Puerto y ciudad. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 2 de diciembre de 2019

Días pasados hubo unas jornadas donde se debatió la relación que mantienen las ciudades con sus respectivos puertos. La mayoría de las experiencias se basan en el traslado de la actividad relacionada con el tráfico de contenedores y graneles a zonas portuarias situadas fuera de las ciudades, lo que en algunos lugares llaman puerto exterior. En las dársenas que históricamente están en la misma ciudad se han restringido los atraques a los cruceros y embarcaciones de recreo. Muchos puertos han utilizado los suelos vacantes para promover operaciones inmobiliarias, comerciales y de ocio. Hay miles de ejemplos en el mundo: Puerto Madero en Buenos Aires, el Maremagnum en Barcelona, el Bryggen de Oslo, los Docks de Londres, la transformación del puerto de Málaga  junto al Paseo de La Farola,  el Pier 33 de San Francisco e incluso las antiguas zonas portuarias de Manhattan, por decir  algunos casos. En La Coruña se van a llevar al  Puerto Exterior las actividades que alteran la vida ciudadana. Todo ello con el convencimiento de que cada puerto es una industria que genera gran cantidad de empleo y bienestar en todas las ciudades. En Cádiz se proyectó en su día un gran puerto en La Cabezuela. Conviene añorar los tiempos de ese brillante gestor que fue Rafael Barra, llorado por la denominada “comunidad portuaria”, que veía imposible retirar la valla del muelle porque había no sé cuántas directivas de seguridad ISO noséqué que lo impedían “es como si la gente pudiera pasear por la pista de un aeropuerto” llegó a señalar. Ahora un carril bici con zona peatonal recorrerá el perímetro portuario y se  debate qué hacer con los 300 mil metros cuadrados que van a sobrar en la Terminal Reina Sofía. Terminal, por cierto, que cuando la impulsó Carlos Bernal hace 40 años se dijo que era imprescindible para el futuro del puerto en el momento en el que los ecologistas, Jaime Pérez Llorca y el Ayuntamiento socialista pusieron objeciones. Se ve que siempre ha habido grandes gestores en el puerto de Cádiz que no impedían su declive pero pensaban que el recinto portuario era casi una propiedad privada. Para los terrenos ociosos de Reina Sofía habrá que resolver con pragmatismo su futuro, incluyendo quizás una zona residencial que evite una ciudad fantasma a las 6 de la tarde y proporcione recursos económicos. Desconfío de aquello que se proyecte que precise de la inversión pública, sea de la Junta, el Gobierno de España o el Ayuntamiento. A las pruebas me remito.

Fernando Santiago

  • hartodetodo

    Sí, parecía que la zona natural para la expansión del puerto de Cádiz era La Cabezuela pero los responsables de turno escogieron otra opción, en mi opinión, peor.
    No sé si toda la responsabilidad es achacable a ellos porque esta es una ciudad que quiere la estación de tren, las facultades, los hospitales, el puerto y hasta el aeropuerto al lado de la casa-puerta sin importarle mucho si estas imposiciones son lo mejor para el desarrollo de las actividades y servicios que esas infraestructuras e instalaciones deben dar.
    De acuerdo en que parte de los terrenos que se queden ociosos en el Reina Sofia, y a pesar de lo que se escribe, habrá que dedicarlos a crear una zona residencial que sea atractiva para atraer residentes con capacidad económica suficiente para contribuir con sus gastos y sus impuestos al sostenimiento económico de la ciudad.

  • Pájaro Loco

    Va a ser que no: “La normativa estatal en materia portuaria descarta el uso residencial en este tipo de suelos”.
    https://www.diariodecadiz.es/cadiz/relacion-puerto-ciudad-viviendas-terminal-contenedores_0_1410159460.html

  • hartodetodo

    Pájaro: A pesar de lo que se escribe existen procedimientos para la desafectación del dominio público portuario. Un recinto portuario no es eterno.
    De hecho, por poner un ejemplo, en Sevilla se ha producido alguno en fechas relativamente recientes siendo la ahora inhabilitada -por otras razones- Magdalena Álvarez ministra de Fomento. Todo es proponérselo.
    Sería absurdo que pudiera haber un gimnasio dentro del puerto pero no viviendas fuera de él una vez desafectado el suelo donde se ubiquen.

  • JUAN CONTRERAS

    Tanto los responsables directos del puerto, como los que han puesto palos en las ruedas durante tantos años, han demostrado con su miopía que son gentes poco viajada. Y tampoco han mostrado su curiosidad por observar las fotos antiguas de Cádiz, que demuestran la total integración puerto-ciudad.

  • Pájaro Loco

    Hartodetodo: el quid está, creo, en que no se van a desafectar los terrenos. Seguirán siendo portuarios (o de la Autoridad Portuaria). Al menos eso dijo De la Encina. Si cambian de opinión desde Puertos del Estado y dejan de ser terrenos públicos, entonces sí se podrían poner a la venta. Y entonces, los usos de esos terrenos quién los define ¿el PGOU de Cádiz? Parece lógico pero, por ejemplo, en Ferrol los iba a determinar un acuerdo entre la Xunta y el Ministerio de Fomento, con el consiguiente pleito del Ayuntamiento en cuanto se enteró del plan. Y ahí más líos: urbanización y precio. Urbanizar una extensión como esa cuesta un dinero. ¿Quién lo paga? ¿La APBC, el Ayuntamiento, los promotores privados? Y el dinero que se obtenga de la hipotética venta, ¿a dónde va?. En Bilbao, por ejemplo, se reinvirtió en la zona vendida pero en otros sitios no se hizo así.Y estamos hablando de cientos de millones de euros y muchos años. Cosas más simples y baratas nunca se han conseguido poner en pie en nuestra provincia. A ver qué pasa pero me temo que sea lo que sea que termine pasando lo verán, como muy pronto, nuestros nietos.

  • hartodetodo

    Pájaro. Hay dos cosas claras: que los terrenos se pueden desafectar y que tiene que desafectarlos el ministerio de Fomento (Puertos del Estado (o sea el Encina de turno) hará lo que le mande el ministro de turno si quiere seguir sentado en ese sillón).
    Esos terrenos tendrán un precio y lo racional es que parte se vendan y se reparta el beneficio entre el Estado (si Cádiz tuviera peso se reinvertirían aquí) y el ayuntamiento para, entre otras cosas, urbanizar la zona y otra parte del suelo se ceda a la ciudad.
    La Administración es un cuerpo en perpetuo reposo, para ponerlo en movimiento hay que actuar sobre él. Menos batallitas pírricas por el carril bici o por el traslado de una facultad más o menos y más empezar a dar la batalla definitiva en esto porque la superficie que puede anexionarse Cádiz puede asegurar el futuro de la ciudad por muchísimos años.

  • Yomismo

    En Cádiz hay otros suelos de oportunidad para viviendas, aunque creo que alli se podrían hacer unas 200 en el lado más cercano al Instituto. Pero como digo existe más suelo y no se hace nada y estos en vez de pedir que su Kichi haga viviendas en ellos o pedírselo a la Junta …no paran de meterse con los apartamentos turísticos.

  • Yomismo
  • Harto de vosotros

    Un apunte:
    si miramos los APBC de los últimos 30 años, ¿quién los nombraría directores de su empresa? Miedo me daría hacerlo si tuviera una.

  • anganga

    De momento, la invasión de los Miarmas se ha hecho con el Tiempo Libre.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber