Se abrieron los montes y parieron un ratón

Fernando Santiago Muñoz | 12 de abril de 2014

Tal y como aquí mismo habíamos pronosticado, la crisis de gobierno en la Junta de Andalucía se quedó en nada. Sobre todo por las cesiones llevadas a cabo por el PSOE. Había mucho en juego: muchos políticos cuyos puestos de trabajo dependían del acuerdo entre los dos partidos. Así que al final se alcanzó un acuerdo: la presidenta devuelve la competencias de vivienda, se estudiarán ocho casos de emergencia social y pelillos a la mar. Si de los más de 20 casos había ocho  que cumplían la ley, no hacía falta tanto ruido. Si no había ni uno solo, para qué este acuerdo, habría que mantener la postura de la presidenta a toda costa.  No sé muy bien  el sentido de toda esta demostración de autoridad cuando al final Susana Díaz le ha dado la razón a Izquierda Unida después de tanta soflama y tanto engolamiento. Un puñetazo encima de la mesa y una huida posterior. Firmeza de hojalata.Estos políticos son tela de raros, viven ajenos al mundo. Supongo que después de esta crisis el buen clima de diálogo que empezaron Valderas y Griñán se habrá roto . No creo que en adelante Maíllo y Díaz  tengan esa relación.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber