Con la venia » Archivo » CENTRO DE RECUPERACIÓN

CENTRO DE RECUPERACIÓN

Fernando Santiago Muñoz | 16 de marzo de 2010

No sé si es buena idea eso de que se instale un Centro de Recuperación de los Cargadores. Es de gañote, artículo primero, cosa que le augura un gran futuro. En cambio, parece que el equipo de fisioterapeutas lo lleva un hombre, asunto negativo. En último lugar me malicio yo que los capillas están más pendientes de otras cosas.

Sí sería de interés un Centro de Recuperación de Ciudadanos Hartos de Semana Santa. Un lugar donde no huela a incienso, no se oigan bandas de cornetas y tambores, no se pise cera, no haya programas de radio cofrade, ni programas de televisión ni páginas de periódicos. Un espacio libre de capillas, un lugar laico , sin mantillas, peinetas, cirios, túnicas (de sarga, de raso o de ruán, si se dice así), de cínculos, de cargadores, de costaleros, de pregoneros, de besamanos, de besapiés, de hermandades, de coferadías, de carreras oficiales. Habría que ponerlo, al menos, entre Loreto y Puntales, por ahora zona libre de capillas. Cualquier día Luis Manuel Rivero funda allí una hermandad para llevar su paso a hombros hasta el centro, que nunca se sabe cuándo nuestros intrépidos capillas nos acechan. Entre los pregoneros incluimos al Guaperas (sí, sí, me confieso, fui a oírle su pregón a la Virgen de la Palma: uno tiene que estar informado. También fui al de Emilio Lóez y al de Manzorro). Creo que el Pérez presenta un concierto de marchas procesionales. Eso es peor que una ópera. Qué horror. Horas de esa música triste . Sorprendente. El Guaperas hasta sabe diferenciar una música de otra. A mí me parecen todas iguales. Yo he visto al Guaperas codo con codo con Arsenio Cordero, en el palco de Canal Sur de Palillero, debatiendo sobre marchas procesionales. Aunque ustedes no se lo crean Arsenio es más capilla que su párroco, Marco Antonio Huelga, que tiene un apellido desaprovechado.

Etiquetas: ,


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber