Con la venia » Archivo » La decadencia de Cádiz. Por Fernando Santiago

La decadencia de Cádiz. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 26 de junio de 2020

 

Como el personaje de Vargas Llosa : “¿Cuándo se jodió Cádiz?”. ¿En qué momento nos convertimos en una ciudad zafia donde la cultura y el cosmopolitismo están mal vistos? Los síntomas de decadencia de la ciudad se acumulan. No sé si fue la pérdida del monopolio del comercio con América, el cese de los vapores correo, la crisis del sector naval, la inauguración del Puente Carranza que llevó aparejada la marcha de la burguesía gaditana a Vistahermosa, el declive del puerto, la inoperancia de los dirigentes políticos. Cádiz ya no es la ciudad culta y cosmopolita que fue, donde floreció el teatro y la prensa, incluso capital del Imperio Español durante unos años. Ahora Cádiz se ha vuelto chabacana, como tantas otras ciudades del entorno, donde es más importante “Sálvame” que una obra de teatro. Nos hemos visto reducidos a Las Tres Cés del Cádiz profundo. Por si fuera poco, hay gente que piensa que esas Tres Cés son la prueba palpable de gaditanismo , en contra de la historia de la ciudad. Poblaciones vecinas no podrán llorar su realidad sobre la historia porque son lo que siempre fueron, la nuestra debería hacerlo cada día. Aquí no hay quejas si cierra una librería pero parece un drama ciudadano que una tienda de artículos de broma, El Millonario, ponga a la venta su local , como si la tierra se abriese bajo nuestros pies. Un genial comparsista de vida irregular le da nombre a un colegio en una de los ejemplos de lo bajo que hemos caído, cuando unos maestros perpetran semejante atropello al sentido común y a la razón. Un jugador condenado es una leyenda en Cádiz. Un chaval entusiasta, tristemente fallecido, se convierte en icono del cadismo por animar a su equipo con un megáfono. Para colmo a uno que sale cantando en comparsas que se deben al genio creador de otros, le escriben sus memorias, como si fuera Winston Churchill. El problema, claro, no es que se publiquen esas memorias por alguien cuya única virtud es cantar coplas de otros, el problema es que haya gente que lo compre o que incluso cometa la temeridad de leerlas. Que lo haya escrito alguien con pretensiones de intelectual no deja se ser un episodio más .

Por no hablar de que sea un drama local si la Corporación Municipal va con maceros o sin ellos a la celebración del Corpus, en medio de una crisis sanitaria y económica sin precedentes. Otro termómetro de la decadencia imparable de la que fue Emporio del Orbe y ahora se ha convertido en una ciudad chata, sin nervio, sin horizontes y sin grandeza.

Fernando Santiago

  • Elzorrojusticiero

    Y que quiere Sr. Santiago?. Desde el momento en que pusimos de alcalde a un carnavalero…. aquí ya solo importa la “curtura polula”….. esto es carnaval!!

  • hartodetodo

    La cosa viene de lejos; Cádiz no se fue al carajo en el transcurso de una sola generación y, ojalá fuera el caso, tampoco se levantará en una sola generación.
    Siendo, para mí, casi trágica la situación de la ciudad de por sí, peor es que me da la sensación que una parte significativa de la población o le da igual ir de culo y cuesta abajo o, incluso, piensa que vive en el mejor de los mundos posibles.

  • durio

    Es una pena pero es así, desde la primera línea a la última. Por desgracia…

  • JUAN CONTRERAS

    Hoy lo has “bordao”. Vas mejorando.

  • Maru Martinez

    Hoy estoy totalmente de acuerdo contigo todo lo que has mencionado a ocurrido en tiempo del Kichi.

  • Ozé Luí

    La ciudad va mal desde que Teófila se dio cuenta de que se podían comprar votos por poco dinero usando a los Servicios Sociales, sin dejar de invertir en obras importantes para la ciudad (a costa de endeudarse). El problema surge por que cada año eran más los que querían vivir del erario público y menos los recursos que se podían destinar. Kichi siguió con esa política pero sin invertir/gastar en la ciudad, por lo que aumentó sus apoyos a pesar de que Cádiz está mucho peor de lo que estaba. Es la simple opinión de un gaditano de a pie, aunque imagino que los “Jorge Javier” del Blog atacarán sin piedad.

  • _Ricardo

    Lo has clavao Fernando, y coincido con hartodetodo y con Oze Luí: la cosa no es de ahora, la cosa viene de -como mínimo- un par de décadas o al menos de la última década para acá. La ciudad ha ido degenerando. Resultado de esa degeneración es poner de alcalde a un comparsista, que la ciudad esté abandonada, triste y sucia y que el susodicho lo único que haya hecho haya sido engordar y hacerse millonario, y salga reelegido. Si le preguntas a sus votantes por qué le votan, el 90% te responde: es simpático, no ha robado y sigue viviendo en la Viña.
    Poco nos pasa.

  • laborioso

    Comparto pero añado. En el entorno no va la cosa mucho mejor.
    Salvo honrosas excepciones (Medina, Vejer o últimamente Conil), la costa gaditana se ha llenado de pijos y foráneos con mucho dinero y poca clase, que lo único a lo que aspiran es a fotografiar e ‘instagramear’ el atardecer, el plato que se comen a 60 pavos por cabeza o la bajamar.

    Nadie en Chiclana, El Puerto o Chipiona y Sanlúcar parece darse cuenta de que esto es el fin de la zona. Si se acaba el encanto, la tranquilidad y la exclusividad que en cierta forma nos daba en levante, y nuestro modelo turístico es el actual, estamos perdidos. Pero claro. Dí esto en voz alta ahora. ‘Que todos vivimos del turismo’…..

    Ejemplo claro de lo que digo es la visita de periodistas hoy a Chiclana, para contar las maravillas de una ciudad vinícola (sin viñas), de una ciudad cultural (sin teatro o programación de interés), y de una ciudad que sin la playa sería una enorme masa informe de piscinas y construcciones ilegales.

    Y que se aten los machos en Barbate, Tarifa y demás. Que entre la presión de la Costa del Sol y la bahía gaditana, tienen los días contados…

  • Uantuzri

    Ser cosmopolita es un defecto, significa que gente de fuera viene a enriquecerse con las ocasiones que desperdician los gaditanos, y lo hago extensivo a la Bahía.
    La mayoría de los que se enriquecieron con el comercio de ultramar eran vascos, santanderinos, catalanes incluso riojanos, la pesca la dominaban los gallegos, las empresas navales los vascos, la alimentación los montañeses.
    Los primeros Aramburu, Macpherson, Blazquez, Joly, Martínez del Cerro, Lacave, Carranza, Moreno de Mora, Grosso, Martínez de Pinillos….no eran de Cádiz, vinieron a trabajar y se enriquecieron aquí en el S.XIX.
    En el S.XVIII, los cargadores de indias y los grandes comerciantes eran genoveses, armenios, ingleses, franceses o vascos.
    Nosotros siempre hemos sido los currantes que han enriquecido a otros.
    En Jerez y en el Puerto sus bodegas principales eran de extranjeros; Lusteau, Lacave, Osborne, Domecq, Duff Gordon.
    El gas de Cádiz era Lebón, frances.
    Por qué los gaditanos no hemos aprovechado nunca nuestras riquezas y hemos permitido que otros se enriquezcan con ellas?
    La bahía tiene de todo: Turismo, industria naval, aeronaútica, bodegas, polígonos industriales de categoría, hoteles excepcionales, grandes superficies… pues bien la mayoría de sus grandes ejecutivos son de fuera, guente que viene de fuera y ocupa un puesto de trabajo de calidad.
    Si buscamos culpables a la decadencia de la ciudad no miremos a Teófila ni a Kichi, mirémonos a nosotros mismos.
    A que aspiramos y con qué nos conformamos.
    Y por qué cuando salimos a trabajar fuera la mayoría rendimos mucho más que aquí.

  • copion

    ¡chapó!

  • Choperpor

    “En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza. Se premia todo lo malo”.

  • El payaso Chicharín

    ¿Y qué ha sido Cádiz de siempre, más allá de un entorno geográficamente privilegiado? Precisamente esa geografía fue la que trajo aquí a la Casa de la Contratación y a los Balbo.
    Más allá de eso, decadencia, paro, bajunerío y chauvinismo patético. O sea, ná de ná.
    Eso sí, tiene unas playas y unas temperaturas estupendas (joder, otra vez la geografía!)

  • juan guerrero

    Antes era La Petroleo , El Marchena, Paco Alba, paro , miseria, enchufismo, tipos trajeados oliendo alcanfor , con auras de haber inventado la penicilina, barbacoas , 14 personas viviendo en una casa. Ahora, periodistas que se creen que por escribir un articulo en el Diario de Cadiz y tener un programa en TV. con audiencias de 38 personas , se imaginan que son algo especial, porque antes sucedia asi..

  • De Cádiz y del Cadi

    “Cádiz ya no es la ciudad culta y cosmopolita que fue, donde floreció el teatro y la prensa, incluso capital del Imperio Español durante unos años”.

    Esto queda un poquito lejos, no?. Todo lo que vino después es lo que se ha vivido en este país donde Cádiz no iba a ser menos. En nuestra sociedad un equipo de fútbol puede tener decenas de millones de seguidores, un futbolista puede ser referente para la juventud, un cantante o coplero es idolatrado y cualquier fiesta religiosa levanta pasiones… La pasión de los gaditanos, las famosas tres “c”, le cambias las iniciales y puede ser la misma que siente un sevillano, jerezano, malagueño o uno de Zamora, Alicante, Cantabria, Teruel… Porque no es “un mal” que solo padezcamos en Cádiz.

  • Larra

    Enhorabuena por su aálisis señor Santiago. Solo por los motivos que enumera, Cádiz no merece salvarse

  • JMV

    La cultura del copiar pegar, del plagio, del no contrastar, del amor por lo fácil, de lo inmediato, la cultura del pelotazo, la búsqueda de la subvención, la desaparición del mecenazgo, el poco estudio, la no búsqueda de la excelencia, el chovinismo de la población que sólo quiere sus 3C, es lo que hace que cada vez estemos más cerrados y tan sólo influenciados por los movimientos culturales endógenos ya que todo lo externo parece carecer de interés e incluso es en ocasiones ridiculizado o infravalorado por no ser autóctono, dicho esto hay excepciones en esta ciudad que brillan como supernovas en el decadente panorama que nos describe FSM en esta entrada.

  • Olegario

    Llevas tiempo metiéndote con cierta gente sin motivo alguno. Tú sí que eres un pseudo intelectual, y hasta un pseudo político, que te vendiste al mejor postor y que tu paso por el ayuntamiento no creo que lo recuerde nadie. El carnavalero al que le han puesto su nombre a un colegio tras morir, hacía algo más que escribir coplas de carnaval, muy bien por cierto. También escribía libros y hasta era un buen profesor. ¿Puedes decir tú lo mismo? Quizás te gustaría que llevara tu nombre, pero para tu desgracia te vas a quedar con las ganas. Él perdurará en el tiempo, de ti no se acordará nadie dentro de unos años. Ir contracorriente te fue bien hace años, ahora estás demodé. Además de ser un prepotente. Qué pena.

  • Pedro García

    Sr. Santiago: si su blog fuera leído en esta Cádiz decadente necesitaría protección policial. Descripción meridiana. Es lo que hay. Y yo le pregunto, en qué ciudad o país le gustaría vivir para evitar la frustración del que ve a diario como decae su hábitat?

  • Martín Ángel

    Leer un libro de un carnavalero es de incultos.Leer las chorradas de un aficionado al Atlético de Madrid da nivel.Cada uno lee lo que le da la gana.Quien pone el nivel?

  • Agua tapá

    Fernando, hijo las tres Ces es un tópico impropio de tu altura intelectual. En mi entorno familiar, amistades y en general conozco a muchos gaditanos que no les gusta el fútbol, los carnavales o la semana santa e incluso no les gusta nada. En Cádiz abundan los siesos y malages. Gran culpa de la supuesta decadencia serían porcentualmente de ellos

  • Diego de Acuña

    ¿Este artículo lo ha escrito Fernando Santiago? Es que estoy 101% de acuerdo con él.
    Y lo dice uno de VOX.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Agua, desgraciadamente no es un típico , ojalá lo fuera.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Pedro, vivo en Cádiz por voluntad propia , no por un azar. Por eso me duele más .

  • Fernando Santiago Muñoz

    Martín , cada uno opina lo que le da la gana, no crees?

  • Fernando Santiago Muñoz

    Olegario, como dijo Keynes, a medio plazo todos calvos . Lo que ocurra cuando yo me haya muerto puede que le importe a aquellos de mi familias o amigos que sobrevivan , a mí no. Dicho lo cual, estoy seguro que Juan Carlos sería el primero en reírse del nombre del colegio , de la Eterna Banda del Capitán Veneno, de los dedos señalando al espacio y del resto.

  • pedro garcia

    Sr. Santiago, Olegario le ha dado la razón a mi primer párrafo. Suerte con su elección.

  • Olegario

    No voy por la calle pegando a nadie. Simplemente contesto al articulista. Y me parece penoso que se menosprecie a alguien por el simple hecho de estar metido en el mundo del carnaval. No solo a Juan Carlos, sino a Subiela o al autor de su libro, que es, estoy seguro, más intelectual que él. Nada de pseudo. Por lo visto, que alguien tenga la carrera de Filosofía, sea escritor, dé cursos -algunos en la universidad-, con obras premiadas tanto en poesía como en novela, relatos, etc., no le sirve. Me gustaría saber qué es para él un intelectual. Seguro que sus amigos lo son todos.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Olegario: tengo muchos amigos que escriben coplas y componen músicas de carnaval , lo que me parece muy respetable porque yo no soy capaz. Digo más: Juan Carlos es uno de los mejores autores que yo haya conocido y me unía a él un cierto afecto pero me resulta desmedido todo lo que se ha formado , ridículo completo lo del colegio , inclasificable los que se apuntan al carro barato y sensiblero . De todo eso se reiría Juan Carlos , incluso despreciaría ese culto a la personalidad . De su vida privada mejor no hablamos .
    Yo no soy nada que se parezca a intelectual ni lo pretendo ni conozco a nadie en Cádiz que merezca ese título . Como dijo Mario Onaindía en España al que escribe un libro le llaman escritor y al que lee Dos intelectual . Desde luego sacarse un título universitario no te convierte en intelectual , ni escribir algún libro . Ni sacar el título de Filosofía te hace filósofo ni obtener algún premio significa nada( yo tengo unos pocos , fíjate). El que tú ves como un brillante autor vive de dar algunos cursos , ya ves el éxito .


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber