El Flequi

Fernando Santiago Muñoz | 7 de octubre de 2019

Oneto-Premio-540x360Foto-Rioja_413069061_46454837_560x359Ha muerto  Pepe Oneto, excelete periodista, gran persona, amante de Cádiz. Recibió en 2010 el Premio Agustín Merello, entregado en el Teatro de Las Cortes, lo que es un honor para la Asociación de la Prensa. Un gran amigo con el que compartí numerosas visitas al Museo del Prado gracias a nuestro común amigo, también fallecido, José Pedro Pérez Llorca, jornadas maravillosas sobre periodismo en Tánger, en Cádiz y en San Fernando. Un placer escuchar sus anécdotas, sus más de 50 años de periodismo. Su inseparable flequillo era su seña de identidad. Recuerdo que hasta en Tánger la gente le paraba por la calle para fotografiarse con él. Este verano tuvo problemas en San Sebastián y no ha podido reponerse. Una gran pérdida para Cádiz, para San Fernando, para el periodismo y para España. Para mí se va un gran amigo siempre dispuesto a ayudar.Descanse en paz.

Las fotos son de Rioja en el acto de entrega del Premio Merello. Arriba con Enrique Montiel, Marta González Novo y Fernando Orgambides. Abajo, en el vestíbulo del Teatro de las Cortes, delante de la cartela que conmemora  el aniversario de la aprobación del decreto de la libertad de expresión, con José Joaquín León, Rafa Navas y Tomás Valiente.

  • hartodetodo

    D.E.P.

  • JOSELETE

    La noticia del fallecimiento del excelente y crítico periodista José Oneto me ha pillado leyendo el primer artículo que firmó para Historia 16. Su título “Arias, la soledad de un Presidente.” Comenzaba así:
    “Aislado, cansado, en la soledad del corredor de fondo, Carlos Arias Navarro, sesenta y siete años, era cesado por el Rey Juan Carlos I a primeras horas de la tarde del día 1 de julio. Había sido llamado a Palacio precipitadamente y nada indicaba que el monarca, terminada la presentación de las cartas credenciales de tres nuevos embajadores en el Palacio de Oriente, en pleno centro bullicioso de Madrid, tenía preparada y a punto de funcionar una delicada maniobra política.
    Hacía varias semanas que en todas las cancillerías europeas se sabía que el Rey Juan Carlos no estaba contento con su primer ministro, al que consideraba uno de los últimos residuos del viejo franquismo. Calificado por el monarca como “desastre sin paliativos”, los periódicos de todo el mundo sabían que, según contó el redactor jefe de “Newssweek”, Arnaud de Borchgrave, existía desde hacía tiempo un progresivo distanciamiento entre el Presidente y el Rey y que, aunque Juan Carlos había hecho todo lo posible para influir sobre Arias, encontraba que el primer ministro contestaba “sí, Majestad”, pero no hacía nada.”
    Que la tierra le sea leve, maestro.

  • Uantuzri

    Que casualidad!!!
    Ni tú te tragas tus trolas autolaudatorias.
    No das cuentas que hace constantemente el ridículo?
    Tú piensas que a alguien con dos dedos de frente y que te haya leído un par de veces le vas a vender esa moto?
    Insultas la inteligencia de la gente que participa en este blog.
    No me resisto a ponerlo, pasen y lean……y descojónense:
    “La noticia del fallecimiento del excelente y crítico periodista José Oneto me ha pillado leyendo el primer artículo que firmó para Historia 16”.
    Firmado: JOSELETE.
    Me meo.

    .

  • Gala

    Uantuzri, no todo vale. Es triste leer lo que acabas de escribir.
    D.E.P.

  • Uantuzri

    Yo no he utilizado a nadie, Gala.

  • Diego

    Está desatado, él y algunos de sus seudónimos. No respeta ni una entrada que podría servir para recordar a este periodista vecino de la bahía.

  • Uantuzri

    Otro desesperado.

  • Plaza Mina

    Y si no fuera por miedo
    Sería la novia en la boda,
    El niño en el bautizo,
    El muerto en el entierro,
    Con tal de dejar su sello…
    ¡Joputa..! Siempre es él, él, él y nadie más que él.
    No es capaz de respetar ni el fallecimiento de una persona como José Oneto, que en paz descanse.

  • Ciego

    DEP, Don José. Utilizar un obituario para hacer proselitismo es una falta de respeto hacia el fallecido.

  • Avlas

    Una gran pérdida. Descanse en paz.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber