Fiestas con dinero público. Fernando Villén y la FAFFE en El Mundo

Fernando Santiago Muñoz | 10 de julio de 2018

12033071_740286929414759_141637532467585125_n

La fiesta en el prostíbulo Don Angelo se prolongó entre 20.57 del día 22 de marzo de 2010 y las 2.43 horas del 23 de marzo

Se hicieron quince cargos con la tarjeta de crédito del director de la fundación, Fernando Villén de entre 310 y 1.490 euros

Tarjeta ‘black’ y prostíbulos del jefe de los cursos para parados de la Junta

Así gastaba el dinero público la Faffe: más de tres millones de euros en hoteles, viajes y clubes de lujo

La tarjeta black del jefe de la fundación de la Junta para formar a parados se usó quince veces en apenas unas horas en el club de alterne Don Angelo de Sevilla, en concreto entre las 20.57 horas del 22 de marzo de 2010 y las 2.43 horas del día siguiente. Se hicieron cargos de entre 310 y 1.490 euros en una juerga monumental que acabó costando 14.737 euros y que se costeó en ese momento con los fondos públicos con los que se financiaba la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo, la Faffe, una entidad hoy disuelta pero que funcionó como una auténtica agencia de colocación para familiares y militantes del PSOE andaluz y cuya gestión investiga el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla.

Los números de aquella juerga vienen reflejados en la documentación que hace sólo unas semanas ha enviado la Junta de Andalucía al juzgado después de reiteradas peticiones de la juez María Núñez Bolaños a instancias de los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Los extractos bancarios evidencian el uso irregular del dinero público que manejaba la Faffe -que llegó a gestionar hasta 300 millones- y cómo su máximo responsable hacía un uso discrecional de las tarjetas de crédito que tenía a su disposición.

 

En lo que se refiere a la fiesta en el prostíbulo sevillano, la documentación pone de relieve, además, una curiosa coincidencia de fechas y horas. Los pagos con la tarjeta black de Villén en Don Angelo comenzaron apenas unas horas después de que el entonces presidente de la Junta, José Antonio Griñán, -juzgado estos días por los ERE- llevase a cabo una remodelación de su gobierno del que salió, entre otros, el consejero de Empleo del que dependía la Faffe, Antonio Fernández, también en el banquillo por los ERE desde diciembre.

Los ceses y los relevos que Griñán decidió forzado por el estallido del escándalo de los ERE se conocieron a última hora de la mañana de aquel 22 de marzo de 2010 y la juerga se prolongó hasta el día antes de la toma de posesión de los nuevos consejeros, el 24 de marzo.

La coincidencia la ha puesto de relieve este lunes la secretaria general del PP andauz, Dolores López, tras desvelar los importes cargados a la black de Villén que la Junta ha entregado en el juzgado. Para la número dos de los populares andaluces, “no es casual” que la juerga que pagó Villén en el Don Angelo se produjese precisamente en esa fecha.

Como tampoco lo es el hecho de que, tres días más tarde, el 25 de marzo, alguien de la Faffe acudiese al club de alterne a anular los quince cargos que había hecho el director de la fundación pública con su tarjeta. Se anularon uno a uno en una operativa que se prolongó trece minutos, entre las 21.30 y las 21.43 horas, de acuerdo con los extractos bancarios en poder de este periódico.

Estos extractos permiten hacerse una idea de cómo se desarrolló la juerga en el club de alterne y cómo la diversión, y el gasto, fueron in crescendo a medida que transcurrían las horas. De hecho, los primeros cargos fueron de 562 y 580 euros y al final de la noche eran de 1.490 y 1.040 euros.

Todos estos datos llegaron al Juzgado de Instrucción 6 el pasado 4 de junio, un mes después de que tanto los dirigentes del PSOE andaluz como el consejero de Empleo y la propia presidenta, Susana Díaz, aseguraran en el Parlamento que se había remitido al juzgado toda la información sobre las black, cuya existencia previamente habían negado de forma tajante.

Por ello, López ha acusado a Javier Carnero y a Susana Díaz y Mario Jiménez -portavoz parlamentario del PSOE- de haber mentido.

Las tarjetas black de las que disponían algunos directivos y que el director gerente usó para pagar en un conocido prostíbulo de Sevilla son sólo uno de los mil y un desmadres de una entidad que llegó a gestionar 300 millones procedentes de los impuestos de los andaluces y que, en buena medida, acabaron perdiéndose en los desagües del nepotismo y de un “sistema paralelo”, en palabras de la UCO, por el que el gobierno andaluz se saltaba cualquier tipo de control y legalidad en materia de contratos para repartir éstos y el dinero aparejado a su antojo.

De los seis tomos de sumario que acumula ya la causa que investiga el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla se puede concluir que la Faffe sirvió a los intereses, por un lado, del PSOE andaluz y de la Consejería de Empleo de la que dependía y, por otro lado, de sus propios mandos, empezando por Villén y su número dos, Joaquín Morales, que enchufaron en la fundación a esposas, hermanos, sobrinos y cuñados y que, además, se aprovecharon de la laxitud -más bien ausencia- de control para contratar todo tipo de servicios con empresarios cercanos. Tan cercanos como que eran parientes o antiguos compañeros de trabajo.

  • Pepe Cabrales

    Gentuza.

  • Gustavo

    El primero de foto por la izquierda ¿Luis Ben?: “Gestor Cultural, servidor público y militante socialista. Amante de la poesía y la literatura, algo de la música hasta Stravinski y mucho de la América que habla nuestra lengua mucho mejor que nosotros. Trata de sobrevivir en este mundo líquido”.
    Me quedo con la última frase…
    http://www.eltercerpuente.com/publican/

  • Robert

    Lo peor de todo esto para mi es que una vez que se conocen los desmanes por la derecha, por la izquierda, por arriba y por abajo, de desangrar sistemática y calculadamente un país hasta hacerlo empobrecer, no pasa absolutamente nada. Sigue todo igual: ha prescrito, no hay pruebas, se anula la causa, se archiva el caso, etc. De devolver el dinero público robado, ni un duro y si alguno va a pisar la cárcel es en centros tipo parador nacional o incluso, en el colmo del disparate, en un centro elegido y exclusivo (reabierto ad hoc) como “el duque empalmado”. Y el dinero guardadito esperando a que salgan. Yo puedo estar equivocado y lo admito pero sigo pensando que estos mangazos con el actual marco legal tienen un efecto llamada a que se continue mangando.

  • Tony

    Esa foto en que momento se hace y dónde. A ver si no va ha tener nada que ver.

  • anganga

    ¡Si el llamado “Museo de Cera 2″ hablara de las grandes cajas con ocasión de Fitur!

  • Vecino

    ¿Y despues de esto,como pueden subir a un estrado del parlamento y acusar a otro partido de corrupto? y ¿como se puede hacer una moción de censura para limpiar de corruptelas a este país?. Qué desfachatéz más asquerosa.

  • Pepe Cabrales

    Vecino: Están dejando en pañales a Berlanga, no le parece a usted? (y mira que el hombre tenía una imaginación portentosa para rodar situaciones surrealistas y esperpénticas).

  • Joselete

    En casos de corrupción, malversación, mangoneo, etc., lo tengo claro. Primero: que devuelvan lo robado; segundo: que paguen con su patrimonio y la cárcel el daño causado y tercero: inhabilitarlos de por vida para desempeñar un cargo público ni tocar o administrar un euro público. Por supuesto, sean del partido, sindicato, empresa o colectivo que sea.

  • Un tal Iván

    ¿A qué viene en este artículo la foto de los ilustres Ben, Bouza y Peralta en plena celebración etílica? No es que sean santo de mi devoción pero lo único que tienen que ver es que son del PSOE.

  • Ozé Luí

    Podría firmar cualquiera de los 5 últimos comentarios

  • Gustavo
  • Tirio

    Al menos el dinero se gastó en una buena causa.

  • Andoni

    Tirio, o en unos buenos polvos….

  • Cleptocracia frente a Meritocracia

    “Un tal Ivan”. ¿Duda vd o finge dudar el vinculo? ¿Desconoce que 2 hermanas de José Luis Ben, una esposa y otra cuñada de Villén han sido las empleadas mejor pagadas de FAFFE como gerentes territoriales antes durante y después del uso del prostíbulo con la tarjeta black de Fernando Villén? ¿Y que Pepe Bouza era el Delegado Provincial en Cádiz de la Consejería para la cual fue creada la FAFFE como casa de palanganeros de estos y otros peores enjuagues, para los que Peralta era ya una legendaria referencia internacional ,ejerciendo siempre de enjuagador y palanganero modelo ?

  • Cleptocracia frente a Meritocracia

    El New York Times define a Pepe Bouza tras entrevistarle, el 21 de Febrero del 2010, como una especie de hombre para todo del Consejero y Viceconsejero de Empleo en Cádiz, ya que se declara vinculado como responsable político en el esfuezo del gobierno socialista para cumplir el encargo de convertir a Cádiz en el Silicon Valley mundial de la energía renovable, y que lo lograra destinando el 75% de los fondos europeos de formación exclusivamente a dicho fin (no se sabe si esa actividad fue subcontratada a FAFFE)

    Bouza spoke of the region as a centerpiece in the government’s plan to turn Spain into a hub for renewable energy projects. “This will be the Silicon Valley of renewable energy,” he said.Silicon Valley of renewable energy,” he said.

    He added that 75 cents of every euro the region spends on unemployment is for courses to help train the workforce for its future in renewable energy.

    https://www.nytimes.com/2010/02/22/world/europe/22cadiz.html

  • elviolinistaeneltejado

    Cleptocracia, no te inventes datos, Luis Ben tan sólo tiene un hermano.

  • Alba Molina
  • Alba Molina

    Ben es probablemente el apellido más extendido en la Bahía de Cádiz, pero tb, es mala suerte que Luis Ben se fotografíe con el alma cándida de Fernando Villén, sin tener nada que ver con él.


    El mismo hermano del director gerente, Manuel Villén, encabeza la lista de enchufados de la Faffe. En el organigrama aparecía como director de Actividad, lo que en la práctica suponía que era el número tres de la entidad. Concepción Ben, la mujer de Fernando, estaba igualmente en nómina de la fundación, lo mismo que la hermana de ésta, Rosario Ben. No ocupaban un puesto cualquiera: la primera empezó a trabajar en la sede de Cádiz pero rápidamente ascendió a los servicios centrales de Sevilla, mientras que su hermana fue promocionada a gerente en Huelva. Un sobrino, Manuel Villén Nogués, también encontró un hueco a medida en la plantilla de la Faffe.

    El chollo de la Faffe no acababa en las tarjetas black. Ni en los sueldos de su cúpula, que oscilaba entre los casi 80.000 euros que se embolsaba Fernando Villén y los 70.000 euros del directivo que menos cobraba. Villén y los suyos enchufaron a alrededor de medio centenar de personas, entre las que se cuentan numerosos familiares. Pero también hay hijos, hermanos, sobrinos o esposas de dirigentes del PSOE andaluz y de cargos públicos de este partido a los que el director gerente de la Faffe hacía el favor de colocar. Eso explica el poder que llegaron a tener y que durante años fueran considerados intocables dentro de la Junta andaluza y del PSOE, de cuya ejecutiva Fernando Villén fue durante años secretario de Empleo. Precisamente, con José Antonio Griñán como secretario general.

    -


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber