Con la venia » Archivo » El Señor Smith. Por Anton Haidl

El Señor Smith. Por Anton Haidl

Fernando Santiago Muñoz | 16 de marzo de 2021

 

El señor Smith
(Reflexiones de un espectador)

“Sin espectadores no hay teatro” suele recordarme un amigo actor y por ello, también, me siento con ánimo de poner sobre el papel mis reflexiones después de ver “El señor Smith” en La Central Lechera de Cádiz el día 13 de marzo del 2021.

La obra es una pieza en un acto de unos 70 minutos de duración que se desarrolla en el estudio de un pintor (José M. Vigo Leon) que recibe la visita sorpresiva de una amiga de su juventud (Eva Delgado), porque ella se ha tenido que desplazar al pueblo natal de ambos para declarar en el juicio contra el Sr. Smith (Pedro López Raya), un personaje siniestro que había abusado de ambos cuando eran adolescentes.
El diálogo entre ambos lo interrumpe, cada cierto tiempo, la aparición en escena del Sr. Smith, de cuyos recuerdos son incapaces de librarse, a pesar de los más de veinte años transcurridos.

La dirección de la obra es la ópera prima de la actriz Carmen Reiné, que logra captar la atención del espectador desde el primer momento con medios audiovisuales y decorados sencillos, pero certeros y que consigue que los actores desarrollen todo su potencial dramático.
Entre los tres, y sin menospreciar a ninguno, destaca Pedro López Raya, que da vida al Señor Smith y que adopta y representa con maestría las distintas facetas de la personalidad de ese psicópata.

La estructura de la obra, escrita por Palma Medina, puede reclamar cierta originalidad por intercalar en el diálogo las apariciones del Señor Smith, que no es tanto un fantasma en el sentido tradicional, sino, más bien, la proyección de las secuelas que han dejado los abusos sufridos en las mentes y la personalidad de sus víctimas.

No obstante, y en opinión de este espectador, el guion no aprovecha todo el potencial que este planteamiento inicial podría haber ofrecido.
Si alguien escribe sobre un tema desgraciadamente aún muy actual, como es el abuso a menores, no se debería limitar a describir, sin más, el sufrimiento y los traumas de las víctimas.
Podría ofrecer maneras de superarlos, por ejemplo mediante el humor, que es una receta antigua y eficaz. Así, las victimas, en vez de escuchar cabizbajos los recuerdos de ese monstruo, que aún les rondan por sus cabezas, la autora podría haber puesto en sus bocas respuestas, respuestas desafiantes, valientes, capaces de provocar risa y por ende una catarsis.
Creo que también los espectadores se lo habríamos agradecido.
AHD

  • Palma Medina

    Estimado señor Smith. Perdón, quise decir señor Fernando o señor Antón (pues no sé de cual de los dos “fantasmas” se trata).
    Veo que tiene usted un amplio conocimiento sobre teatro y, sobre todo, de dramaturgia. Cosa que me alegra profundamente ya que, para opinar en un medio público (ya sea como mero espectador o como entendido en la materia), es lo mínimo que debe exigirse. También el saber escribir. De ahí la importancia de las comas bien puestas. Algo que veo se le escapa a usted (quizás una corrección ortotipográfica no le hubiese venido mal del todo).
    Que alabe el trabajo de la directora de escena y de Pedro López Raya también muestra su imparcialidad al intentar redactar este ¿artículo? ¿reseña?
    Pero, sin duda, lo que más me impresiona es su crítica hacia el texto. Que un tema como el que se trata en la obra diga usted que habría que haberle añadido ciertas dosis de humor, eso sí que es digno de hacer reír. Le invito a que lea algo sobre el conocido “caso bar España”. Ya verá lo mucho que se ríen las víctimas de pornografía infantil y de pederastia sobre cómo eran violados y torturados de niños. Para “partirse el culo” (nunca mejor dicho).
    Si quiere humor le sugiero que, la próxima vez, no pierda ni su tiempo ni su dinero en ver una obra dramática en la que se hace una denuncia social sobre un tema terriblemente duro. Los sainetes de los hermanos Álvarez Quintero puede que estén más al alcance de su intelectualidad.
    P.D. Hágase mirar lo de las comas antes de volver a escribir. Consejo de una simple “aficionada” de la literatura.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Palma: yo no fui a ver la obra ni he escrito esa entrada, como bien dice el titular. No he hablado con Anton en mi vida.

  • Palma Medina

    Buenos días, Fernando.
    Me extrañaba mucho que tú hubiedes escrito algo así. Te conocí en la APC y tenemos muchos amigos en común. Pero, como comprenderás, aparece tu nombre, y he pensado que te hacías responsable de lo publicado.
    De todas formas, sin acritud… ¡Viva la libertad de expresión!
    Un cordial saludo.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Palma: mi amigo el viñetista Patrick Pinter me envió el artículo por si quería subirlo al blog, cosa que hice como hago con muchos otros, la verdad. Sé quién es Anton pero no he hablado con él en mi vida. Un saludo. Nos vemos.

  • Rosario Martín

    Estimado Antón:
    Tal y como ha dicho, sin espectador no hay teatro. Otra cosa es que el público sepa a lo que va cuando acude a una representación teatral. Cualquier persona con un nivel cultural medio sabe que los tres grandes subgéneros teatrales son tragedia, comedia y drama. A lo mejor es usted de los que asocia el teatro única y exclusivamente con la risa. Si le apetecía ver una comedia, tenía que haberse informado previamente de los subgéneros que existen, así como del tipo de obra para el que paga la entrada.
    El dramaturgo cultiva con su arte el género que desee. La manera de abordar el tema de la pederastia que sugiere hubiera sido “otra obra” ¿Por qué no la escribió usted, si tan claro tiene como había que hacerlo?
    Con todo el cariño, le aconsejo que amplíe sus horizontes, su formación, y su perspectiva antes de hacer críticas que ponen en evidencia la falta de conocimientos sobre el tema del que opina.

  • Rocío Medina

    Estimado Antón:
    Tal y como ha dicho, sin espectador no hay teatro. Otra cosa es que el público sepa a lo que va cuando acude a una representación teatral. Cualquier persona con un nivel cultural medio sabe que los tres grandes subgéneros teatrales son tragedia, comedia y drama. A lo mejor es usted de los que asocia el teatro única y exclusivamente con la risa. Si le apetecía ver una comedia, tenía que haberse informado previamente de los subgéneros que existen, así como del tipo de obra para el que paga la entrada.
    El dramaturgo cultiva con su arte el género que desee. La manera de abordar el tema de la pederastia que sugiere hubiera sido “otra obra” ¿Por qué no la escribió usted, si tan claro tiene como había que hacerlo?
    Con todo el cariño, le aconsejo que amplíe sus horizontes, su formación, y su perspectiva antes de hacer críticas que ponen en evidencia la falta de conocimientos sobre el tema del que opina.

  • Carmen García

    Pero querida Palma Medina… ya deberías saber que la ignorancia es muy osada. Desde que cualquier tonto se ve tres tutoriales en YouTube y se cree músico, pintor, etc. nos podemos esperar cualquier cosa. Como en este caso, alguien se compra una entrada (y un paquete de palomitas) y se piensa que va al teatro a reírse. Eso sí, a continuación, se convierte en crítico literario. Total, luego el amigo esquizofrénico de turno le aplaude, y todos tan contentos.
    Este es de los que, si pudiera resucitar a Lorca, se atrevería a decirle que escriba en clave de humor “La casa de Bernarda Alba”. Ya me veo a Pepe el Romano tirándose pedos y a Adela ahorcándose porque no puede soportar el olor.
    De todas formas, una vez localizado quién es el “gran escritor”, no es difícil entender semejante disparate.
    Luego, los de su partido, van de crear política social, de ser muy empáticos y toda esa cortina de humo que han intentado vender. Y digo intentado porque, en breve, en vez de Podemos pasarán a llamarse Pudimos.
    El problema es que aquí, este tipejo, está faltando al respeto y burlándose de aquellas personas que han sido víctimas de pederastia. Quizás le haya gustado tanto el trabajo actoral de su buen colega Pedro López Raya, en el papel del señor Smith, porque tenga aficiones muy parecidas a las suyas…

  • Palma Medina

    Ante todo, muchas gracias compañeras: Rosario y Rocío (filólogas y lingüistas) y Carmen (trabajadora social especialista en protección al menor).
    Decir que he puesto en conocimiento de la Asociación Clara Campoamor las palabras del intelectual y se tomarán las medidas oportunas. No sea que luego salga con sus amigas de Pudimos (me ha encantado Carmen, por eso te lo copio) en el 8M con la camiseta morada dándoselas de lo que no es.
    El fantasma del señor Smith, reencarnado en el bueno de Anton (¡ojo! que no es Antón con tilde, que este es extranjero y es más listo que los de aquí), debió quedarse dormido durante la representación. Lógico, la hora era muy mala. A las 16.30 de la tarde y creyendo que iba a ver una comedia sobre la pederastia y la pornografía infantil, echó una cabezadita (porque otra cosa no creo que el pobre pueda echar ya) y no se enteró del mensaje principal de la obra: la esperanza de recuperarse tras un trauma y comenzar una nueva vida.
    Querido Anton, siento profundamente que no pudiera reírse con mi obra. Sé que me lo hubiera agradecido. Pero yo no escribo para que lerdos como usted obtengan placer alguno. Ese tipo de placeres, y me refiero ahora a los mundanos, se los busca usted en otra parte. Eso sí, procure que anden sujetos a la legalidad, no sea que acabe usted igual que su fantasma… el señor Smith.

  • Uantuzri

    Prohibido opinar.

  • Rafa Narváez Sánchez

    Por cierto, Fernando Santiago, tú podrás decirle a la autora lo que te parezca, pero estás consintiendo que en tu blog publique un mamarracho que no sabe ni donde está de pie una aberración tan grande como decir que la pederastia se trate con un toque de humor.
    Ole tus cojones!!!!!! Y viva la prensa libre.

  • Rocío Medina

    Estimado Uantuzri:
    Claro que se permite opinar. Pero el hacerlo abre la veda para que los demás también opinen, y tal vez no nos guste oírlos.
    Desde mi humilde punto de vista, para convertirse en opinólogo de algo lo primero que hay que tener es conocimientos sobre el tema. Lo segundo, mantener la mayor objetividad posible. Y aquí al “opinador” se le ve el plumero: ensalza la figura de su amiguito y ningunea a los otros dos actores, como si solo fuesen el relleno o mal necesario para que este destaque. La directora de escena, a la que el coleguita con ínfulas de Larrañaga quiere llevarse a su terreno, recibe elogios también. La autora, que no va a permitir que se haga con una creación propia con derechos de autor lo que los demás quieran, tirada por tierra.
    Dicho esto, para todo aquel que siga considerando el teatro como sinónimo de risa y comedia, recomiendo una suscripción a Netflix.

  • Palma Medina

    Uantuzuri (por cierto, bonito seudónimo), debes pertenecer al grupo de intelectuales de Anton y a su consejo de sabi@s.
    Lo que sí están prohibidas son la pederastia y la pornografía infantil. No solo están prohibidas, sino que son un delito. Y “opinar” que yo debería haber escrito una obra sobre este tema con una dosis de humor solo lo hace o un inconsciente o, como me han soplado, uno que se mete por la nariz más de la cuenta y se ha quedado tonto para siempre.
    Que luego, los Pudimos, sois los que salís a gritar por las causas perdidas. Pégate un homenaje con Anton de esos que tanto os gustan y luego, bajo sus efectos, volvéis a opinar de nuevo. Y así, de paso, nos seguiremos riendo (pero de vosotr@s).

  • Joselete

    Uantuzri, te han dicho que eres de Pudimos, yo iría a los juzgados.

  • Uantuzri

    :) :) :)
    “Los extremeños se tocan”, Joselete el Bueno.

  • Palma Medina

    ¡Cuidado con lo que tocáis! Porque, si son niñ@s, sí que vais a ir a los juzgados. Si es lo otro, con cambiar de camello basta.

  • Palma Medina

    ¡Se está animando esto, eh!
    Venga, seguid así. Que el bueno de Anton se quedó con ganas de reírse.

    P.D. Por cierto, Anton. Dinos algo ¿no? ¿Solucionaste el tema de las comas?

  • Palma Medina

    Anton, pillín… Que he dicho “comas” no “coca”.

  • hartodetodo

    ¡Joder! No había leído esto antes, no he visto la obra, no conozco ni a la autora, ni al tal Anton (con o sin acento), ni a ninguno de los actores ni participantes en el montaje. No tengo afiliación política, no me meto nada y no toco ni el pito caña; me ha llamado la atención los comentarios que he visto hoy y después de leer la entrada lo que sí debo tener es una parte masoca o de saco de boxeo por atreverme a colgar un comentario aquí:
    Se puede cuestionar, y para mí con razón, que al crítico, que en general pone la obra y a los actores bien, se le ocurra sugerir que en un tema tan sensible como el abuso a menores tenga cabida el humor como vehículo para superar el abuso (la verdad es que yo tampoco lo veo); pero desde luego, después de leer la crítica y limitándome solamente a lo escrito, yo no llego a la conclusión que el crítico (que califica al abusador de siniestro, psicópata, monstruo, etc) se tome el abuso a menores a broma como parece desprenderse de algunos comentarios.
    Lo que pueda haber a título personal entre autora, crítico, actores, directora de escena, amigos de todos ellos, conductas personales e ideas políticas de cada uno de ellos, etc, es otra cosa.

  • Uantuzri

    Palma, no se puede criticar a los demás el uso incorrecto de las comas y usar el símbolo arroba como signo lingüístico.
    Por cierto, ni conozco a Antón ni a ninguna de vosotras, ni siquiera a las dos que escriben exátamente lo mismo,ni tampoco me interesa mucho el teatro, la verdad, prefiero el cine. Pero es solo cuestión de gusto personal porque tiene todo mis respetos como bella arte que es.
    Yo solo he querido significar conmi comentario la desmesurada reacción a la opinión personal de un espectador sobre l obra que ha visto.
    Ya lo dice al principo, empieza con “Reflexiones de un espectador” y continua con “en opinión de este espectador”.
    Como comprenderás no voy a ponerme a discutir sobre una obra que no voy a ver ni a defender a un señor que no conozco de nada.
    Simplemente, y lo vuelvo a repatir, me ha parecido exagerada la reacción a una opinión.
    No hay más.

  • Palma Medina

    Buenos día, hartodetodo (bonito seudónimo también, muy optimista y positivo).
    Soy la autora de “El señor Smith” y, quien me conoce sabe que SIEMPRE, tanto en prensa, redes sociales como en cualquier otro medio de publicación he respetado y aceptado las opiniones que se han hecho sobre mis obras. Y SIEMPRE he aprendido de las críticas que mis lectores han hecho, pues gracias a ellas me han hecho crecer y subsanar los errores.
    Cuando me propuse escribir “El señor Smith”, me documenté lo suficiente (como hago en todas mis obras) y me encontré con el terrible “caso bar España”. Fue un shock para mí y pensé mucho si seguir adelante o no con la obra. Al final, decidí que el teatro era una herramienta magnífica para realizar una denuncia social sobre la pederastia y la pornografía infantil.
    Hemos trabajado muy duro durante dos años (con pandemia de por medio) para sacar adelante este proyecto.
    El resultado, desde el equipo de Hélade Teatro, ha sido positivo. Y hemos aceptado todos los consejos, críticas y opiniones que nos han llegado desde que estrenamos el 13 de marzo.
    No sé si el señor Anton se está tomando a broma o no el abuso a menores. No me interesa. Eso allá él y su conciencia. Pero lo que no voy a tolerar es que nadie, a través de la facilidad que hoy permiten los blogs y las redes sociales, haga de crítico literario (sin serlo) e insinúe siquiera ningún tipo de frivolidad sobre una terrible realidad que sufren a diario más niñ@s de los que pensamos.
    Aclarado esto decir que, quizás, me he permitido algún que otro chascarrillo a raíz de ciertos comentarios originados al respecto pero, como bien le he dicho a Fernando Santiago: ¡Viva la libertad de expresión!
    Por otro lado, decir que yo no tengo ningún tipo de afiliación política y que tengo amigos y enemigos de todos los partidos, a los que quiero y respeto con toda mi alma (sí, también a los enemigos).
    Bromas aparte, decir que aquí no hay nada a título personal con nadie (al menos, por mi parte) y que el equipo de Hélade Teatro es magnífico. Así que solo puedo dar las GRACIAS a tod@s ell@s por haber dado vida a mi obra.
    Y a ti también, hartodetodo, por tu opinión objetiva y por darme a mí la oportunidad de aclarar ciertas cosas.

  • Palma Medina

    Y, por otro lado, Uantuzri.
    Ufff… yo también odio las arrobas. Al igual que esa idiotez de: los niños y las niñas. Pero ¡qué le vamos a hacer! Es lo que toca.
    Eso sí, con respecto a lo de las comas me ocurre como a Oscar Wilde, me las tomo muy en serio.
    Te digo lo mismo que a hartodetodo, creo que ya he aclarado mi posición al respecto. No nos podemos tomar a broma el tema de la pederastia y la pornografía infantil ni, mucho menos, frivolizar a través de las redes con la excusa de hacer una simple crítica.
    Yo ya creo haberlo aclarado todo y no voy a “opinar” más al respecto. Tengo cosas más importantes que hacer.
    El teclado me espera para otra obra relacionada con la homosexualidad con la que, espero, tampoco se frivolice en su momento.
    ¡GRACIAS a tod@s (con arroba) por vuestras opiniones libres!

  • Joselete

    Anton, picha, si tienes coca comparte, que los comunistas sois muy ratas.

  • hartodetodo

    Palma: Me alegro que te guste mi nick y que sepas apreciar la positividad que desprende. Las críticas literarias de aficionados o espontáneos en blogs y redes sociales son inevitables y tienen el aspecto positivo de dar a conocer obras y autores que sin ellas hubieran pasado inadvertidas para mucha gente.
    Saludos y mucho éxito en tu carrera.

  • Rafa Narváez Sánchez

    Joselete Joselete……. si no sabes torear pa que te metes.jajajajajaja
    Venga cojones reparte tu también q luego se la quedan toda las hermanas Tubío y esas si q son ratas

  • Pedro López Rsya

    Antes que nada, quede claro, intervengo aquí sólo y exclusivamente como padre. Uno de mis hijos fue diagnosticado de esquizofrenia hace 22 años. Pero también lo hago como director del grupo de teatro Telón Cádiz Inclusión, que fundáramos Andrés Pablo Medina y yo mismo sobre las cenizas de Tejoretas, y dentro de una asoc. de familiares allegados y personas con enfermedad mental en la que entonces militábamos. Nuestra trayectoria como grupo tiene ya un recorrido de once años. Utilizamos el arte teatral como el mejor de los vehículos de expresión, y porqué no decirlo, como arte de sanación. Telón Inclusión es la gran ilusión en la vida de mi hijo, actor de Telón, y el de todas y todos los artistas que lo componen. No nos vanagloriamos de nada, aunque hayamos tenido entre nuestros directores
    a Sergio Torrecilla y a Juan Bellido Ríos. ¡Ahí es nada ! También y esto lo menciono como agradecimiento, en el verano de 2019 el gran dramaturgo Jose Luís Alonso de Santos,- para mí el más grande de los dramaturgos vivos-, enterado por Enrique Miranda de Onda Cádiz de que nosotros representamos muchas de sus obras breves, tuvo el detallazo de regalarnos dos ensayos/taller, uno inolvidable por cierto lo impartió en el Espacio Amigos de Quiñones -Gracias Blanca Flores-
    También en ese año el Ayuntamiento nos designó para que hiciéramos la lectura del Manifiesto por el Día Mundial del Teatro, en el Teatro Falla. Y para terminar diré que el último taller teatral nos lo ha impartido un tándem de actrices magnifico: Carmen Reiné y Xiomara Sáez. Esto lo cuento para que de primera mano conozcan algo de este humilde grupo de teatro aficionado. Si quieren más información entren en nuestro Facebook.
    Y voy al grano, repito que hablo como padre,
    me parecen palabras muy
    desafortunadas, -y lo atribuyo a un lapsus cálami-, las que escribe la señora CARMEN GARCÍA, y me refiero a éstas:
    “Total, luego el amigo esquizofrénico de turno le aplaude, y todos tan contentos”
    Son sus palabras textuales. No sé si usted estará contenta de ellas, pero sepa que a muchas personas del colectivo aludido nos han dolido, y tela. Ya está bien. Un poco de empatía por favor, y de caridad. No puede imaginarse el daño que hacen comentarios como el suyo, además hechos con un tono pretendidamente jocoso.
    ¡Maldita la gracia del chiste!
    Como sabe bien hay palabras que pueden sanar y otras todo lo contrario, “matar”. A mí, señora, sólo me han herido, pero además del dolor de la herida me han producido una tristeza inmensa. Y vergüenza ajena.
    No entiendo cómo puede usted denostar ciertas conductas aberrantes y delictivas, lo que evidentemente le honra ( me refiero a la denuncia que hace de esa execrable lacra por desgracia tan actual de la pederastia ), y al mismo tiempo se le escape ese comentario tan… sobre la que es una de las enfermedades mentales más terribles como lo es la esquizofrenia.
    Y termino, no sé si después de leer el dolor de este padre, seguirá usted tan satisfecha y tan contenta de su comentario tan…
    Salud!

  • Manuel

    Hay que aceptar las críticas.
    ¿O sólo nos gustan las alabanzas?
    No entiendo lo que se ha formado aquí simplemente por una crítica a una obra. Crítica u opinión.

  • Carmen García

    Señor Pedro.
    Soy trabajadora social y especialista en protección al menor. Sabe usted cómo nos ha sentados a nosotras que su amiguito Anton hable de que una obra sobre la pornografía infantil y la pederastia se trate con humor?
    Es evidente que, como ya han apuntado anteriormente, debe sentarle mal lo que se mete por la nariz.
    Mucho me temo, de todas formas, que tras esas palabras y esa opinión anda usted detrás. Como en todo lo que usted toca, está podrido. He tenido la ocasión de hablar con mis compañeras de FAEM y es evidente lo que hizo usted allí y cómo y con qué apelitivo salió por la puerta de atrás.
    A ver cuánto tardan las compañeras de EQUA en darse cuenta de lo que han metido en su casa.
    Y no hable usted tanto en defensa de la enfermedad mental porque a usted solo le interesa su ego. Ese que su amiguito Anton tan bien ha dejado marcado en su artículo/opinión.
    Todo lo que usted no controle, manipule o compre está contra usted.
    Cádiz es muy pequeño y ya usted muy visto y oído!!!

  • Pedro A. López Raya

    Carmen, señora…No tengo el gusto de conocerla -esto es evidentemente mero formulismo-, pero veo que usted a mi sí me conoce y mucho, de oídas claro. No voy a entrarle al trapo. Me importa un comino lo que la gente se meta por los distintos orificios de su cuerpo, lo digo por lo usted deja entrever sin pruebas del señor Ànton, le aclaro por cierto que él no es como usted dice colega mío ( no milito en ningún colegio desde que dejé el Colegio de Enfermería, tampoco en partido político alguno ). Nunca me importó mucho, y esto desde niño, lo que la gente pudiera pensar o decir de mí. Por eso “la mierda”, que a grandes paladas con sus palabras acaba de lanzarme, ni me llega. Se las lleva el viento.
    Eso sí, aumentan mi estupefacción y mi vergüenza ajena.
    Verba volant scripta manent, ¡ah! y le recuerdo cuál ha sido el único motivo por el que he intervenido aquí, ha sido esa frase suya pretendidamente chistosa y tan desafortunada: “Total, luego EL AMIGO ESQUIZOFRÉNICO DE TURNO le aplaude y todos tan contentos”. ¡De esto que es por lo que le pedía una explicación ni una palabra. Salud!!!… señora.

  • Benito

    Palabras impregnadas de ponzoña,
    emanadas de la oscura garganta de la víbora.
    Palabras tristes de almas perdidas,
    que son fruto de la ira y el rencor.
    Negras palabras nacidas del vientre,
    que silencian las que en el corazón habitan.
    Palabras que prostituyen la belleza de la vida.
    Palabras propias de fieras que olvidaron el amor.

  • Rafa Narváez Sánchez

    Q pedazo de poeta cojones!!!!!!!jajajajaja
    Hay q ver la cantidad de mamarrachos q hay aqui dandoselas de intelectuales, ehhhhh??????
    Y q ademas le entran al trapo a todo.jajajajaja
    Joselete y Manolete q no saben torear y q se meten.jajajajaja
    Y el resto de listos defendiendo quien sabe que para q el resto nos riamos mas y mejor.
    Se hacen apuestas señores!!!!!!
    Quien sera el siguiente carajote??????
    Anton cojones q me estoy riendo lo q tu querias reirte en la obra.jajajajaja

  • Rafa Narváez Sánchez

    Y tu Carmen Garcia chochete. No tires la piedra y escondas la mano q me quiero enterar de con q apelitivo se fue el Pedro ese por la puerta de atras si con un pincho de tortilla o una tapa de ensaladilla.jajajajaja
    Venga joe dilo q me quiero reir como Anton q yo vengo d foro coches y alli la gente es mas cañera

  • Rocío.

    No entiendo por qué el señor Pedro López tiene que exhibir su currículum teatral y el de Telón Rojo para hablar como padre y afear el comentario de Carmen sobre los esquizofrénicos. Totalmente de acuerdo con el hecho de que el comentario es ofensivo y de mal gusto. Burlarse de problemas mentales o buscar la risa en algo tan grave como la pederastia (vuelvo a recordar a nuestro amado Anton) demuestra la calidad moral de cada cual.
    Ahora bien, las palabras dedicadas a la trayectoria teatral exceden con mucho a la crítica a estos desacertados comentarios y al dolor como padre. Reflexione cada uno si le duele más el ego que las cosas que de verdad importan en esta vida.

  • Felipe

    A la persona q cometo q su amigo esquizofrenico le aplaudia, le peregonto es usted nazi @ X ssss

  • Felipe

    Ich frague das nur veil iCHG indeuchlend gevonen habe… bitte icgi brauge wasser?????
    bracuche

  • Rafa Narváez Sánchez

    Felipe cojones!!!!!!! Para decir hija de puta no hace falta q lo digas en aleman picha q en español queda mas bonito.jajajajaja
    Te has tomao uno de los bomboncitos de tu amigo Anton??????
    Pues ten cuidao cojones q mezclar la marijuana con las pastillas q tu te tomas para tu schizophrenie nos es güeno.jajajajaja

  • Carmen García

    Al señor López Raya le ha salido y le sigue saliendo muy rentable la enfermedad mental. Tiene un grupo de personas para manipular a su antojo y que le engorden y aplaudan a su ego. Y si de paso se lleva un pellizco en subvenciones pues mejor que mejor.
    Como apunta Rocío el exponer su curriculum no es más que una muestra más de ello. Como esta opinión de su amigo Anton que tanto juego está dando. Insisto en que detras de ese artículo está él,poniéndose medallas solo a él y a su nueva protegida y dejando a los otros dos actores y a la autora a la altura del betún por no dejarse manipular.
    De todas formas, debería también poner en el curriculum de todos los sitios que lo han echado y con todas las personas que ha tenido problemas por no atender las necesidades insaciables de ese ego que sus enfermos mentales sí satisfacen a su merced.

  • Felipe

    Yo acabo el tema indicando q la envidi@sss es el mal nacional. MUchas gracias por mrter la pata…tu q si sabes donde dar palmaditas jajjaj buenas noches y prospera seman san t@

  • Baldomero

    Le ha debido echar demasiado vino a las torrijas.

  • Rafa Narváez Sánchez

    Pues como las torrijas las haga Anton en vez de vino le echa sus 2 ingredientes favoritos. Los polvitos magicos y la marijuana.jajajajaja
    Carmela coño!!!!!! Dinos donde conseguir un puñao de carajotes a los q manipular y q me den una subvencion.jajajajaja
    Q siempre t guardas las mejores cosas.tu debes ser otra rata de Pudimos q to lo quieres pa ti

  • Uantuzri

    Si esto pasa en Cádiz en Broadway se tiran a la cabeza ojivas nucleares.

  • Rafa Narváez Sánchez

    Jajajajaja

  • Felipe

    con perdon y a toro pasado jajajajjajaj. de mi abusaron y m etorturaron el texto una broma por ser politricamente correcto. mpeldon pol fartas de tografia soy analfabeto finalista de no se q premio …..


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber