Archivos para el tag ‘Griñán’

De cuotas y críticos

Iván Gómez | 15 de julio de 2011 a las 17:06

LLEGA la hora de la verdad para el PSOE de Almería y casi todos sus hombres y mujeres ya han tomado posiciones. Eso sí, es un partido que siempre tiene sitio para los rezagados de última hora, eternos supervivientes, que se decantarán tan sólo minutos antes de confirmarse el resultado de las votaciones. José Luis Sánchez Teruel, avalado por el propio Pepe Griñán aunque no lo investirá en persona como nuevo secretario general mañana en el Auditorio de la Universidad de Almería, es el elegido por la mayoría de los miembros (y miembras) de la familia socialista almeriense para suceder al Clan de Cuevas, encabezado por Martín Soler y Diego Asensio, quienes después de catorce años al frente del partido han optado por combatir desde la segunda línea como delegados (elegidos por la agrupación de su municipio) en pro del histórico Luis Caparrós.

Era la única forma de devolverle al líder del socialismo andaluz el jaque mate que les endosó poco antes del verano en una jugada maestra que provocó la fuga de la mayoría de miembros de la Ejecutiva Provincial tras un doloroso baile de cargos en la Junta de Andalucía. Sin embargo, la vendetta no llegará a buen puerto. Al menos de momento, porque de nada sirve cortar las hojas dejando que las raíces puedan volver a brotar al primer descuido. Ninguno de los tres aspirantes al liderazgo socialista ha criticado abiertamente la gestión de los ex dirigentes del partido a sabiendas de que la vida da muchas vueltas, sobre todo en política. El vínculo de los candidatos con el Clan de Cuevas resulta evidente, más aún si analizamos las personas que los rodean y les prestan avales, y el próximo año se podría seguir estrechando si el incansable Javier Arenas logra hundir al imperio socialista y cobran fuerza las conspiraciones que ya se empiezan a urdir contra Griñán en algunas provincias andaluzas.

La batalla del nuevo PSOE almeriense, en la que apareció Juan Antonio Segura Vizcaíno casi por sorpresa, se ha centrado en sumar apoyos, en este caso avales, demasiado alejada de los argumentos que esgrimían por la regeneración del partido, la vuelta a sus ideales y principios, a acercarse a la ciudadanía y dar respuesta a la crisis. Las viejas rencillas por las cuotas de representación y futuros cargos han vuelto a soterrar el proceso de reflexión interna. La polémica presencia o ausencia en las listas de la capital de las hermanas Serón, por ejemplo, demuestra que todavía tienen mucho que aprender aquellos que predican una integración que se acaba midiendo solo en cuotas. La política hace extraños compañeros de cama y el PSOE de Almería pasó en días de tener una menguada disidencia a ser un partido de críticos unidos contra un todo, pero sin dar los nombres. De oficialistas a críticos y viceversa. Hasta Diego Asensio se ha sumado en feisbuk al grupo llamado militancia crítica socialista traspasando el sello de oficialista, que lo ha marcado frente al núcleo de guerristas durante más de una década, al candidato del consenso, José Luis Sánchez Teruel.

El ex alcalde de Chirivel y gerente de la Fundación Andalucía Emprende deberá andarse con mucho ojo a la hora de configurar su nuevo equipo una vez proclamado secretario general. No es fácil separar el grano de la paja cuando se quiere sumar, pero en política, como en la vida, no todo vale.  Deberá mantenerse alejado de las presiones de unos y otros, de aquellos que entregan firmas a cambio de cargos orgánicos e institucionales, porque la regeneración del partido no puede gestarse desde el clientelismo tan cuestionado en los últimos años. Su proyecto no debe verse salpicado por los intereses de las diferentes corrientes de la familia socialista para ser sólido y firme ante la sociedad sin deudas partidistas. En sus manos está trabajar por un nuevo PSOE que remonte el vuelo tras los peores resultados de su historia en la provincia o conformarse con dirigir más de lo mismo.