Nuestros sabios y artistas otros países los recordarán. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 14 de octubre de 2019

“Está Cádiz reluciente, de monumentos plagada, unos de fecha reciente y otros que otra gente ya nos legara.” (Los Cegatos con Botas. 1983) . Cuando nos queramos dar cuenta no habrá esquina de Cádiz que no tenga el nombre de un comparsista o un chirigotero. Está bien que la ciudad pueda recordar a sus héroes populares, podría hacer como el Cádiz y dedicarles una puerta a cada uno en el Falla, y si se acaban las puertas se abren algunas otras. La carrera entre Adelante Cádiz y el PSOE por quedar bien con la familia y amigos de Manolito Santander es de los esperpentos mayores que se han podido ver en la ciudad. Traficar con el sentimentalismo de la gente es algo repugnante. La familia del chirigotero hasta la fecha ha mostrado una discreción y un sentido común extraordinario, a diferencia del espectáculo que se ha producido en alguna otra ocasión reciente con capillas ardientes, vellos de punta, pasodobles en la puerta del Falla y toda la parafernalia emotiva, lágrimas y dedos señalando al cielo, todo incluido. No digo que no merezca algún reconocimiento del mundo del carnaval el chirigotero de La Viña, pero vamos a poner el listón a un nivel que cada vez que muera un autor o un componente famoso de alguna agrupación va a ser imposible no dedicarle algún lugar en una ciudad que como no crea nuevas calles que tiene que inventar espacios. Los jardines situados en la plaza de la Reina podrán tener el nombre que digan los concejales, que para eso fueron elegidos, pero al final pasará como con los de la plaza Asdrúbal, que nadie sabe que se llaman de Blas Infante.

Comprendo que es difícil resistirse a la emotividad del momento, que los políticos no son capaces de poner sentido común sino que piensan que agasajando a los familiares se abren un camino ante la opinión pública que igual de otra manera no tendrían. No sabemos qué piensa el PSOE del Plan Plaza de Sevilla, que antes rechazó y ahora va a aprobar, si ha cambiado de opinión en apenas 6 meses sobre el mismo convenio y cuál es el motivo de este cambio. Por el contrario sí sabemos que el PSOE local piensa que es muy importante ponerle a unos jardines el nombre del chirigotero fallecido. Esperemos que los actuales autores y componentes nos duren mucho tiempo porque en Cádiz falta sitio para tanto oportunismo. Mientras tanto le daban un importante premio al científico gaditano Jesús Martínez Linares que ha pasado sin pena ni gloria, quizás porque no ha pisado cada escalón, cada rincón de mi Carranza.

Fernando Santiago

  • Gustavo

    “Los jardines situados en la plaza de la Reina…” (Sr. Santiago): 10 árboles y 5 palmeras (aislados) no hacen un jardín…

    https://www.google.es/maps/@36.5303286,-6.3027747,44m/data=!3m1!1e3?hl=es

    ¡Más rigor!

  • Yomismo

    Aquello ni es jardín, ni es plaza ni es ná. Como ayer explicó Carlos se entiende porque. Creo que Manolo se lo merece porque representa una manera de hacer carnaval y de salvaguardarlo con su estilo que podrá gustar más o menos pero que a mi me encantaba.
    Es verdad, que existen gaditanos que se tienen muy merecido una calle o el nombre de un colegio, todo es ponerse…existen colegios como Santa Teresa, San Rafael, etc que no nos dicen nada y que oodrian llevar esos nombres… que se anime el claustro o los partidos políticos. Pero una cosa no quita lo de Manolo.

  • P. Franz de Copenhague

    El nivel de estos concejales es enorme, recuerdo que quisieron ponerle una placa a Trotsky, creo que en la calle Buenos Aires como recuerdo de su estancia en Cádiz, encima que nos puso de ciudad sucia y decadente. Me gustaría saber si algunos de estos podemitas han leído algo sobre este sujeto.

  • hartodetodo

    Qué nombre asignarle en el nomenclátor de Cádiz es opinable; que esa solana -una más en la ciudad- no es un jardín, no.

  • Yomismo

    Franz yo creía que Trotsky estuvo en Cádiz el siglo pasado, no ahora jajaja.

  • Teskipuí

    Pondrán la placa de plaza Antonio Martín y plaza Manolo Santander pero seguirán siendo para todos la Cruz Verde y el Corralón.

  • P. Franz de Copenhague

    Yomismo, estuvo en Noviembre y Diciembre de 1916 según el Diario, ¿qué aportó este hombre a Cádiz para ponerle una placa? Lo dejaremos como una chaladura de Martín Vila y cía, jajaja, y de paso léete su biografía, que está en la Biblioteca y te enteras quién era este siniestro personaje.

  • Baldomero

    Se podría haber aprovechado el edificio del Instituto de Formación Profesional de la Plaza de la Reina para haber instalado allí el Museo del Carnaval. En pleno corazón del barrio de la Viña.A coste prácticamente cero. Sin embargo, se optó por su alegre demolición. Para nada: para instalar allí dos horteras toboganes. Éste y otros ejemplos deben hacernos recapacitar sobre el derribo de edificios en perfecto estado de conservación. Ya sean estéticamente de nuestro agrado o no. Es un dinero de todos que se tira a la basura.
    Alguna de las salas del futuro Museo del Carnaval podría llevar el nombre de Manolo Santander, ya que la plaza, como dice Teskipuí, seguirá siendo la Plaza del Corralón.

  • Yomismo

    Franz no lo has pillado jajaha…me refiero a lo que dijo de Cádiz ” sucia y decadente”, parece que ha estado ahora mismito.
    Pero que vas a esperar de Martín, etc.

  • lola

    Pues a mi las placas en recuerdo del paso de personajes históricos me gustan. Voto a favor de la de Trotsky, como la del Duque de Wellington en Veedor o la de Lope de Vega junto a la Catedral Vieja.

  • El Guinda

    Partidos de chirigota


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber