And the Oscar goes to…

Fernando Santiago Muñoz | 24 de marzo de 2012

Apurando las últimas maldades de la campaña. El Mundo le pega un último arreón a Luis Pizarro, en esta ocasión utilizando a su hijo mayor, arquitecto de profesión sin ningún vínculo con la administración. La descalificación de peso, al parecer, es que el estudio donde trabaja Luis Pizarro Ruiz le ha diseñado el chalet al delegado de Obras Públicas de Cádiz, lo que debe ser un delito horrorosísimo. Un escándalo. Por si fuera poco , uno de los socios del estudio trabajó una vez, tiempo ha, en la Oficina de Rehabilitación. Tremendo. Leña al mono hasta que hable inglés. Estos de El Mundo cuando se ponen, se ponen. A Roma por tó. Da igual que sea verdad o que sea mentira. Apurando las últimas gotas de veneno que mañana hay que votar.

Otra de campaña: ayer participó Willy Meyer (repito, pronúnciese Bily y no Güili, que su padre era alemán) en una conferencia de prensa de cierre de campaña. No sabemos si Willy ha tenido tiempo para ir a Barbate a explicar su voto contra la prórroga del Tratado de Pesca con Marruecos.

Me encantan los políticos en campaña porque hay muchas frases intercambiable: todos han dicho “nosotros hemos hecho propuestas y nuestros adversarios insultos”. Todos sin excepción. También todos :”nos jugamos mucho el día 25,el futuro de Andalucía”. Y uno tiene la sensación de que tampoco es para tanto. Que sí, que hay diferencias, pero la cosa no es a vida o muerte. Arenas es el rey de las metáforas: en San Fernando dijo “hemos recibido una lluvia de insultos, de insultos, de insultos. Y hemos respondido con una catarata de propuestas, de propuestas, de propuestas”.

¿No da un poquito de pena ver a cinco o seis de UPyD como foto de final de campaña? Entran ganas de votarles de pocos que son.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber