Inversión española

Fernando Santiago Muñoz | 25 de mayo de 2012

Etiquetas: , ,

  • obisposaliente

    Anda yaaaaa….

  • AngelGC

    Con el debido respeto a las opiniones ideológicas y religiosas de cada cual, no termino de comprender la fijación en este país por la crítica permanente a la Iglesia Católica cuando existen otras entidades que se benefician lo mismo o más aún con los mismos impuestos que pagamos todos los españoles. Un par de ejemplos: partidos políticos a los que no estoy afiliado y sindicatos a los que tampoco estoy afiliado. ¿Nadie plantea que los partidos políticos y sindicatos en los que no estoy afiliado reciben bastante más que la Iglesia y que la Ciencia? Pero eso no parece “políticamente correcto”. Lo “modelno” es “leña al mono a la Iglesia” pero sin mirar al lado no vaya a ser que alguien sume y se de cuenta del timo general….Soy católico y no estoy de acuerdo con el Concordato, que conste. Pero escuchar siempre la crítica al mismo ya me suena cansino y es una pantalla de humo… Tampoco me gusta que dinero de mis impuestos sirvan para subvencionar equipos de fútbol o perdonar deudas de la SS… Pero eso no es tan “grave”, parece (me temo que me va a caer la del pulpo….) Gracias por dejarme ejercer mi libertad de expresión. En eso siempre estoy de acuerdo con Usted (el 50% de los días disiento pero le leo libremente, nadie me obliga y reflexiono con Ud.). Un placer su blog.

  • Fernando Santiago Muñoz

    AngelGC: pues por lo que a mí respecta que le den dinero a Caritas pero no a la Iglesia. Que le den dinero a las ONG pero no a los partidos ni a los sindicatos. Y por supuesto, nada de dinero a los clubes.

  • obisposaliente

    Hombre Fernando, Cáritas es la institución creada por la Iglesia encargada de la acción socio-caritativa que emana del Evangelio. El dinero para estos fines es para Cáritas, que es quien lo gestiona en sus distintos niveles, nacional, diocesana, arciprestal o parroquial, a través de la Iglesia. Y la transparencia en las cuentas es total.

  • Sinsentido

    Que la iglesia hace cosas buenas, nadie que esté en el día a día y tenga un poquito de sentido común, lo niega, Lo que a mi entender pasa, es que en la imaginación de muchos españoles, la iglesia es compañera de camino de muchas organizaciones que en el pasado y presente, y me temo, que en el futuro, han jugado, y juegan, con los sentimientos, miedos y temores de muchas personas, a los más viejos, les recuerda al cardenal Goma, Herrera Oria y otros que paseaban al dictador bajo palio y le vendieron/cambiaron la santidad y su verdad para su causa, y a muchos jóvenes, les asusta Rouco, su sobrinito, etc., porque en la iglesia, como en toda organización jerarquizada, cerrada y totalitaria que se precie, también valen lo de los sobrinos, hijos secretos y allegados varios. Aparte de pederastas, homexuales y otras desviaciones, que si en la laicidad, no son más que situaciones normales en los seres humanos, en esa organización, es contra natura Per se. Al declararse oficialmente célibes, honrados y decentes, y más, cuando desde su pretendida condición de oficiantes/vigilantes de la moralidad y buenas costumbres de los demás, deberían ser ejemplo de lo que predican y no de lo contrario. Con lo que al final, lo tenemos que comparar con los jueces que deberían mirar por la ley, y son los primeros que la incumplen, a al menos, las separan y aplican, segun el poder de a quien le toque recibirla. O los políticos, que se presentan jurando defendernos y sacarnos adelante y se lo llevan y nos hunden en la miseria,
    Nada tiene que ver esa iglesia montaraz, represiva, seguidora de lo cavernícola y rancio, con la que se sacrifica en misiones, apoya movimientos obreros, pobres y abandonados de la fortuna por diferentes circunstancias.
    Ni Añoveros, ni Tarancón, por poner un ejemplo de una iglesia cristiana, pero abierta a la sociedad y a los nuevos tiempos, eran de la madera de sus coetáneos, igual que los tradicionalistas curitas cerriles del Opus, legionarios y similares, no se parecen, yo diría, que a veces, parecen hasta de otro credo, de los que pasan hambre y miserias con sus vecinos.
    Veréis a párrocos, implicados en los problemas actuales de la sociedad, no veréis al sobrino de Rouco compadecerse de nadie, en todo caso, reñirá a los que lo hacen.
    No es propio de estos tiempos, ser católico por decreto, o por cojones, como decimos algunos.
    En el resto estoy totalmente de acuerdo con Fernando, Más trabajar y cumnplir con el fin al que se representa, y menos liberados, figurantes, engañabobos y subvenciones.

  • obisposaliente

    Pues mira por donde un “Sinsentido” dice algo con sentido. El problema es el de siempre, no todos los políticos son unos sinverguenzas, existen sindicalistas honrados y jueces que imparten justicia verdadera, así como la mayoría de los curas y fieles a la I.C. procuran ser testigos de Cristo en la tierra.La cuestión es que el que saca los pies del tiesto es el que sale en la foto, no al contrario.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Sinsentido: a mí no me parece mal que el Estado ayude a Cáritas, igual que a otras ONG. Lo que me parece mal es que ayude a la Iglesia. Esta que la sostengan los fieles, si son capaces.

  • obisposaliente

    Y a los sindicatos y partidos políticos que los sostengan sus afiliados, si son capaces.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Obispo: por supuesto, con prohibición expresa de donaciones por parte de empresas y con un límite de las donaciones para evitar que sean “comprados” y luego legislen a favor del donante.

  • Sinsentido

    Fernando, Obispo, a mi no me parece mal que el estado (que somos todos, y a veces, parece que nos olvidamos, debido al asqueroso clientelismo que las castas dirigentes han instituido, y que nos acerca más a unos o a otros, pero siempre, debemos recordar, que lo que estos sinvergüenzas de cuello blanco reparten es nuestro, y no de ellos), ayude a quien lo necesita, Caritas, ONG, instituciones de ayuda a mujeres, desamparados por los motivos que sean y que en la época que nos ha tocado sufrir, con cientos de miles y por muy diversos motivos.
    Esa en una acción que se parece mucho a la que predica y no practica nuestra por decreto santa madre.
    A mi lo que me jode, y me tiene todo el día revuelto, es la poca vergüenza de los que en función del sitio y cargo, lo hayan adquirido de la manera que sea, se dedican a protegerse ellos y a los que consideran afines.
    Hoy clamaba, que no decía, Juan José Millás, el sinvergüenza de Divar, y lo estaban escuchando millones de personas, a donde vamos a llegar, donde están los derechos y los deberes de los españoles, cuando se puede decir en una radio, en este caso, o en diarios, blogs, salones y casapuertas , etc. Sinvergüenza al Presidente del Poder Judicial, y no pasa nada. Porque no puede pasar, porque el tipo lo es, y ni tiene vergüenza el con no dimitir, ni la tienen el resto de miembros de ese consejo por permitirlo, en manos de quien estamos. Hasta donde vamos a llegar para que esta banda termine sus fechorías.
    Aquí en esta ciudad, hablamos de Romaní, Cabañas, Pizarro, Perales, el gran Gorgue y sus teles, el excalcalde de San Fernando, concejales importados que vienen a representar y defender los intereses de los ciudadanos de Cádiz, y no conocen ni las calles, y esto es verídico, o concejales borrachos que amenazan con el usted no sabe quien soy yo, etc.
    Han desarrollado un caparazón y un ande yo caliente y ríase la gente, que más me río yo. Dan vergüenza sus posturas y sus escenografías, no tienen dignidad ni la quieren tener, son unos vendidos al que los pone en el sitio, favoreciendo su vida y la de sus familiares.
    Este país se ha convertido en esa película de coge el dinero y corre. Jueces, políticos, banqueros, empresarios, la casa real, y dirigentes varios se dedican sin ningún pudor a llevárselo todo, a descapitalizar la sociedad, y ni el dinero en los bancos está seguro, las ideas, por supuesto se han perdido y se dedican a taparse y justificarse unos a otros, con burdas mentiras, leyes Ad hoc, justificaciones borrosas y falsas, lo que digo hoy, es lo contrario mañana, y nadie da explicaciones, y lo que es aún peor, nadie las pide con la suficiente fuerza. Si se protesta, salen enseguida los mafiosos de turno acusándote de perros flautas, ilegales, okupas, o lo que toque. Se tapan las mierdas con conflictos inventados o provocados, los himnos, las aguas del peñón y ahora en Cádiz, y después de lo de Valcárcel, que tanto dio que hablar en este blog, la nueva ocupación de una casa palacio intervenida por un banco. Y así vamos, espero que muchos de los que defienden tal iniquidad, lo paguen con sus haciendas, el sufrimiento de los suyos y la negrura de sus conciencias.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber