El teatro de la política

Fernando Santiago Muñoz | 3 de marzo de 2012

La política tiene un alto componente dramático. Los políticos cuando parece que se pelean no lo hacen en realidad y cuando parece que se quieren en realidad se querrían matar. Por si fuera poco ya se sabe que no hay mayores odios que los que se producen dentro de un mismo partido. Escuchar a Paco Cabaña los elogios a Griñán y ese sentido homenaje es para tirarse al suelo. De la risa.

Los políticos hablan de la importancia del simbolismo en democracia. En realidad es puro teatro, una farsa.

Etiquetas: ,


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber