Con la venia » Archivo » Autocoñocimiento. Por Fernando Santiago

Autocoñocimiento. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 9 de marzo de 2020

En quinto de bachiller teníamos en el colegio un cura que nos llamaba a su despacho para preguntarnos cuántas veces nos masturbábamos al día, con una mera función estadística. El padre Jaime anotaba en un cuaderno las respuestas, casi como si estuviera redactando una especie de Informe Hite en la España de 1972. Al año siguiente la profesora de Ciencias Naturales se puso enferma de manera repentina , un suplente nos explicó el sistema reproductor del cuerpo humano, con algún que otro comentario sobre relaciones afectivas. Ni que decir tiene que nadie nos explicó cómo se practicaba la autosatisfacción : “ a Dios molestó que Onán vertiera su semilla sobre la tierra”. No sé qué nos hubieran dicho en un curso sobre los procedimientos para la masturbación en una época en la que incluso estaban prohibidas en España las revistas eróticas .

Ahora es moderno que se utilice dinero público para explicarle a algunas mujeres el procedimiento para darse satisfacción cuando hubiera bastado con escuchar un poco de carnaval para comprender que el artilugio más vendido estas Navidades era un succionador del clítoris: no ha habido ni una sola chirigota que no le haya hecho un cuplé a la cuestión, la mayoría con escasa originalidad . Incluso ha habido una chica que hizo un romancero disfrazada de clítoris y una chirigota de Satisfyer. Ninguna mujer que escuchó el concurso o vio a estas agrupaciones necesitó un curso para comprenderlo. No es la primera vez que el Equipo de Gobierno se adentra en los caminos de la autoestimulación femenina adornado como empoderamiento, el anglicismo utilizado para dar a entender que con la enseñanza de estas técnicas la mujer se va a liberar del ancestral yugo heteropatricarcal con toda la prosopopeya derivada. Hay que darle de comer a muchas mujeres que han montado su chiringuito destinado a este nicho de mercado, como se decía antes. Hace unos años fueron agraciadas con el encargo la empresa Cadigenia, compuesta por alguna de las integrantes de la chirigota Cadiwoman , Las Juanis Joplin, militantes de uno de los partidos que conforman Adelante Cádiz (alguna fue diputada provincial del PSOE). Todo es susceptible de convertirse en negocio , incluso el ideal de la igualdad. El nombre del curso es un exponente de la carnavalización de Cádiz, qué age más grande, qué gracia, qué arte . Lo que no entiendo bien es el cojín, la esterilla y el espejo. ¿Qué se hubiera pedido en un curso similar destinado a los hombres?

Fernando Santiago

  • Bitter Kas

    Respondiendo a la ultima pregunta: Clinex o toallas húmedas

  • hartodetodo

    Soy de la opinión que este tipo de cosas funcionan al revés; no es que haya un mercado y se monte el chiringuito para atenderlo; sino que se monta primero el chiringuito y después se busca qué se puede hacer con él.

  • Joseleches

    Guantes de latex por lo del coronavirus no se vaya a infectar la cosa.
    Yo prefería el gasto en pantalla led por lo menos me enteraba del tiempo y ademas algo se sacaba con la publicidad.

  • Robert

    ¿Ciencias Naturales no era asignatura de 5º curso de bachillerato en la primera mitad de los setenta? Es que me choca que en el comentario se la coloque en el año siguiente. Pero vamos, no tiene mayor importancia respecto a lo que se comenta que me parece muy acertado.

  • anganga

    La Pedroche dijo que si llegábamos a mil infectados de Coronavirus en España nos enseñaba una teta. ¿Se sabe ya a que hora?.

  • pentenciacite

    Anganga, tú que vas a todos los besamanos, altares de culto, traslados en parihuela, y presumes de ello, …. No es muy cristiano tu comentario y menos ahora que estamos en cuaremsa…. te vas a tener que confesar. Ayuno y abstinencia!

  • Plaza Mina

    Anganga, 999 según la última estimación de hoy a las 13:00 horas. Falta uno. ¿Algún voluntario?

  • Plaza Mina
  • Motu proprio

    Me eduqué trece años en un colegio de sacerdotes, y jamás me hicieron una pregunta tan impertinente y fuera de lugar!

  • Sidenie

    Motu propio. A mí tampoco pero si decían que te volvías loco, no hace tantos años

  • Baldomero

    En un curso similar para hombres bastaría con llevar cinta métrica.

  • Tony Trilles

    Y lupa,Baldomero.

  • Gala

    “El machismo es una enfermedad de transmisión social y la única vacuna es la educación”.

  • Choperpor

    Gala, es curioso que en la manifestación de Madrid se acosara e insultara a las mujeres del único partido nacional que tiene una mujer de líder. Ese es el feminismo que defendéis?

  • Choperpor
  • Gala

    Choperpor, una gota no hace un océano. Me parece contraproducente el hostigamiento y las exclusiones. Vive y deja vivir.

  • Choperpor

    Bravo por ti, Gala. Ojalá hubiese muchos más como tú en este país.

  • Uantuzri

    Gala, la causa, es que en las clases bajas, que es la más abundante en desigualdad, nmltrato, abusos y violencia y dónde se dá de todo y más de todo, es la sumisión.
    El marido cateto, iletrdao, pueblerino, emigrante y de izquierdas porque no tiene otro remedio, putea a lsa mujer-chacha, follable cuando no tiene otra cosa amano.

  • otrocádizquiero

    En mi entorno familiar, laboral y social, todos somos educados. con valores éticos y morales sólidos, humanistas, los hay de derechas, la mayoría, de izquierdas y algunos más indefinidos, o volubles según sople el viento, hasta hoy jamás ha habido, ni creo que haya ningún problema de violencia machista en esos entornos, no creo que ninguno de mis sobrinos acabe violando ni acosando a ninguna chica borracha, espero que no, llegado el caso la acompañarán, si ella quiere, a casa con educación y respeto. Tiene razón Uantuzri en su comentario, sólo con un matiz, también algunos de derechas que los hay así.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber