Moscoso

Fernando Santiago Muñoz | 1 de febrero de 2012

Decía Lorenzo Silva “para tener la boca grande hay que tener el culo limpio” y Alfonso Moscoso debería haber dimitido de alcalde y de diputado provincial tras el incidente conduciendo bebido. Ahora es complicado que quiera dar lecciones a nadie y menos por el proceso de selección del gerente de Tugasa. No entro en el fondo del asunto. Es probable que el gerente anterior, que fue seleccionado también en un proceso abierto, pudiera haber seguido en el puesto ya que no tenía la más mínima connotación política. Pero desde luego es complicado que siga en política una persona condenada por conducir bebido. El concejal de San Roque del PSOE  que se vio en una situación similar,Carlos Bezares dimitió. Paradojas.

Etiquetas:


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber