Guerras púnicas

Fernando Santiago Muñoz | 1 de febrero de 2012

La guerra interna en el PSOE es cada vez más cruenta. Siempre he tenido la sensación de que Rubalcaba, con lo conspirador que es, tenía bien amarrado ser el nuevo secretario general del PSOE pero se dice por Madrid que Carmen Chacón tiene ahora mayoría de delegados en el Congreso. Veremos. Todavía está por ver qué cosas diferentes defienden cada uno, aparte de competir en atacar al PP y en defender la gestión del gobierno socialista de Andalucía. Es casi como el duelo Almunia-Borrel décadas después y esta vez con el único voto de los delegados. La historia se repite, una vez como tragedia y otra como farsa casi como dijo el viejo Carlos Marx.

Por si fuera poco, el duelo se traslada por las diferentes organizaciones socialistas y sirve para afilar cuchillos y fijar posiciones de cara a los congresos regionales , provinciales y locales. Si en Chiclana la mayoría se volvió pizarrista y le presentaron una lista alternativa, en Sanlúcar Paco Cabaña consiguió para sus filas a la concejala María José Valencia. Ayer circularon todo tipo de comentarios sobre el cese de esta última  por la alcaldesa Irene García, lideresa del sector crítico(renovador, griñanista). El cabañismo decía que era un ajuste de cuentas, el griñanismo que se trataba de un reajuste por la próxima baja maternal de Irene García. Esto va a ser como la batalla de Stalingrado, casa a casa.

Mientras tanto, snif snif, Marta Meléndez sigue llorando porque la señorita no le deja jugar.Se me parte el corazón.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber