. Eso sí, no todos aceptarán volver a integrarse en el Partido Popular y seguirán con nuevos partidos e incluso alguno podría recalar en el resto de las fuerzas políticas de la provincia. Es más, el acuerdo alcanzado por Gabriel Amat y Juan Megino después de un buen número de reuniones no se podrá cumplir en todos los municipios. Según el pacto inicial, Ana Martínez Labella y Esteban Rodríguez irán la candidatura de Luis Rogelio Rodríguez, en lo que respecta a la capital, y en los pueblos se pondrá de cabeza de lista al candidato que más votos consiguió en las pasadas municipales de 2007. A pesar de los posibles obstáculos, el final de GIAL está muy cerca y si el próximo martes se acepta el documento de integración todo se llevará a cabo lo antes posible para poder cerrar en la segunda quincena de este mes la disolución de la formación independiente. Gabriel Amat ha conseguido tapar una de las dos escisiones del PP.

Cuatro candidatos para el Partido Popular

Iván Gómez | 13 de diciembre de 2010 a las 17:55

A falta de poco más de cuatro meses para las municipales, el PP de Almería tiene sin designar a cuatro de sus 102 candidatos, una cuestión que no preocupa demasiado ahora que todas las miradas están centradas en la integración de GIAL, pero que se resolverá antes de que termine este mes. Será entonces cuando culmine el complejo trabajo que ha venido realizando desde comienzos del pasado año el secretario general del PP de Almería, Javier Aureliano García con todas y cada una de las agrupaciones de la provincia. Los cuatro nombres que faltan por perfilar son los de los candidatos de Dalías, Zurgena, Los Gallardos e Instinción. En el resto de los municipios ya se conocen los cabezas de lista desde hace meses, incluso desde el pasado verano, ya que el líder nacional de los populares, Mariano Rajoy, presentó a 88 de los 102 nombres en un gran acto público que celebraron en Viator el 5 de junio. En aquel inicio de la precampaña electoral con más de 5.000 simpatizantes de toda la provincia, Rajoy dejó bien claro que su formación en Andalucía “está liderando un proceso de cambio que se ve y se palpaen los sondeos” y recordó, tras expresar su convencimiento en la victoria electoral en las próximas municipales, que el objetivo en la provincia de Almería no es otro que alcanzar el gobierno en la Diputación. Las encuestas son favorables y la mayoría de los candidatos vienen trabajando desde hace tiempo, pero en el seno de los populares saben que no se pueden dejar influir por una euforia generalizada entre sus cargos y militantes. La campaña será de lo más intensa.