Muy interesante Carlos Mármol

Fernando Santiago Muñoz | 14 de junio de 2018

EL golpe de efecto de Pedro Sánchez, aquel candidato que iba a las agrupaciones indígenas del partido con una mochila vacía en la última gran guerra civil socialista, ha dejado muy descolocados a los susánidas, que ven a su último enemigo íntimo alcanzar la cumbre y contemplan cómo incluye a astronautas en un Ejecutivo que, pese a las buenas sensaciones, todavía debe demostrar su valía. Todo lo contrario a la lógica (absolutista) que rige en la República Meridional, donde los sucesivos gobiernos de Su Peronísima provocan el mismo entusiasmo que un grillo mojado. La gran diferencia entre los embajadores de Moncloa y los del Quirinale es que los primeros no sabemos aún si serán buenos; los segundos, en cambio, conocemos con certeza que no son los mejores.

No sólo porque profesen disciplina obligada a una organización que gobierna la autonomía como un cortijo. Se debe al modelo de mando: en un equipo político presidido por Ella, el primer mandamiento -de hecho, no hay más- es no hacer sombra a la Querida Presidenta, siempre temerosa del talento ajeno. No se puede decir que sea una novedad: desde sus tiempos como concejal en Sevilla, pasando por su etapa en el PSOE sevillano, las huestes susánidas nunca se han caracterizado ni por su perfil profesional -su oficio es la adoración, no la dedicación- ni por su capacidad intelectual. Estas dos virtudes invalidarían a cualquiera para estar al lado de la Reina de la Marisma.

La salida de Montero, que algunos interpretan como un gesto de distensión, estaba cantada desde que Díaz descubrió en la nueva ministra de Hacienda, madre de los recortes en los servicios públicos y gran hacedora del desastre sanitario andaluz, a una rival potencial. No es que Su Peronísima la deje ir. Es que Montero sale huyendo a pesar de que en Madrid tendrá que comerse su discurso sobre la financiación autonómica o subir los impuestos. Lo más probable es la segunda opción, así que ya veremos si la alegría feminista dura cuando suban el IRPF y el IVA al personal para seguir alimentando la red clientelar.

La Reina, tras el vídeo de bienvenida a Sánchez -todavía le cuesta decir el nombre del presidente, quizás por aquella frase de «este chico no vale, pero nos vale»-, no ha abierto la boca. Debe estar masticando el triunfo de algunas de sus bestias negras. La primera, Carmen Calvo, que se hizo famosa por aquella sentencia de que el dinero público no es de nadie, y que últimamente usa el verbo timonear -en lugar de conducir, liderar o impulsar- como si no hubiera mañana. El segundo, Luis Planas, su rival en aquellas lejanas primarias a la búlgara. Veremos qué tal le sienta cuando nombren delegado del Gobierno en Andalucía a cierto líder del comando Salazar y se visualicen las dos sensibilidades que cohabitan (malamente) en un PSOE que Ella domina pero en el que su hegemonía ya no será tal si el sanchismo arraiga.

La Reina parece atrapada por su pasado -el golpe de Estado de Ferraz, la abstención en favor de Rajoy, el fracaso en las primarias- y tiene condicionado el futuro, porque ni va a enmendar los presupuestos del PP ni tiene garantizado el apoyo indefinido del AdelantadoMarín (Cs). El viraje a la izquierda, que era el plan alternativo, será doloroso si cuaja la confluencia entre la VioletaRodríguez y el ArgonautaMaíllo, partidarios de crear un minifundio a medias. Aunque quien lo tiene más negro es el Aspirante Moreno (Bonilla), que no sólo se ha quedado sin padrino (Rajoy), sino que sabe que los cospedalistas intentarán moverle la silla, aunque sea un taburete en vez de un trono. Como no lo socorra Arenas, lo veremos tan melancólico como la Querida Presidenta, esperando el dictamen judicial de los ERE, en un San Telmo tan grande y vacío como las aspiraciones marchitadas por el destino.

  • Joselete

    En España el PP tiene una legión de votantes que no baja de 7 u 8 millones, pase lo que pase. Ahí están las encuestas realizadas después de la sentencia gürteliana y de la moción de censura. Esos votantes (el 21%) prefieren votar PP antes que a la izquierda, perdonándoles TODO.
    En Andalucía ocurre lo mismo con el PSOE porque esa masa fiel de votantes tiene pánico a que gobierne la derecha. Después de las dimisiones de Chaves y Griñan, tampovo se redujo significativamente la legion de votantes de su partido. Desgraciadamente, aquel que pregonaba “Llamadme Juanma” no creo que sea alternativa a nada y menos ahora que, como bien ha señalado el articulista, ha perdido en el camino a su padrino Mariano arrastrado por la marea de corrupción en su partido.

  • Uantuzri

    En el primer caso quizás sea porque prefieren que les robe un poco la derecha a que la izquierda les arruine del todo.
    En el segundo por la tupida red de clientelismo que el Pose ha creado en Andalucía durante sus cuarenta años de caudillato.

  • Joselete

    Quien te roba es el que te arruina.

  • Uantuzri

    No, Joselete.
    Algunos militantes del PP están en la cárcel por cobrar comisiones a empresarios ricos, mientras que algunos cargos públicos de otro partido están siendo juzgados por quedarse con el dinero de los parados andaluces.
    Pero yo no me refiero a eso sino a la mala gestión y al dispendio de gasto público que nos ha arruinado siempre que han gobernado, porque creen, y dijo Carmen Calvo actual Vicepresidenta, que el dinero público no es de nadie.
    Y lo aplican a rajatabla, es muy fácil ser popular regalando el dinero, lo duro e impopular es tomar las medidas correctoras para reponer la caja esquilmada por unos irresponsables.
    Prefiero un ladrón a un tonto, el ladrón sabes que te puede robar y lo vigilas.
    El tonto no sabes tú por donde te va a salir.

  • Joselete

    Pues el PP lleva sin vigilar a sus ladrones (desde militantes a ministros, vicepresidentes y presidentes de Comunidades Autónomas) desde 1989. Han esquilmado las arcas públicas durante 30 años. Era una forma de gobernar (esto para mí y los amiguetes y esto para el partido). Yo prefiero a tres tontos antes que a un ladrón

  • Uantuzri

    Normal, cada uno mira por los suyos. :)

  • Ozé Luí

    :) :)


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber