Plaza de las Flores

Fernando Santiago Muñoz | 12 de noviembre de 2019

  • Torrente

    Fernando, te tengo que dar la enhorabuena por las fotos que públicas de ese Cádiz antiguo y mágico.
    Gracias y enhorabuena.
    Las cosas como son.

  • Uantuzri

    Mismo estilo, regionalista andaluz, y misma época, 1925-1927, que el edificio de Telefónica en la Calle Ancha.
    Estos edificios, igual que la Casa Mayol, modernista, en San José o el Gran Teatro de estilo neomudéjar, por poner un ejemplo de los muchos que hay, rompieron la armonía del casco antiguo del S.XVIII como hoy lo hace el edificio de la Calle de la Torre que hemos visto en otra entrada de este blog.
    Esa ruptura se asimiló con el tiempo y se integraron perfectamente en el entorno.
    Nadie nota nada, la costumbre de verlos los ha normalizado.
    Lo que demuestra que las ciudades son entes vivos cambiantes que han de adaptarse progresivamente a las necesidades de los ciudadanos.
    En cambio es un error adaptar alos ciuadadanos a las necesidades de la ciudad porque al final los habitantes se iran a a habitar en otro sitio donde se viva mejor.

  • Otro (bis)

    No estaría mal recuperar una plaza de las Flores así de despejada en cuanto a elementos añadidos se refiere. Hoy en día es un caos. Aunque no dejo de reconocer que son parte de la historia, sobran los puestos de las flores, que podrían trasladarse unos metros. Hasta la zona del Mercado, por ejemplo, donde hay más espacio libre. Se podría aprovechar para hacerlos con un diseño más propio del casco antiguo que los actuales.

  • gadita

    !Qué bonita la plaza de las flores sin borrachos tiraos en los bancos!

  • Ciudadano

    Hay puestos en la plaza de las flores que se usan como meros almacenes. Su limpieza exterior deja mucho que desear.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber