Archivo de autor

Willy Toledo

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 8:16

3C2115A3-89D5-4FF6-ADAA-2DED776DE59D

Es preciso decir que Willy Toledo fue detenido por no presentarse ante el juez, no por lo que dijo. Una medida excesiva, quizás. Y en todo caso, lo que él mismo andaba buscando para amplificar su denuncia. Dicho lo cual: tiene todo el derecho del mundo a pronunciarse de esa manera. Me parece grosero e inadecuado en la forma pero creo que se puede  satirizar a la religión sin correr el riesgo de sanciones. La religión es una idea y puede ser criticada como cualquier otra idea. Digo más: la libertad de expresión existe para aquello que nos parece más desagradable o minoritario. Si solo se pudiera decir aquello que le cae bien a todo el mundo, no sería libertad de expresión. Con los límites naturales: protección a la infancia y a la intimidad o el honor de los otros. A mí no se me ocurriría decir en público algo así, por mucho de que en algún momento en privado haya podido proferir expresiones similares, como hace todo el mundo, por otra parte.

Otrosí digo: me parece inadecuado que Teresa Rodríguez o cualquier dirigente político ofenda de manera gratuita a un sector de la población. Y por supuesto dos curas no son la Iglesia. No creo que Gabriel Delgado o Pepe Araújo se preocupen mucho por un tuit. Seguramente se preocupan por la situación de los migrantes o los desfavorecidos. No sé si esos curas que llaman al alcalde por un retuit se han preocupado también por llamar al Vaticano para expresar sus quejas por los miles de casos de pederastia o por ver si los migrantes acogidos en Tartessos o en los centros de la Cruz Roja tienen alguna necesidad material.

Para mí, peor que el retuit del alcalde es que le haya dado una medalla a una virgen o que salga en procesión con la excusa de acompañar a su madre. En Cádiz también vivimos muchos que no somos católicos y nos ofende que las instituciones públicas secunden actos religiosos.

Reivindicación del sieso. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 6:56

Observo con preocupación cómo se extiende la falsa idea del gaditano gracioso. El martes mismo lo decía Fernando Colomo, director de cine, que rueda estos días en Cádiz una película mezcla de comedia e intriga que ellos llaman narcochirigota (ya se sabe que detrás del prefijo narco cabe cualquier cosa). Para el conocido director madrileño en Cádiz hay muchos graciosos, te montas en un taxi y te cuentan un chiste.  A mí nunca me ha pasado, Colomo ha debido tener más suerte . Tan cansado está él de que le atribuyan la paternidad de la comedia madrileña como yo de que se promueva la idea del gracioso de Cádiz por lo que sería menester que se parase un poco a pensar y se saliera  del tópico. Ni él forjó la comedia madrileña ni Cádiz está llena de graciosos. El día en el que un madrileño venga a Cádiz a buscar siesos o haga una película sobre malages seguro que se llevaba, cuanto menos, un Goya. Se trata de pensar un poco, de salirse del carril, de buscar detrás de los tópicos, de no dejarse arrastrar por las apariencias. El  actor y el guionista  de la película  inciden en la idea del descaro y poca vergüenza del gaditano. No sé con cuántos gaditanos se han relacionado  pero en general creo que la mayoría de los vecinos (y vecinas, que diría el alcalde, que según dicen  es muy gracioso) somos de natural malage, algunos siesos e incluso los hay que alcanzan la excelencia del sieso manío, etiqueta reservada para el sieso cinco estrellas, el verdadero ejemplo del gaditano cabal, aquel  que no se cree nada, que alcanza el grado 33 del escepticismo, que nunca ha pisado las tablas del Falla ni ha cargado ningún paso, que no vio jugar a Mágico, no se tiró por el Puente Canal, no jugó en la plaza Mina con pelotas de trapo, no sabe contar chistes y no se cree la pamplina esa del rayo verde de La Caleta.   Ese es el verdadero gaditano con el poso de sabiduría que dan los siglos, con la mira cínica para todos los que quieren epatar al mundo con un chiste o un juego de palabras. Ahí está la esencia de Cádiz: ni en los erizos caleteros, que se cogen en Tarifa, ni en las tortillas de camarones que inventaron en la Venta de Vargas ni en las sirenas de los barcos. El verdadero age de Cádiz es el de aquel que tiene criterio propio y no se deja deslumbrar por el madrileño  que viene a confirmar sus sospechas . Igual atenerse a la verdad  no vende ni una escoba, tiene menos audiencia que un documental de Alcances.  Que no nos vendan la moto de venir a decirnos cómo somos.  Siesos de Cádiz, uníos.

Fernando Santiago

Raca raca

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 6:43

Un equidistante

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 5:52

Hoy

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 5:04

Pepe Baena hará el cartel de la Ruta Quiñones

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 4:51

Ratas en Veedor

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 3:50

Para los más jartibles

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 2:48

Calle Calderón de la Barca

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 1:01

Aparcar en la Juan Carlos I

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 0:51

Patronato del Carnaval: ¡Ya empezamos! Por José Mari Jurado

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 0:33

PATRONATO DEL CARNAVAL: ¡YA EMPEZAMOS!
José Mª Jurado
AACC

Acudo, sustituyendo al presidente de Autores, a la Reunión del Patronato del Carnaval el pasado lunes 10. A las 18:00 horas en el Ayuntamiento se citan unas 15 representantes de asociaciones carnavalescas junto a políticos Secretario e Interventor. En el Orden del Día el habitual punto sobre Actas anteriores (13 y 20 de junio) que ni se leyeron, ni se entregaron copias ni se sometieron a aprobación.
Ya empezamos
El segundo punto era el centro neurálgico de la reunión pues se trataba, ni más ni menos que de las Bases del COAC 2019 (adultos, juveniles e infantiles) y que como es habitual y “porque no hay tiempo” no se someten a un replanteamiento integral, que hubiera sido mi deseo, sino a un parcheo y revisionismo sobre las bases del anterior concurso.
Ignoro las propuestas de los presentes, si es que las hubo que me temo que no porque nadie reclamó tratarlas, aunque la Asociación de Autores llevaba las suyas, aprobadas en Asamblea y remitidas en su día al Ayuntamiento.
Y aquí viene el trueno gordo. No se sometió a aprobación ningún proyecto de Bases, porque, incomprensiblemente, no se habló ni una palabra pero ni una sobre el COAC, lisa y llanamente no se dijo ni mu, motivo principal de la reunión y punto crucial en el Orden del Día. Ante mi protesta y requerimiento de empezar con dicho asunto o verme obligado a abandonar la reunión, la presidencia del acto, me dio la razón indicándome que enseguida empezaríamos. Esta situación engañosa se fue repitiendo hasta las 9 de la noche en que se levantó la sesión. Por supuesto que los demás puntos ni se mencionaron.
Así que ¡ ya empezamos!
Entonces ¿de qué se trató durante las siguientes tres horas? cabe preguntarse. Pues una y otra vez se le daba vueltas a la situación fiscal y laboral de las agrupaciones, preocupante asunto sin duda pero que no atañe al COAC sino al Carnaval en la calle, que tiene su propia Junta Ejecutiva, y pese a que al principio, en medio y al final la presidencia afirmaba que esos asuntos, para los que habrá reuniones, no afectan para nada al COAC,
A pesar de ello, ni se comenzaba con las Bases del COAC motivo de la reunión a pesar de que advertí que el 10 de septiembre era fecha tardía para el inicio de revisión/adaptación de las Bases del COAC.
Mal empezamos
Miren ustedes, Si el sanedrín del COAC se reúne en fecha tan tardía y la discusión versa sobre si los concursantes deben convertirse en autónomos o ser subvencionados por el Ayuntamiento, en profesionalizarse en una palabra, como bien dijo Paco Cárdenas, y todo este discurso no es frenado por quien corresponde, mal empezamos.
Vamos a ver. El COAC no es un simple concurso, es algo más, es mucho más. Es una de las señas de identidad de Cádiz, pese a quien le pese, es esencia gaditana, como la puerta de tierra o como la catedral o la famosa caleta. Pero estos son monumentos construidos o pertenecientes a la naturaleza. El COAC es inmaterial, lo ha hecho, año a año, verso a verso, el pueblo gaditano con su esfuerzo, con sus alegrías y sus penas, con sus luces y sus sombras, el COAC es pura esencia del Cádiz más liberal y tolerante que puede encontrase en el siglo que vivimos.
Pura gaditanía, donde se mezclan clases medias y clases trabajadoras obreros y estudiantes, parados y niños bien, mujeres y hombres con predominio gaditano ausente del famoseo frivolón y vacuo. Allí hay mucho corazón. Y en sus escenario han expresado, con censura y sin ella lo que su libertad de expresión les ha dictado, en pleno uso del disfrute de la libertad total al estilo de Cádiz, desde las critica más feroz al humor más vitriólico, con la estética de lo borde y la creatividad refinada de los músicos de los letristas, de los intérpretes y, sobre todo del público de cualquier localidad que es el verdadero corazón de este COAC de nuestros amores.
Y esta conjunción humana y social ha sobrevivido en su casa, el Teatro Falla, y en su fecha, a la censura, al Franquismo y a la Democracia a la izquierda y a la derecha, porque está por encima de opciones políticas y de alcaldes ya sean Carranza, Almagro, Beltrami, Carlos Díaz, Teófila y Kichi. Y eso es lo que hay que cuidar hasta en sus mínimos detalles. Ese es nuestro patrimonio intangible. Nuestro pueblo, nuestras agrupaciones, nuestro COAC.
Y eso es lo que interesa ahora y no si hay que ser o no ser autónomo y tanta profesionalidad, que estará muy bien, muy bien, pero después del COAC, que ya lo dijo la concejala. Porque, si para cantar en el Falla hay que ser autónomo apaga y vámonos. Si se pretende que llegue a desaparecer el COAC, no lo duden, esta es la vía para cargárselo. Eso fue lo que se habló en la frustrada reunión de las Bases citada con más intereses espurios que gaditanos. Y eso que la tela que había que cortar, la de las Bases, es tela marinera.

Dolce fare niente en Canalejas

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2018 a las 0:00

Con la camisa nueva. Vox en Cádiz

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 20:04

Rodaje

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 12:47

Marxismo

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 8:38

“La política es el arte de buscar problemas donde no los hay, encontrarlos, hacer el diagnóstico equivocado y aplicar los remedios equivocados”. La cita no es de Margarita Robles, es de Groucho Marx, pero viene al caso. Hace 15 días no había ningún problema y el Gobierno lo buscó y lo encontró. Al final quedan como unos malvados que venden armas a Arabia para que maten niños en Yemen y ante los trabajadores de Navantia como unos insolventes en quienes no se puede confiar. Un éxito.

Otra de másteres

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 6:50

Los vigilantes de seguridad en Cuaderno de Bitácora

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 6:28

Ecologistas en Acción sobre las corbetas

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 5:55

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de rechazar los más de 900 millones de € procedentes de la venta de 400 bombas láser al corrupto y dictatorial Gobierno de Arabia Saudí, merece todo el apoyo de Ecologistas en Acción y no debe ser ninguna artimaña de “postureo”. Sin embargo, para ser plenamente coherente, debería estar acompañada de un replanteamiento global de toda la política de venta de armas a este petro-estado y a todos los que conculcan impunemente los derechos humanos.

La decisión del Gobierno español de vender cinco corbetas al trono saudí, que con seguridad serán empleadas en la guerra contra el pueblo yemení, es éticamente rechazable, a pesar de la pretendida justificación de que creará una importante carga de trabajo en los astilleros de Navantia de San Fernando y Ferrol.

No se trata solamente de un contrato por 2.000 millones de €, sino de todo un programa de colaboración bélica con este gobierno autocrático, que pasa por la creación de una compañía conjunta, Industrias Militares de Arabia Saudí, la remodelación del puerto de Yeda, el mantenimiento de los buques y la instrucción de los marinos saudíes en San Fernando. Y se une a la constante venta de piezas de artillería, municiones y bombas por parte del Gobierno a Arabia Saudí.

Asistimos a un grave conflicto entre el derecho al trabajo en las empresas de construcción naval de la Bahía de Cádiz y los derechos fundamentales a la vida y a la libertad de los receptores y víctimas de ese equipamiento bélico. No podemos actuar como colaboradores necesarios en la masacre que perpetra Arabia Saudí contra Yemen, que ya arrastra un desolador balance de 10.000 muertos desde 2015. Además, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y las Naciones Unidas han documentado presuntos crímenes de guerra de la coalición encabezada por Arabia Saudí en Yemen, un conflicto en que ha habido decenas de bombardeos ilegítimos y criminales de hospitales, escuelas, mercados y mezquitas.

Esta connivencia del Gobierno español con la violación de los derechos humanos se incardina en una escalada del presupuesto de Defensa para este año, que aumenta un 11 %, incluyendo el pago de los Programas Especiales de Armamento.

Es incomprensible y rechazable la aprobación que ha suscitado este contrato de armamento en los sindicatos y algunas fuerzas de izquierda, como el alcalde de Cádiz, Jose Mª González, cuando existen alternativas reales de empleo civil a la construcción naval militar. Una mínima conciencia solidaria y un obligado compromiso por la paz exigen de las fuerzas progresistas la búsqueda de alternativas al paro endémico del sector de la construcción naval que no pasen por reforzar la fabricación de instrumentos de agresión bélica. La solidaridad con las víctimas de la guerra y el apoyo a los trabajadores del sector naval son gestos hipócritas si no van acompañados del compromiso por una cultura y una economía basadas en la paz y la solidaridad.

La dicotomía entre fabricar artefactos bélicos o productos para el uso civil tiene respuesta adecuada; de esta forma, dejaríamos de actuar como colaboradores necesarios en la masacre que perpetra Arabia Saudí contra Yemen. La deconstrucción naval y la energía eólica off shore (fuera de la costa) son las dos alternativas necesarias para el mantenimiento y ampliación de la “carga de trabajo” en los astilleros de Cádiz, que harían innecesaria la deriva belicista de construir instrumentos de violación de los derechos básicos de las personas.

El PEMAR (Plan Estatal Marco de Residuos) identifica una oportunidad real de hacerse con un mercado casi virgen: el reciclado ecológico de buques (deconstrucción naval), evitando achatarramientos infames como ha perpetrado Turquía con el portaaviones Príncipe de Asturias. Este desguace sin las debidas condiciones se ha adjudicado en 2,4 millones de €, una cantidad que hubiera venido muy bien a las depauperadas arcas de Navantia. Y en el caso de la energía eólica off shore, entraríamos a formar parte de la cadena de valor de esta energía limpia: construcción, equipamiento, instalación, mantenimiento, suministro, reparación… de aerogeneradores en el mar, una oportunidad desaprovechada en Navantia, que sólo se limita a la construcción de subestaciones y estructuras de soporte a los parques eólicos marinos.

De esta forma, contribuiríamos a desarrollar una cultura de paz, resolveríamos déficits ambientales importantes y ofreceríamos un buen puñado de puestos de trabajo para hacer sostenible a la construcción naval, seríamos solidarios en los compromisos de reducción de emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) y conseguiríamos descender las escandalosas cifras de paro que padece nuestra población, que recientemente han vuelto a subir. Y pondríamos coto al escandaloso y criminal incremento de las exportaciones de armas que sigue nuestro país.

Tesis

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 5:29

¿Alguien se ha tomado la molestia de cotejar el trabajo pagado por Aguas de Cádiz a Carlos Guillén y la tesis de Ramoní propiamente dicha? Tiene toda la pinta de que lo de Montón es poco, pero habría que cotejarlo. A ver, alguno de los asesores del alcalde, a trabajar.  ¿Estará en Teseo sector abierto o sector clausurado? Por preguntar ná má, que diría el Becario.

El blog de Salustiano Gutiérrez

Fernando Santiago Muñoz | 13 de septiembre de 2018 a las 4:54

Viajar y leer:antídoto contra el fatalismo. Juan Eslava Galán. Introducción 1. Cuestiones previas

Este verano además de preparar, como las hormiguitas, post para el invierno he leído y viajado, me parece el mejor antídoto contra el fatalismo. Uno de los libros ha sido el de Juan Eslava Galán. “Mil sitios que ver en España al menos una vez en la vida”.

La verdad es que me ha encantado y lo mismo que él dice que ver lugares y monumentos es una excusa que esconde el verdadero motivo de viajar; comer y beber, yo me he buscado la excusa para compartir con los lectores de este blog aquellos pasajes que me han llamado especialmente la atención. Para ello me he inventado esta sección, que tiene previsto unos ochenta post, aunque la verdad es que  en esto pasa como en todo, se sabe como uno empieza pero no como termina. Se trata de poner en relación lo que dice Eslava Galán con Benalup-Casas Viejas, para ello le he pedido colaboración a amigos que conocen ese lugar o lo he hecho yo mismo.
En la contraportada del libro dice el editor del jienense: “Juan Eslava Galán sostiene que el dinero mejor gastado es el que invierte uno en viajar. Gran viajero y entusiasta partidario de escapar del terruño y merodear por el miceláneo mundo (paradójicamente la mejor manera de conocer tu propia tierra y su gente) reconoce sin embargo que como en la casa de uno no se está en ninguna parte y que ese es uno de los placeres del viaje: regresar al sillón de orejas y al familiar botijo aromatizado con anís”. Y esa es la tesis central de esta sección, la mejor manera de conocer Benalup-Casas Viejas es comparándolo con otros lugares. Para ello dentro de la sección he creado diversos apartados. Además de la introducción, hay espacio para los acontecimientos históricos, benalupenses en España, curiosas coincidencias, modelos turísticos, la nostalgia como principio del miedo, patrimonio material, recursos naturales, tradiciones, pueblos  vecinos, gastronomía, fiestas… De tal forma que la comparación de estos aspectos entre diversos lugares de España y Benalup-Casas Viejas nos sirva para profundizar en el conocimiento que tenemos de nosotros mismo, y, como dije al principio, para admirar la prosa, el humor, la ironía, la profundidad de Eslava Galán.
Hay otro aspecto que me interesa resaltar en este primer artículo introductorio. He pedido la colaboración de amigos y conocidos míos para que me ayuden a hacer estos post. La verdad es que la respuesta ha sido magnífica y voy a seguir haciéndolo cuando afronte lugares que yo no conozca o sepa de alguien que sí los ha visitado. Por ahora tengo ya los escritos de Miguel Sen, Antonio Ramos Espejo, Norberto Morillas, Paqui Barberán, José González Benítez, José Luis Gutiérrez Molina, Vicente Peña Romero, Ricardo Montés, Agustín Coca Pérez, José Julián Martínez Gracia, Fernando Santiago Múñoz, Luisa Fernanda Sánchez Pérez-Blanco, Ximena Prieto, Miguel Roa, Javier Ugarte, Moisés Ruiz, Carmen Barberán, Gemma Durán, Nono Fernández Sánchez, José Enrique Ribelles, Pepa Barrios, Manuel Jesús Sánchez González ” Pelukas”… Bastante más se han comprometido a mandarme su pequeño artículo. Me faltan las siguientes ciudades Barcelona, Córdoba, Arcos de la Frontera, Íllora, Montefrío, Sanlucar de Barrameda, Gibraltar, El Puerto de Santa María, Arévalo, Alcala la Real, la ruta del vino de Rueda, Casares, Marbella, León, Salamanca, Zamora, Altamira, Grazalema, Teruel, Palmar de Troya o Santiago de Compostela. Si alguien se anima… me lo dice, le mando lo que escribe sobre ese sitio Eslava Galán y él redacta de 10 a 20 renglones con las ideas que le parezcan más oportunas.

Pero me gustaría insistir especialmente que una vez que se publique el post, como todos, pero estos más si caben, estarán abiertos a las incorporaciones y los comentarios de los lectores. Seguro que de esta forma enriquecemos el contenido del post y de la serie. Se me plantean dudas de si monumentos o paisajes de Barcelona, La Coruña o Madrid por ejemplo  pueden caber en un blog de temática local. Ese es el gran reto, que salvaré si consigo la complicidad de lector. Vuestra participación es imprescindible para estrechar la relación entre lo que cuenta Eslava Galán y como lo percibimos aquí en Benalup-Casas Viejas. Será la única forma de que esta serie tenga interés para los lectores. Este siempre ha sido un pueblo de idas y venidas, de viajeros que llegan y se van y creo que lo vamos a seguir siendo, por ello me ha parecido interesante empezar esta aventura con el libro de Eslava Galán.

Os dejo con la introducción de su libro: “Soy consciente de que los españoles viajamos para comer y beber (aunque siempre con otros pretextos, lo sé), por eso he tenido en cuenta las excelencias gastronómicas de cada lugar… Siempre he pensado  que el dinero mejor gastado es el que invierte uno en viajar y que si el español estuviera más viajado estaría más tolerante y por lo tanto menos desdichado. Así como don Pío (Baroja) afirmaba que el carlismo se quita leyendo, me atrevería yo a afirmar que la intolerancia y la cerrazón se quitan viajando. Además, el viaje siempre nos brinda momentos de felicidad y armonía, ¿qué más le podemos pedirle a la vida?”