Con la venia » Archivo » Pensamiento mágico. Por Fernando Santiago

Pensamiento mágico. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 1 de octubre de 2020

Estaba el Papa presidiendo una visita ad limina cuando un obispo in partibus infidelium comenzó a explicar con vehemencia las dificultades de difundir la palabra de Dios en tierra de infieles, con tanta pasión que el Papa llamó al Camarlengo y le dijo “questo tonso di merda crede veramente en lo que dice o é en el segreto come noi?Eso es de aplicación a todo tipo de pensamiento mágico. Según he ido cumplido años me he hecho más descreído. Empecé por saber que los Reyes son los padres, casi a la vez que el Ratón Pérez no existía y que los niños no venían de París. Luego supe que lo del Hombre del Espacio era una invención en todas las religiones. Luego comprobé que el Real Madrid ganaba siempre con la ayuda de los árbitros. Pasé de creer en que los políticos iban a resolver los problemas de los ciudadanos a comprobar que antes de nada iban a resolver los suyos propios. Luego supe que el levante no soplaba porque salieran los seminaristas, que el rayo verde no salía en La Caleta por mucho que se mirase la puesta de sol, que la afición del Cádiz es tan especial como cualquier otra afición de España, que los que cantan en el Falla no lo hacen por Cádiz ni por afición sino que lo hacen por dinero. Va uno del entusiasmo al escepticismo y de ahí al cinismo, camino del siesismo. Es la naturaleza, la edad provecta te lleva a no creer nada, por muy buenistas que se pongan en los medios de comunicación para que las almas cándidas sean más felices , para que la mayoría de ingenuos duerman tranquilos. Llegará la vacuna algún día, las autoridades sanitarias saben lo que hacen, los hosteleros solo quieren salvar los puestos de trabajo de sus establecimientos. Me pasa lo mismo con Pelayo Quintero , ese arqueólogo que decía buscar un sarcófago antropoide femenino, pareja del hallado en Punta de Vaca. No se sabe el motivo por el cual creía que había dos, pero decía buscarlo hasta que las diferencias políticas le hicieron abandonar Cádiz en 1939 camino de Tetuán, donde murió. Cuando hace 40 años se encontró el sarcófago femenino justo en el jardín de la casa donde vivía Quintero, todo el mundo repetía: fíjate qué casualidad, tanto buscarlo y lo tenía debajo, qué misterioso es el mundo, dormía sobre el sarcófago que buscaba. Pensé hace 40 años y pienso ahora que las casualidades no existen. ¿Cómo iba a estar la pareja separada kilómetros del primer sarcófago? Debo ser muy mal pensado o tener el comillo muy retorcido pero me parece que de entre todas las posibilidades, la más sencilla sea la correcta, eso que llaman La Navaja de Occam: lo más normal es que Pelayo Quitero encontrase el sarcófago femenino y se lo guardase para sí. Es la naturaleza humana. Homo hominis lupus.

Fernando Santiago

  • hartodetodo

    Purita casualidad.
    P.S.: Las diferencias políticas; con quién eran, si puede saberse. Abandonar Cádiz para irse a Tetuán en el 39 aparentemente era meterse directamente en la guarida del lobo.

  • Luis Mora

    Fernando, además de con la ayuda de los árbitros, el Madrid también gana en el min 93.

  • Marco Polo

    Pues se nota bastante que no ha visto una foto de cuerpo completo de Pelayo Quintero y mucho más evidente es que no ha leído en su vida una sola publicación de Pelayo Quintero. Porque ni menciona en ellas la posibilidad de una “pareja” del sarcófago masculino ni lo buscaba con insistencia. Para un arqueólogo es un hecho notorio el descubrimiento de una pieza de ese calado histórico, si Quintero lo hubiese descubierto, conociéndolo un poco, sabría que no lo mantendría callado. Por otra parte, Pelayo no era el increíble Hulk, capaz de transportar una pieza de ese tamaño y peso por sí mismo. O sea, hablamos de un arqueólogo y no de este perfil que tanto le gusta a usted que son los “investigadores del subsuelo”, que no tienen ni los permisos ni la titulación habilitantes para hacer lo que hace, intervenciones arqueológicas ilegales.

  • Uantuzri

    Quintero, como persona ilustrada, era lo mismo que Pemán, monárquico.

  • FB

    Aparte del hecho que los dos sarcófagos son de épocas distintas y no los enterraron a la vez. No fue un 2×1 en el Ocaso fenicio

  • Fernando Santiago Muñoz

    Marco Polo: qué bonito es tener la ingenuidad infantil de creer en los Reyes Magos .

  • Fernando Santiago Muñoz

    Luis : sí, sí, con la ayuda de los árbitros .

  • Marco Polo

    Bien bonito que es. Pero, Sr. Santiago, prefiero pecar de ingenuo a intentar querer emular a la serpiente del Paraíso y ni siquiera llegar a diablo cojuelo.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Marco, no menosprecies a Diablo Cojuelo, gran personaje

  • Uantuzri

    Las opiniones son como el culo, todo el mundo tiene una.
    Harry Callahan. (Clint Eastwood).
    Alguien que nos vendría tela de bien.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber