TOCAR MADERA

Fernando Santiago Muñoz | 4 de junio de 2010

NavantiaTodavía no se sabe con certeza cómo van a afectar a la provincia los recortes en inversiones. Eso que los políticos llaman reprogramar. ¿Se ralentizará la obra del nuevo Puente? ¿se retrasará la lelgada del AVE? ¿afectará al tranvía? A lo que se ve en el Ministerio de Fomento y en la Junta están en los detalles para que la solución no caíga como una bomba.

Ya sabemos que Dragados no cobra con regularidad. Y sabemos también que Navantia va a tener que buscarse otros clientes, que la Armada no está para fiestas. Malos tiempos para la lírica.

El nuevo edificio de la subdelegación dicen que empezará la obra dentro de dos años. Dios proveerá.

Etiquetas: ,


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber