Con la venia » Archivo » El parnaso se renueva. Por Fernando Santiago

El parnaso se renueva. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 13 de mayo de 2021

Se fue Caballero Bonald, llegó Paz Padilla, el nivel literario de Cádiz se mantiene en lo alto. Las letras gaditanas se renuevan. Como  íbamos a echar de menos al escritor jerezano, irrumpe con fuerza la escritora gaditana con su obra “El humor de mi vida” a la altura de “Ágata ojo de gato”. “Campo de Agramante” o “Toda la noche oyeron pasar pájaros”. Digo más:  nunca  Pepe Caballero hubiera llegado en descapotable a firmar un libro ni hubiera congregado en la plaza de Mina a cientos de personas ávidas de cultura, ansiosas por la lectura voraz, verdaderos letraheridos gaditanos con el nivel intelectual de cuando esta ciudad era emporio del Orbe, faro de la inteligencia, capital del cosmopolitismo. Incorporar al parnaso a Paz Padilla el mismo día que nos deja Caballero Bonald viene a consolarnos del gran hueco dejado por el escritor de la Argónida, volvemos a situarnos en la ciudad de las tertulias en el Café Apolo, el Café del Correo o la tienda de Cossi, la ciudad de los 30 periódicos, los 10 teatros en cuatro idiomas diferentes, la ciudad donde se hablaban todas las lenguas conocidas, la cuna de la libertad, la sede del parlamentarismo iberoamericano, la que fue capital de España. Llorábamos todavía por Pepe Caballero cuando irrumpió con fuerza Paz Padilla. Quienes desprecian la cultura popular, los millones de seguidores de Sálvame y el resto de programas de Telecinco no comprenden España ni tienen amor por Cádiz. Aquellos falsos intelectuales que se creen superiores por despreciar esos  programas son los mismos que consideran chabacano el carnaval o a las Brigadas Amarillas, gente que no comprende que la cultura la determinan las clases populares. Aquellos que piensan que lo minoritario es mucho más exquisito solo por el hecho de no tener tras sí un clamor popular en el fondo son unos acomplejados, unos resentidos porque no son capaces de juntar a cientos de personas para la firma de un libro. Son los mismos que criticaron la cola para los topolinos en la calle Ancha, a los que hacen botellón en La Caleta , el Paseo Marítimo o La Punta o los que critican a los cadistas que esperan al autobús del equipo. Esa gente piensa  que mientras menos te lean, menos te escuchen y menos te sigan, mejor eres. Resentidos, resabiados, minoritarios,  no entienden a las clases populares, son incapaces de sintonizar con el sentimiento popular y los intereses de la mayoría. Esos mismos que van diciendo por ahí , sin corazón y sin sentimiento, que el libro lo ha escrito en realidad el sobrino chirigotero de la presentadora de televisión. Esa gente no son de Cádiz. Estamos ansiosos por leer  el próximo libro de Paz Padilla, esperemos que sea un poemario.

Fernando Santiago

  • hartodetodo

    Parafraseando lo que dijo el alcalde del Carnaval: A quien no le gusta Paz Padilla no es de Cádiz.

  • Paté de Pangolín

    ¡Pues yo estoy ansioso por leer el próximo libro de Paz Padilla o de Alicia Domínguez Pérez!

  • Leo Bassi

    Aju io.

  • Uantuzri

    El Parnaso estaba en Calderón de la Barca.

  • McKillo

    En cuanto el conducator del municipio lea este panegírico propondrá a tamaña musa para el callejero. Que sea en La Viña.

  • think tupperware

    La inteligencia tiene sus límites, la tontería no.

  • Velem Extevam

    El parnaso es un territorio muy amplio, probablemente ‘gadita’.

  • Nick a Nick

    Visteis las cloacas de Interior. Cuando os descubran las cloacas de Telecinco, alucinaréis.

  • PRIMO LOBO

    Pepe Bono, José Manuel Soto, Paz Padilla… este año los Premios ‘Mariló Montero’ van a estar reñidos.

  • Pedro García

    Esas gentes, desde luego, no son de Cadi . Como mucho tendrán que vení a mamá. Es lo que tiene la curtura pupulá. Sin acritú.

  • Carlos

    Uantuzri: Usted, como yo, tenemos una edad.El Parnaso fué tambien el “Alí Babá”. ¿Usted no frecuentaría esos sitios, verdad?

  • Diego el bueno

    Ya esta el Kichi quitando nombre a la Plaza reina Sofía y poniendo el de Paz Padilla

  • Uantuzri

    O a un instituto.

  • No damos para más

    El Parnaso estaba entre Buenos Aires y Horozco, no?

  • Uantuzri

    Carlos, yo no pero un ligue de facultad que yo tenía, muy rojilla y muy moderna ella(todo tiene su lado bueno) iba a comprar chocolate a un tío que frecuentaba ese sitio.
    Yo la esperaba en la Cervecería, lo del chocolate no iba conmigo.

  • Uantuzri

    En Calderón de la Barca.

  • Gala

    El popular libro de Paz de Padilla guarda relación con la edad de oro de la TV y la edad de oro que vive el periodismo en España.

  • Marcador simultáneo dardo

    Realmente, cuantos gaditanos leyeron alguna vez una novela de Caballero Bonald?

  • anganga

    Y en cambio, Manuel Alejandro se ha quedado sin premio Principe de Asturias.
    ¿ Quien puñetas es Marina Abramovic?. Eso ha sido la Leticia.

  • Carlos

    No damos para mas : Parnaso estaba en Calderón de la Barca, entre Plaza de Mina y Buenos Aires, según se va hacia la Alameda, en la acera de la izquierda.

  • No damos para más

    Gracias, pensaba que estaba más hacia la Alameda, en el cruce con Horozco.
    A mi lo que me gustaba de verdad eran el Ajo Club y El Cómix.

  • Manuel

    Yo no leería nunca a Paz Padilla, muero con Fernando Quiñones y Caballero Bonald lo siento pero me aburría leerlo.

  • Gala

    Hay gente para todo. No existe comparación entre el legado que deja Caballero Bonald, con la estrenada escritora de un libro de superación personal. Que llegue en un descapotable a la librería y sea recibida con aplausos por sus fans, quiere decir que tiene muchos seguidores porque es un personaje famoso por la TV. El Risita también los tenía, y la Pantoja, medalla de Andalucía, que puso un restaurante con un plato estrella de pollo, y tantos otros, a mí no me gustan, pero los respeto. Toda comparación es odiosa.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Gala, qué buena persona eres.Destilas bondad.

  • anganga

    Conclusión:En su época joven, más de uno se ha fumado grandes trocolones. Y eso que ya no tenían claro dónde quedaba el Parnaso.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber