Estrictamente personal. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 16 de diciembre de 2019

La nota de prensa con la que el exconcejal de Chiclana y exsecretario provincial del PP en la provincia, Andrés Núñez, comunica que deja sus cargos institucionales y orgánicos es todo un alegato sobre el sentido último con el que se expresan los políticos. Podía haber dicho “dimito por motivos personales” que es una manera de decirle a los periodistas que no se metan en su vida , pero quiso ser enfático y aseguró que eran motivos “estrictamente personales”. Lo de estricto es tan radical que confirma las sospechas, sobre todo cuando una semana antes se había presentado una denuncia por malos tratos formulada por una hermana de la concejala Ana Belén Panés, presunta víctima. La nota, enviada a última hora del día, aseguraba que había sido “muy meditada” cosa rara por la brevedad de la explicación y el momento de su difusión. Andrés Núñez, a pesar de haber perdido las elecciones en Chiclana , había sido ascendido a la secretaría provincial del PP por la presidenta provincial, Ana Mestre, con quien coincidió en Nuevas Generaciones . Sustituía en la función a Antonio Saldaña , hombre de confianza del anterior secretario provincial, Antonio Sanz. Parecía que se iniciaba un proceso de “deschaquetización “ del PP de la provincia tras la renuncia de Sanz , forzado por la dirección nacional después de un año en el que se resistió a hacerlo a pesar de los continuos requerimientos de Teodoro García Egea que pretendía colocar en el puesto al alcalde de Vejer, Pepe Ortiz.

La nota de dimisión tiene un aire de imposición desde la dirección provincial del partido, algo así como la escena de El Padrino cuando Marlon Brando dice aquello de “no es nada personal, son solo negocios”. El PP no podía permitirse que el segundo en el escalafón del partido se viera envuelto en una polémica de alcance nacional por una denuncia por violencia machista que ya veremos dónde termina ya que la supuesta víctima ha negado los hechos. Fríamente, sin motivos personales, Ana Mestre utiliza el puño de hierro en guante de seda para reafirmar su poder en la estructura orgánica del PP. Con una sonrisa pero de manera despiadada se deshace de su principal colaborador que pretendía, es bueno recordarlo, sustituir a Antonio Saldaña como portavoz del PP en la Diputación cuando accediese al acta de diputado en sustitución de Ortiz. No se sabe si va a renunciar a ser asesor fantasma del grupo popular en la Diputación. Se dimite de donde no se cobra, como es tradición en la política.

Fernando Santiago

  • Sacapuntas

    España es una democracia tan consolidada, que a quien lo ponga en duda El País lo censura, le borra los comentarios y le cierra la cuenta.

  • hartodetodo

    Sobre la renuncia, me parece normal que un partido quite -o invite a quitarse- del medio a alguien acusado o sospechoso o lo que sea el caso de algo así. Bastante desprestigio acumulan en el fondo los políticos y los partidos como para permitirse, también, acumularlo en las formas.
    Sobre la denuncia en sí, tema muy delicado, por lo que se lee en la prensa no está claro ni lo que sucedió ni cómo acabará la cosa.
    P.S.: Muy bueno el estrambote, aunque estaría mejor así: Se dimite de donde no se cobra, como es tradición en la política ……. española.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber