Terremoto

Fernando Santiago Muñoz | 12 de febrero de 2012

Pues a un mes y medio de las elecciones el PSOE estalla . En Sevilla ha dimitido José Antonio Viera, el secretario provincial. En Cádiz el sector griñanista ha abandonado la reunión del comité provincial. Al parecer había un acuerdo para que fueran entre los seis primeros puestos  Paco Menacho, Manuel Jiménez Barrios e Isable Armario , forjado en una reunión con el propio Griñán. En el último momento la mayoría cabañista ha vetado a Jiménez Barrios, lo que ha provocado la espantá del sector crítico. Pero han ocurrido situaciones similares en Córdoba, Almería, Málaga y el espectáculo sevillano. El PSOE se está esforzando como nadie para perder las elecciones.

Paco Cabaña, con su gracejo habitual(¿y si lo fichara Canal Sur en lugar de Manu Sánchez?) utiliza la terminología guerrera de ganadores y perdedores y el gracejo natural para justificar la situación. El hecho es que el PSOE está roto y que, como dice Antonio Sanz con razón, a Pizarro le costaría votar a Griñán más que a él mismo. La lista gaditana queda así: 1.Luis Pizarro, 2.Rocío Arrabal 3.Ismael Vaca 4.María Colón 5.Carlos García Caballero 6.Raquel Arenal 7. José Luis Calvilo 8.Africa Becerra 9.Arsenio Cordero 10-María José Valencia 11Pascual Collado 12.Rocío Andrades 13. Daniel García clavijo 14.Juani Castillo 15.Antonio Cabrera.

Complicado que esta lista pueda ser alterada en el Comité Director del PSOE en Sevilla , salvo que Griñán quiera romper por completo el PSOE después de lo que ha pasado en Córdoba, Málaga, Sevilla y Almería.

La lista se aprobó por aclamación. Dicen que haberse hecho público el acuerdo entre Griñán y el cabañismo es lo que ha impedido el acuerdo. Perder es una cuestión de método.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber