ESCOLARIZACIÓN

Fernando Santiago Muñoz | 6 de marzo de 2010

Curas y monjasEmpieza esa época del año en que probos ciudadanos empiezan a engañar para conseguir que sus niños vayan al colegio religioso de su elección sin que ellos paguen nada, ya paga España. Padres serios y correctos, cumplidores de sus obligaciones, engañan en el padrón, simulan separaciones y no se cortan un dedo porque duele mucho, todo con el objetivo de que sus niños lleven el uniforme de San Felipe, de Las Esclavas o de la Torre Tavira. Eso que ellos hacen , en teoría, por la buena educación de sus hijos es el camino para que al final los niños aprendan a mentir, a engañar, a falsear y a todo tipo de patrañas para conseguir sus objetivos vitales. El primer lugar donde aprende un niño es en el hogar, y si saben que sus padres han cometido todo tipo de fechorías para que vayan a determinado colegio , luego no podemos extrañarnos de ser el país con un 20% de economía sumergida. Ahí empiezan los problemas. Todo para llevar la rebequita azul , el panalón gris o la falda de tablitas. Para que los papás pienesen que sus vástagos son de la élite (¿esta palabra se acentúa en la primera e? Es que yo no he ido a San Felipe, con perdón.

Etiquetas:


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber