Un hotel en la bocana. Por Julio Malo

Fernando Santiago Muñoz | 12 de octubre de 2019

CIUDAD%20MAREn principio parece buena noticia que los espacios construidos en la punta de San Felipe, allá donde se situaba uno de los castillos que la ciudad perdió, no continúen abandonados por más tiempo. El uso para hotel que se pretende puede ser una alternativa razonable, a pesar de la ausencia de un plan turístico y hotelero para el conjunto de la ciudad, sin duda necesario frente a la abundancia de iniciativas y a las alertas de urbanistas y sociólogos sobre los peligros de la gentrificación, es decir, la ocupación de los centros históricos por parte del turismo de masas. La mala noticia es que dicha operación pase por demoler una de las arquitecturas más bellas que se han construido en la ciudad durante los últimos años del siglo XX, sin tener en cuenta que la misma puede resultar fácilmente reutilizable para la instalación hotelera propuesta. La construcción Ciudad del Mar fue levantada entre 1991 y 1994, según encargo de la Empresa Pública de Puertos de Andalucía, como edificio de servicios náuticos, que aspiraba albergar un centro de residencia y formación para deportistas de alto rendimiento que entonces vivían y entrenaban en Palma de Mallorca. Algunos opinan que el fracaso de estas instalaciones pudo deberse en buena parte a que el Ayuntamiento apostó por  el club deportivo Elcano, de gestión municipal.

 

La arquitectura que ahora puede sucumbir es una de las mejores obras de dos de los más prestigiosos profesionales de Andalucía: José Antonio Carbajal y Rafael Otero; el primero obtuvo en 1999 el premio de arquitectura española y ambos han trabajado en interesantes proyectos, como la restauración del teatro Falla, han ganado concursos y obtenido múltiples distinciones. Ciudad del Mar es obra de exquisita pulcritud, elegante tejido de sólidas y airosas láminas de hormigón blanco, cual barco de piedra, hito de la imagen que ofrece la ciudad al mar, por eso se incluyó justificadamente en el inventario de Bienes del Patrimonio Inmueble de Andalucía y en consecuencia es edificio catalogado por el Plan General. Puede comprobarse que se encuentra en perfecto estado de conservación, por lo que no deja de sorprender que se pretenda demoler en lugar de completarse para su puesta en uso como hotel.

 

La Autoridad Portuaria de la bahía de Cádiz tramitó la instalación de un hotel en ese espacio mediante expediente denominado “Solicitud de parte con concurrencia de proyecto” que finalmente se adjudica a la sociedad Puerto América S.L. Tal vez en las condiciones de la licitación debió incluirse la obligatoriedad de cumplir el planeamiento que protege la estructura actual. No se hizo así y los promotores muestran ahora su proyecto que exige una demolición cuyo coste va a resultar muy elevado. La pieza existente está compuesta por losas y pantallas de hormigón armado de alta resistencia y considerable espesor, cimentada mediante pilotes con veinte metros de profundidad que atirantan el conjunto. No resulta posible el procedimiento de voladura controlada sino una operación compleja de tremendo impacto ambiental, por la polvareda tóxica que levantaría y la dificultosa gestión de los residuos. A juicio de varios especialistas consultados resultará mucho más cara la complicada demolición que la construcción del nuevo edificio lo cual podría hacer inviable una inversión que quizás no se ha valorado de forma realista. Es lógico que los promotores hoteleros manejen unas distribuciones para optimizar recursos susceptibles de implantarse en diversas situaciones pero la circunstancia de esta obra y su ubicación creo que exige una solución no estandarizada.

 

JULIO MALO DE MOLINA

  • De Cádiz y del Cadi

    Pasara como con la Aduana. el Naútico, Tiempo Libre… Unos que lo tiren abajo otros que no ,mientras el edificio se deteriora ,aún no está en ruinas pero es candidato.
    Si no piensan darle usos, como ya está mas que visto, que lo tiren y dejen de marear la perdiz. No nos damos cuenta aún, que en la ciudad de Cádiz no piensan invertir las administraciones públicas?
    Es un edificio espectacular pero nació muerto, nunca tuvo usos, y ahora requiere de una fuerte inversión para reconvertirlo en un hotel y el único empresario interesado en construir un hotel en la zona ,no está dispuesto a invertir en ello. No miren el edificio y piensen en las personas que viven en esta ciudad. Dará trabajo y vida. Será el motor de ese espacio desaprovechado y mágnifico para el turismo.

  • hartodetodo

    Sin entrar en los problemas técnicos y ambientales que pueda suponer la demolición, que desconozco, la realidad es que en 27 años nadie ha sabido qué hacer con ese edificio, incluyendo el organismo público que lo promovió con el dinero de nuestros impuestos (y eso, por no ser algo inhabitual, sí que necesitaría de una reflexión).
    Parece lógico que la empresa que quiera instalar un hotel allí prefiera construirlo desde cero y si en su día en las condiciones de licitación -hechas por otro organismo público- no se obligaba a proteger la estructura construida, ¿qué hacemos?

  • Uantuzri

    El proyecto de edificar un hotel de cinco estrellas en ese lugar, no siendo Cádiz puerto base de cruceros ni estar decidido que hacer con el entorno y viendo el tipo de turismo que visita la ciudas, me suena a Torrot o a Bahía Competitiva.
    Empezar la casa por el tejado y obrar a base de efectos mediáticos no es buena cosa.
    Habría que pensar primero a que se va a dedicar ese suelo. Lo más lógico es que sea residencial. Yo haría viviendas de renta libre para atraer a gente nueva y a los que se han ido a las urbanizaciones de la Bahía. Esta gente gasta y ese dinero si vive aquí lo gasta en la ciudad. El hotel encajaría ahora ahí estupendamente.
    También dedicaría todo el terreno a uso residencial y trasladaría la movida de la entrada convirtiendo esa zona en un pequeño centro comercial que tendría la ventaja de que haría muy atractivas las viviendas porque no convertiría la zona residencial en un lugar de paso sino de uso de residentes.
    Sitio privilegiado, con vistas, junto a un pequeño Puerto Deportivo, tranquilo y en Cádiz sería un imán para atraer a gente nueva y a la que se ha ido y, repito, que gasta.
    También está la opción de convertir el hotel en un centro para MENAS, construir pisos de realojo, zona de acampada para indigentes y la parte noble para talleres y talleras todos subvencionados por el ayuntamiento con el dinero de vuestros impuestos.
    Bromas aparte, la zona merece un estudio serio porque puede convertirse en un pulmón económico para la ciudad.
    No empecemos la casa por el tejado.
    El hotel ha aguantado 27 años y no se va a caer, lo ha hecho Rafael Otero.

  • Gustavo

    Que no se preocupe tanto el Sr. Malo por la demolición (poner palos en la rueda). Si se ha podido con la demolición de las 72 viviendas de la calle Cooperativa (rodeado de viviendas), no habrá ningún problema en este caso…
    https://www.lavozdigital.es/cadiz/lvdi-72-viviendas-calle-cooperativa-casi-historia-cadiz-201907081912_noticia.html

  • Gustavo

    Sí se puede (demolición), aunque duela…

  • hartodetodo

    Uant: Lo de las viviendas de renta libre en esa zona lo apunté yo aquí hace tiempo, cuando se empezó a construir la nueva terminal de contenedores; no tuve mucho éxito. Cádiz necesita atraer residentes con suficiente poder adquisitivo como para ayudar a mantener económicamente la ciudad. En mi opinión esa zona, potencialmente, reúne unas condiciones parecidas a las del barrio de La Malagueta en Málaga.

  • Julio Malo de Molina

    Toda la razón, amigo hartodetodo, creo que la Autoridad portuaria debiera haber incluido en el pliego el compromiso de cumplir el planeamiento y conservar la estructura existente, en buen estado y construida con fondos públicos. Me consta que otra sociedad preparaba una propuesta mediante ampliación de la pieza ya construida. Tengo dudas razonables acerca de la viabilidad de la inversión si ésta incluye una demolición tan costosa, puede que finalmente no salgan las cuentas y resulte una iniciativa fallida como sucedió en Valcárcel.

  • Julio Malo de Molina

    Debo aclarar a Gustavo que no es lo mismo “tejidos y novedades en el piso de encima” que “te jodes, no ves nada y encima te pisan”. Así que no es lo mismo demoler unos edificios de viviendas, construidos mediante forjados unidireccioneles aligerados, tablcones y tabiques de ladrillo hueco, que demoler losas y pantallas de hormigón armado de alta asistencia, con espesores no inferiores a 35 centímetros, cimentadas y arriostradas mediante pilotes a tracción de veinte metros de profundidad.

  • Ciego

    En Cádiz deberían cambiar la ciudad del mar por la ciudad de las moscas.

  • Gustavo

    Sí se puede con (ejemplos de sobra: infraestructuras, instalaciones deportivas, etc.)…

    http://www.erriberrisl.com/demolicion/

    “No es lo mismo, es distinto”(Alejandro Sanz).

  • Yomismo

    D. JULIO pues pregunte a sus amigos del Psoe porque no se incluyó esa premisa.

  • MV

    Dice Gustavo que sí se puede. Tal vez, pero dese luego puede costar muchísimo, más que las viviendas seguro. Creo que ese es el error de la operación. Gustavo no es técnico especialista. Sabe cuánto más cuesta demoler hormigones de alta resistencia? Y si eso compensa? Sin contar con los daños ambientales.

  • Yomismo

    Uan, lamento decirte que ya hay proyecto y esperando la licencia para empezar.

  • Uantuzri

    Hablamos el año que viene después del desfile.

  • Gustavo

    A ver si, llegado el momento (¿?), vemos al Sr. Malo encaramado al dichoso edificio cantando aquello de…

  • Emi

    Una cosa es que nos digan que un edificio está mal y otra que lo esté.
    El Olivillo ha estado muchos años cerrado y en pocos meses ¡ya está perfecto!
    Náutica se abandonó muy precipitadamente, aluminosis se dijo. ¿No fue realmente el capricho de su claustro de ocupar instalaciones modernas de Puerto Real?

  • Emi

    Por cierto, ahora se subasta Tiempo Libre. Esperemos que el precio se invierta en Cádiz

  • Gustavo

    Del edificio del Olivillo solo se conserva la fachada.

  • Gustavo
  • Gustavo

    Pues parece que el alcalde anticapitalista Kichifriki está encantado con el nuevo hotel de 5 estrellas: “Puerto América albergará el hotel más grande de Cádiz y el primero de cinco estrellas”…

    https://www.lavozdigital.es/cadiz/lvdi-puerto-america-albergara-hotel-mas-grande-cadiz-y-unico-cinco-estrellas-201811201401_noticia.html

  • Uantuzri

    La verdad es, Gustavo, que la noticia es del año pasado y dice en ella que las obras deberían haber empezado este último verano una vez que el Ayuntamiento haya:
    – Iniciado el trámite para la modificación puntual del PGOU.
    – Solicitado información a la Junta de Andalucía acerca de la calificación ambiental.
    – Llevado a Pleno su aprobación inicial, y tras pasar por exposición pública, llevado a pleno de nuevo para su aprobación definitiva.
    Y la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz:
    – Haya iniciado los trámites para el derribo de las actuales instalaciones, un paso necesario para poder iniciar la construcción de una nueva estructura.
    – Haya tramitado el visto bueno del Consejo de Ministros al proyecto, un trámite necesario para la construcción de un hotel en terreno marítimo-portuario.
    Actualmente, un año después, el Ayuntamiento, la autoridad Portuaria, la Junta de Andalucía y el Consejo de ministros deben de haber cumplimentado todos los trámites ya que, como ha dicho el siempre bien informado yomismo, “hay proyecto y está esperando la licencia para empezar”.

  • Gustavo

    Time-lapse de la demolición del viaducto de Sabino Arana…

    https://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/videos/detalle/2050598/video-timelapse-demolicion-viaducto-sabino-arana/

    “La Diputación invirtió finalmente 3.020.000 euros, una cantidad que según la diputada de Obras Públicas, Itziar Garamendi, “queda lejos aún del precio de licitación de la obra, de 4 millones de euros”.

  • JOSELETE

    Si,lamentablemente, se va a demoler el esqueleto de un edificio de excelente autoría, con cimientos de veinte metros de profundidad y materiales ultraresistentes, remover una losa de 1500 kg. de peso para sacar un esqueleto, estará tirado.

  • JOSELETE

    …ultrarresistentes.

  • Plaza Mina

    “remover una losa de 1500 kg. de peso para sacar un esqueleto, estará tirado”.

    Corrige lo que quieras lo de ultrarresistentes, pero separar en una oración el sujeto del predicado mediante una coma como haces en la que he entrecomillado (y es la segunda vez ya que te lo tengo que corregir) es de párvulos.
    A ver si te aplicas más en estos asuntos porque en caso contrario voy a tener que tomar serias medidas contigo y mandártelo escribir 100 veces, renacuajo.

    Por cierto, JOSELETE, y de tu amigo Fran González, ¿qué? ¿No tienes nada que decir?

  • Diego Gadir

    Con la venia don Julio Malo, amigo, le saludo en este rinconcito suyo del blog más dicharachero de la Europa meridional.
    ¡¿A ver qué pasa finalmente con esas “planchitas” de hormigón hiperresistentes de treinta y tantos centímetros de espesor…?! Uff…¡Casi ná! Si piensan tirarlas que me den una, para algo servirá. No sé si cabría en el motocarro…
    “Sobra el dinero, al parecer. Paséense por las plataformas informativas y verán titulares sobre despropósitos inadmisibles donde lo público y lo privado se retroalimentan”. Esto lo saco de un comentario reciente en la red.
    JOSELETE, no vayas a cometer una locura por lo de la coma criminal o asesina, que así se llama; le pasaba al mismísimo Valle Inclán de las Sonatas.
    Eso sí, te noto tirante… Más que los pilotes que, según don Julio, “atirantan el conjunto”.
    Es cierto que hablar con nicks desestabiliza… Debe ser lo más parecido a hablar con los teleñecos. Poneros en el pellejo… Yo hago lo posible por poneros cara humana.
    En otro orden… Tenemos un buen veedor sintáctico. ¡Qué bueno el tío!
    Por cierto, lo de aquella “cacería” decamerónica, o canterbúrica, con JOSELETE me pareció excesivo, la verdad. Pero no moralicemos… ¡Qué obsesión con meter al diablo en el infierno!
    Perdón, don Julio, por el anterior inciso. ¿Lo del hotel no sería obsolescencia por coyones…? Con los cuadros pasa tela.

  • Diego Gadir

    Con la venia don Julio Malo, amigo, le saludo en este rinconcito suyo del blog más dicharachero de la Europa meridional.
    ¡¿A ver qué pasa finalmente con esas “planchitas” de hormigón hiperresistente de treinta y tantos centímetros de espesor…?! Uff…¡Casi ná! Si piensan tirarlas que me den una, para algo servirá. No sé si cabría en el motocarro…
    “Sobra el dinero, al parecer. Paséense por las plataformas informativas y verán titulares sobre despropósitos inadmisibles donde lo público y lo privado se retroalimentan”. Esto lo saco de un comentario reciente en la red.
    JOSELETE, no vayas a cometer una locura por lo de la coma criminal o asesina, que así se llama; le pasaba al mismísimo Valle Inclán de las Sonatas.
    Eso sí, te noto tirante… Más que esos pilotes que, según don Julio, “atirantan el conjunto”.
    Es cierto que hablar con nicks desestabiliza… Debe de ser lo más parecido a hablar con los teleñecos. Poneros en el pellejo… Se hace lo posible por poneros cara humana.
    En otro orden… Tenemos un buen veedor sintáctico. ¡Qué bueno el tío!
    Perdón, don Julio, por el anterior inciso. ¿Lo del hotel en la Punta no sería obsolescencia por coyones…? Con los cuadros pasa tela.
    Yo iba a la Punta San Felipe a pescar, de chico, las madrugadas enteras, con mi padre, con Diego Iglesias Bahamonde (sastrería Judi) y su hijo Juan Carlos, y con mi tío Tete y mis primos. Allí estaban fondeados el Galicia y el Castilla, buques de la Armada española.
    Mi padre recuerda siempre cuando salió por allí en el dragaminas Tambre, camino de Ferrol, para hacer el servicio militar, a mediados de los años cincuenta. La Punta chorreaba óxido y verdina; olía a entrañas de pescado y aceite mineral.

  • Diego Gadir

    Ahí van dos versiones, una, con final pragmático y otra, nostálgico. A elegir.

  • Gala

    ¡Qué bueno!

  • Julio Malo de Molina

    Muchas gracias amigo Diego, su amena prosa y su sentido del humor alivian la obligada seriedad de mi artículo. Resulta mas agradable recordar con amable nostalgia los paseos y las tardes de pesca por la punta de San Felipe, que la batalla dialéctica por cuestiones que uno considera evidente, y nos solo se siente en la obligación de advertirlas sino que ademas así cumple con muchos colegas que comparten mis criterios pero no frecuentan el discurso periodístico. Una amiga sevillana me comenta al hilo de estas y otras historias que en su ciudad no se derriban los edificios, porque cuando comienzan a deteriorarse se reparan mientras que en Cádiz proliferan las amenazas de demolición: Pérgola de Santa Bárbara, Naútica, Residencia Tiempo Libre. Estos últimos edificios abandonados cuando aun estaban en perfecto estado de uso para que el tiempo se ocupe de arruinarlos y acabar con la amenaza de la piqueta. Sinceramente creo que el elevadísimo coste que supone demoler esas láminas de hormigón bien sujetas al fondo marino puede hacer inviable la operación y el hotel de la Punta acabara como el de Valcárcel. Entonces usted y yo podremos decir que era mejor antes cuando en la Punta solo pescábamos y nadie levantaba una polvareda como la que puede armar la mentada demolición.

  • Diego Gadir

    Don Julio, usted lleva toda la razón. Actitud práctica
    para con un proyecto racionalista válido.
    La demolición de la construcción existente es un despropósito desde un punto de vista práctico-urbanístico, y también desde el medioambiental.
    La situación sociopolítica está para llorar: el cinismo ha acorralado al humanismo, y la única revolución eficaz es el propósito de honestidad de cada uno.
    Siempre nos quedará el humor para protestar de las
    barbaridades; y la “coña marinera”. La mía iba hacia la línea de flotación correcta.
    Solo pretendía, don Julio, darle mi apoyo de otra forma. Se lo doy también de la forma más seria.

  • Tirio

    Hay un edificio que no está abandonado ni en ruinas y hay gente que lo quiere tirar pese a que la polvareda que levantará su demolición sea mucho más molesta y nociva porque está en un lugar concurrido y privilegiado.
    Parece que que se derribe un edificio u otro depende de un capricho.

  • Julio Malo de Molina

    Gracias Diego, es usted encantador y, desde luego, gracias a amigos así siempre nos quedará el humor y la “coña marinera” para protestar contra las barbaridades. Por otro lado, si el troll “Tirio” se refiere a Aduana le recuerdo que ese adefesio no está precisamente compuesto por láminas de hormigón armado de alta residencia, sino por ligeras fábricas de ladrillo hueco, con livianos chapados en sus fachadas. Además la Virgen del Rosario tiene su Templo cerquita y el olor a nardos envolvería los polvillos de esa casita de papel cuando por fin caiga que es lo suyo.

  • Gustavo

    Que no se preocupe el Sr. Malo por la polvareda de la demolición, yo mismo me ofrezco a disiparla con una manguera de agua a modo de barrera.

  • Gustavo

    En cuanto a los pilotes de 20 metros que se hunde en el lecho marino, no creo necesario desenterrarlos ¿incluso se podrían aprovechar para asentar el nuevo edificio?

  • Tirio

    Una persona que sólo es conocido profesionalmente pir pintar de rosa la fachada de la Diputación y por el rechazo que ello trajo consigo es el más indicado para wlegir que hay que tirar o dejar en pie. Al menos consigue que se hable de él.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber