Faltan camareros. En Radio Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 12 de septiembre de 2019

Fabián Vidussi, Raúl Cueto, Esteban Martín y Miguel Sánchez, hosteleros gaditanos, posan en el Paseo Marítimo de Cádiz

Fabián Vidussi, Raúl Cueto, Esteban Martín y Miguel Sánchez, hosteleros gaditanos, posan en el Paseo Marítimo de Cádiz / Cadena SER

 

Esteban Martín ha cerrado una hamburguesería en el centro y otro bar en Puerta Tierra porque no puede contar con personal suficiente para atenderlos. No es que no pueda pagarles, es que no encuentra camareros y cocineros para ello. Le ha ocurrido algo similar a Miguel Sánchez, quien había hecho una previsión de 69 trabajadores para sus chiringuitos del grupo Potito y se ha quedado en 52. No ha podido encontrar a los 17 que faltan. También Raúl Cueto y Fabián Vidussi, dueños también de negocios hosteleros gaditanos, relatan la misma sensación.

Los cuatro hosteleros han coincidido en una tertulia en Radio Cádiz para hacer balance del verano. “En agosto se produce una demanda importante de personal y el problema es que no hay camareros y cocineros profesionales con los que podamos contar”, explica Martín, propietario también de los establecimientos Woodstock. Un relato que coincide con el de sus compañeros. Estas dificultades para encontrar personal cualificado y dispuesto a trabajar, sumado al endurecimiento de las medidas para la contratación, hacen difícil cubrir las vacantes. Y a eso se añade que este problema se agudiza en temporadas altas, como agosto, o campañas puntuales, como las de Navidad, porque la demanda crece, pero no el número de trabajadores.

Es, según explican, uno de los problemas, pero no el único al que se enfrenta el sector. Según su relato, ha sido un verano irregular. El frío ha disminuido las ventas en junio y julio, pero se ha compensado con un buen agosto. Ha sido el primer verano con el Paseo Marítimo semipeatonalizado, pero, según explican los hosteleros, esta medida apenas ha tenido repercusión en sus negocios.

Su principal demanda al Ayuntamiento es la creación de más plazas de aparcamiento para evitar que los veraneantes y clientes se lleven la sensación de que Cádiz es una ciudad incómoda; junto con su ya insistente reclamación de que se les permita realizar actividades musicales en sus terrazas y que se aplique la normativa de zonas de afluencia turística para Cádiz, lo que les permitiría tener abierto hasta las 2:30. “La noche en Cádiz está muerta”, ha sentenciado Vidussi. Cueto ha reivindicado, además, que no se trabaje de forma improvisada y se preparen con tiempo los grandes eventos como la motorada o el carnaval. Él también se ha quejado de los problemas dados a los chiringuitos para que puedan abrir todo el año, por lo que ha preferido no abrir el segundo de los establecimientos que tiene en Cortadura.

Miguel Sánchez y Esteban Martín, que vendían productos de Sabores de Paterna, han mostrado su confianza en esta empresa gaditana señalada por la última alerta por listeriosis y confían en que se aclare todo pronto para recuperar sus productos.

Los cuatro han señalado que el Paseo Marítimo no tendrá ambiente en otoño e invierno, a pesar de la semipeatonalización, si esta no viene acompañada de actividades de refuerzo que atraigan al público hasta la zona de playa


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber