El nuevo socialismo almeriense

Iván Gómez | 29 de octubre de 2012 a las 12:06

El proyecto político de José Luis Sánchez Teruel, iniciado a finales de junio del pasado año cuando hizo pública su candidatura para liderar al socialismo almeriense, se ha completado a principios de este mes con la designación de las nuevas ejecutivas de todas las agrupaciones municipales de la provincia. El 30 de septiembre fue el último día del proceso para las elecciones en el conjunto de las localidades y los resultados han permitido al exalcalde de Chirivel disponer ya de un partido a su medida para llevar a cabo esa renovación del PSOE de Almería en la que viene trabajando, una nueva forma de hacer política, con ideas y actitudes diferentes a las que habían venido aplicando Martín Soler y Diego Asensio en los casi 15 años de dominio del Clan de Cuevas. “Si estamos trabajando todo el tiempo para ayudar a los ciudadanos, vamos a tener muy poco tiempo para estar pendiente de nuestras cuestiones internas”, me reconocía en la entrevista del domingo el líder de los socialistas. Es una nueva forma de entender la política, un nuevo rumbo, demandado y necesario por la militancia de un partido marcado por las tensiones y por sufrir unos últimos años convulsos en los que se ha ido mermando el respaldo de sus votantes.

A lo largo de este año y medio, el socialismo almeriense ha vivido momentos muy difíciles, como el peor resultado de su historia en las elecciones nacionales del 20 de noviembre en las que arrasó Mariano Rajoy, pero también ha habido dulces momentos como la ligera mejoría en las andaluzas que contribuyó a mantener a José Antonio Griñán en la Presidencia de la Junta, los congresos en los que la militancia provincial ha arropado mayoritariamente a su nuevo líder para hacer posible la regeneración del partido y el incremento de afiliados hasta los cerca de 6.000. Después del incesante goteo congresual de los últimos meses, el último paso lo han protagonizado el centenar de agrupaciones locales. Y, además, el proceso se ha desarrollado con consenso y talante, dos de las características que definen el modelo de José Luis Sánchez Teruel. Apenas varias agrupaciones, como la de Carboneras o la de Adra, donde se ha producido el relevo de Charo Fernández por Salvador Hernández y de Luis Pérez Montoya por María Teresa Piqueras respectivamente, tuvieron dos listas. En la mayoría de organizaciones locales se trabajó, con el apoyo de la dirección, en las candidaturas únicas e integradoras para hacer un partido más fuerte en todos y cada uno de los municipios almerienses. El proceso de elección en las agrupaciones locales de toda la provincia ha dejado más de un relevo inesperado al frente de las ejecutivas y también claras apuestas por la continuidad.

En la regeneración del partido que lidera José Luis Sánchez Teruel ya han entrado nuevas caras como Tomás Elorrieta en El Ejido en sustitución del histórico Manuel García Quero, Ángeles Castillo toma el relevo de Francisco Díaz Casimiro y Maribel Juárez hace lo mismo en Gádor, donde sale Juan Antonio Almansa. Cambios que podrían estar motivados por la derrota en las municipales del pasado año, pero que tienen mucho que ver con la nueva forma de hacer política del PSOE de Almería. Entre los que siguen el histórico Antonio Bonilla en Vícar, la portavoz en Diputación Esperanza Pérez en Níjar, Juan José Luque en Rágol y Segura Vizcaíno en Viator. Al frente de la Agrupación de Almería, en la que estuvo a punto de quebrarse el consenso, seguirá Pepa Requena y tendrá de número dos al economista Francisco Giménez, quien estuvo a punto de presentar candidatura alternativa. Al final no llegó la sangre al río y las tensiones internas de guerristas y tecnócratas se saldó con empate: el mismo equipo que había sido elegido un año antes tras la dimisión forzosa del superviviente Juan Carlos Usero.

Los críticos no han tenido la oportunidad de plantar cara a la dirección oficialista y, conscientes de las escasas o nulas posibilidades de ganar en las urnas, han optado por no presentar ninguna candidatura. Después de los congresos queda ya bastante claro que la corriente oficialista -griñanista- es, a día de hoy, casi imposible de batir en la provincia. Los nombramientos de los delegados territoriales, en plena sintonía con el partido, también avalan el proyecto político del que fuera alcalde de Chirivel y director de la Fundación Andalucía Emprende. Nuevos tiempos para el PSOE.

LOS PASOS
Jaque al Clan de Cuevas. En junio de 2011 dimiten más de la mitad de los miembros de la Ejecutiva de Diego Asensio y Martín Soler. Se produce la disolución inmediata de la dirección del partido.
Extraordinario. A finales de junio, todavía en manos de la gestora, se presentan la candidatura Sánchez Teruel, Segura Vizcaíno y Luis Caparrós. El congreso extraordinario del 16 de julio de 2011 da la victoria al exalcalde de Chirivel con un 75% de los votos de los delegados.
Ordinario. Un año después, el 14 de julio de 2012, la familia socialista elige de nuevo a Sánchez Teruel, quien conforma una ejecutiva de renovación profunda.
Agrupaciones locales. El último paso ha sido, tras los nombramientos de delegados territoriales en la Junta, la elección de ejecutivas en todos los municipios.

 

SECRETARIO GENERAL Apellidos y nombre
ABLA ORTIZ OLIVA, ANTONIO MANUEL
ABRUCENA BONO LÓPEZ, FRANCISCO
ADRA PIQUERAS VALARINO, MARÍA TERESA
ALBANCHEZ MARTÍNEZ GARCÍA, FRANCISCO
ALBOLODUY GUIL GARCÍA, Mª CRISTINA
ALBOX GARCÍA NAVARRO, JOSÉ
ALCOLEA BAÑOS HITA, CRISTÓBAL
ALCÓNTAR BLANQUE MATEO, MARÍA
ALCUDIA DE MONTEAGUD MORALES MORALES, CLEMENTE
ALHABIA NÚÑEZ CASTILLA, JOSÉ
ALHAMA DE ALMERÍA GUIL CORTÉS, FRANCISCO JOSÉ
ALICÚN LLOBREGAT MARÍN, EVARISTO
ALMERÍA REQUENA GARCÍA, JOSEFA MARÍA
ALMÓCITA GARCÍA GARCÍA, FRANCISCO
ALSODUX CUADRA GONZÁLEZ, MANUEL NICOLÁS
ANTAS PÉREZ PÉREZ, ANTONIO
ARBOLEAS GARCÍA MARTÍNEZ, ÁNGEL JESÚS
ARMUÑA DE ALMANZORA BERRUEZO PADILLA, JOSÉ
BACARES SEGURA JIMÉNEZ, JOSÉ
BAYÁRCAL NAVARRO FERNÁNDEZ, JACINTO
BAYARQUE EGEA LÓPEZ, JOSÉ ANTONIO
BÉDAR COLLADO FERNÁNDEZ, ÁNGEL FRANCISCO
BEIRES MARTÍN VILLAFAÑA, MARÍA
BENAHADUX JIMÉNEZ TORTOSA, JUAN
BENIZALÓN RUBIO JIMÉNEZ, PEDRO
BENTARIQUE MONTORO CUADRA, JOSÉ ANTONIO
BERJA ARÉVALO BARRIONUEVO, ISABEL
BALANEGRA PÉREZ VARGAS, MANUEL ENRIQUE
CANJÁYAR GUZMÁN BUENO, Mª ÁNGELES
CANTORIA LIZARTE GARCÍA, PEDRO
CARBONERAS HERNÁNDEZ LOZANO, SALVADOR
CASTRO DE FILABRES MARTÍNEZ SOLA, FRANCISCO
CÓBDAR FUENTES FERNÁNDEZ, JOSÉ
CUEVAS DEL ALMANZORA RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, ANA BELÉN
CHERCOS ACEITUNO DÍAZ, JUAN
CHIRIVEL SOLA GARCÍA, EMMA
DALÍAS LÓPEZ FERRER, BLAS
ENIX LÓPEZ CARMONA, JOSÉ
FELIX CESPEDES GARCÍA, FRANCISCO
FINES SERRANO DUEÑAS, FRANCISCA
FIÑANA VALDIVIA AYALA, ALFREDO
FONDÓN MARTÍN RAMÍREZ, VALENTÍN
FUENTE VICTORIA MARTÍN MORENO, MANUEL
GÁDOR JUÁREZ SALMERÓN, MARÍA ISABEL
LOS GALLARDOS GONZÁLEZ MARTÍNEZ, FRANCISCA
GARRUCHA LÓPEZ CERVANTES, MARÍA
GÉRGAL MEMBRIVE GÓMEZ, LEONOR MARÍA
HUÉCIJA RAMÍREZ ANDRÉS, JUAN JOSÉ
HUÉRCAL DE ALMERIA CASTILLO MUÑOZ, ÁNGELES
HUÉRCAL-OVERA GARCÍA PARRA, JUAN
ÍLLAR NAVARRO PASCUAL, ELENA
INSTINCIÓN ÁLEX BRUQUE, FRANCISCO
LAUJAR DE ANDARAX ROMERO LÓPEZ, EMILIO JOSÉ
LÍJAR AMORÓS MARTÍNEZ, JUAN
LUBRÍN RAMOS CAMACHO, DOMINGO JOSÉ
LUCAINENA DE LAS TORRES RIVAS GARCÍA, SALVADOR
MACAEL PÉREZ LABORDA, FRANCISCA
MARÍA GARCÍA JÓDAR, RAFAEL
MOJÁCAR ZAMORA FERNÁNDEZ, MANUEL
NACIMIENTO GALINDO PELAYO, JOAQUÍN
NÍJAR PÉREZ FELICES, ESPERANZA
OHANES ORTEGA BARRANCO, RAFAELA Mª
OLULA DEL RÍO LUCAS SÁNCHEZ, ANTONIO JOSÉ
ORIA PÉREZ PÉREZ, JOSÉ
PADULES SÁNCHEZ FERNÁNDEZ, FRANCISCO
PARTALOA MOLINA MORA, FEDERICO
PATERNA DEL RÍO ASENSIO ÁGUILA, JOSÉ
PECHINA FERRER TESORO, SONIA
PULPÍ MUÑOZ PÉREZ, Mª DOLORES
PURCHENA CAPARRÓS MIRÓN, LUIS
RÁGOL LUQUE IBÁÑEZ, JUAN JOSÉ
RIOJA CAZORLA GALINDO, ANA Mª
ROQUETAS DE MAR LÓPEZ GARCÍA, JUAN MIGUEL
SANTA CRUZ VALVERDE GÓMEZ, LUIS
SANTA FE DE MONDÚJAR LÓPEZ VAOS, REMEDIOS
SERÓN LORENZO JIMÉNEZ, PEDRO ANTONIO
SIERRO PÉREZ RUBIO, JOSÉ JUAN
SOMONTÍN RECHE POZO, LUIS FRANCISCO
SORBAS SÁNCHEZ REQUENA, JUANA
SUFLÍ CUEVAS SÁEZ, JUAN
TABERNAS ÚBEDA GONZÁLEZ, ANTONIO
TABERNO RODRIGUEZ QUILES, JOSÉ MANUEL
TAHAL CID ROSA, JUAN ANTONIO
TERQUE CADENAS GIRALT, BALDOMERO
TÍJOLA CARREÑO BERRUEZO, JOSÉ FRANCISCO
TURRE ORTEGA SOLER, FRANCISCO
ULEILA DEL CAMPO CAYUELA FERNÁNDEZ, ÁGUEDA
VELEFIQUE MARTÍNEZ MATEO, FRANCISCO
VÉLEZ BLANCO CABRERA GEA, ANTONIO
VÉLEZ RUBIO CRISOL SÁNCHEZ, DOMINGO
VERA DE HARO RAMOS, ISABEL MARÍA
VIATOR SEGURA VIZCAÍNO, JUAN ANTONIO
VÍCAR BONILLA RODRÍGUEZ, ANTONIO
ZURGENA ALIAGA GALLEGOS, MARÍA JOSÉ
LAS TRES VILLAS PÉREZ CASTILLO, VIRTUDES
EL EJIDO ELORRIETA JOVE, TOMÁS
BALERMA SUÁREZ HERNÁNDEZ, MIGUEL ÁNGEL
LA MOJONERA NAVARRO NAVARRO, FRANCISCO

 

 

La renovación del PSOE de Almería

Iván Gómez | 15 de julio de 2012 a las 14:10

El Teatro Auditorio Ciudad de Vícar, el bastión socialista del Poniente, fue el escenario de la ratificación de un liderazgo, emprendido en julio del pasado año, y de una estrategia política para remontar el vuelo en la provincia. La familia del PSOE de Almería eligió ayer a José Luis Sánchez Teruel como secretario general, tal y como marcaba el guión, por un 81,6% de votos de los 244 delegados acreditados en el XII Congreso Provincial. Los críticos al candidato oficialista y griñanista, que ya acudieron con siete de 23 delegados al Federal en febrero y 11 de 52 al Regional de hace una semana, no lograron sumar ayer ni un 20% de votos y dejaron en solo 44 sufragios en blanco (18,4%) la contestación a Sánchez Teruel. Cada vez más fuerte, cómo reconoció sentirse nada más ser proclamado, el ex alcalde de Chirivel ha conseguido calar en la militancia almeriense y amasar en torno a su proyecto a todas las sensibilidades y familias de la provincia.

Sánchez Teruel inició ayer una nueva etapa en la que contará con una dirección a su justa medida, con las manos libres y sin cuotas ni dependencias. De hecho, hizo explotar por los aires lo que hace solo un año parecía un equipo de continuidad. Renovarse o morir. La Ejecutiva Provincial que puso sobre la mesa, y que consiguió ser aprobada con el respaldo de un 77,73% de los votos, mantiene a sólo a su núcleo duro, los que han venido trabajando codo con codo con él desde que tomó las riendas del PSOE: Antonio Bonilla en la presidencia, Juan Carlos Pérez Navas como secretario de Organización y Adela Segura al frente de la Secretaría de Política Municipal e Institucional. Se caen de su anterior equipo personas como Sole Martínez, Anabel Mateos, José Manuel Ortiz, Rocío Úbeda, Maribel Requena, Andrés Pérez, Adriana Valverde y Paco García, entre otros. Apenas 12 de los 35 hombres y mujeres que propuso en julio de 2011 siguen a su lado. Se ha rodeado de jóvenes de la provincia como Rubén Rodríguez (Níjar), Paco Guil (Alhama), Emilio Sánchez de Amo (Almería) y Manuel Zamora (Mojácar), entre otros, y también de alcaldes como Juan Jiménez (Benahadux), José Berruezo (Armuña), Domingo Ramos (Lubrín) y Antonio Cabrera (Vélez-Blanco). Tampoco ha faltado un movimiento de buen estratega, y guiño a los críticos, al incorporar a su proyecto a Juan Antonio Lorenzo (Serón) hasta hace poco cabeza visible de una posible lista alternativa. Los socialistas almerienses han participado en cuatro congresos en apenas un año y aún así tenían ganas de ser partícipes de una nueva etapa. Por los pasillos del Teatro de Vícar no faltaron históricos como Fernando Martínez, Celso Ortiz y Nono Amate, caras conocidas de la política regional como Fuensanta Coves y Manolo Recio y, por supuesto, algún que otro crítico como el ex secretario general y delegado por Cuevas, Diego Asensio, Juan Deus, Juan Antonio Segura Vizcaíno o las hermanas Serón. De hecho, no hubo segunda candidatura en la elección de un líder indiscutible a día de hoy, sobre todo después del resultado de Griñán en las andaluzas, pero sí que se presentaron listas alternativas a la elección de los órganos provinciales.

Fotografía de Fran LeonardoLa ex diputada nacional Ana Cano lideró una candidatura al Comité Provincial que consiguió 32 de los 115 puestos, un 27,8% de votos de los delegados. El Comité Director se designó con un 73,7% de votos para los oficialistas, encabezados por Bonilla, y un 26,3% para la lista de José Miguel Alarcón. El reparto se queda en tres de los diez puestos para los críticos, que caen en manos de SocialistasxAlmería con Luis Reche y Javier Menezo. La Comisión Ética propuesta por Sánchez Teruel fue aprobada por un 81,17% de delegados y la Comisión Revisora de Cuentas por un 81,33% de los votos. Una contestación muy desdibujada por los últimos acontecimientos ha reforzado el proyecto de partido iniciado hace un año por el que fuera director de la Fundación Andalucía Emprende. “Quiero dar las gracias también a los que no me habéis votado porque también me ayudáis a ser secretario general, se qué estáis ahí y con vuestras críticas me ayudáis a no perder el norte y a rectificar cuando cometo errores”. El mensaje, como no podía ser de otra forma, fue de unión, la necesaria para hacer frente a la crisis y al único y gran enemigo, tal y como señaló Sánchez Teruel, que no es otro que “la derecha de los recortes”.

El XII Congreso Provincial del PSOE de Almería ha servido para dejar constancia de un objetivo permanente en los próximos cuatro años para la nueva dirección: “Todos tenemos que asumir el reto de hacer un partido más abierto y permeable a la sociedad”. El líder de los socialistas siempre ha sido consciente de la importancia de la provincia para el PSOE de Andalucía y asume el desafío de iniciar la remontada en una de las provincias que más ha castigado a su partido en los últimos años. La dedicatoria más especial de las realizadas por el nuevo secretario general fue para Adela Segura y Juan Carlos Pérez Navas, las dos personas que más kilómetros y horas de reuniones han compartido con Sánchez Teruel a lo largo del último año. Durante el cónclave celebrado en Vícar se llevaron a cabo dos comisiones de trabajo: “Almería para todas las personas en igualdad de oportunidades”, dirigida por el socialista alhameño Paco Guil, y “La provincia como generadora de empleo y la apuesta por las políticas públicas”, coordinada por el alcaide de Benahadux, Juan Jiménez. Además de los 244 delegados acreditados al Congreso Provincial, más de 120 personas fueron invitadas en representación de los agentes económicos y sociales.

Entre las propuestas aprobadas por el pleno congresuario fue la de retomar el Aula Socialista de Cultura, un foro de referencia en todo el país que situó a Almería y a sus dirigentes en el mapa de un partido que atravesaba su mejor momento. La iniciativa, según explicó ayer Celso Ortiz, recoge que se le de el nombre de su precursor, Joaquín Pérez Siquier. El PSOE inicia un nuevo camino, el de la renovación, pensando en otra manera de hacer política. La próxima semana se hará visible un nuevo paso en la regeneración con la elección de los delegados de la Junta de Andalucía y a finales de septiembre con la designación de las nuevas direcciones en las agrupaciones municipales.

 

Composición de la nueva Ejecutiva Provincial del PSOE de Almería 

  • PRESIDENTE: ANTONIO BONILLA RODRÍGUEZ
  • SECRETARIO GENERAL: JOSÉ LUIS SÁNCHEZ TERUEL
  • SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN: JUAN CARLOS PÉREZ NAVAS
  • SECRETARIA DE POLÍTICA MUNICIPAL E INSTITUCIONAL: ADELA SEGURA MARTÍNEZ
  • SECRETARIA DE MOVILIZACIÓN Y ACCIÓN ELECTORAL: MARIA DEL CARMEN DE LA PAZ
  • SECRETARIO DE ECONOMÍA Y EMPLEO: FRANCISCO GIMÉNEZ FELICES
  • SECRETARIA DE SALUD Y SERVICIOS SOCIALES: GRACIA FERNANDEZ MOYA
  • SECRETARIO DE FORMACIÓN Y NUEVOS AFILIADOS: FRANCISCO GUIL CORTES
  • SECRETARIA DE EDUCACIÓN Y CULTURA: MARÍA GÁDOR PRADOS GARZÓN
  • SECRETARIA DE AGRICULTURA: ANA BELEN ZAPATA BARRERA
  • SECRETARIO DE IDEAS: ANTONIO AMÉRIGO FERNÁNDEZ
  • SECRETARIO DE PARTICIPACIÓN, REDES E INNOVACIÓN: RUBEN RODRÍGUEZ GIMÉNEZ
  • SECRETARIO DE INFORMACIÓN A MILITANTES: EMILIO SÁNCHEZ DE AMO
  • SECRETARIO DE TURISMO: MANUEL ZAMORA FERNÁNDEZ
  • SECRETARIO DE MEDIO AMBIENTE Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO: JOSE MANUEL RODRÍGUEZ
  • SECRETARIO COMARCA LOS VÉLEZ: ANTONIO CABRERA EGEA
  • SECRETARIA DEL LEVANTE: MARÍA GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  • SECRETARIA COMARCA DE NACIMIENTO: BASILISA IBAÑEZ ALBA
  • SECRETARIOS COMARCA DEL ALMANZORA: JOSÉ BERRUEZO Y FRANCISCO MARTÍNEZ
  • SECRETARIOS COMARCA DE LOS FILABRES: DOMINGO RAMOS Y CLEMENTE MORALES
  • SECRETARIOS COMARCA DEL ANDARAX: RAFAELA ORTEGA, CRISTÓBAL BAÑOS Y JUAN JIMÉNEZ
  • SECRETARIO COMARCA DEL PONIENTE: JOSÉ MIGUEL LÓPEZ
  • VOCAL: JOSEFA REQUENA GARCÍA
  • VOCAL: MARÏA PETRONILA SÁNCHEZ GARCÍA
  • VOCAL: EMMA SOLA GARCÍA
  • VOCAL: ANTONIO LÓPEZ OLMO
  • VOCAL ADJUNTA DE ORGANIZACIÓN: MARÍA DEL CARMEN NUÑEZ
  • VOCAL: FRANCISCA PÉREZ LABORDA
  • VOCAL: JUAN ANTONIO LORENZO CAZORLA
  • VOCAL: ANTONIO FERNÁNDEZ LIRIA
  • VOCAL SECRETARIO: JOSÉ JOAQUÍN MARTÍNEZ LÓPEZ
  • VOCAL: MARÍA ISABEL JUAREZ SALMERÓN

 



En peligro de extinción

Iván Gómez | 26 de mayo de 2012 a las 12:32

Malos tiempos para los críticos, al menos en la provincia de Almería. El proyecto político de José Luis Sánchez Teruel recibió un sólido aliento en los comicios andaluces del pasado 25 de marzo, con una ligera remontada en el desastroso resultado de las generales del 20 de noviembre, y ha vuelto a salir fortalecido de las urnas, en este caso por la militancia socialista, en las asambleas previas a los dos congresos, regional y provincial, que tendrán lugar en el próximo mes de julio. El PSOE de Almería ha conseguido integrar a todas las corrientes y sensibilidades en las candidaturas oficialistas a la hora de elegir a los delegados de cada agrupación municipal y sólo en la capital se han enfrentado a una lista alternativa.

Después de un inicio cuanto menos difícil en el mes de julio del pasado año, tras el paso de una comisión gestora que acabó con los casi quince años de liderazgo del Clan de Cuevas, la dirección del partido atraviesa su mejor momento y ha borrado casi por completo una contestación que a día de hoy representan colectivos minoritarios como Socialistas X Almería, lo allegados al concejal Joaquín Jiménez, los herederos del martinismo y los partidarios de Juan Antonio Segura Vizcaíno. Son, en su mayoría, las raíces aún sin cortar del pasado del PSOE en la provincia que está en peligro de extinción. De hecho, la única lista alternativa que se ha presentado en la provincia, la de Jiménez en la capital, cosechó apenas un 32% de los votos de la militancia, un porcentaje inferior al que tuvo en diciembre al presentarse como candidato a la Secretaría General de la Agrupación Municipal. Los críticos pretendían negociar una lista cremallera, que repartiera a mitad y mitad los 35 delegados que le corresponden a la capital, y se han quedado finalmente en 11 frente a los 24 de la lista oficial que lidera Pepa Requena. Es más, según ha podido conocerDiario de Almería de fuentes del partido, la dirección local ofreció, en una muestra de generosidad con la que buscaban la integración de la corriente crítica, hasta 13 de los delegados que acudirán a los dos congresos de julio, pero su oferta fue rechazada porque confiaban en tener un mejor resultado en la asamblea. El escaso margen de apoyo recibido hace peligrar las posibilidades de que su proyecto político, diferente al de José Luis Sánchez Teruel y, por tanto, al de José Antonio Griñán, reciba un mínimo respaldo de la militancia. Todo apunta a que la candidatura de Pepa Requena será ratificada mayoritariamente al contar con los pesos pesados del partido en la capital y estar en sintonía con la renovación que está impulsando la dirección provincial.

Joaquín Jiménez no ha jugado bien sus cartas y el revés que ha sufrido en la asamblea desvanece sus opciones de ser el secretario general de la Agrupación Local. El partido ha conseguido con su afán de cohesión que diferentes familias como las que existen en Adra, El Ejido y Roquetas compartan lista. Todo un hito.

Juan Carlos Usero ‘El Superviviente’

Sorpresas te da la política, la vida te da sorpresas. El PSOE de la capital ha desconcertado a más de un militante al situar en su lista oficialista a Juan Carlos Usero, actual portavoz del Grupo Municipal Socialista, tan sólo por detrás de Pepa Requena, secretaria general de la Agrupación Local, de cara al Congreso Extraordinario que se celebra a principios del mes de julio. Otro de los que estaba en peligro de extinción, el que fuera en su día presidente de la Diputación y candidato a la Alcaldía de Almería, se ha convertido en un auténtico superviviente del arte de lo posible y ahora figura como uno más entre los compañeros que en diciembre del pasado año le forzaron a dimitir. Fue uno de los momentos más duros de su corta pero intensa trayectoria al frente de la Agrupación Local, cuyos integrantes quisieron que la renovación del partido que venía promoviendo José Luis Sánchez Teruel en la Ejecutiva Provincial también tuvieran su reflejo en la organización de la capital. En aquel entonces sólo contó con el apoyo de Juan Antonio Bisbal, Clara Inés y Mari Carmen Ortiz. Los demás le condenaron a un cese que apuntaba, hasta su reaparición en la lista de delegados del PSOE de Almería al Congreso Extraordinario, al destierro político. Pero no ha sido la primera vez que se ha camuflado entre unos y otros con tal de sobrevivir. Sus más y sus menos con la anterior dirección de los socialistas, la del Clan de Cuevas de Diego Asensio y Martín Soler, evidenciaron que era capaz de acercarse o distanciarse en cuestión de meses de compañeros que le ponían obstáculos en el camino.

Y un claro ejemplo fue su designación como candidato a la Alcaldía de Almería, después del fallido intento de situar como cabeza de lista al empresario Antonio Cantón. Fue en julio de 2010 cuando se eligió a Juan Carlos Usero, todavía al frente de la Diputación Provincial, como alcaldable por el PSOE de Almería con el objetivo de evitar unas primarias, pero el apoyo que recibió por parte de críticos como Nono Amate o Juan Carlos Pérez Navas no sentó nada bien a un Clan de Cuevas que llegó a plantear la opción de Francisco Giménez. Y no fue el único desencuentro. En abril de 2010 saltó el escándalo de los asesores y Griñán no dudó en dar un toque de atención a Juan Carlos Usero por la contratación de personal de confianza del PAL de Juan Enciso. Nada más conocer la denuncia de la portavoz del PP andaluz, la almeriense Rosario Soto, Griñán ordenó el cese de los asesores y la dirección del partido, en manos de Diego Asensio, no dudó en salir rápido en la acusación de Juan Carlos Usero. “Ha sido un error político del presidente de la Diputación”, aseguró la secretaria de Organización, Nerea Hernández. Pero no llegó la sangre al río y meses después acabó siendo candidato a la Alcaldía de Almería. Sus desastrosos resultados dejaron constancia del grave error del partido en su designación como cabeza de lista y también de una forzada candidatura, pero no se tradujeron en cambios. De hecho, aún sigue al frente del Grupo Municipal Socialista en el que tiene como principal adversario al concejal Joaquín Jiménez, que lidera la corriente crítica y que en la asamblea que se celebró el martes consiguió el 32% de los votos al nombrar a los delegados de los congresos ordinario y extraordinario.

Pepa Requena ha apostado por sumar todos los apoyos posibles, ante la imposibilidad de alcanzar una lista de consenso, y no ha dudado en rescatar del olvido al hombre al que sucedió una vez forzada su dimisión. Juan Carlos Usero accedió a la Agrupación Municipal en mayo de 2008 al vencer en una asamblea a la candidatura liderada por José Antonio Amate, precisamente por un 68 a 32% d e los votos de los militantes de la capital. Entonces el de Obispo Orberá era oficialista y se enfrentaba a los que ahora le acompañan en la lista de delegados. Y es que la vida da muchas vueltas, además de grandes sorpresas, y la evolución/involución de los políticos les permite estar hoy con unos y mañana con otros. Juan Carlos El Superviviente tenía los días contados, pero sobrevive.

Los críticos del PSOE mueven ficha

Iván Gómez | 16 de mayo de 2012 a las 12:32

Comienza la cuenta atrás de los socialistas hacia los congresos regional y provincial, que tendrán lugar el próximo mes de julio, y en esa carrera ya han comenzado los movimientos de las diferentes sensibilidades y familias para buscar su sitio antes de que se produzca la designación de los delegados que representen a los militantes almerienses. A pesar de que la dirección provincial del PSOE de Almería va a intentar hasta el último momento llegar a los dos procesos internos, que se celebrarán el 6 y 14 de julio respectivamente, con una única candidatura, el propósito que ya han hecho público grupos como el que lidera el concejal Joaquín Jiménez es presentar una lista alternativa a la oficialista.

En este sentido, el que aspirara en diciembre del pasado año a ser secretario general de la Agrupación Municipal, tal y como volverá a hacer dentro de solo unos meses, ha reconocido que “nuestra voluntar es presentarnos, pero estamos abiertos a cualquier negociación”. Eso sí, aprovecharán su peso en el seno del partido en la capital, siendo conscientes de que los tres candidatos alternativos (Joaquín Jiménez, Gaspar Salvador y Antonio Fernández) a la oficialista Pepa Requena sumaron el 56% de los apoyos en la asamblea de finales de año, para hablar de una “lista cremallera”. No obstante, los tiempos han cambiado y mucho. Tras el batacazo de las elecciones generales del 20 de noviembre, en el que  se llegó a cuestionar el liderazgo de Griñán, llegaron las autonómicas del 25 de marzo con las que la dirección andaluza ha cogido más impulso que nunca. Lógicamente, la militancia hoy está imbuida por ese sentir mayoritario de que la Ejecutiva Provincial y sus ‘hombres y mujeres’ en las agrupaciones son intocables. Sobre todo ahora que los puestos de las diferentes delegaciones provinciales de la Junta de Andalucía (delegados, coordinadores y secretarios generales) están por determinar. Cualquier movimiento en contra de lo que marca la dirección que encabeza José Luis Sánchez Teruel podría hacer peligrar la asignación de determinados cargos. Las asambleas darán comienzo precisamente con un toque de atención: el expediente abierto a Diego Asensio por sus críticas y ataques a Griñán. Una advertencia de que el único camino, hoy por hoy, pasa por sumarse a la causa ‘griñanista’ y al proceso de renovación iniciado por los socialistas en la provincia en julio del pasado año.

Las agrupaciones municipales celebrarán sus asambleas hasta el próximo 23 de mayo y el día 2 de junio se celebrará el ‘congresillo’ en el que elegirán a los delegados del XII Congreso Regional del PSOE de Andalucía, que tendrá lugar en El Toyo del 6 al 8 de julio, y del XII Congreso Provincial del 14 del mismo mes. “Vamos a trabajar para que todos los militantes vayan representados en una sola lista y seremos generosos”, reconocía el líder del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, en una de mis entrevistas recientes, al tiempo que recordaba que afronta los dos congresos con las “manos libres”. En el ‘congresillo’ del 2 de junio, fecha en la que se cumplirá un año de la dimisión de Diego Asensio, se elegirán 52 delegados de entre todas las propuestas que presente cada municipio a través de las agrupaciones socialistas. Será la primera vez en la historia que se celebre un cónclave regional del PSOE en Almería y llegará porque Griñán, que ha dejado a su equipo de gobierno sin representación almeriense, pretende hacer un reconocimiento al trabajo que viene desarrollando el partido en una provincia en la que tocó fondo y empieza a remontar el vuelo. La dirección de los socialistas andaluces se han comprometido a hacer “todo lo posible” para que los dirigentes de las ocho provincias se sientan representados en la nueva Ejecutiva que se elija en El Toyo.

 

Amarga victoria, dulce derrota

Iván Gómez | 26 de marzo de 2012 a las 13:31

La hora del cambio se quedó en el cambio de hora. Es lo único que ayer protagonizaron los almerienses, que no contribuyeron lo suficiente al giro del gobierno de Andalucía. El Partido Popular de la provincia no consiguió el octavo escaño que habría acercado aún más a Javier Arenas a presidir la Junta y Amat, líder del las gaviotas almerienses, se ha quedado a las puertas de ver cumplido su último reto.

Después de arrasar en las municipales de mayo del año pasado y también en las generales de noviembre, en las que consiguieron resultados históricos dejando en mínimos a los socialistas, el PP de Almería confiaba ayer en tocar techo en su nueva cita con las urnas, pero la jornada electoral se cerró con un sabor agridulce. Las encuestas se han cumplido, las más optimistas quedaron en una mera ilusión, y los populares seguirán teniendo siete escaños en el Parlamento de Andalucía. Su victoria, con casi el 52% de votos en la provincia, fue inferior a la cosechada el 20 de noviembre (58% de sufragios) y levemente superior a la de las autonómicas de hace cuatro años (50%). Y es que el triunfo electoral del 25-M sabe a derrota porque Arenas se queda sin la mayoría absoluta y los dirigentes del PP almeriense eran conscientes ayer de que casi con total probabilidad pierden las opciones de gobernar. La marea azul se ha extendido por toda la provincia, principalmente en los grandes municipios, gracias a la movilización de la familia del PP desde el Gobierno, la Diputación y los ayuntamientos. Pero no ha tenido el final esperado.

El PSOE de Almería, a la espera del voto que llegará del extranjero, pierde un parlamentario que recupera Izquierda Unida, pero ayer en la sede provincial de Pablo Iglesias era todo una fiesta. El socialismo almeriense ya empieza a ver los efectos de su renovación interna y el liderazgo de José Luis Sánchez Teruel se verá reforzado con la mejoría del resultado en relación al batacazo sin precedentes que vivieron en las generales. El 25-M se salda con un 35,26% de votos del electorado almeriense, seis puntos más que en noviembre y  cuatro menos que en los comicios andaluces de hace cuatro años. Los socialistas entienden que han logrado neutralizar en Almería el efecto Arenas y han comenzado a remontar el vuelo para alcanzar pronto a las gaviotas.  Ahora, de cara al congreso provincial que debe ratificar a la actual dirección, tendrá lugar la renovación de algunos de sus cargos para completar la ‘limpieza’ de un partido que se inició con el ‘jaque mate’ de Griñán al Clan de Cuevas que durante casi quince años estuvo al frente del socialismo almeriense.

Pero si hay algún ganador en la provincia no es otro que Izquierda Unida. La formación que lidera Rosalía Martín ha conseguido el 7% de los votos, dos puntos más que en las generales del 20-N y cuatro más que en las andaluzas de 2008. Los comunistas vuelven a tener un parlamentario en el Hospital de las Cinco Llagas, una cita con el plenario que no tenían desde la legislatura de 1996. El partido de Rosa Díez (UPyD) ha experimentado un crecimiento y ya está en casi 8.000 votos, pero no es suficiente para aspirar a un escaño. Equo salda su primera cita con las andaluzas con 1.239 votos, 2.530 el PA. En cuanto a otras claves de la jornada destacan la abstención que alcanzó al 40% del electorado. No se había producido una participación tan baja en las elecciones autonómicas en la provincia en las últimas citas con las urnas, si bien se han venido celebrando de manera conjunta con las generales. Si en las andaluzas de hace cuatro años la abstención no alcanzó ni el 30%, en las de ayer alcanzó el 40%. Separar los comicios ha sido un elemento que ha desmovilizado al electorado, si bien la última vez que ocurrió -en 1990- la participación fue más baja. En menos de un año se han celebrado tres elecciones, otro de los factores determinantes.

Abiertas todas las mesas en una jornada tranquila.  Los 321 locales electorales de la provincia abrieron ayer con una normalidad absoluta en la que se desplegaron 1.530 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La jornada se cerró sin apenas incidencias, con la única excepción de la presidenta de una de las 819 mesas electorales que acudido a realizar su función sin portar su documento nacional de identidad, lo que provocó que los agentes de la Policía Nacional le tuvieran que realizar uno nuevo en el mismo acto, según apuntaron ayer fuentes de la Subdelegación del Gobiernos en Almería. Movilización de los populares para aprobar la asignatura pendiente. Duplicaban, en algunos casos hasta triplicaban, en número a los apoderados e interventores del PSOE y otros partidos, los militantes y cargos del PP almeriense implicados en el transcurso ayer de la jornada electoral. La movilización de las gaviotas, sin precedentes, fue especialmente intensa en los grandes municipios en los que cosecharon mejores resultados que en los pequeños pueblos del interior. El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez, recorrió 25 colegios electorales, al menos ocho en hora y media, prueba de las “ganas de cambio” del PP.

Almería, El Ejido y Roquetas, bastiones del cambio a medias

Los principales municipios de la provincia volvieron a depositar ayer su confianza en la opción del Partido Popular, aunque el apoyo mayoritario fue bastante inferior al que dieron, hace tan solo unos meses, al proyecto de Rajoy. El cambio andaluz se ha quedado a medias, a pesar de los datos tan contundentes registrados en los grandes núcleos almerienses. En la capital consiguieron el 52,47% de los votos, cifra similar a la que cosecharon en las autonómicas de hace cuatro años. Eso sí, en las generales se disparó el respaldo de los ciudadanos al PP hasta el 56,45%, un techo histórico que hundió a los socialistas a su peor resultado (27,8%). El PSOE sube cuatro puntos, confirmando un cambio en la tendencia de voto en una de las capitales de provincia más cómplices con el proyecto de los populares.  Izquierda Unida mantiene su crecimiento en la capital y gana más de 2.000 sufragios en relación a las elecciones autonómicas de 2008 y alcanza el 9% de votos, tres puntos más que en el 20-N.  UPyD ha conseguido cerca de 3.000 papeletas (3,78%), lo que confirma que también registra una tendencia al alza atendiendo al respaldo en las urnas de hace cuatro años, pero eso sí, ha caído en más de dos puntos en relación a las generales.  El Ejido y Roquetas igualaron en el respaldo al cambio andaluz, que finalmente no se producirá al  no alcanzar Arenas una mayoría absoluta, con nada menos que un 59% de los sufragios. Seis de cada diez electores en estos municipios optó por la opción del PP. Otros grandes pueblos de la provincia como Huércal Overa, Huércal de Almería, Adra, Níjar y Vera siguen concediendo sin vacilar su apoyo mayoritario a los populares, una  posición a la que también se han sumado municipios gobernados por los socialistas como Albox, Benahadux y Vícar, entre otros.  En el municipio de Níjar el PP ha conseguido el 57,5% de votos,  en Huércal Overa el 55,26%, en Vera un 53,52% y un 45% en Huércal de Almería.

El bastión socialista de Vícar, uno de los pocos municipios del Poniente que sobrevivió en las municipales a la marea azul, ha sido derrotado por los populares, que han conseguido un 52,3% de los votos frente al 36,8% al que se ha visto reducido el PSOE. Y es que el PP, a pesar de no conseguir el resultado esperado, tiene más de un motivo para la alegría. Son muchas victorias, agridulces.

78.600 votantes en paro

Iván Gómez | 14 de marzo de 2012 a las 13:25

MÁS de 78.600 desempleados almerienses acudirán el próximo 25 de marzo a las urnas más pendientes de su delicada situación familiar, auténticos dramas en la mayoría de los casos, que del resultado de las elecciones andaluzas. Desde hace meses se sienten un arma arrojadiza entre los partidos, algo así como un aparejo electoral que preocupa mucho más ahora, en plena campaña que dentro de un par de meses.

“Casi una de cada tres personas activas de Andalucía, más de un millón doscientas mil, están en paro por las políticas del PSOE en la Junta”. Es el argumento de la candidatura almeriense de Javier Arenas. “El Gobierno del Rajoy con su moratoria a las ayudas a las energías renovables ha dado un frenazo en seco al desarrollo de los invernaderos de excelencia y han dejado de crearse más de 600 empleos directos y otros 500 indirectos en la provincia”, es la réplica del cabeza de lista de los socialistas al Parlamento andaluz por Almería, José Luis Sánchez Teruel. Izquierda Unida también parece tener claro que los 3.469 parados más con los que se cerró el mes de febrero en la provincia son una consecuencia directa de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de los populares.  Es la guerra de cifras, más agria en campaña electoral que en fechas posteriores, con la que se sacan a relucir las penas de una provincia buscando un culpable en lugar de aportando soluciones.

Los principales partidos sitúan como eje de todas sus políticas el paro de Almería, la provincia que tiene la mayor tasa de desempleo en la comunidad autónoma más perjudicada de la Unión Europea, y recogen en sus programas una batería de propuestas con las que reconducir la situación, planes de choque que contemplan medidas  tanto realistas como irracionales.

El PSOE  de Almería anunció un Plan de Empleo para Jóvenes, con  becas-salario y con la creación de una red de alojamientos gratuitos que sumará más de 150 edificios en los 102 municipios generando un ahorro de entre 3.000 y 9.000 euros a cada emprendedor. Otra de sus propuestas será una Plan Estratégico que incluya incentivos a la consolidación y puesta en marcha de pymes y exenciones fiscales para los autónomos y sus clientes. Proponen la figura del Agente Emprendedor, puntos de asesoramiento que rondarán la treintena en la provincia. El Partido Popular de Almería contempla en su programa un nuevo sistema de incentivos a la contratación estable, un plan de creación de empleo vinculado a la Ley de Dependencia, el programa  específico para la empleabilidad de las mujeres y un plan urgente destinado a los jóvenes. En este sentido, los populares pretenden incrementar la deducción fiscal en la cuota autónomica del IRPF para fomentar el autoempleo de  menores de 35 años y proponen el programa Crédito Emprendedor.

Izquierda Unida presenta un programa más idealista y menos concreto en sus medidas, con propuestas para impulsar un nuevo modelo productivo y un plan contra el fraude fiscal y la economía sumergida. UPyD tampoco lanza propuestas contundentes y tiene medidas como la formación para la movilidad geográfica de los trabajadores y estudio de necesidades del tejido productivo.

Las cartas sobre la mesa

La última estimación de voto del CIS, el PP obtendría en esta provincia el mayor apoyo, con un 53,7% frente al 28,3 que lograría el PSOE. En los comicios de 2008 el respaldo recibido en Almería por los populares se quedó en casi el 50%, por lo que estaríamos ante una cifra histórica, de récord, como la que consiguieron en las elecciones generales siendo el partido más votado de la historia en la provincia. Un total de 471.186 almerienses están llamados a las urnas el 25 de marzo para elegir a 12 de los 109 diputados que contempla la Ley Electoral de Andalucía. La provincia, a pesar de designar a una mínima proporción de los parlamentarios andaluces, será decisiva a la hora de permitir a Javier Arenas conquistar la mayoría absoluta que acabaría con 30 años de hegemonía del PSOE. Es la tercera cita de los almerienses con las urnas en menos de un año y el cuarto intento del líder de los populares para presidir la Junta de Andalucía, la última también como cabeza de lista de Almería.

La candidatura del PP cuenta, además de con Arenas, con la portavoz de los populares andaluces, Rosario Soto, el vicepresidente de la Diputación Miguel Ángel Castellón Rubio, la concejala Aránzazu Martín Moya, el alcalde de La Mojonera,  José Cara, la parlamentaria andaluz Rosalía Espinosa López y José Jesús Gázquez, primer teniente alcalde de Cantoria. En el puesto número ocho, al que aspiran los populares a pesar de que se lo niegan las encuestas, está Maribel Sánchez, primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Huércal-Overa. Los socialistas vuelven a confiar en la figura de su secretario general, José Luis Sánchez Teruel, para encabezar la lista, junto a la presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, el consejero de Empleo, Manuel Recio, y la secretaria de Acción y Movilización Electoral del PSOE, Adela Segura. En el puesto cinco   de la candidatura al que aspiran los socialistas siendo los escaños conseguidos en las anteriores elecciones, aparece el ex alcalde de Oria, José Pérez Pérez. Por su parte, Izquierda Unida también ha situado a su coordinadora provincial al frente de la lista. Rosalía Martín repite como candidata al Parlamento de Andalucía por Almería y le siguen Fernando Plaza y Francisca Rueda. UPyD de Almería también busca su primer escaño después de cosechar 12.180 votos en las generales del 20-N y será Elisabet Balaguer su candidata. Al resto de las formaciones, hasta sumar las 16 que concurren por Almería, les quedan muy lejos el escaño.

Falangistas, comunistas  y hartos en las 16 candidaturas de la provincia 

Más allá de los grandes partidos, aunque sin apenas posibilidad de conseguir escaño, aparecen otras trece candidaturas entre las que destacan como novedades de los comicios inminentes el Partido Hortofrutícola Andaluz (PHAN) Hartos.org o Escaños en Blanco (Eb). Formaciones que no tienen calado entre los almerienses y que se tendrán que dejar ver y mucho durante la campaña electoral si quieren recibir un mínimo de apoyos entre los ciudadanos de la provincia.

Vuelven a presentarse en la Junta Electoral Provincial otras formaciones antagónicas como los comunistas (Unificación Comunista de España y Partido Comunista del Pueblo Andaluz) y los falangistas (FE de las JONS) y otros con reivindicaciones muy concretas con un objetivo que se queda por debajo del ámbito de actuación andaluz como la Agrupación y Unión para el Progreso de Almería (AUPAL) y el Partido Regionalista por Andalucía Oriental (PRAO). De hecho, el primero de los dos partidos sólo concurrirán en las elecciones autonómicas por la provincia de Almería. Otras formaciones que se presentan en la provincia de Almería son Equo, el Movimiento Social Republicano (MSR), UPyD, Centro Democrático Liberal, el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA) y el Partido Andalucista. En la comunidad autónoma serán un total de 34 partidos y coaliciones los que acudan a las urnas el próximo 25 de marzo, de los que sólo doce lo harán en todas las provincias andaluzas. 16 opciones para votar en Almería y sólo 12 escaños para repartir.

Soler regresa con Rubalcaba

Iván Gómez | 7 de febrero de 2012 a las 20:36

Si la cara es el espejo del alma, tal y como ayer presumía la diputada Consuelo Rumí, la de José Luis Sánchez Teruel no evidenciaba una derrota, pero sí un duro revés con la elección de Alfredo Pérez Rubalcaba como nuevo secretario general del PSOE.  El líder de los socialistas almerienses, que dos días antes del Congreso Federal se posicionó claramente en favor de Carme Chacón, se rodeó ayer de rubalcabistas para dar a conocer su valoración del resultado de un cónclave que ha desenterrado al Clan de Cuevas. Sánchez Teruel es consciente de que las personas que más han contribuido a la causa del ex ministro del Interior en los últimos meses, como Consuelo Rumí, Fuensanta Coves, Martín Soler y Diego Asensio, ganarán peso en el partido, lo que podría hacer peligrar su nuevo proyecto político, en interinidad hasta la celebración dentro de unos meses del Congreso Provincial.

Pero antes, de cara  a un 25-M que está a la vuelta de la esquina, hay otra dura reválida: elegir a los candidatos de la provincia para configura la lista al Parlamento de Andalucía. La cita clave será el próximo viernes, posiblemente a las cinco y media de la tarde, en Tabernas, pero antes son todas las agrupaciones municipales de la provincia las que tienen que hacer llegar sus propuestas -doce como máximo- a la Ejecutiva Provincial que encabeza Sánchez Teruel. Según ha podido conocer este periódico, Martín Soler ya busca sitio en una candidatura que a día de hoy aspira a cinco escaños en el mejor de los casos. Su respaldo a Rubalcaba y sus apoyos entre la militancia de la provincia, de más del 30% en el último congreso, los cosechados por la candidatura de Joaquín Jiménez, le sitúan ya muy cerca del escaño. Y es que Martín Soler será, precisamente, uno de los nombres que en el seno de la Agrupación Municipal de la capital fuerce a incluir el grupo de críticos a pesar de la negativa que posiblemente encuentren por la Ejecutiva de Pepa Requena. Los que si estarán fijos serán Sánchez Teruel, como secretario general de los socialistas almerienses, y la presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, que ha sido junto a Consuelo Rumí y Micaela Navarro, un baluarte para la candidatura de Rubalcaba desde un primer momento.

Otros de los probables nombres de la lista son Adela Segura, Pilar Navarro, Manuel García Quero, Juan Antonio Segura Vizcaíno y el consejero Manuel Recio, bastante abatido por los pasillos del cónclave tras conocerse el resultado. El propio Sánchez Teruel explicó ayer que la lista “será el reflejo del sentir de la familia socialista almeriense”  en base de las propuestas de las agrupaciones de la provincia. Es más, garantizó una “integración” que a día de hoy solo se traduce en incorporar al proyecto a los más críticos, los que hace menos de un año eran oficialistas. Eso sí, el secretario general afirmó que esa integración en las listas no significa que tengan que ir “determinadas personas, sino que el PSOE en su conjunto se sienta representado”. Está claro que la Ejecutiva Provincial tiene la última palabra, pero, según Sánchez Teruel, “ahora toca que las agrupaciones hablen y se expresen”.

Duras críticas ha recibido la dirección provincial por haber marcado una posición mayoritaria días antes del cónclave. Ayer, el que fuera secretario general, Diego Asensio, lamentó que no tuviera lugar una reunión ni debate por parte de los 23 delegados del PSOE de Almería y que hablara de un “sentir” que finalmente no fue seguido por más de la mitad de los representantes almerienses. “Cada uno ha quedado retratado en Sevilla, pero ahora tenemos que cerrar filas y la candidatura de cara a las andaluzas debe reflejar la realidad de este partido”. A juicio de Asensio, el secretario general tendría que contar con el 30% de militantes críticos con la actual Ejecutiva para “hacer una candidatura mejor y no esconderse en las agrupaciones locales”. El también ex senador entiende que “Sánchez Teruel tiene ahora la oportunidad de integrar y ser el secretario general de todos los socialistas”. Por su parte, Joaquín Jiménez se mostró ayer contrario a la postura del líder socialista. “Creo que se precipitaron el jueves por la noche. Más de la mitad de los delegados de Almería entregaron sus avales a Rubalcaba y nosotros no hicimos público nuestra apoyo hasta reunirnos con él”.

A lo que Sánchez Teruel ya había contestado por la mañana. “A veces el sentir mayoritario apunta hacia un candidato y después se apoya a otro. Ya ocurrió en el año 2000. En política hay algo que es muy importante que es ser transparentes, decir lo que se piensa y mantener la coherencia. Lo peor es decir que vas a hacer una cosa y hacer justo lo contrario”. Recado del secretario general a los miembros de una delegación que, como ya tildó el viernes este periódico, no era ni de Chacón ni de Rubalcaba, sino más bien basculante. A la vista de lo ocurrido, el edil Joaquín Jiménez aseguró ayer que se debería apostar por la integración en la lista al Parlamento, tal y como ha hecho el nuevo líder de los socialistas a la hora de conformar su nueva Ejecutiva. Martín Soler será, sin duda, uno de los nombres que los críticos que lidera van a poner sobre la mesa a la dirección de la Agrupación Municipal de la capital en la asamblea del jueves.

Consuelo Rumí señaló ayer que seguirá trabajando estrechamente con Rubalcaba, como ya ha hecho durante la campaña, pero reiteró, con ciertas pausas intencionadas, que “ahora me toca trabajar por Almería y lo voy a seguir haciendo al lado de Sánchez Teruel y de Griñán”. También habló de renovar la agenda política y de hacer una firme oposición desde el Grupo Parlamentario Socialista a la involución que se está produciendo en nuestro país con Rajoy.  Antonio Bonilla argumentó que el 38º Congreso Federal ha sido una “muestra de madurez” del PSOE y ha destacado que la Ejecutiva de Alfredo Pérez Rubalcaba “expresa con nitidez la unidad de un partido fuerte al servicio de la gente, el partido que abandera lo público como ha quedado reflejado en nuestras resoluciones”. Enmiendas, las del PSOE de Almería, que se han visto incluidas en un 85% en la Ponencia Marco, aunque queda fuera la más importante y necesaria, la de defensa de la agricultura que tan malos momentos atraviesa por el acuerdo con Marruecos de la Unión Europea.

En el Comité Federal están desde el domingo Sánchez Teruel y la directora del IAJ, Anabel Mateos, en representación de Juventudes Socialistas de España. La roquetera calificó ayer el cónclave como “un ejemplo de democracia interna del que me siento profundamente orgullosa y del que salimos como partido más fuerte que nunca, con ilusión y ganas ante la próxima cita electoral del 25-M donde tanto Rubalcaba como todo el partido vamos a trabajar al máximo para que el PSOE vuelva a ganar en Andalucía de la mano de Pepe Griñán”. Y es que ayer fueron muchos los mensajes basados en la unidad, de los ilusión ante un nuevo proyecto político orientado, según Sánchez Teruel, a abrirse a los militantes y simpatizantes con un corazón de izquierdas”. El 25-M ya está aquí.

El partido más votado de la historia

Iván Gómez | 21 de noviembre de 2011 a las 12:55

TRIUNFO histórico en Almería. El Partido Popular consiguió ayer, en una jornada marcada por la lluvia de votos y el vendaval del cambio en toda la provincia, hacer añicos el récord de apoyos recibido por una candidatura en la historia de la democracia. Las gaviotas que ayer volaron por los 313 colegios electorales hicieron posible que el PP igualara el 57,7% de votos que cosechó el proyecto político de Felipe González en las elecciones generales de 1982. La familia del PSOE, tal y como presagiaban las encuestas desde hace meses, ha sido duramente castigada en la provincia descendiendo desde los 136.887 votos logrados hace casi cuatro años a los alrededor de 92.000 cosechados en el 20-N. Una importante caída de más de 45.000 votos en relación a las elecciones generales de 2008 en una provincia en la que han pesado y mucho los 126.000 parados. De hecho, se trata de los los peores resultados de la historia para el socialismo, aún más bajos que en las municipales al no alcanzar ni el 30% de los votos. La actual dirección que viene trabajando desde su nombramiento en julio no ha podido invertir, en cuestión de meses, el enorme distanciamiento de su partido con la ciudadanía en nuestra provincia. “Los almerienses van a ser de los que más apuesten por el PP y el cambio político en España”. Lo anunciaba, ya antes de desvelarse el escrutinio, el vicesecretario de Comunicación de los populares, Miguel Ángel Castellón. Fue un pronóstico acertado. Almería fue nuevamente ayer la provincia de Andalucía con mayor respaldo a las candidaturas de Rajoy, seguida por Málaga pero a casi diez puntos, y una de las más populares del país.

Las listas del PP almeriense pasan de los 162.531 votos (49,8%) de las generales de 2008 a los 179.761 (57,7%) recogidos ayer en las 1.668 urnas repartidas por toda la provincia. La representación de los almerienses en el Congreso de los Diputados sufre un notable cambio al pasar el PP de los tres escaños actuales a cuatro, lo que implica la pérdida de un asiento en el Hemiciclo por parte de los socialistas almerienses. Eso sí, en la Cámara Alta se mantienen las cuentas con tres senadores para el PP y uno solo para el PSOE de Almería. La contundente victoria popular deja resultados cuanto menos sorprendentes en municipios que en las municipales habían votado mayoritariamente al socialismo. En el caso de Vícar, por ejemplo, cuyo alcalde es el presidente del PSOE de Almería, Antonio Bonilla, la derrota ha sido antológica. Un 63,28% de los ciudadanos han dado su respaldo a la candidatura popular y solamente un 27,19% han elegido las listas socialistas. En las elecciones locales del 22 de mayo, el PP consiguió la mitad de los votos, de manera que crece en siete puntos. El PSOE mantiene sus cifras de las municipales, por lo que el descuadre se atribuye principalmente a la mayor participación que ha tenido el 20-N en relación a los anteriores comicios. Aún así, la participación en la jornada electoral de ayer, que transcurrió sin ningún incidente y la más absoluta normalidad, ha sido un punto inferior a la de 2008. Los almerienses que ejercieron su derecho al voto fueron 314.164, un 71,32% del censo electoral.

El municipio almeriense que más apostó por el cambio fue el de Benizalón, con un 81% de votos para el proyecto del PP. Le sigue con un 80% de los sufragios el de Turrillas. Entre los pocos pueblos que han respaldado las listas del PSOE están los de Alhama de Almería, Ohanes y Fiñana (57%). La localidad con más votos para los socialistas fue Almócita, con un apoyo directo en las urnas del 63% de los votantes. En Castro de Filabres se produjo un empate a 52 votos, por lo que de tratarse de las municipales todo se habría quedado en manos de UPyD, IU y Equo. Hasta el último momento el Partido Popular de Almería creyó en la posibilidad de alcanzar los cinco diputados nacionales frente al único que dejaban en manos de los socialistas, un sueño que ayer se esfumó en el escrutinio a pesar de conseguir el mejor resultado de su historia en la provincia. El PSOE, aún seriamente erosionado por el fenómeno bandwagon (subirse al carro ganador), logró consolidar su segundo escaño en la Cámara Baja. La campaña en la provincia ha estado dominada por las cifras del desempleo, por lo que siendo Almería una de las que tienen una mayor tasa de paro, los continuos mensajes del PP han condicionado la conducta de los votantes.

El vendaval azul ha vuelto a soplar desde Almería al resto de Andalucía, quizás porque es una provincia que lleva años sufriendo un claro hundimiento de la centroizquierda, abandonada por sus antiguos votantes que ya han perdido el miedo a la victoria de los populares. Y es que el PP parece no tener techo y elección tras elección sigue creciendo en votos en detrimento del PSOE. El candidato al Senado que ayer recibió más votos fue el que se estrenaba en la candidatura, el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez, con 171.418 (56%), seguido por la incombustible Mar Agüero (54%) y el primer edil de Gádor, Eugenio Gonzálvez (53%). El único escaño para los socialistas será para el secretario de Organización y número dos de la nueva dirección, Juan Carlos Pérez Navas, que recibió 89.341 sufragios (29%) en las urnas de la provincia. A las elecciones al Congreso de los Diputados concurrieron un total de 11 formaciones políticas en la provincia, diez al Senado. Sin embargo, la batalla de las generales, al menos en Almería, sigue siendo una cuestión de dos, los grandes partidos que se reparten todos los escaños a pesar del incremento en votos del resto de las formaciones, como Izquierda Unida, UPyD y Equo. Tiempo de cambios para una provincia que cada vez es más azul y solo piensa en resurgir de sus cenizas.

La batalla de David contra Goliat

Iván Gómez | 16 de noviembre de 2011 a las 13:02

Las  elecciones más desiguales de  Andalucía. David contra Goliat , con mucho que ganar y  poco que perder para ambos partidos. Uno ya ha tocado fondo, el  otro parece no tener techo. Almería fue una de las  provincias del país que más castigó al socialismo el  pasado 22 de  mayo en las  municipales y todo apunta a que la  ventaja del Partido Popular el  próximo domingo será cuanto menos de  dos escaños en el Congreso de los  Diputados. Tras dos escisiones y  una travesía por el  desierto, la formación que lidera el  hermano mayor de  Arenas, tal y como definen en el  seno popular al incombustible Gabriel Amat, sueña con un quinto diputado que sería histórico, al dejar al PSOE en solo un escaño, e invirtiendo por completo el  contundente cuatro a uno (sólo un 23% de  apoyos para la  candidatura de  Alianza Popular) de las  elecciones generales de  1982 y  1989. Es el  récord a batir que sí entraría en las  expectativas de los  populares almerienses y  que de momento solo se plasma en sus propias encuestas. El fenómeno bandwagon (subirse al carro del ganador) parece dominar la conducta de los votantes de cara al 20-N, las elecciones más tristes de la historia, y en Almería se respira desde hace meses el perfume fin de siècle

 

Según el  último sondeo elaborado por el  Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS),  el  resultado en la provincia será de  dos diputados para el  PSOE y cuatro para el  PP. Los  socialistas de la  provincia, después de  casi quince años en manos del Clan de  Cuevas (Diego Asensio y Martín Soler), viven sus primeras elecciones en manos de una renovada dirección, interina hasta el  congreso que se celebrará en los  próximos meses, pero con la  ilusión y vitalidad de  haber iniciado su propio cambio. El  nuevo secretario general del PSOE de  Almería, José Luis Sánchez Teruel, ha sabido rodearse de  un equipo de personas capacitadas que permanecían en un segundo plano por sus discrepancias con la  anterior dirección socialista. Más de  3.000 voluntarios a tiempo completo y  medio millar de  actos desde la  convocatoria electoral son sus credenciales para tratar de  iniciar la  remontada apelando a la  movilización de la  militancia dormida durante los  últimos años en la provincia.

En la provincia de Almería están llamadas a las urnas 469.565 personas, de las que 29.114 se encuentran en el extranjero y se ha registrado un aumento de 19.665 electores en relación a las generales y autonómicas del 9 de marzo de 2008. Del total de los votantes, 24.490 almerienses podrán ejercer el derecho al sufragio por primera vez en unas elecciones generales (no lo hicieron en las de hace cuatro años) y 3.213 se incorporan a las votaciones al cumplir la mayoría de edad después de las municipales de mayo. Las  aspiraciones del PSOE pasan por mantener sus tres escaños en la  Cámara Baja, una misión casi imposible. Las  cuentas del Senado son claras. El  Partido Popular mantendrá los tres escaños ya cosechados en los comicios de 2008 y  nuevamente dejará a los  socialistas en sólo uno al que aspira uno de los hombres claves en el  renovado PSOE: Juan Carlos Pérez Navas, secretario de Organización y actual número dos de la  formación almeriense. La  campaña más austera, pero rica en medios humanos, se ha centrado casi exclusivamente en los  74.679 parados de  Almería y  en la  nefasta defensa del campo como argumentario de los  populares y  en la  vacilación del proyecto de  Rajoy sobre el  trasvase del Ebro al sur del país y los  recortes sociales que vienen aplicando las  regiones en las  que gobierna el  PP (principalmente Castilla-La Mancha, Madrid y Comunidad Valenciana) por parte de los  dirigentes socialistas.

Precisamente hoy, el  PSOE de  Almería contará con la presencia no programada de  su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, y  en los  próximos días con la de  Griñán, para hacer frente al vendaval del cambio que, según Javier Arenas, soplará desde la  provincia más oriental, por la  que concurrirá a las  elecciones andaluzas, hacia el  resto de la comunidad autónoma. Ninguno de los  líderes del PP ha hecho escala en Almería durante la  campaña, posiblemente por ser una de las provincias del país en la  que los  votantes de la  izquierda perdieron antes el  miedo al triunfo de los  populares. La  mitad de  actos públicos y  sectoriales han bastado a la dirección provincial del Partido Popular para confiar en sus mejores resultados. En las  generales de  hace cuatro años ya estuvieron a punto de  convertir el  actual empate a tres diputados en un rotundo cuatro a dos. 

Tres años más tarde, las  gaviotas han logrado cubrir casi todo el  mapa provincial en las  municipales del 22 de  mayo y  se recuperó la  diputación, tras dos legislaturas en manos del PAL del imputado Juan Enciso y  PSOE, siendo la mejor herramienta de los  populares para llevar a todos los pueblos el mensaje de Rajoy. El  PP ha incorporado a sus listas al Senado a uno de  sus alcaldes más votados del país, el de la  capital, y  mantiene a su tándem Hernando-Matarí en las  del Congreso. En cuanto al resto de formaciones, Izquierda Unida, con su candidato Rodrigo González a la Cámara Baja volverá a tener peso en las votaciones, pero no el suficiente para alcanzar el escaño. También se quedarán sin representación los candidatos de UPyD, una de las formaciones más activas durante la campaña electoral, y otros partidos que concurren por primera vez en la provincia como Equo.

EL DUELO

Consuelo Rumí (PSOE). Sindicalista y  maestra, al amparo de  Zapatero después de legislatura y  media al frente de las  políticas de inmigración, Consuelo Rumí fue la  elegida por su amigo José Luis Rodríguez Zapatero para asumir la  Secretaría de Estado de la  Función Pública y  llevar a cabo en plena crisis el  tijeretazo a los  funcionarios.Maestra de  escuela, sindicalista de  vocación y  licenciada en Psicología es uno de los  baluartes de la  nueva dirección del PSOE de  Almería para remontar el  vuelo y de  ahí que haya sido la  elegida, tras años en un segundo plano, para liderar la  candidatura al Congreso.

Rafael Hernando (PP). Nacido en Guadalajara en 1961, Hernando aterrizó forzosamente en la provincia a principios de los noventa con el objetivo de ayudar a un partido que no atravesaba su mejor momento en la provincia. Se ha convertido en el diputado almeriense con más años de experiencia, de hecho va camino de la sexta legislatura, y en el que más iniciativas promueve. Polémico, batallador e infatigable, fue uno de los pilares del Gobierno de José María Aznar y al que recurrió Mariano Rajoy, a pesar de sus diferencias, cuando había que dar la cara por el caso Gürtel en las tertulias de los medios de comunicación. Es abogado y tiene tres hijos.  

Pérez Navas y el final de un ciclo

Iván Gómez | 10 de octubre de 2011 a las 11:45

Desde que Juan José Luque, actualmente responsable de Acuamed, fuera relevado de su responsabilidad al frente de la Delegación Provincial de Medio Ambiente en mayo de 2008, apenas dos meses después de que se celebraran las elecciones andaluzas, han sido hasta ocho las destituciones y abandonos y casi una quincena los cambios que se han producido en los diferentes departamentos del organigrama de la Junta de Andalucía en nuestra provincia.

Demasiados movimientos para una legislatura que ha estado marcada por la crisis económica y también por la del socialismo almeriense. Sin embargo, el permanente baile de delegados de la administración andaluza en Almería todavía no ha llegado a su fin y serán tres los próximos relevos que tendrán lugar antes de que acabe el mes aprovechando la marcha de Juan Carlos Pérez Navas, responsable actual de Economía, Innovación y Ciencia, para dar el salto como candidato del PSOE a las Cortes Generales. Los delegados provinciales de Agricultura y Educación, Juan Deus y Francisco Maldonado, dejarán su plaza vacante en el momento en el que lo haga Pérez Navas. De hecho, el PSOE de Almería está ya estudiando los posibles relevos para los tres departamentos que se quedarían sin responsable y suenan los nombres de Jorge Cara para la Delegación Provincial de Educación, Adriana Valverde para la de Economía, Innovación y Ciencia y José Antonio Salinas para la cartera de Agricultura y Pesca.

Con motivo de las elecciones municipales del 22 de mayo ya se produjeron dos abandonos, de Esperanza Pérez Felices y Yolanda Callejón porque se presentaron como candidatas socialistas en los municipios de Níjar y Dalías. Sus plazas fueron ocupadas por dos alcaldes salientes, Antonio Lucas de Olula del Río y María Dolores Muñoz de Pulpí. Con anterioridad, la llegada de José Antonio Griñán a la secretaría general del PSOE de Andalucía se tradujo en un goteo de ceses de los delegados más cercanos a los dirigentes de los socialistas en la provincia, los conocidos como el Clan de Cuevas, Martín Soler y Diego Asensio.

Precisamente Juan Deus y Francisco Maldonado son los últimos vestigios de la casi desmantelada estructura que ha dirigido al partido en los últimos quince años. Son el final de un ciclo que dará paso a otra forma de hacer política, bajo las mismas siglas pero con nuevos nombres. Con anterioridad ya cayeron, además de Juan José Luque, Luis Caparrós, Miguel Corpas, Clemente García y Manuel Ceba, entre otros. Tras la profunda renovación del PSOE de Almería reglamentada desde Sevilla y encabezada por José Luis Sánchez Teruel, el equipo de delegados de la Junta de Andalucía ha permanecido intacto hasta este mes con la marcha de Pérez Navas para centrarse plenamente en la campaña electoral como candidato a las Cortes Generales. En la lista al Congreso estará uno de los delegados provinciales que se marchó precisamente por estar más que enfrentado con el Clan de Cuevas, Luis López, que aparece como número dos por detrás de la Secretaria de Estado de la Función Pública, Consuelo Rumí. En lo que respecta a la candidatura al Senado, además de Juan Carlos Pérez Navas estarán María Petronila Sánchez y Ana Belén Zapata.

Los candidatos han sido elegidos por las agrupaciones locales, de manera que todo el partido ya ha iniciado una firme y contundente movilización de cara al 20-N. Los socialistas no se quieren dejar arrastrar por el vendaval azul, por el hundimiento de una centroizquierda abandonada por sus electores como ocurrió en las municipales del pasado 22 de mayo y saldrán a la calle a recuperar el voto perdido conscientes de la misión imposible. Más de 3.000 voluntarios, 1.400 apoderados e interventores y medio millar de actos públicos y sectoriales son las herramientas de un renovado PSOE de Almería para frenar un fenómeno bandwagon (subirse al carro ganador) que parece dominar la conducta de los votantes de cara a las elecciones generales. El mensaje será claro y directo, tal y como argumentó Sánchez Teruel en alusión a la gestión del PP: “Si me miro no me gusto, pero si me comparo gano mucho”.