Cabaña el bajista

Fernando Santiago Muñoz | 30 de junio de 2019

Hace solo un mes Paco Cabaña quería ser senador, el Comité Federal lo quitó de las listas y ahora respira odio. Digo yo: si podía ser senador ¿cómo es que ahora no puede dar clase?¿no tenía en abril esa grave enfermedad que al parecer le inhabilita para coger la tiza?¿Esa “espondilitis anquilosante” le ha sobrevenido una vez que le han obligado a dejar el Senado?¿el odio a Alfonso Moscoso y a Luis Pizarro le viene porque le han quitado de senador? Esta gente con alergia a la tiza luego dirán que se parten la camisa por la enseñanza pública. Digo más : ¿después de 36 años en diferentes cargos públicos ha dado clase alguna vez en su vida? Algo parecido podemos decir del odio a Griñán: no le quitó de alcalde, le dio a elegir entre ser alcalde e ir al Parlamento,y él eligió el Parlamento. 16 años en la Diputación y su único legado es El Rosal, el campo de entrenamiento de su equipo. Una huella imborrable. De sus idas y venidas en el PSOE (peralismo, jandismo, romanismo, pizarrismo, susanismo) qué decir, siempre a favor de viento. Su error fue no hacerse pedrista porque ahora seguiría en el Senado y no tendría esa enfermedad tan grave.

Al final , respira por la herida. No ha sabido aceptar que otros también pueden ser diputados y senadores.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber