Con la venia » Archivo » ¿Carril bici?

¿Carril bici?

Fernando Santiago Muñoz | 30 de septiembre de 2020

  • hartodetodo

    Si las bicis campan a su aire por las aceras sin que nadie se lo impida sería de fashas o bolcheviques reaccionarios impedir a estos intrusos correr por el carril bici. En Cádiz molestar a los demás haciendo lo que le salga de los mismos a cada cual no está mal visto.

  • Choperpor

    Hay más bicicletas por las aceras que por el carril bici, por no hablar las que van por calles peatonales o en dirección contraria a toda velocidad. Hasta que no se pongan firmes con las multas no se soluciona.

  • jocha

    Igual que pasó con el casco en las motos. Multas y más multas. Así se aprende aquí.

  • Pedro García

    Aquí no pasa ná

  • Antonio

    Mira tú que bien, encuentro esta entrada que me viene como anillo al dedo. Hoy, a las siete y media de la mañana, media hora llevaba ya trabajando en la calle de un lado para otro. Giro a la izquierda desde la calle Ahumada a Fermín Salvochea hacia plaza de España. Subido (por costumbre) a la acera, y me doy de bruces con un tipo en patinete que viene girando hacia donde yo estoy, pegado a la pared porque venía un coche circulando (aunque está prohibido) por Fermín Salvochea a Argüelles.

    Me llevo un golpe que aminoro porque pongo las manos hacia adelante, lo que hace que el patinetero se tambalee y ponga ambos pies en el suelo cayendo su patín al suelo. Sólo me da tiempo a decir “¡Qué barbaridad picha!”, me dispongo a recoger mi carpeta y una mochila que cayeron al suelo. No me da tiempo a más, el tío se monta en el patín pidiendo disculpas y sale embalado hacia Antonio López como alma que se lleva el diablo, quizás temiendo algún enfrentamiento conmigo. Sólo me da tiempo a llamarlo sinvergüenza, y no grito más por respeto a la hora y a los vecinos que no tienen culpa.

    Sigo mi camino y a la altura del cruce de Fermín Salvochea e Isabel la Católica frente a una papelería, muy pegado a la pared, un coche de la policía local aparcado, y a los pies del capitán Miranda en Argüelles, otro. ¿Qué hago?, ¿entro donde están y les digo algo con el riesgo de salir identificado o yo que se?, ¿me jodo y me voy dolorido y con el susto?. Al final, opto por lo segundo, sigo mi camino. Hoy adelanto la hora de desayunar para verme la mano y rodilla izquierda que me duele algo más de lo normal y aprovecho para decir aquí que ciclistas y patineteros deberían estar más vigilados, que hacen lo que le salen de la punta del nardo, que mutan de vehículo-peatón o peatón-vehículo según su conveniencia y que deberían estar igual de perseguidos que algunos automovilistas que hacen de su capa un sayo conduciendo.

    Que ya está bien, que la ciudad por este tipo de gente, es el coño de la Bernarda y que estamos muy hartos de soportar a tanto energúmeno a pedal o patín. Aparte de algunos al volante.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber