Con la venia » Archivo » Cristianismo e Islam

Cristianismo e Islam

Fernando Santiago Muñoz | 2 de junio de 2011

Día: Viernes, 3 de Junio
Hora: 20.00 h.
Lugar: Asociación de la Prensa
C/ Ancha, 6
***
Intervienen:
Jesús Peláez, Editor
Antonio Ruiz Castellanos, Profesor
Juan José Sánchez Sandoval, Profesor

***

CRISTIANISMO E ISLAM Hermenéutica de la Biblia y el Corán

libro escrito escrito con la colaboración de Juan José Tamayo-Acosta, Andrés Torres Queiruga, Julio Trebolle Barrera,  Mustapha Hanafi y Juan José Sánchez Sandoval.

La cultura occidental y la cultura árabe, cristianos y musulmanes, compartimos muchas cosas: el monoteísmo, la tradición helénica, la filosofía, la mística, el arte, la técnica y las ciencias, pero sobre todo, un mismo método de interpretación de los textos sagrados, de la Biblia y del Corán: la hermenéutica. La hermenéutica (iytihad) es una tradición islámica en Teología y en Derecho. Pero es también una disciplina del Midrash judío: la Halakha y el Fiqh. Y el Nuevo Testamento no deja de ser también una hermenéutica del Antiguo.

Tras las revoluciones democráticas que están ocurriendo en el Mundo Árabe: su lucha contra la dictadura, las manifestaciones pacíficas de musulmanes y cristianos juntos, ha quedado claro que todos compartimos los mismos ideales de libertad, democracia, igualdad, derechos humanos, sin renunciar cada uno a su identidad.

La imagen del musulmán se nos ha enriquecido: creíamos que por culpa de la religión tenían que ser forzosamente fundamentalistas. Era una imagen unidimensional. El fundamentalismo desde luego puede darse en todas las religiones: cristiana (integrismo norteamericano y de otras áreas), judía (sionismo) y fundamentalismo islámico. El fundamentalista cree que no hay más interpretación que una, la lectura literal de la Biblia o del Corán, sin que medie el estudio del contexto histórico, ni de la semántica, ni de la simbología retórica ni de la crítica textual. Las repercusiones de esa actitud son tremendas. El dogmatismo de sentirse en la posesión de la verdad. El cierre ante la modernidad, ante los derechos humanos, la libertad de conciencia, la emancipación de la mujer, la tolerancia, el estado de derecho. El cierre ante la ciencia y el futuro. Pues bien, precisamente el antídoto contra el fundamentalismo es la Hermenéutica de los textos sagrados (la Biblia y el Corán).

Contra la identificación de religión y fundamentalismo advierte Paul Schnitter: “no basta con que los creyentes religiosos lamenten este hecho como un abuso de su fe; deben mostrar activamente que la religión debería y puede ser un instrumento de paz […] No sólo necesitamos movimientos de paz religiosos; necesitamos movimientos de paz interreligiosos”.

Cada día es más necesario el conocimiento mutuo y el diálogo interreligioso cristiano-musulmán. La falta de tradición de los estudios de Historia de las religiones, ha hecho que el Islam sea poco y mal conocido en España. Es urgente su difusión, ya que viven en España actualmente un millón de personas de religión musulmana. Pero al mismo tiempo en diálogo con el Islam aprenderemos mucho sobre la religión cristiana.

La Declaración de principios sobre la tolerancia de la UNESCO define la tolerancia como “respeto, aceptación y aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro tiempo… la armonía en la diferencia” (art. 1.)

Si escuchamos a las personas de otra religión y los respetamos, seguramente reconoceremos muchas verdades de nuestra propia religión que ya habíamos olvidado: lo absoluto, el Dios padre, la solidaridad humana, el destino… Ernst Troeltsch escribió que el encuentro entre diversas religiosidades producía una “fecundación recíproca”. Aprenderemos unos de otros. No hay necesidad de defender la creencia que cada cual sienta: no hay necesidad de apologética. Tampoco el diálogo entre religiones pretende crear un sincretismo religioso al estilo de Emerson o de Toynbee.

Aun a pesar de ser éste un pequeño libro, hemos intentado aplicar la Hermenéutica a distintos aspectos religiosos comunes a las dos culturas, la cristiana y la islámica: el aspecto exegético, el teológico, el místico, el jurídico y el socio-político. 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber